PROYECTO HUMANO

Estimado Visitante , este es un foro de estudio y preparación para el Nuevo Proyecto Humano , el de aprender a Pensar .
Verás que hacemos un especial incapie en las enseñanzas provenientes del Librepensamiento , debido a la compleja interrelación entre la realidad y lo que verdaderamente percibimos . Y la capacidad de éste , en poder develar el funcionamiento de ambas .
" El Nuevo Paradigma es no seguir sosteniendo ideas heredadas por obligación , inculcadas mediante el miedo y por reiteración , debemos crear nuestro propio pensamiento e ideas dentro de una Libertad Humana y Espiritual "
Únete a nosotros y aprendamos todos juntos .
Los Administradores .

PROYECTO HUMANO


TRANSLATE

Últimos temas

» Régimen alcalino para combatir el cáncer
Hoy a las 1:37 am por Velociraptor

» Término del régimen dictatorio de Maduro
Hoy a las 1:24 am por Velociraptor

»  Space Weather Forecasts - ESTUDIO DEL SOL Y LA #MAGNETOSFERA , #ASTRONOMÍA
Hoy a las 1:05 am por Velociraptor

» NUESTROS INGENIEROS ESTÁN DE CAMINO A LA TIERRA
Lun Abr 23, 2018 11:06 pm por Velociraptor

» Seguimiento conflicto Corea del Norte
Sáb Abr 21, 2018 12:42 pm por Velociraptor

» El inicio de una renovación histórica: Cuba elige su nuevo presidente
Jue Abr 19, 2018 11:36 pm por Velociraptor

» El Biógrafo de Trump
Miér Abr 18, 2018 1:38 am por Velociraptor

» SUPUESTO ATAQUE CON ARMAS QUÍMICAS EN SIRIA
Miér Abr 18, 2018 12:21 am por Velociraptor

» Inmigrantes Haitianos ilegales en Chile, ¿Quien es el responsable?
Jue Abr 12, 2018 12:08 am por Velociraptor

» Earthquakes in the World - SEGUIMIENTO MUNDIAL DE SISMOS
Mar Abr 10, 2018 10:49 pm por Velociraptor

» Fidae 2018. Feria Internacional del aire y del espacio 2018
Lun Abr 09, 2018 1:21 am por Velociraptor

» Ara San Juan, el ahora olvidado submarino Argentino desaparecido con 44 tripulantes a bordo
Sáb Abr 07, 2018 3:19 am por Velociraptor

» EL MILAGRO ECONÓMICO CHILENO
Jue Abr 05, 2018 2:13 am por Velociraptor

» ¿Una inminente Guerra Mundial?
Jue Abr 05, 2018 1:48 am por Velociraptor

» Alerta, mega lluvia de escombros procedente de una estación espacial china caerá en los próximos días sobre la Tierra
Mar Abr 03, 2018 12:03 am por Velociraptor

» Últimos descubrimientos en alimentación sana y beneficiosa para el organismo
Dom Abr 01, 2018 1:48 am por Velociraptor

» ¿Qué está pasando que desaparecen tantos niños en el mundo?
Jue Mar 29, 2018 1:13 am por Velociraptor

» Mas noticias sobre el sistema "Mano Muerta" en Rusia o ECRS, Emergency Rocket Communications System en EEUU.
Jue Mar 29, 2018 12:53 am por Velociraptor

» Increíble filmación de aeronave hipersónica secreta de EEUU
Jue Mar 29, 2018 12:41 am por Velociraptor

» Cuatro muertos tras un incendio en un centro comercial de la ciudad rusa de Kémerovo
Dom Mar 25, 2018 1:08 pm por Velociraptor

» Dimite presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, tras escándalo de corrupción y compra de votos
Miér Mar 21, 2018 9:56 pm por Velociraptor

» Elecciones presidenciales Rusia 2018
Lun Mar 19, 2018 1:43 am por Velociraptor

» Varios muertos y atrapados tras el derrumbe de un puente peatonal en Florida
Jue Mar 15, 2018 10:06 pm por Velociraptor

» Se estrella un avión de pasajeros en el aeropuerto de Katmandú
Lun Mar 12, 2018 10:21 pm por Velociraptor

» A 100 años de la gripe española que dejó 50 millones de muertos: ¿Se aproxima una nueva pandemia?
Sáb Mar 10, 2018 11:58 am por Velociraptor

» Científicos: Un catastrófico fenómeno magnético podría dejar inhabitables amplias zonas de la Tierra
Miér Mar 07, 2018 1:11 am por Velociraptor

» Se estrella en Siria un avión ruso An-26 con 39 personas a bordo
Mar Mar 06, 2018 10:05 pm por Velociraptor

» Noticias sobre la cumbre G-20 que se realizará en Argentina Noviembre y Diciembre 2018
Mar Mar 06, 2018 12:31 am por Velociraptor

»  Moscú vive su mayor nevada para un comienzo de primavera en casi 70 años
Dom Mar 04, 2018 12:43 pm por Velociraptor

» 'Bomba ciclónica' en acción: Camiones vuelcan en varios puentes de Nueva York
Dom Mar 04, 2018 2:40 am por Velociraptor

» Proyecto del túnel que unirá zona centro norte de Chile y Argentina a través de la cordillera
Vie Mar 02, 2018 8:39 pm por Velociraptor

» La temida y destructiva bomba de racimo
Vie Feb 23, 2018 1:16 pm por Velociraptor

» Tirador dispara a la multitud durante la tradicional Máslenitsa en el sur de Rusia
Dom Feb 18, 2018 5:31 pm por Velociraptor

» Tienes que escuchar esta conversación entre pilotos UFO
Dom Feb 18, 2018 12:03 pm por Velociraptor

» Tiroteo en una escuela de Florida, EE.UU deja varias víctimas
Jue Feb 15, 2018 1:39 am por Velociraptor

» Nuevamente David Meade anunciando su fin del mundo con Niburu
Mar Feb 13, 2018 1:42 am por Velociraptor

» Revelan el "pasado violento" de Oumuamua, el asteroide considerado nave alienígena
Mar Feb 13, 2018 1:21 am por Velociraptor

» Se estrella en Rusia un avión con 71 personas a bordo
Dom Feb 11, 2018 5:46 pm por Velociraptor

» Final run Redbull Valparaiso Cerro abajo 2017: ANDREAS KUKULIS
Dom Feb 11, 2018 5:30 pm por Velociraptor

» ¡Histórico! Despega el Falcon Heavy de SpaceX, el cohete más potente del mundo
Miér Feb 07, 2018 2:32 am por Velociraptor

» Guardianes de la galaxia rusos para salvar a la civilización de la destrucción
Dom Feb 04, 2018 3:52 pm por Velociraptor

»  Moscú vive nevada récord en su historial meteorológico
Dom Feb 04, 2018 3:23 pm por Velociraptor

» Mil mineros atrapados en Sud Africa
Vie Feb 02, 2018 1:46 am por Velociraptor

» Advierten de imprevisibles y devastadores terremotos en California que podrían matar a millones
Jue Feb 01, 2018 1:10 am por Velociraptor

» El secreto de los Siete Sellos - Documental
Miér Ene 31, 2018 1:43 am por Velociraptor

» Oscurecimiento global. No habrá verano en 2018 en el hemisferio Norte..
Miér Ene 31, 2018 1:37 am por Velociraptor

» Disturbios en Argentina
Mar Ene 30, 2018 1:30 am por Velociraptor

» El reloj del Apocalipsis indica que se viene algo grande en el mundo.
Dom Ene 28, 2018 6:45 pm por Velociraptor

»  Ecuador declara el estado de excepción en dos ciudades tras una explosión que dejó 28 heridos
Dom Ene 28, 2018 2:36 am por Velociraptor

» ¿Cuánto falta para el fin del mundo? El Reloj del Apocalipsis anuncia la hora
Vie Ene 26, 2018 2:04 am por Velociraptor

» Al menos 31 muertos y más de 40 heridos en el incendio de un hospital en Corea del Sur
Vie Ene 26, 2018 1:51 am por Velociraptor

» La región rusa de Yakutia vive 'como si nada' pese a los 62 grados bajo cero
Jue Ene 25, 2018 9:21 am por Velociraptor

» El Cinturón de Fuego del Pacífico se calienta
Jue Ene 25, 2018 12:49 am por Velociraptor

» METEORITO CAE EN DETROIT MICHIGAN Y CAUSA TEMBLOR DE 2 GRADOS VIDEO 17 DE ENERO DE 2018
Miér Ene 24, 2018 11:12 pm por Velociraptor

» ¿Está a punto de suceder algo?
Mar Ene 23, 2018 1:45 am por Velociraptor

» Todo sobre la visita del Papa a Chile
Mar Ene 23, 2018 1:14 am por Velociraptor

» Detonan un artefacto explosivo en un centro comercial de EE.UU.
Lun Ene 22, 2018 2:14 am por Velociraptor

» QUIEN NOS PROTEGE DE LOS METEORITOS
Dom Ene 21, 2018 12:28 pm por Velociraptor

» Todo sobre el satélite alienígena "Caballero Negro"
Vie Ene 19, 2018 9:06 am por Velociraptor

» Una asistente de vuelo revela por qué no debe tomar café en los aviones
Mar Ene 16, 2018 1:20 am por Velociraptor

» Un Boeing 737 con 162 pasajeros a bordo se sale de pista y no cae al mar por los pelos
Lun Ene 15, 2018 1:53 am por Velociraptor

» El mundo condena a Trump por los insultos racistas de inmigrantes
Dom Ene 14, 2018 3:55 am por Velociraptor

» FRIÓ APOCALÍPTICO GOLPEA EEUU. Todo sobre el ciclón Bomba
Jue Ene 11, 2018 9:02 am por Velociraptor

» "Fuego y furia": polémico libro sobre gobierno de Trump sale a la venta y evita bloqueo
Lun Ene 08, 2018 2:04 am por Velociraptor

» Estado "catastrófico": Se derriten carreteras en Australia por calor sin precedentes
Dom Ene 07, 2018 1:06 pm por Velociraptor

» Pánico tras colisión de aviones en Toronto
Dom Ene 07, 2018 12:48 pm por Velociraptor

» El USGS de EEUU pronostica terremoto de 9.5 grados en Perú y Chile en breve
Dom Ene 07, 2018 3:28 am por Velociraptor

» Las personas con sangre RH negativo tendrían ADN extraterrestre
Dom Ene 07, 2018 3:18 am por Velociraptor

» Retirada del mar en la costa ecuatoriana genera alarmas
Vie Ene 05, 2018 9:19 am por Velociraptor

» Una 'moto fantasma' sin conductor filmada en plena carretera incendia las redes
Vie Ene 05, 2018 12:59 am por Velociraptor

VISITANTES

Navegación

Amigos


    Cuidado con las trampas informativas

    Comparte

    Invitado
    Invitado

    Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Invitado el Lun Mayo 09, 2011 8:24 pm

    Excelente articulo de pijamasurf últimamente he visto que el foro tiene que tener cuidado con esto y hago un llamado a los moderadores a prestar atencion
    La Era de la Desinformación: sobre como el exceso de información es peor que la simple ignorancia

    Bienvenido a la Era de la Desinformación, tiempos en los que ya no se priva a la sociedad del acceso informativo, sino que se le satura de elementos contradictorios para generarle una ineludible confusión. Un proceso que bien podríamos llamar la "Era de la Sofisticación de la Ignorancia" y para el cual te proponemos un neuroestratégico antídoto.


    En la era de la información resulta prácticamente imposible bloquear la diseminación de quantums (paquetes informativos) sobre temas que históricamente se mantuvieron al margen del conocimiento popular. Y ante la imposibilidad por seguir conteniendo estos causes de información, al parecer el mainstream media, así como la tradicional élite de poder, recurren a una técnica alternativa: la desinformación. Esta herramienta de algún modo intercambia la antigua ignorancia a la que se encontraba sometida gran parte de la sociedad civil por un nuevo, y tal vez aún más efectivo enemigo, la confusión. Y es que si analizamos de manera objetiva ambos fenómenos en verdad resulta más nociva esta segunda táctica empleada para proteger las agendas ocultas: es más “peligrosa” para los intereses a la sombra una sociedad que no sabe (y que en cierto porcentaje esta consciente de su ignorancia) que aquella sociedad que cree saber (pero en realidad no sabe nada) o incluso que sabe demasiado, teniendo a su alcance más mucho más información de la que es capaz de procesar lúcidamente. “La tecnología es muy divertida, pero también podemos ahogarnos en ella. La neblina de la información puede debilitar el conocimiento” afirmó acertadamente en alguna ocasión el historiador estadounidense D.J. Boorstin.

    Para desarrollar esta reflexión analizaremos un caso concreto, de actualidad, y que claramente encarna la perspectiva anterior: el fenómeno mediático en torno a la presunta muerte del “hombre más buscado del mundo”, el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden. La lasagna informativa que se desató en torno a este suceso ha sido alimentada por cientos de medios pseudo-informando frenéticamente a una “lampareada” sociedad que a pesar de que ahora, más que nunca, posee una relativa sagacidad y ejerce un cierto discernimiento, por otro lado sigue siendo completamente vulnerable ante los causes mediáticos. De pronto, en unos pocos días, florecieron miles de pistas que el público debe de acomodar en un mapa mental debilitado por la sobre-información, y que por cada aparente respuesta que arrojan añaden al menos una decena de interrogantes a un ya de por si altamente confundido imaginario colectivo:

    ¿En verdad murió Osama (¿O es Obama?) a manos de los temerarios e hiper-programados navy seals? Y en caso afirmativo ¿Fue esta operación una simple, y tal vez determinante, herramienta electoral por parte del gobierno del presidente de Obama con miras a las elecciones del 2012 en Estados Unidos? ¿Estaba ya muerto desde hace tiempo y su figura simplemente se había continuado “jieneteando” para fortalecer un discurso antiterrorista y otras estrategias de retórica geopolítica? ¿Por qué fue “photoshopeada” su imagen? ¿Por qué no se publicaron abiertamente imágenes del monumental “trofeo” conseguido por la administración de Obama, que en cambio decidió arrojar apresuradamente al mar su cadáver (en una franca muestra de falta de respeto funerario de acuerdo con las tradiciones árabes)? ¿Por qué se le fulminó cuando diversas versiones apuntan a que se encontraba desarmado, en compañía de su familia, y completamente vulnerable ante un escuadrón de exterminadores profesionales enviados por el gobierno estadounidense? ¿Acaso no se podría haber extraído, a través e las viejas y recurrentes prácticas de tortura, un verdadero tesoro informativo de este, el “hombre más buscado” del planeta? ¿Por que el manejo tan primitivo de una buena parte de la prensa de Estados Unidos, recurriendo a encabezados que evidentemente buscaban azuzar a la población y despertar sentimientos tan nobles y productivos para el rumbo de la humanidad como el odio y la venganza? ¿Por que las múltiples contradicciones e inconsistencias en torno a la versión oficial, aquella que en nuestros tiempos firman tanto los gobiernos como los principales medios? ¿Está Osama bin Laden gozando de la brisa marina en algún resort de la Bahamas acompañado por las enefermeras de Qadaffi? ¿Es todo esto parte de una orquestada simulación piscomediática? ¿Realmente existió alguna vez Osama bin Laden? Y este maremagnum de interrogantes son solo las acumuladas en torno a un evento que presuntamente debe haber durado 60 minutos o menos. Pero que hay del contexto histórico: ¿Fue Osama bin Laden entrenado pro la CIA hace un par de décadas? ¿Qué papel juega en todo esto el hecho de que la familia bin Laden tenía probados, y significativos, nexos financieros con la familia Bush y otros representantes de la élite financiera y política de Estados Unidos? ¿Por que hace meses un funcionario de la OTAN afirmó que bin Laden estaba en Pakistán como si fuera algo ya sabido por todos? Si estimado lector, seguramente ya te cansaste de leer todas estas preguntas (y creéme, yo de escribirlas) pero esto es precisamente lo que favorece el exceso de “desinformante” información, un enorme desgasto mental que inevitablemente se traduce en confusión.

    ¿Cómo hubiéramos imaginado que esa épica llegada a la “era de la información”, vanagloriada por muchos con la consagración de la Red, terminaría por convertirse, paradójicamente, en la más efectiva herramienta para favorecer la ignorancia? Que lejos ha quedado esa sociedad ingenua que permanecía marginada de los flujos informativos, los cuales se definían desde una casi invisible élite y que modelaban las agendas más importantes en el rumbo geopolítico. Y al mismo tiempo parece que la sencillez informativa de esa sociedad ahora extinta (al menos entre la población con acceso a internet) de algún modo era como una especie de ángel de la guarda que la privaba, saludablemente, de la avalancha desinformativa a la que ahora estamos expuestos. ¿Quién hubiera dicho que tendríamos razones para sentir una genuina nostalgia ante aquella simple ignorancia en contraste con lo que ocurre ahora, que finalmente podríamos resumir como una sofisticada ignorancia.


    Pero más allá de la melancolía o el pesimismo, lo cierto es que debe existir un antídoto para contrarrestar este ilusorio carnaval. Una de las versiones de esta “medicina” es muy sencilla: simplemente desconectarte del desfile de hebras informativas patrocinadas por los millones de medios de comunicación que han surgido en internet (mainstream, contraculturales, radicales, indie, y si, incluyendo Pijama Surf) y dedicarte a observar la tierra, el cielo, las plantas. Dejar de contar cuantos amigos acumulas en Facebook y en cambio contar cuantas semillas depositaste en los surcos de tierra que recién labraste (o si quieres una versión más zen puedes contar cuantas hormigas entran a su hormiguero durante un par de horas). En síntesis, clausurar tu exposición a la ambivalente maraña digital puede garantizar tu tranquilidad informativa.

    Pero si el ocaso digital esta fuera de cuestión para tu búsqueda existencial o tu desarrollo personal, existe otro camino, más complejo pero sin duda asequible. Y en este sentido, los que integramos este sector de la población, parece que estamos frente a un monumental reto generacional, el cual esta íntimamente asociado a tres protagónicas tareas: la reflexión, la interpretación, y el discernimiento:



    Comencemos por la reflexión o auto-conciencia. Resulta evidente que debemos corresponder a la evolución de los medios y las tecnologías informativas con una evolución paralela: el desarrollo neurocognitivo para digerir, interpretar, discernir, y sintetizar la colosal cantidad de información a la que ahora estamos expuestos. Para ello, más allá de dejarnos llevar por el rediseño que implica el impacto de estas tecnologías en nuestra vida cotidiana, en nuestra cultura y en la psique colectiva, resulta fundamental detener un instante el frenesí interactivo y reflexionar sobre las implicaciones que estas nuevas herramientas de comunicación tienen para nosotros en todos los niveles: desde el laboral y el sociocultural, hasta el sentimental, el fisiológico e incluso el espiritual. De hecho Douglas Rushkoff, el sagaz teórico de los medios egresado de Princeton, sintetiza este ejercicio de tomar las riendas durante esta explosiva evolución en prácticas y pensamientos, este “darse cuenta digital” (concepto un tanto tecnobudista), en una provocativa frase: “programa o serás programado“. Y no se trata de tomar la invitación en un sentido literario, dejar lo que estas haciendo, y volcarte a aprender a ordenar los ciber-códigos (lo cual tal vez tampoco te caería mal). En realidad se trata de hacer conciencia sobre las nuevas posibilidades y consecuencias que implican las nuevas herramientas tecno-comunicativas y no dejar esa tarea, una vez más, a una élite que a diferencia del grueso de la población, tiene bastante claridad en el manejo de estos detonadores como utensilios de programación psicosocial a gran escala. Aquel que controle, a través del entendimiento, las tendencias prácticas que los programas actuales fomentan, sin duda estará a salvo de ser programado.

    Una vez tomada esta pausa, tal vez el paso siguiente sea la conciencia sobre un recurso cognitivo crucial en nuestros días, la interpretación. Para esto es fundamental que retomes algunas premias que se han puesto en boga gracias a la física cuántica, nuevas “leyes” (o mejor dicho “anti-leyes”) que aparentemente rigen nuestro universo, por ejemplo aquella que reza “el observador altera lo observado” o “vivimos en una realidad definida por posibilidades y no por absolutos”. Lo anterior, más allá de buscar el renacimiento del escepticismo o del nihilismo, lo que busca es desintegrar la hegemonía centralizada de que hay algo, o alguien, que tiene la razón, y que ello excluye, por naturaleza, la posibilidad de otras verdades. Y si, puede ser un tanto angustiante entregarte a este desfile de posibilidades sin el apoyo de supuestas verdades inamovibles que te acompañen en tu camino. Pero lo siento, así es, o en realidad así es como puede ser, y yo no hice el diseño del universo así que solo deseo transmitirte el anti-modelo bajo el cual (posiblemente) se rige el mayor tablero de juego que haya dimensionado la humanidad, el “salón de juegos cósmico”. A lo que voy es a que la mejor manera de navegar el cúmulo informativo es estar consciente que solo podrás interactuar con el a partir de tu interpretación, y aceptar que a fin de cuentas lo que entiendas de todo esto (o mejor dicho lo que creas entender) es simplemente una interpretación personal, y que ello no lo hace ni más falso ni más verdadero que cualquier otra de las interpretaciones con las que te vayas a encontrar a lo largo de tu camino data-naútico.

    Finalmente, para completar el trinomio de recursos que puede dar vida a este neuromístico antídoto contra la desbordante y estratégica desinformación, debes ejercer un elemento fundamental en la vida: el discernimiento, y el cual por cierto tal vez sea tu más confiable acompañante a lo largo de cualquier sendero existencial. Manly P Hall, en su libro Words to The Wise, recomienda el discernimiento como una de las herramientas más efectivas para aquel que anda en busca de consolidar un verdadero camino espiritual. Y es que este elemento es de algún modo una mezcla entre información “tangible”, referencias personales, e intuición, lo cual provoca que sea un acto imposible de centralizar y por ello de controlar, pues a fin de cuentas es un pulso interno que se encuentra distribuido en nodos. El único que puede velar o engañar tu proceso de discernimiento eres tu mismo (pero eso es ya otra historia en la que por ahora no profundizaremos).

    Y una vez dilucidada la fórmula de salida (y no se trata de un contraataque contra las tácticas de desinformación, más bien es un suave movimiento de tai-chi) podemos comenzar a cerrar este artí*** con la tranquilidad de habernos alejado del análisis neurótico, aunque necesario, que perfilamos al principio. Y para ello quiero aprovechar para hacer, en forma franca y directa, una invitación formal a todos los lectores de Pijama Surf: lleven una vida informativa sana, que les genere más paz que angustia, y que les permita, invariablemente, alimentar su crecimiento personal. No propongo que huyan a la fiesta informativo-desfinformativa que estamos viviendo, pero si los invito a que lo hagan ejerciendo las increíbles facultades con las que fuimos dotados, interpretando y discerniendo, y con conciencia de que ninguna versión “verdadera” es excluyente de otra, recuerda que a pesar de que en la escuela se esforzaron por enseñarte lo contrario lo cierto es que dos verdades, aún opuestas entre sí, pueden coexistir perfectamente de acuerdo al fascinante diseño con el que fue modelado nuestro universo. Copula con la información, hazlo libremente, y ni siquiera te sugiero que utilices para ello un preservativo de látex, simplemente date cuenta que estas inmerso en una poderosa y caótica ola y, sobretodo, disfrútala (no olvides que estás diseñado para surfearla).
    http://pijamasurf.com/2011/05/la-era-de-la-desinformacion-sobre-como-el-exceso-de-informacion-es-peor-que-la-simple-ignorancia/
    avatar
    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 41
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por FranciscoBU el Lun Mayo 09, 2011 8:44 pm

    Este bien pero vivimos en un mundo donde la comunicación es importante, auque buena o mala la información somos los suficientemente capazes para comprender lo que esta pasando y entender... si estoy de acuerdo que hay desinformación pero siempre la habra, mientras haya gente en busca de la verdad!!!


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com
    avatar
    Ezekiel
    Voluntario Superior
    Voluntario Superior

    Masculino Mensajes : 1842
    Fecha de inscripción : 12/03/2011
    Edad : 32
    Localización : Mendoza Argentina

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Ezekiel el Lun Mayo 09, 2011 9:04 pm

    Hola Plutarco, muy bueno el post. Creo que no hay que desentenderse de lo que dicen los medios de comunicacion, pero hay que prestar atencion en quien produce el mensaje que recibimos, detras de esto es donde se esconden los intreses. La gran cantidad de informacion que recibimos no solo esta hecha para desinformarnos, sino para causar efectos o sensanciones, jugar con el estado de animo de las personas para lograr determinadas respuestas en las masas. Nos tienen pendientes de una agenda de sucesos impuesta por ellos, no diciendonos como debemos pensar sino sobre que debemos pensar. Por eso cuando nos informamos, tenemos que tener claro, de quien es el medio de comunicacion, cual es su editorial, que tendencias ideologias tiene y a quien responde. Tengan en cuenta esto, y usen el sentido comun, y acuerdense que todo lo que vemos en los medios, no solo los informativos, tiene el fin de causar una respuesta en nosotros, ya sea hacia el consumo o sentir miedo por la inseguridad, o lo que se imaginen.
    Un abrazo a todos.

    Invitado
    Invitado

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Invitado el Lun Mayo 09, 2011 9:10 pm

    Plutarco escribió:Excelente articulo de pijamasurf últimamente he visto que el foro tiene que tener cuidado con esto y hago un llamado a los moderadores a prestar atencion
    La Era de la Desinformación: sobre como el exceso de información es peor que la simple ignorancia

    Bienvenido a la Era de la Desinformación, tiempos en los que ya no se priva a la sociedad del acceso informativo, sino que se le satura de elementos contradictorios para generarle una ineludible confusión. Un proceso que bien podríamos llamar la "Era de la Sofisticación de la Ignorancia" y para el cual te proponemos un neuroestratégico antídoto.


    En la era de la información resulta prácticamente imposible bloquear la diseminación de quantums (paquetes informativos) sobre temas que históricamente se mantuvieron al margen del conocimiento popular. Y ante la imposibilidad por seguir conteniendo estos causes de información, al parecer el mainstream media, así como la tradicional élite de poder, recurren a una técnica alternativa: la desinformación. Esta herramienta de algún modo intercambia la antigua ignorancia a la que se encontraba sometida gran parte de la sociedad civil por un nuevo, y tal vez aún más efectivo enemigo, la confusión. Y es que si analizamos de manera objetiva ambos fenómenos en verdad resulta más nociva esta segunda táctica empleada para proteger las agendas ocultas: es más “peligrosa” para los intereses a la sombra una sociedad que no sabe (y que en cierto porcentaje esta consciente de su ignorancia) que aquella sociedad que cree saber (pero en realidad no sabe nada) o incluso que sabe demasiado, teniendo a su alcance más mucho más información de la que es capaz de procesar lúcidamente. “La tecnología es muy divertida, pero también podemos ahogarnos en ella. La neblina de la información puede debilitar el conocimiento” afirmó acertadamente en alguna ocasión el historiador estadounidense D.J. Boorstin.

    Para desarrollar esta reflexión analizaremos un caso concreto, de actualidad, y que claramente encarna la perspectiva anterior: el fenómeno mediático en torno a la presunta muerte del “hombre más buscado del mundo”, el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden. La lasagna informativa que se desató en torno a este suceso ha sido alimentada por cientos de medios pseudo-informando frenéticamente a una “lampareada” sociedad que a pesar de que ahora, más que nunca, posee una relativa sagacidad y ejerce un cierto discernimiento, por otro lado sigue siendo completamente vulnerable ante los causes mediáticos. De pronto, en unos pocos días, florecieron miles de pistas que el público debe de acomodar en un mapa mental debilitado por la sobre-información, y que por cada aparente respuesta que arrojan añaden al menos una decena de interrogantes a un ya de por si altamente confundido imaginario colectivo:

    ¿En verdad murió Osama (¿O es Obama?) a manos de los temerarios e hiper-programados navy seals? Y en caso afirmativo ¿Fue esta operación una simple, y tal vez determinante, herramienta electoral por parte del gobierno del presidente de Obama con miras a las elecciones del 2012 en Estados Unidos? ¿Estaba ya muerto desde hace tiempo y su figura simplemente se había continuado “jieneteando” para fortalecer un discurso antiterrorista y otras estrategias de retórica geopolítica? ¿Por qué fue “photoshopeada” su imagen? ¿Por qué no se publicaron abiertamente imágenes del monumental “trofeo” conseguido por la administración de Obama, que en cambio decidió arrojar apresuradamente al mar su cadáver (en una franca muestra de falta de respeto funerario de acuerdo con las tradiciones árabes)? ¿Por qué se le fulminó cuando diversas versiones apuntan a que se encontraba desarmado, en compañía de su familia, y completamente vulnerable ante un escuadrón de exterminadores profesionales enviados por el gobierno estadounidense? ¿Acaso no se podría haber extraído, a través e las viejas y recurrentes prácticas de tortura, un verdadero tesoro informativo de este, el “hombre más buscado” del planeta? ¿Por que el manejo tan primitivo de una buena parte de la prensa de Estados Unidos, recurriendo a encabezados que evidentemente buscaban azuzar a la población y despertar sentimientos tan nobles y productivos para el rumbo de la humanidad como el odio y la venganza? ¿Por que las múltiples contradicciones e inconsistencias en torno a la versión oficial, aquella que en nuestros tiempos firman tanto los gobiernos como los principales medios? ¿Está Osama bin Laden gozando de la brisa marina en algún resort de la Bahamas acompañado por las enefermeras de Qadaffi? ¿Es todo esto parte de una orquestada simulación piscomediática? ¿Realmente existió alguna vez Osama bin Laden? Y este maremagnum de interrogantes son solo las acumuladas en torno a un evento que presuntamente debe haber durado 60 minutos o menos. Pero que hay del contexto histórico: ¿Fue Osama bin Laden entrenado pro la CIA hace un par de décadas? ¿Qué papel juega en todo esto el hecho de que la familia bin Laden tenía probados, y significativos, nexos financieros con la familia Bush y otros representantes de la élite financiera y política de Estados Unidos? ¿Por que hace meses un funcionario de la OTAN afirmó que bin Laden estaba en Pakistán como si fuera algo ya sabido por todos? Si estimado lector, seguramente ya te cansaste de leer todas estas preguntas (y creéme, yo de escribirlas) pero esto es precisamente lo que favorece el exceso de “desinformante” información, un enorme desgasto mental que inevitablemente se traduce en confusión.

    ¿Cómo hubiéramos imaginado que esa épica llegada a la “era de la información”, vanagloriada por muchos con la consagración de la Red, terminaría por convertirse, paradójicamente, en la más efectiva herramienta para favorecer la ignorancia? Que lejos ha quedado esa sociedad ingenua que permanecía marginada de los flujos informativos, los cuales se definían desde una casi invisible élite y que modelaban las agendas más importantes en el rumbo geopolítico. Y al mismo tiempo parece que la sencillez informativa de esa sociedad ahora extinta (al menos entre la población con acceso a internet) de algún modo era como una especie de ángel de la guarda que la privaba, saludablemente, de la avalancha desinformativa a la que ahora estamos expuestos. ¿Quién hubiera dicho que tendríamos razones para sentir una genuina nostalgia ante aquella simple ignorancia en contraste con lo que ocurre ahora, que finalmente podríamos resumir como una sofisticada ignorancia.


    Pero más allá de la melancolía o el pesimismo, lo cierto es que debe existir un antídoto para contrarrestar este ilusorio carnaval. Una de las versiones de esta “medicina” es muy sencilla: simplemente desconectarte del desfile de hebras informativas patrocinadas por los millones de medios de comunicación que han surgido en internet (mainstream, contraculturales, radicales, indie, y si, incluyendo Pijama Surf) y dedicarte a observar la tierra, el cielo, las plantas. Dejar de contar cuantos amigos acumulas en Facebook y en cambio contar cuantas semillas depositaste en los surcos de tierra que recién labraste (o si quieres una versión más zen puedes contar cuantas hormigas entran a su hormiguero durante un par de horas). En síntesis, clausurar tu exposición a la ambivalente maraña digital puede garantizar tu tranquilidad informativa.

    Pero si el ocaso digital esta fuera de cuestión para tu búsqueda existencial o tu desarrollo personal, existe otro camino, más complejo pero sin duda asequible. Y en este sentido, los que integramos este sector de la población, parece que estamos frente a un monumental reto generacional, el cual esta íntimamente asociado a tres protagónicas tareas: la reflexión, la interpretación, y el discernimiento:



    Comencemos por la reflexión o auto-conciencia. Resulta evidente que debemos corresponder a la evolución de los medios y las tecnologías informativas con una evolución paralela: el desarrollo neurocognitivo para digerir, interpretar, discernir, y sintetizar la colosal cantidad de información a la que ahora estamos expuestos. Para ello, más allá de dejarnos llevar por el rediseño que implica el impacto de estas tecnologías en nuestra vida cotidiana, en nuestra cultura y en la psique colectiva, resulta fundamental detener un instante el frenesí interactivo y reflexionar sobre las implicaciones que estas nuevas herramientas de comunicación tienen para nosotros en todos los niveles: desde el laboral y el sociocultural, hasta el sentimental, el fisiológico e incluso el espiritual. De hecho Douglas Rushkoff, el sagaz teórico de los medios egresado de Princeton, sintetiza este ejercicio de tomar las riendas durante esta explosiva evolución en prácticas y pensamientos, este “darse cuenta digital” (concepto un tanto tecnobudista), en una provocativa frase: “programa o serás programado“. Y no se trata de tomar la invitación en un sentido literario, dejar lo que estas haciendo, y volcarte a aprender a ordenar los ciber-códigos (lo cual tal vez tampoco te caería mal). En realidad se trata de hacer conciencia sobre las nuevas posibilidades y consecuencias que implican las nuevas herramientas tecno-comunicativas y no dejar esa tarea, una vez más, a una élite que a diferencia del grueso de la población, tiene bastante claridad en el manejo de estos detonadores como utensilios de programación psicosocial a gran escala. Aquel que controle, a través del entendimiento, las tendencias prácticas que los programas actuales fomentan, sin duda estará a salvo de ser programado.

    Una vez tomada esta pausa, tal vez el paso siguiente sea la conciencia sobre un recurso cognitivo crucial en nuestros días, la interpretación. Para esto es fundamental que retomes algunas premias que se han puesto en boga gracias a la física cuántica, nuevas “leyes” (o mejor dicho “anti-leyes”) que aparentemente rigen nuestro universo, por ejemplo aquella que reza “el observador altera lo observado” o “vivimos en una realidad definida por posibilidades y no por absolutos”. Lo anterior, más allá de buscar el renacimiento del escepticismo o del nihilismo, lo que busca es desintegrar la hegemonía centralizada de que hay algo, o alguien, que tiene la razón, y que ello excluye, por naturaleza, la posibilidad de otras verdades. Y si, puede ser un tanto angustiante entregarte a este desfile de posibilidades sin el apoyo de supuestas verdades inamovibles que te acompañen en tu camino. Pero lo siento, así es, o en realidad así es como puede ser, y yo no hice el diseño del universo así que solo deseo transmitirte el anti-modelo bajo el cual (posiblemente) se rige el mayor tablero de juego que haya dimensionado la humanidad, el “salón de juegos cósmico”. A lo que voy es a que la mejor manera de navegar el cúmulo informativo es estar consciente que solo podrás interactuar con el a partir de tu interpretación, y aceptar que a fin de cuentas lo que entiendas de todo esto (o mejor dicho lo que creas entender) es simplemente una interpretación personal, y que ello no lo hace ni más falso ni más verdadero que cualquier otra de las interpretaciones con las que te vayas a encontrar a lo largo de tu camino data-naútico.

    Finalmente, para completar el trinomio de recursos que puede dar vida a este neuromístico antídoto contra la desbordante y estratégica desinformación, debes ejercer un elemento fundamental en la vida: el discernimiento, y el cual por cierto tal vez sea tu más confiable acompañante a lo largo de cualquier sendero existencial. Manly P Hall, en su libro Words to The Wise, recomienda el discernimiento como una de las herramientas más efectivas para aquel que anda en busca de consolidar un verdadero camino espiritual. Y es que este elemento es de algún modo una mezcla entre información “tangible”, referencias personales, e intuición, lo cual provoca que sea un acto imposible de centralizar y por ello de controlar, pues a fin de cuentas es un pulso interno que se encuentra distribuido en nodos. El único que puede velar o engañar tu proceso de discernimiento eres tu mismo (pero eso es ya otra historia en la que por ahora no profundizaremos).

    Y una vez dilucidada la fórmula de salida (y no se trata de un contraataque contra las tácticas de desinformación, más bien es un suave movimiento de tai-chi) podemos comenzar a cerrar este artí*** con la tranquilidad de habernos alejado del análisis neurótico, aunque necesario, que perfilamos al principio. Y para ello quiero aprovechar para hacer, en forma franca y directa, una invitación formal a todos los lectores de Pijama Surf: lleven una vida informativa sana, que les genere más paz que angustia, y que les permita, invariablemente, alimentar su crecimiento personal. No propongo que huyan a la fiesta informativo-desfinformativa que estamos viviendo, pero si los invito a que lo hagan ejerciendo las increíbles facultades con las que fuimos dotados, interpretando y discerniendo, y con conciencia de que ninguna versión “verdadera” es excluyente de otra, recuerda que a pesar de que en la escuela se esforzaron por enseñarte lo contrario lo cierto es que dos verdades, aún opuestas entre sí, pueden coexistir perfectamente de acuerdo al fascinante diseño con el que fue modelado nuestro universo. Copula con la información, hazlo libremente, y ni siquiera te sugiero que utilices para ello un preservativo de látex, simplemente date cuenta que estas inmerso en una poderosa y caótica ola y, sobretodo, disfrútala (no olvides que estás diseñado para surfearla).
    http://pijamasurf.com/2011/05/la-era-de-la-desinformacion-sobre-como-el-exceso-de-informacion-es-peor-que-la-simple-ignorancia/
    Hola, excelente articulo has subido al foro Plutarco, todos deberian leerlo.
    Pero...., esto es lo que hay.
    Debemos ser conscientes, que la mente globalizada, tendria un cuerpo, y lo alimentaria diariamente.
    Podremos poner en practica las tres tareas?????, o es mas fuerte el hambre informativo?.
    Plutarco, cuantos estan formados con cimientos profundos, como para no engolosinarse con ese maremagnum que llega a travez de las redes virtuales, y cuantas veces nosotros mismos hemos caido en esa telaraña.
    Gracias por traer tanta luz.
    Para pensar.
    Saludos

    avatar
    Carol
    Administrador
    Administrador

    Femenino Mensajes : 22854
    Fecha de inscripción : 31/03/2010
    Edad : 48
    Localización : Córdoba - Argentina
    Empleo /Ocio : T. Química

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Carol el Lun Mayo 09, 2011 9:25 pm

    Plutarco escribió:Excelente articulo de pijamasurf últimamente he visto que el foro tiene que tener cuidado con esto y hago un llamado a los moderadores a prestar atencion
    La Era de la Desinformación: sobre como el exceso de información es peor que la simple ignorancia

    Bienvenido a la Era de la Desinformación, tiempos en los que ya no se priva a la sociedad del acceso informativo, sino que se le satura de elementos contradictorios para generarle una ineludible confusión. Un proceso que bien podríamos llamar la "Era de la Sofisticación de la Ignorancia" y para el cual te proponemos un neuroestratégico antídoto.


    En la era de la información resulta prácticamente imposible bloquear la diseminación de quantums (paquetes informativos) sobre temas que históricamente se mantuvieron al margen del conocimiento popular. Y ante la imposibilidad por seguir conteniendo estos causes de información, al parecer el mainstream media, así como la tradicional élite de poder, recurren a una técnica alternativa: la desinformación. Esta herramienta de algún modo intercambia la antigua ignorancia a la que se encontraba sometida gran parte de la sociedad civil por un nuevo, y tal vez aún más efectivo enemigo, la confusión. Y es que si analizamos de manera objetiva ambos fenómenos en verdad resulta más nociva esta segunda táctica empleada para proteger las agendas ocultas: es más “peligrosa” para los intereses a la sombra una sociedad que no sabe (y que en cierto porcentaje esta consciente de su ignorancia) que aquella sociedad que cree saber (pero en realidad no sabe nada) o incluso que sabe demasiado, teniendo a su alcance más mucho más información de la que es capaz de procesar lúcidamente. “La tecnología es muy divertida, pero también podemos ahogarnos en ella. La neblina de la información puede debilitar el conocimiento” afirmó acertadamente en alguna ocasión el historiador estadounidense D.J. Boorstin.

    Para desarrollar esta reflexión analizaremos un caso concreto, de actualidad, y que claramente encarna la perspectiva anterior: el fenómeno mediático en torno a la presunta muerte del “hombre más buscado del mundo”, el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden. La lasagna informativa que se desató en torno a este suceso ha sido alimentada por cientos de medios pseudo-informando frenéticamente a una “lampareada” sociedad que a pesar de que ahora, más que nunca, posee una relativa sagacidad y ejerce un cierto discernimiento, por otro lado sigue siendo completamente vulnerable ante los causes mediáticos. De pronto, en unos pocos días, florecieron miles de pistas que el público debe de acomodar en un mapa mental debilitado por la sobre-información, y que por cada aparente respuesta que arrojan añaden al menos una decena de interrogantes a un ya de por si altamente confundido imaginario colectivo:

    ¿En verdad murió Osama (¿O es Obama?) a manos de los temerarios e hiper-programados navy seals? Y en caso afirmativo ¿Fue esta operación una simple, y tal vez determinante, herramienta electoral por parte del gobierno del presidente de Obama con miras a las elecciones del 2012 en Estados Unidos? ¿Estaba ya muerto desde hace tiempo y su figura simplemente se había continuado “jieneteando” para fortalecer un discurso antiterrorista y otras estrategias de retórica geopolítica? ¿Por qué fue “photoshopeada” su imagen? ¿Por qué no se publicaron abiertamente imágenes del monumental “trofeo” conseguido por la administración de Obama, que en cambio decidió arrojar apresuradamente al mar su cadáver (en una franca muestra de falta de respeto funerario de acuerdo con las tradiciones árabes)? ¿Por qué se le fulminó cuando diversas versiones apuntan a que se encontraba desarmado, en compañía de su familia, y completamente vulnerable ante un escuadrón de exterminadores profesionales enviados por el gobierno estadounidense? ¿Acaso no se podría haber extraído, a través e las viejas y recurrentes prácticas de tortura, un verdadero tesoro informativo de este, el “hombre más buscado” del planeta? ¿Por que el manejo tan primitivo de una buena parte de la prensa de Estados Unidos, recurriendo a encabezados que evidentemente buscaban azuzar a la población y despertar sentimientos tan nobles y productivos para el rumbo de la humanidad como el odio y la venganza? ¿Por que las múltiples contradicciones e inconsistencias en torno a la versión oficial, aquella que en nuestros tiempos firman tanto los gobiernos como los principales medios? ¿Está Osama bin Laden gozando de la brisa marina en algún resort de la Bahamas acompañado por las enefermeras de Qadaffi? ¿Es todo esto parte de una orquestada simulación piscomediática? ¿Realmente existió alguna vez Osama bin Laden? Y este maremagnum de interrogantes son solo las acumuladas en torno a un evento que presuntamente debe haber durado 60 minutos o menos. Pero que hay del contexto histórico: ¿Fue Osama bin Laden entrenado pro la CIA hace un par de décadas? ¿Qué papel juega en todo esto el hecho de que la familia bin Laden tenía probados, y significativos, nexos financieros con la familia Bush y otros representantes de la élite financiera y política de Estados Unidos? ¿Por que hace meses un funcionario de la OTAN afirmó que bin Laden estaba en Pakistán como si fuera algo ya sabido por todos? Si estimado lector, seguramente ya te cansaste de leer todas estas preguntas (y creéme, yo de escribirlas) pero esto es precisamente lo que favorece el exceso de “desinformante” información, un enorme desgasto mental que inevitablemente se traduce en confusión.

    ¿Cómo hubiéramos imaginado que esa épica llegada a la “era de la información”, vanagloriada por muchos con la consagración de la Red, terminaría por convertirse, paradójicamente, en la más efectiva herramienta para favorecer la ignorancia? Que lejos ha quedado esa sociedad ingenua que permanecía marginada de los flujos informativos, los cuales se definían desde una casi invisible élite y que modelaban las agendas más importantes en el rumbo geopolítico. Y al mismo tiempo parece que la sencillez informativa de esa sociedad ahora extinta (al menos entre la población con acceso a internet) de algún modo era como una especie de ángel de la guarda que la privaba, saludablemente, de la avalancha desinformativa a la que ahora estamos expuestos. ¿Quién hubiera dicho que tendríamos razones para sentir una genuina nostalgia ante aquella simple ignorancia en contraste con lo que ocurre ahora, que finalmente podríamos resumir como una sofisticada ignorancia.


    Pero más allá de la melancolía o el pesimismo, lo cierto es que debe existir un antídoto para contrarrestar este ilusorio carnaval. Una de las versiones de esta “medicina” es muy sencilla: simplemente desconectarte del desfile de hebras informativas patrocinadas por los millones de medios de comunicación que han surgido en internet (mainstream, contraculturales, radicales, indie, y si, incluyendo Pijama Surf) y dedicarte a observar la tierra, el cielo, las plantas. Dejar de contar cuantos amigos acumulas en Facebook y en cambio contar cuantas semillas depositaste en los surcos de tierra que recién labraste (o si quieres una versión más zen puedes contar cuantas hormigas entran a su hormiguero durante un par de horas). En síntesis, clausurar tu exposición a la ambivalente maraña digital puede garantizar tu tranquilidad informativa.

    Pero si el ocaso digital esta fuera de cuestión para tu búsqueda existencial o tu desarrollo personal, existe otro camino, más complejo pero sin duda asequible. Y en este sentido, los que integramos este sector de la población, parece que estamos frente a un monumental reto generacional, el cual esta íntimamente asociado a tres protagónicas tareas: la reflexión, la interpretación, y el discernimiento:



    Comencemos por la reflexión o auto-conciencia. Resulta evidente que debemos corresponder a la evolución de los medios y las tecnologías informativas con una evolución paralela: el desarrollo neurocognitivo para digerir, interpretar, discernir, y sintetizar la colosal cantidad de información a la que ahora estamos expuestos. Para ello, más allá de dejarnos llevar por el rediseño que implica el impacto de estas tecnologías en nuestra vida cotidiana, en nuestra cultura y en la psique colectiva, resulta fundamental detener un instante el frenesí interactivo y reflexionar sobre las implicaciones que estas nuevas herramientas de comunicación tienen para nosotros en todos los niveles: desde el laboral y el sociocultural, hasta el sentimental, el fisiológico e incluso el espiritual. De hecho Douglas Rushkoff, el sagaz teórico de los medios egresado de Princeton, sintetiza este ejercicio de tomar las riendas durante esta explosiva evolución en prácticas y pensamientos, este “darse cuenta digital” (concepto un tanto tecnobudista), en una provocativa frase: “programa o serás programado“. Y no se trata de tomar la invitación en un sentido literario, dejar lo que estas haciendo, y volcarte a aprender a ordenar los ciber-códigos (lo cual tal vez tampoco te caería mal). En realidad se trata de hacer conciencia sobre las nuevas posibilidades y consecuencias que implican las nuevas herramientas tecno-comunicativas y no dejar esa tarea, una vez más, a una élite que a diferencia del grueso de la población, tiene bastante claridad en el manejo de estos detonadores como utensilios de programación psicosocial a gran escala. Aquel que controle, a través del entendimiento, las tendencias prácticas que los programas actuales fomentan, sin duda estará a salvo de ser programado.

    Una vez tomada esta pausa, tal vez el paso siguiente sea la conciencia sobre un recurso cognitivo crucial en nuestros días, la interpretación. Para esto es fundamental que retomes algunas premias que se han puesto en boga gracias a la física cuántica, nuevas “leyes” (o mejor dicho “anti-leyes”) que aparentemente rigen nuestro universo, por ejemplo aquella que reza “el observador altera lo observado” o “vivimos en una realidad definida por posibilidades y no por absolutos”. Lo anterior, más allá de buscar el renacimiento del escepticismo o del nihilismo, lo que busca es desintegrar la hegemonía centralizada de que hay algo, o alguien, que tiene la razón, y que ello excluye, por naturaleza, la posibilidad de otras verdades. Y si, puede ser un tanto angustiante entregarte a este desfile de posibilidades sin el apoyo de supuestas verdades inamovibles que te acompañen en tu camino. Pero lo siento, así es, o en realidad así es como puede ser, y yo no hice el diseño del universo así que solo deseo transmitirte el anti-modelo bajo el cual (posiblemente) se rige el mayor tablero de juego que haya dimensionado la humanidad, el “salón de juegos cósmico”. A lo que voy es a que la mejor manera de navegar el cúmulo informativo es estar consciente que solo podrás interactuar con el a partir de tu interpretación, y aceptar que a fin de cuentas lo que entiendas de todo esto (o mejor dicho lo que creas entender) es simplemente una interpretación personal, y que ello no lo hace ni más falso ni más verdadero que cualquier otra de las interpretaciones con las que te vayas a encontrar a lo largo de tu camino data-naútico.

    Finalmente, para completar el trinomio de recursos que puede dar vida a este neuromístico antídoto contra la desbordante y estratégica desinformación, debes ejercer un elemento fundamental en la vida: el discernimiento, y el cual por cierto tal vez sea tu más confiable acompañante a lo largo de cualquier sendero existencial. Manly P Hall, en su libro Words to The Wise, recomienda el discernimiento como una de las herramientas más efectivas para aquel que anda en busca de consolidar un verdadero camino espiritual. Y es que este elemento es de algún modo una mezcla entre información “tangible”, referencias personales, e intuición, lo cual provoca que sea un acto imposible de centralizar y por ello de controlar, pues a fin de cuentas es un pulso interno que se encuentra distribuido en nodos. El único que puede velar o engañar tu proceso de discernimiento eres tu mismo (pero eso es ya otra historia en la que por ahora no profundizaremos).

    Y una vez dilucidada la fórmula de salida (y no se trata de un contraataque contra las tácticas de desinformación, más bien es un suave movimiento de tai-chi) podemos comenzar a cerrar este artí*** con la tranquilidad de habernos alejado del análisis neurótico, aunque necesario, que perfilamos al principio. Y para ello quiero aprovechar para hacer, en forma franca y directa, una invitación formal a todos los lectores de Pijama Surf: lleven una vida informativa sana, que les genere más paz que angustia, y que les permita, invariablemente, alimentar su crecimiento personal. No propongo que huyan a la fiesta informativo-desfinformativa que estamos viviendo, pero si los invito a que lo hagan ejerciendo las increíbles facultades con las que fuimos dotados, interpretando y discerniendo, y con conciencia de que ninguna versión “verdadera” es excluyente de otra, recuerda que a pesar de que en la escuela se esforzaron por enseñarte lo contrario lo cierto es que dos verdades, aún opuestas entre sí, pueden coexistir perfectamente de acuerdo al fascinante diseño con el que fue modelado nuestro universo. Copula con la información, hazlo libremente, y ni siquiera te sugiero que utilices para ello un preservativo de látex, simplemente date cuenta que estas inmerso en una poderosa y caótica ola y, sobretodo, disfrútala (no olvides que estás diseñado para surfearla).
    http://pijamasurf.com/2011/05/la-era-de-la-desinformacion-sobre-como-el-exceso-de-informacion-es-peor-que-la-simple-ignorancia/


    _________________
     

    Mail Administración
    selketka@hotmail.com
    avatar
    Ezekiel
    Voluntario Superior
    Voluntario Superior

    Masculino Mensajes : 1842
    Fecha de inscripción : 12/03/2011
    Edad : 32
    Localización : Mendoza Argentina

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Ezekiel el Lun Mayo 09, 2011 9:29 pm

    Admin escribió:
    Plutarco escribió:Excelente articulo de pijamasurf últimamente he visto que el foro tiene que tener cuidado con esto y hago un llamado a los moderadores a prestar atencion
    La Era de la Desinformación: sobre como el exceso de información es peor que la simple ignorancia

    Bienvenido a la Era de la Desinformación, tiempos en los que ya no se priva a la sociedad del acceso informativo, sino que se le satura de elementos contradictorios para generarle una ineludible confusión. Un proceso que bien podríamos llamar la "Era de la Sofisticación de la Ignorancia" y para el cual te proponemos un neuroestratégico antídoto.


    En la era de la información resulta prácticamente imposible bloquear la diseminación de quantums (paquetes informativos) sobre temas que históricamente se mantuvieron al margen del conocimiento popular. Y ante la imposibilidad por seguir conteniendo estos causes de información, al parecer el mainstream media, así como la tradicional élite de poder, recurren a una técnica alternativa: la desinformación. Esta herramienta de algún modo intercambia la antigua ignorancia a la que se encontraba sometida gran parte de la sociedad civil por un nuevo, y tal vez aún más efectivo enemigo, la confusión. Y es que si analizamos de manera objetiva ambos fenómenos en verdad resulta más nociva esta segunda táctica empleada para proteger las agendas ocultas: es más “peligrosa” para los intereses a la sombra una sociedad que no sabe (y que en cierto porcentaje esta consciente de su ignorancia) que aquella sociedad que cree saber (pero en realidad no sabe nada) o incluso que sabe demasiado, teniendo a su alcance más mucho más información de la que es capaz de procesar lúcidamente. “La tecnología es muy divertida, pero también podemos ahogarnos en ella. La neblina de la información puede debilitar el conocimiento” afirmó acertadamente en alguna ocasión el historiador estadounidense D.J. Boorstin.

    Para desarrollar esta reflexión analizaremos un caso concreto, de actualidad, y que claramente encarna la perspectiva anterior: el fenómeno mediático en torno a la presunta muerte del “hombre más buscado del mundo”, el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden. La lasagna informativa que se desató en torno a este suceso ha sido alimentada por cientos de medios pseudo-informando frenéticamente a una “lampareada” sociedad que a pesar de que ahora, más que nunca, posee una relativa sagacidad y ejerce un cierto discernimiento, por otro lado sigue siendo completamente vulnerable ante los causes mediáticos. De pronto, en unos pocos días, florecieron miles de pistas que el público debe de acomodar en un mapa mental debilitado por la sobre-información, y que por cada aparente respuesta que arrojan añaden al menos una decena de interrogantes a un ya de por si altamente confundido imaginario colectivo:

    ¿En verdad murió Osama (¿O es Obama?) a manos de los temerarios e hiper-programados navy seals? Y en caso afirmativo ¿Fue esta operación una simple, y tal vez determinante, herramienta electoral por parte del gobierno del presidente de Obama con miras a las elecciones del 2012 en Estados Unidos? ¿Estaba ya muerto desde hace tiempo y su figura simplemente se había continuado “jieneteando” para fortalecer un discurso antiterrorista y otras estrategias de retórica geopolítica? ¿Por qué fue “photoshopeada” su imagen? ¿Por qué no se publicaron abiertamente imágenes del monumental “trofeo” conseguido por la administración de Obama, que en cambio decidió arrojar apresuradamente al mar su cadáver (en una franca muestra de falta de respeto funerario de acuerdo con las tradiciones árabes)? ¿Por qué se le fulminó cuando diversas versiones apuntan a que se encontraba desarmado, en compañía de su familia, y completamente vulnerable ante un escuadrón de exterminadores profesionales enviados por el gobierno estadounidense? ¿Acaso no se podría haber extraído, a través e las viejas y recurrentes prácticas de tortura, un verdadero tesoro informativo de este, el “hombre más buscado” del planeta? ¿Por que el manejo tan primitivo de una buena parte de la prensa de Estados Unidos, recurriendo a encabezados que evidentemente buscaban azuzar a la población y despertar sentimientos tan nobles y productivos para el rumbo de la humanidad como el odio y la venganza? ¿Por que las múltiples contradicciones e inconsistencias en torno a la versión oficial, aquella que en nuestros tiempos firman tanto los gobiernos como los principales medios? ¿Está Osama bin Laden gozando de la brisa marina en algún resort de la Bahamas acompañado por las enefermeras de Qadaffi? ¿Es todo esto parte de una orquestada simulación piscomediática? ¿Realmente existió alguna vez Osama bin Laden? Y este maremagnum de interrogantes son solo las acumuladas en torno a un evento que presuntamente debe haber durado 60 minutos o menos. Pero que hay del contexto histórico: ¿Fue Osama bin Laden entrenado pro la CIA hace un par de décadas? ¿Qué papel juega en todo esto el hecho de que la familia bin Laden tenía probados, y significativos, nexos financieros con la familia Bush y otros representantes de la élite financiera y política de Estados Unidos? ¿Por que hace meses un funcionario de la OTAN afirmó que bin Laden estaba en Pakistán como si fuera algo ya sabido por todos? Si estimado lector, seguramente ya te cansaste de leer todas estas preguntas (y creéme, yo de escribirlas) pero esto es precisamente lo que favorece el exceso de “desinformante” información, un enorme desgasto mental que inevitablemente se traduce en confusión.

    ¿Cómo hubiéramos imaginado que esa épica llegada a la “era de la información”, vanagloriada por muchos con la consagración de la Red, terminaría por convertirse, paradójicamente, en la más efectiva herramienta para favorecer la ignorancia? Que lejos ha quedado esa sociedad ingenua que permanecía marginada de los flujos informativos, los cuales se definían desde una casi invisible élite y que modelaban las agendas más importantes en el rumbo geopolítico. Y al mismo tiempo parece que la sencillez informativa de esa sociedad ahora extinta (al menos entre la población con acceso a internet) de algún modo era como una especie de ángel de la guarda que la privaba, saludablemente, de la avalancha desinformativa a la que ahora estamos expuestos. ¿Quién hubiera dicho que tendríamos razones para sentir una genuina nostalgia ante aquella simple ignorancia en contraste con lo que ocurre ahora, que finalmente podríamos resumir como una sofisticada ignorancia.


    Pero más allá de la melancolía o el pesimismo, lo cierto es que debe existir un antídoto para contrarrestar este ilusorio carnaval. Una de las versiones de esta “medicina” es muy sencilla: simplemente desconectarte del desfile de hebras informativas patrocinadas por los millones de medios de comunicación que han surgido en internet (mainstream, contraculturales, radicales, indie, y si, incluyendo Pijama Surf) y dedicarte a observar la tierra, el cielo, las plantas. Dejar de contar cuantos amigos acumulas en Facebook y en cambio contar cuantas semillas depositaste en los surcos de tierra que recién labraste (o si quieres una versión más zen puedes contar cuantas hormigas entran a su hormiguero durante un par de horas). En síntesis, clausurar tu exposición a la ambivalente maraña digital puede garantizar tu tranquilidad informativa.

    Pero si el ocaso digital esta fuera de cuestión para tu búsqueda existencial o tu desarrollo personal, existe otro camino, más complejo pero sin duda asequible. Y en este sentido, los que integramos este sector de la población, parece que estamos frente a un monumental reto generacional, el cual esta íntimamente asociado a tres protagónicas tareas: la reflexión, la interpretación, y el discernimiento:



    Comencemos por la reflexión o auto-conciencia. Resulta evidente que debemos corresponder a la evolución de los medios y las tecnologías informativas con una evolución paralela: el desarrollo neurocognitivo para digerir, interpretar, discernir, y sintetizar la colosal cantidad de información a la que ahora estamos expuestos. Para ello, más allá de dejarnos llevar por el rediseño que implica el impacto de estas tecnologías en nuestra vida cotidiana, en nuestra cultura y en la psique colectiva, resulta fundamental detener un instante el frenesí interactivo y reflexionar sobre las implicaciones que estas nuevas herramientas de comunicación tienen para nosotros en todos los niveles: desde el laboral y el sociocultural, hasta el sentimental, el fisiológico e incluso el espiritual. De hecho Douglas Rushkoff, el sagaz teórico de los medios egresado de Princeton, sintetiza este ejercicio de tomar las riendas durante esta explosiva evolución en prácticas y pensamientos, este “darse cuenta digital” (concepto un tanto tecnobudista), en una provocativa frase: “programa o serás programado“. Y no se trata de tomar la invitación en un sentido literario, dejar lo que estas haciendo, y volcarte a aprender a ordenar los ciber-códigos (lo cual tal vez tampoco te caería mal). En realidad se trata de hacer conciencia sobre las nuevas posibilidades y consecuencias que implican las nuevas herramientas tecno-comunicativas y no dejar esa tarea, una vez más, a una élite que a diferencia del grueso de la población, tiene bastante claridad en el manejo de estos detonadores como utensilios de programación psicosocial a gran escala. Aquel que controle, a través del entendimiento, las tendencias prácticas que los programas actuales fomentan, sin duda estará a salvo de ser programado.

    Una vez tomada esta pausa, tal vez el paso siguiente sea la conciencia sobre un recurso cognitivo crucial en nuestros días, la interpretación. Para esto es fundamental que retomes algunas premias que se han puesto en boga gracias a la física cuántica, nuevas “leyes” (o mejor dicho “anti-leyes”) que aparentemente rigen nuestro universo, por ejemplo aquella que reza “el observador altera lo observado” o “vivimos en una realidad definida por posibilidades y no por absolutos”. Lo anterior, más allá de buscar el renacimiento del escepticismo o del nihilismo, lo que busca es desintegrar la hegemonía centralizada de que hay algo, o alguien, que tiene la razón, y que ello excluye, por naturaleza, la posibilidad de otras verdades. Y si, puede ser un tanto angustiante entregarte a este desfile de posibilidades sin el apoyo de supuestas verdades inamovibles que te acompañen en tu camino. Pero lo siento, así es, o en realidad así es como puede ser, y yo no hice el diseño del universo así que solo deseo transmitirte el anti-modelo bajo el cual (posiblemente) se rige el mayor tablero de juego que haya dimensionado la humanidad, el “salón de juegos cósmico”. A lo que voy es a que la mejor manera de navegar el cúmulo informativo es estar consciente que solo podrás interactuar con el a partir de tu interpretación, y aceptar que a fin de cuentas lo que entiendas de todo esto (o mejor dicho lo que creas entender) es simplemente una interpretación personal, y que ello no lo hace ni más falso ni más verdadero que cualquier otra de las interpretaciones con las que te vayas a encontrar a lo largo de tu camino data-naútico.

    Finalmente, para completar el trinomio de recursos que puede dar vida a este neuromístico antídoto contra la desbordante y estratégica desinformación, debes ejercer un elemento fundamental en la vida: el discernimiento, y el cual por cierto tal vez sea tu más confiable acompañante a lo largo de cualquier sendero existencial. Manly P Hall, en su libro Words to The Wise, recomienda el discernimiento como una de las herramientas más efectivas para aquel que anda en busca de consolidar un verdadero camino espiritual. Y es que este elemento es de algún modo una mezcla entre información “tangible”, referencias personales, e intuición, lo cual provoca que sea un acto imposible de centralizar y por ello de controlar, pues a fin de cuentas es un pulso interno que se encuentra distribuido en nodos. El único que puede velar o engañar tu proceso de discernimiento eres tu mismo (pero eso es ya otra historia en la que por ahora no profundizaremos).

    Y una vez dilucidada la fórmula de salida (y no se trata de un contraataque contra las tácticas de desinformación, más bien es un suave movimiento de tai-chi) podemos comenzar a cerrar este artí*** con la tranquilidad de habernos alejado del análisis neurótico, aunque necesario, que perfilamos al principio. Y para ello quiero aprovechar para hacer, en forma franca y directa, una invitación formal a todos los lectores de Pijama Surf: lleven una vida informativa sana, que les genere más paz que angustia, y que les permita, invariablemente, alimentar su crecimiento personal. No propongo que huyan a la fiesta informativo-desfinformativa que estamos viviendo, pero si los invito a que lo hagan ejerciendo las increíbles facultades con las que fuimos dotados, interpretando y discerniendo, y con conciencia de que ninguna versión “verdadera” es excluyente de otra, recuerda que a pesar de que en la escuela se esforzaron por enseñarte lo contrario lo cierto es que dos verdades, aún opuestas entre sí, pueden coexistir perfectamente de acuerdo al fascinante diseño con el que fue modelado nuestro universo. Copula con la información, hazlo libremente, y ni siquiera te sugiero que utilices para ello un preservativo de látex, simplemente date cuenta que estas inmerso en una poderosa y caótica ola y, sobretodo, disfrútala (no olvides que estás diseñado para surfearla).
    http://pijamasurf.com/2011/05/la-era-de-la-desinformacion-sobre-como-el-exceso-de-informacion-es-peor-que-la-simple-ignorancia/
    avatar
    fernando11
    Voluntario
    Voluntario

    Masculino Mensajes : 68
    Fecha de inscripción : 03/05/2011
    Localización : Córdoba;Arg.
    Empleo /Ocio : supervisor hospitalario
    Humor : equilibrado

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por fernando11 el Lun Mayo 09, 2011 9:32 pm

    Amigo Plutarco,excelente artí***!!!Resume cabalmente el sentir de muchos!!!gracias por compartirlo. Very Happy
    avatar
    Carlos2721
    Voluntario Superior
    Voluntario Superior

    Masculino Mensajes : 520
    Fecha de inscripción : 08/02/2011
    Edad : 55
    Localización : Azul - Argentina
    Empleo /Ocio : Realizador de video y cine
    Humor : SIEMPRE BUENO

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Carlos2721 el Lun Mayo 09, 2011 9:50 pm

    Es importante el estado de reflexión que genera este artí***...Nos hace pensar también: quién nos proporciona la información? en una época donde solo premian los intereses de ciertos sectores, las consecuencias de la información son la manipulación de las masas...Por ejemplo de pronto nos dicen "No es bueno consumir pollo de criadero porque es alimentado con hormonas cancerígenas"...que ocurre...se incrementa el consumo de carnes rojas y de verduras...cuando esto empieza a perjudicar la economía se publica "El consumo de carnes blancas (pollo y pescado) previene el mal de altzaimer" y que es lo que ocurre ?... y así podría poner infinidad de ejemplos, estos que di son básicos y elementales. Lamentablemente hemos llegado al punto de no saber quién nos dice la verdad y lo peor es que no sabemos cuál es la i9ntencionalidad que hay detrás de la información..no será tal vez, que al ocuparnos tanto de la información, nos mantienen ocupados, para que no miremos el cielo, no persivamos, no meditemos no identifiquemos que ocurre a nuestro alrededor por el tipo de vibración que recibimos. En sintesis que de jemos de lado nuestro apreciado y único ser universal que en su interior tiene ya todos los conocimientos y la percepción de la verdad y que que si es desarrollado ya no podrá ser dominado. Es solo mi pensamiento.
    avatar
    Carlos2721
    Voluntario Superior
    Voluntario Superior

    Masculino Mensajes : 520
    Fecha de inscripción : 08/02/2011
    Edad : 55
    Localización : Azul - Argentina
    Empleo /Ocio : Realizador de video y cine
    Humor : SIEMPRE BUENO

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Carlos2721 el Lun Mayo 09, 2011 9:52 pm

    Ah...me olvidaba...muy bueno Plutarco
    avatar
    Carol
    Administrador
    Administrador

    Femenino Mensajes : 22854
    Fecha de inscripción : 31/03/2010
    Edad : 48
    Localización : Córdoba - Argentina
    Empleo /Ocio : T. Química

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Carol el Lun Mayo 09, 2011 10:16 pm

    Carlos2721 escribió:Es importante el estado de reflexión que genera este artí***...Nos hace pensar también: quién nos proporciona la información? en una época donde solo premian los intereses de ciertos sectores, las consecuencias de la información son la manipulación de las masas...Por ejemplo de pronto nos dicen "No es bueno consumir pollo de criadero porque es alimentado con hormonas cancerígenas"...que ocurre...se incrementa el consumo de carnes rojas y de verduras...cuando esto empieza a perjudicar la economía se publica "El consumo de carnes blancas (pollo y pescado) previene el mal de altzaimer" y que es lo que ocurre ?... y así podría poner infinidad de ejemplos, estos que di son básicos y elementales. Lamentablemente hemos llegado al punto de no saber quién nos dice la verdad y lo peor es que no sabemos cuál es la i9ntencionalidad que hay detrás de la información..no será tal vez, que al ocuparnos tanto de la información, nos mantienen ocupados, para que no miremos el cielo, no persivamos, no meditemos no identifiquemos que ocurre a nuestro alrededor por el tipo de vibración que recibimos. En sintesis que de jemos de lado nuestro apreciado y único ser universal que en su interior tiene ya todos los conocimientos y la percepción de la verdad y que que si es desarrollado ya no podrá ser dominado. Es solo mi pensamiento.

    Adhiero Carlos .
    Admin


    _________________
     

    Mail Administración
    selketka@hotmail.com

    Invitado
    Invitado

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Invitado el Lun Mayo 09, 2011 10:20 pm

    Otro post the pijamasurf cuidado que pueden estar trabajando para la cia jjajaaja es broma:D

    Inocencia y sencillez frente a un mundo contemporáneo, sobrecargado de información

    En tiempos en donde la sofisticación parece representada por un confuso frenesí, la sencillez emerge como una sobria estrella polar; en la simplicidad se encuentran las respuestas a las interrogantes más relevantes para tu evolución personal.

    Gurdjieff indicó hace unos años, que los niveles superiores de conciencia estaban regidos por pocas leyes, así los niveles inferiores están sujetos a un mayor número de leyes y restricciones que llevan a un mayor automatismo, es decir inconsciencia. En ciencia, se busca simplificar las fórmulas, teorías y ecuaciones hasta hacerlas lo más sencillas posibles. Y es que sencillez no tiene por qué señalar algo pobre e incompleto, sino que puede ser perfectamente el proceso que nos lleve a lo que en términos de Gurdjieff es nuestra esencia desnudándonos de nuestros falsos egos y condicionamientos sociales. Es en este proceso hacia lo sencillo, en el que se deshacen las viejas estructuras mentales para dejar el espacio necesario para que otras nuevas estructuras se formen espontáneamente. No siempre es una fase agradable, pues esas transformaciones pueden dar lugar a lo que comúnmente se le llaman delirios, el diálogo mental dando sus últimos coletazos antes de ser detenido. Como los restos de un bloque de mármol que se desprenden para dar forma a la estatua.

    Escena de “La Montaña Sagrada” donde el propio Jodorowsky revela que las moscas simbolizan “montón de pensamientos inútiles”:

    Así, en las historias de ficción, el protagonista, el que lleva todo el peso de la misión suele ser gente sencilla, como Frodo Bolsón, SonGoku o Luke Skywalker, ya que sólo alguien con la mente clara y despejada de la “basurilla mental” puede llevarla a cabo. Pues cuando damos a la mente demasiado poder, caemos en la división y en la pobreza de percepción. La mente por supuesto tiene su papel, pero como Osho dijo tenemos que desarrollar la capacidad de “encenderla” y “apagarla” a conveniencia para que sea útil y evitar sus disfunciones.

    Según John Lilly, es cuando alcanzamos estos estados de claridad mental, libres del diálogo interno, es cuando podemos metaprogramar (programar la programación) nuestra biocomputadora humana (el cerebro), y así cambiar nuestros mapas de realidad por otros más útiles. Mientras que en la mitología egipcia, Hoor-paar-kraat es la versión de Horus como niño, el inocente dios del silencio (¿mental?).

    En definitiva, la búsqueda de la inocencia, la trascendencia de los filtros mentales con los que interpretamos los datos crudos de la realidad, es un trayecto más del viaje más importante que tiene como meta el presente.

    “La Inocencia ve todo con asombro; por eso nos lleva de fiesta en fiesta.”

    “La Inocencia es excitante porque ve todo por primera vez. Para ella el mundo está lleno de novedades.” -

    Facundo Cabral

    “Este no es el principio del fin, este es el regreso a ti mismo, el regreso a la inocencia.”

    Invitado
    Invitado

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Invitado el Lun Mayo 09, 2011 10:22 pm

    Admin escribió:
    Carlos2721 escribió:Es importante el estado de reflexión que genera este artí***...Nos hace pensar también: quién nos proporciona la información? en una época donde solo premian los intereses de ciertos sectores, las consecuencias de la información son la manipulación de las masas...Por ejemplo de pronto nos dicen "No es bueno consumir pollo de criadero porque es alimentado con hormonas cancerígenas"...que ocurre...se incrementa el consumo de carnes rojas y de verduras...cuando esto empieza a perjudicar la economía se publica "El consumo de carnes blancas (pollo y pescado) previene el mal de altzaimer" y que es lo que ocurre ?... y así podría poner infinidad de ejemplos, estos que di son básicos y elementales. Lamentablemente hemos llegado al punto de no saber quién nos dice la verdad y lo peor es que no sabemos cuál es la i9ntencionalidad que hay detrás de la información..no será tal vez, que al ocuparnos tanto de la información, nos mantienen ocupados, para que no miremos el cielo, no persivamos, no meditemos no identifiquemos que ocurre a nuestro alrededor por el tipo de vibración que recibimos. En sintesis que de jemos de lado nuestro apreciado y único ser universal que en su interior tiene ya todos los conocimientos y la percepción de la verdad y que que si es desarrollado ya no podrá ser dominado. Es solo mi pensamiento.

    Adhiero Carlos .
    Admin
    Que buen tema, lo tendriamos que mantener arriba, da para reflexiones profundas, aunque lo hagamos por las redes virtuales.
    Fabuloso Carlos, que pensamiento acertado.
    Saludos.

    Invitado
    Invitado

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Invitado el Lun Mayo 09, 2011 10:24 pm

    Plutarco escribió: Otro post the pijamasurf cuidado que pueden estar trabajando para la cia jjajaaja es broma:D

    Inocencia y sencillez frente a un mundo contemporáneo, sobrecargado de información

    En tiempos en donde la sofisticación parece representada por un confuso frenesí, la sencillez emerge como una sobria estrella polar; en la simplicidad se encuentran las respuestas a las interrogantes más relevantes para tu evolución personal.

    Gurdjieff indicó hace unos años, que los niveles superiores de conciencia estaban regidos por pocas leyes, así los niveles inferiores están sujetos a un mayor número de leyes y restricciones que llevan a un mayor automatismo, es decir inconsciencia. En ciencia, se busca simplificar las fórmulas, teorías y ecuaciones hasta hacerlas lo más sencillas posibles. Y es que sencillez no tiene por qué señalar algo pobre e incompleto, sino que puede ser perfectamente el proceso que nos lleve a lo que en términos de Gurdjieff es nuestra esencia desnudándonos de nuestros falsos egos y condicionamientos sociales. Es en este proceso hacia lo sencillo, en el que se deshacen las viejas estructuras mentales para dejar el espacio necesario para que otras nuevas estructuras se formen espontáneamente. No siempre es una fase agradable, pues esas transformaciones pueden dar lugar a lo que comúnmente se le llaman delirios, el diálogo mental dando sus últimos coletazos antes de ser detenido. Como los restos de un bloque de mármol que se desprenden para dar forma a la estatua.

    Escena de “La Montaña Sagrada” donde el propio Jodorowsky revela que las moscas simbolizan “montón de pensamientos inútiles”:

    Así, en las historias de ficción, el protagonista, el que lleva todo el peso de la misión suele ser gente sencilla, como Frodo Bolsón, SonGoku o Luke Skywalker, ya que sólo alguien con la mente clara y despejada de la “basurilla mental” puede llevarla a cabo. Pues cuando damos a la mente demasiado poder, caemos en la división y en la pobreza de percepción. La mente por supuesto tiene su papel, pero como Osho dijo tenemos que desarrollar la capacidad de “encenderla” y “apagarla” a conveniencia para que sea útil y evitar sus disfunciones.

    Según John Lilly, es cuando alcanzamos estos estados de claridad mental, libres del diálogo interno, es cuando podemos metaprogramar (programar la programación) nuestra biocomputadora humana (el cerebro), y así cambiar nuestros mapas de realidad por otros más útiles. Mientras que en la mitología egipcia, Hoor-paar-kraat es la versión de Horus como niño, el inocente dios del silencio (¿mental?).

    En definitiva, la búsqueda de la inocencia, la trascendencia de los filtros mentales con los que interpretamos los datos crudos de la realidad, es un trayecto más del viaje más importante que tiene como meta el presente.

    “La Inocencia ve todo con asombro; por eso nos lleva de fiesta en fiesta.”

    “La Inocencia es excitante porque ve todo por primera vez. Para ella el mundo está lleno de novedades.” -

    Facundo Cabral

    “Este no es el principio del fin, este es el regreso a ti mismo, el regreso a la inocencia.”
    avatar
    Carlos2721
    Voluntario Superior
    Voluntario Superior

    Masculino Mensajes : 520
    Fecha de inscripción : 08/02/2011
    Edad : 55
    Localización : Azul - Argentina
    Empleo /Ocio : Realizador de video y cine
    Humor : SIEMPRE BUENO

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Carlos2721 el Lun Mayo 09, 2011 10:49 pm

    Seguramente por esto mismo Jesús dijo que "Para entrar al Reino de los Cielos hay que ser como niños"... es decir no perder la capacidad de asombro...y ya que nombraron a Facundo Cabral..."Vuele bajo porque abajo está la verdad, eso es algo que los hombres no aprenden jamás"...pueden cantarlo si quieren ...hace bien
    avatar
    Carlos2721
    Voluntario Superior
    Voluntario Superior

    Masculino Mensajes : 520
    Fecha de inscripción : 08/02/2011
    Edad : 55
    Localización : Azul - Argentina
    Empleo /Ocio : Realizador de video y cine
    Humor : SIEMPRE BUENO

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Carlos2721 el Lun Mayo 09, 2011 10:51 pm

    Gracias Ormuz...otro abrazo para vos amigo...sería bueno algún día una charla mate de por medio no ?

    Invitado
    Invitado

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Invitado el Lun Mayo 09, 2011 11:54 pm

    Carlos2721 escribió:Seguramente por esto mismo Jesús dijo que "Para entrar al Reino de los Cielos hay que ser como niños"... es decir no perder la capacidad de asombro...y ya que nombraron a Facundo Cabral..."Vuele bajo porque abajo está la verdad, eso es algo que los hombres no aprenden jamás"...pueden cantarlo si quieren ...hace bien
    pongamole musica carlos mientras nos tomamos un mate y yo un te desde mas de 5000 millas de distancia y meditamos sobre Diogenes

    elizabeth_1977
    Voluntario Especial
    Voluntario Especial

    Femenino Mensajes : 160
    Fecha de inscripción : 20/03/2011
    Edad : 40
    Localización : La Serena, Chile
    Empleo /Ocio : Libros
    Humor : Sarcastico/Negro

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por elizabeth_1977 el Mar Mayo 10, 2011 12:19 am

    En lo personal prefiero la informacion o noticia escrita que de tv, creo que en la tv hacen campañas de violencia para que ademas de confundir, crean terror en la poblacion, yo siento que es mas facil filtrar por los medios escritos.

    Saludos,

    Invitado
    Invitado

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Invitado el Mar Mayo 10, 2011 1:38 am

    Carlos2721 escribió:
    Seguramente por esto mismo Jesús dijo que "Para entrar al Reino de los Cielos hay que ser como niños"... es decir no perder la capacidad de asombro...y ya que nombraron a Facundo Cabral..."Vuele bajo porque abajo está la verdad, eso es algo que los hombres no aprenden jamás"...pueden cantarlo si quieren ...hace bien

    ..es que...lo único malo o vago, para mí, es que Jesús no dejó dicho cómo, quienes no son como niños, tienen que tratar sobretodo a los adultos que sí lo son.De veras que en esa parte, tengo algo vago, yo.

    Y del tema, pues excelente; las trampas andan por todos lados, pero más en lo informático.Ésta es la red de haz luminoso(interconexion) que nos une, por ahora.Es parecido a como dicen que el universo esta unido...pero no es lo mismo. Hay que tener cuidado.

    Muy buen tema, saludos a todos
    avatar
    Carlos2721
    Voluntario Superior
    Voluntario Superior

    Masculino Mensajes : 520
    Fecha de inscripción : 08/02/2011
    Edad : 55
    Localización : Azul - Argentina
    Empleo /Ocio : Realizador de video y cine
    Humor : SIEMPRE BUENO

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Carlos2721 el Mar Mayo 10, 2011 3:05 am

    Querido Anubis, muchas veces no es facil entender a Jesús con el intelecto, pero las puertas se abren cuando lo intentas con el corazón y ÉL mismo hará que la Luz entre en vos y todo sea mucho más claro...un abrazo

    Invitado
    Invitado

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Invitado el Mar Mayo 10, 2011 11:34 pm

    ..ok, Carlos, lo voy a esperar.

    Un abrazo y gracias cheers

    Contenido patrocinado

    Re: Cuidado con las trampas informativas

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Abr 26, 2018 1:40 am