PROYECTO HUMANO

Estimado Visitante , este es un foro de estudio y preparación para el Nuevo Proyecto Humano , el de aprender a Pensar .
Verás que hacemos un especial incapie en las enseñanzas provenientes del Librepensamiento , debido a la compleja interrelación entre la realidad y lo que verdaderamente percibimos . Y la capacidad de éste , en poder develar el funcionamiento de ambas .
" El Nuevo Paradigma es no seguir sosteniendo ideas heredadas por obligación , inculcadas mediante el miedo y por reiteración , debemos crear nuestro propio pensamiento e ideas dentro de una Libertad Humana y Espiritual "
Únete a nosotros y aprendamos todos juntos .
Los Administradores .

PROYECTO HUMANO


TRANSLATE

Últimos temas

» Nibiru: El Planeta X, ¿culpable de las extinciones masivas en la Tierra?
Vie Dic 09, 2016 5:12 pm por Jansef

» ¿Una inminente Guerra Mundial?
Vie Dic 09, 2016 4:42 pm por Jansef

» CONFLICTO EN SIRIA #2
Vie Dic 09, 2016 1:03 pm por Halfaro

» Earthquakes in the World - SEGUIMIENTO MUNDIAL DE SISMOS
Vie Dic 09, 2016 12:53 pm por Halfaro

»  Space Weather Forecasts - ESTUDIO DEL SOL Y LA #MAGNETOSFERA , #ASTRONOMÍA
Jue Dic 08, 2016 6:51 pm por Velociraptor

» Gran Colapso Económico es inevitable
Jue Dic 08, 2016 5:52 pm por Jansef

» ALERTAS TERRORISTAS GLOBAL
Jue Dic 08, 2016 5:50 pm por Jansef

» PROTOCOLO y GUIA PARA LA PREVENCION DE UN DESASTRE SISMICO
Jue Dic 08, 2016 4:37 pm por Halfaro

» PROTOCOLO PARA ESTRATEGIAS DE SUPERVIVENCIA CON MOCHILAS DE 24 Y 72 HORAS .
Jue Dic 08, 2016 4:30 pm por Halfaro

» Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, y el mundo se tambalea
Miér Dic 07, 2016 9:18 pm por Halfaro

»  Abren la tumba de Cristo por primera vez en siglos
Lun Dic 05, 2016 3:47 pm por Jansef

» Internet podría colapsar este año
Dom Dic 04, 2016 5:34 pm por Jansef

» Nueva Agenda Universal 2030 y la Encíclica Papal "LAUDATO SÍ"
Dom Dic 04, 2016 5:24 pm por Jansef

» Todo apunta que el accidente del avión del Chapecoense se debió a la falta de combustible
Dom Dic 04, 2016 6:51 am por Velociraptor

» Fuerza Desconocida
Sáb Dic 03, 2016 8:23 pm por Jansef

» Un astrofísico desacredita el mito de la estrella de Belén
Sáb Dic 03, 2016 7:58 pm por Jansef

» Profecías 2016
Jue Dic 01, 2016 5:46 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO DIARIO DE AVISTAMIENTOS DE OVNIS
Miér Nov 30, 2016 4:53 pm por Halfaro

» CRISIS DE REFUGIADOS EN EL MUNDO
Mar Nov 29, 2016 8:19 pm por Jansef

» Posible fin del bloqueo: EE.UU. y Cuba anuncian la reapertura de sus relaciones diplomáticas
Dom Nov 27, 2016 11:22 am por Jansef

» Fiesta en el Mundo Libe de Corazon
Sáb Nov 26, 2016 8:25 am por erwino

» Fiesta en el Mundo Libe de Corazon
Sáb Nov 26, 2016 8:23 am por erwino

» LEY MARCIAL, MEGADESASTRE y posible tercer mandato de OBAMA
Vie Nov 25, 2016 9:31 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO DE AURORAS BOREALES .
Jue Nov 24, 2016 11:02 pm por Halfaro

» SEGUIMIENTO MUNDIAL DE VOLCANES.
Jue Nov 24, 2016 10:09 am por Halfaro

» El sistema de refrigeración de la central nuclear Fukushima-2 se detiene tras el terremoto
Miér Nov 23, 2016 8:19 pm por Halfaro

» Seguimiento de accidentes ferroviarios
Lun Nov 21, 2016 8:36 am por Halfaro

» Un viaje a las maravillas del Cosmos
Sáb Nov 19, 2016 10:19 am por Jansef

» "La física cuántica demuestra que hay vida después de la muerte"
Sáb Nov 19, 2016 9:30 am por Jansef

» Los medicamentos más recientes para la diabetes están muy cuestionados
Jue Nov 17, 2016 8:29 am por Halfaro

» LA REVOLUCIÓN DEL KIRI, EL ÁRBOL QUE PUEDE SALVAR AL MUNDO
Jue Nov 17, 2016 8:12 am por Halfaro

» Esto es lo mejor que he podido escuchar en años: Putin y Trump se comprometen a mejorar las relaciones entre Rusia y EE.UU.
Lun Nov 14, 2016 7:12 pm por Velociraptor

» Elecciones Presidenciales EEUU: Clinton vs Trump
Sáb Nov 12, 2016 10:06 pm por Halfaro

»  URGENTE!!!! Estudio sobre la próxima #Glaciación# N°2
Sáb Nov 12, 2016 9:44 pm por Halfaro

» Ricardo Rosselló gana la gobernación de Puerto Rico
Sáb Nov 12, 2016 9:01 pm por Jansef

» INFORMES DEL CLIMA EN EL MUNDO
Vie Nov 11, 2016 1:22 pm por Halfaro

» Poderoso fenómeno cósmico amenaza al planeta el día de los comicios en EE.UU.
Mar Nov 08, 2016 8:56 am por Jansef

» Acuerdo de París sobre el Cambio Climático
Lun Nov 07, 2016 7:35 pm por Jansef

» Mas informaciones acerca de un eventual EMP, Evento de Pulso Electromagnético
Lun Nov 07, 2016 7:21 pm por Velociraptor

» Nace Asgardia, el primer Estado extraterrestre de la historia
Sáb Nov 05, 2016 3:37 pm por Electra11

» Gigantesca nube de gas se dirige a nuestra galaxia
Vie Nov 04, 2016 12:35 pm por Jansef

» FUERTE SISMO SE DEJA SENTIR EN CURICO # 6.5 RICHTER
Vie Nov 04, 2016 12:17 pm por CAPUL

» ¿Ha comenzado la "PURGA" en la vida real?
Mar Nov 01, 2016 6:49 pm por Jansef

» La Venida del Mesías a la Tierra se produciría el día 23 de diciembre del año 2016...
Sáb Oct 29, 2016 8:43 am por Jansef

» Tormenta solar a la vista: La Tierra debe prepararse para un golpe "inminente"
Sáb Oct 29, 2016 8:31 am por Jansef

» EEUU y la UE no están preparados para Trump de presidente
Jue Oct 27, 2016 7:11 pm por Jansef

» Misteriosos y Escalofriantes Sonidos se estan escuchando por todo el Mundo
Jue Oct 27, 2016 3:22 pm por Halfaro

» Seguimientos de plantas nucleares y contaminación nuclear. excepto Fukushima!!!
Jue Oct 27, 2016 2:06 pm por Halfaro

» GRAN MEDITACIÓN ARMÓNICA MUNDIAL PERMANENTE PARA MANDAR LUZ AL PLANETA
Miér Oct 26, 2016 3:09 pm por Halfaro

» Un correo electrónico a Podesta advierte del peligro de una extinción global dentro de 20 años
Mar Oct 25, 2016 8:59 pm por Jansef

» ¿Sobrevirirá el mundo una presidencia de Hillary Clinton?
Mar Oct 25, 2016 8:42 pm por Jansef

» ¿Cómo actuar si se produjese una “tormenta solar extrema”?
Lun Oct 24, 2016 4:02 pm por Jansef

» Asteroides del Juicio Final
Sáb Oct 22, 2016 10:36 pm por Jansef

» Oopart. Los 10 objetos fuera del tiempo más extraños
Sáb Oct 22, 2016 4:24 pm por Halfaro

» "El Vaticano sabe que hay extraterrestres y la guerra espacial es inminente"
Sáb Oct 22, 2016 8:39 am por Jansef

» Estados Unidos investiga un ciberataque a gran escala
Vie Oct 21, 2016 9:48 pm por Velociraptor

» La ESA confirma que el módulo Schiaparelli se estrelló contra Marte
Vie Oct 21, 2016 9:15 pm por Jansef

» ESPECIAL. LLEGADA DE JUNO A JÚPITER
Mar Oct 18, 2016 10:37 am por Halfaro

» Seguimiento de conflicto en Yemen
Lun Oct 17, 2016 1:54 pm por Halfaro

» Conflicto en Irak seguimiento
Lun Oct 17, 2016 1:13 pm por Halfaro

» El cambio climático se agrava
Sáb Oct 15, 2016 12:46 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO MUNDIAL DE "ATENTADOS".
Sáb Oct 15, 2016 9:20 am por Halfaro

» Destrucción y hambre en Haití .
Vie Oct 14, 2016 1:05 pm por Halfaro

»  Europa se prepara para un ataque cibernético a gran escala
Jue Oct 13, 2016 4:05 pm por Jansef

» Eventos sísmicos en Isla del #Hierro - #Canarias - 2011-2012-2013-2016
Miér Oct 12, 2016 3:00 pm por Halfaro

» El riesgo de un gran terremoto se dispara en California tras el hallazgo de una nueva falla
Miér Oct 12, 2016 2:54 pm por Halfaro

» Los DOGON, poseen INCREIBLES conocimientos Astronómicos. La CIENCIA incapaz de explicarlo!
Miér Oct 12, 2016 8:28 am por Halfaro

» #Huracán Matthew, golpea Haití con mas de 800 muertos# SEGUIMIENTO DE HURACANES,TIFONES, TORNADOS Y TORMENTAS -
Vie Oct 07, 2016 8:49 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO DE ANOMALIAS Y OBJETOS EXTRAÑOS CERCA DEL SOL.
Jue Oct 06, 2016 6:39 pm por Jansef

» ¿Obama Presidente de las Naciones Unidas 2017?
Jue Oct 06, 2016 6:32 pm por Jansef

VISITANTES

Navegación

Amigos


    La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Comparte

    Carol
    Administrador
    Administrador

    Femenino Mensajes : 22854
    Fecha de inscripción : 31/03/2010
    Edad : 46
    Localización : Córdoba - Argentina
    Empleo /Ocio : T. Química

    La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Carol el Jue Dic 02, 2010 1:55 pm

    Recuerdo del primer mensaje :



    _________________
     

    Mail Administración
    selketka@hotmail.com

    Carol
    Administrador
    Administrador

    Femenino Mensajes : 22854
    Fecha de inscripción : 31/03/2010
    Edad : 46
    Localización : Córdoba - Argentina
    Empleo /Ocio : T. Química

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Carol el Lun Feb 21, 2011 1:42 pm

    Guaynaboy escribió:Saludos Carolina y PetterDaniele,

    Estuve viendo los videos que ambos bajaron en este post y los felicito. Me sorprendieron de sobre manera los videos del Sr. Alex Collier y la informacion que trasmite en los mismos.

    No obstante, en el video 13 de 14 del Sr. Alex Collier (el penultimo), a la altura de 4:39 minutos, el Sr. Collier menciona que el Consejo Andromedano le permitio a los del Nibiru pasar por nuestro sistema solar a recoger unos materiales y equipamiento de mineria que habian dejado en el Planeta Saturno.

    Entiendo que durante el dia de ayer Plutarco, miembro del foro abrio un post "Saturno el Senor de los Anillos y sus Misterios. En este post se presenta una noticia donde habla que los cientificos han observado una figura en forma de hexagono en el Planeta de Saturno e indican que sospechan que sea una especie de foto montage de la NASA, ocultando posiblemente algun tipo de civilizacion antigua tal como ha ocurrido en el Planeta Marte y en nuestra Luna.

    Luego de haber leido ambos post y ver los videos que compartio nuestro hermano PetterDaniele y ver la noticia que nos trajo nuestro hermano Plutarco, podria concluir que hay una posibilidad de que lo que oculta la NASA en el Planeta Saturno con la figura del Hexagono sea los materiales y equipo de mineria dejados por el Planeta X o Nibirus, para ser recogidos en su proximo viaje. Si esta hipotesis fuese cierta, entonces no cabria ninguna duda de que una nave inmensa proveniente del Planeta X viene en camino a nuestro sistema solar.

    Felicito a Carolina por haber abierto este post, por que a traves de su post nuestro hermano PetterDaniele pudo exponer los videos del Sr. Alex Collier. Tambien felicito a nuestros hermanos PetterDaniele y Plutalco por el material que compartieron con nosotros.

    http://proyectohumano.argentinaforo.net/t2225-saturno-el-senor-de-los-anillos-y-sus-misterios#29947

    Hola querido amigo , ya he vuelto y te agradezco tus palabras.
    De acuerdo al hilo de tu lógica , todo indica que sea así , lo que si es que , a veces en mis fantasías , pienso que las naves entran a cada rato a la Tierra y se llevan nuestras riquezas , que los de fuera , hace rato que han negociado con las élites de turno , quizá a cambio de tecnología , o de no destruírnos , o lo que sea , pero hace rato que van y vienen , llévándose lo mejor que tenemos .
    Parafraseando al Gran Maestro Toth , y con todo respeto , lo que nos hacen a los países del tercer mundo los del primero aquí abajo , se lo hacen a ellos desde arriba , en fin , un gran saludo Guaynaboy .
    Y ya estamos encendiendo la leña para el asado , para recibirte cuando vengas .


    _________________
     

    Mail Administración
    selketka@hotmail.com

    Anerling
    Miembro Destacado
    Miembro Destacado

    Femenino Mensajes : 633
    Fecha de inscripción : 18/01/2011
    Localización : Maiquetia - Venezuela

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Anerling el Jue Mar 17, 2011 5:28 pm

    ecenas de investigadores pretenden haber localizado la Atlántida en diferentes lugares del mundo. Sin embargo, aún no está claro que esta mítica isla de la felicidad existiera realmente.





    Vista aérea de lo que un día pudo ser la Atlántida.
    Hacia el año 350 a.C. vieron la luz dos escritos de Platón en los que exponía, en forma de diálogo, algunas de sus ideas filosóficas. En ambas obras -Timeo y Critias- el sabio griego hacía referencia a una fabulosa civilización, rica y poderosa, que después de haber sostenido una larga guerra contra pueblos vecinos habría desaparecido completamente a causa de un violento terremoto. Su nombre: Atlántida.

    A primera vista, la historia podría considerarse un exhorto a la virtud, pues este tipo de literatura moralizante era muy frecuente en la antigüedad clásica. Sin embargo, algunos detalles cuestionan tal suposición. Así, Platón insiste cuatro veces en la certeza de su relato, que habría transcrito literalmente a partir de la información legada por el célebre legislador Solón, el cual a su vez la habría recibido, aproximadamente en el 600 a.C., de un sacerdote egipcio. Por otro lado, el filósofo griego describe la capital de la Atlántida, a lo largo de unas veinte páginas, con tal profusión de detalles que los arqueólogos de hoy podrían reconstruir la ciudad sin necesidad de más datos.

    El manuscrito de Platón no llamó particularmente la atención de sus contemporáneos. Su propio alumno Aristóteles lo consideraba un cuento con moraleja como tantos otros, opinión que comparten en nuestros días numerosos arqueólogos a historiadores. Sea como fuere, lo cierto es que algo de especial debe tener el continente platónico. De Lo contrario cómo puede explicarse que, desde su mención, se hayan publicado más de 2.000 textos acerca de la legendaria civilización. Y actualmente, sólo en España, existen 97 libros cuyos títulos incluyen el nombre de Atlántida.

    Son muchos los investigadores que, de forma más o menos rigurosa, han emprendido la búsqueda del continente desaparecido, una empresa no del todo descabellada, pues al fin y al cabo también la Troya de Homero se creía producto de la fantasía, hasta que el arqueólogo Heinrich Schliemann la descubrió en 1903. Veamos las teorías que se han fraguado en torno a los diferentes aspectos de la cuestión, comenzando por el cronológico.

    Del relato de Platón se deduce que la civilización atlante debió florecer hace más de 12.000 años. Este dato no puede ser exacto en ningún caso, puesto que en aquellos remotos tiempos todavía no existía ninguna cultura evolucionada que trabajara los metales, estuviera gobernada por reyes y dominara los mares con sus barcos. En cuanto a la localización del misterioso continente, el texto del filósofo ateniense lo sitúa "más allá de las Columnas de Hércules", y esto significaba, según la concepción de la antigüedad, al otro lado del estrecho de Gibraltar, es decir, en el océano Atlántico. Pero atención, recordemos que la fábula procede de los antiguos egipcios y, para ellos, la isla perdida se llamaba Keftiu (el nombre que tenían para Creta). La fuente de información de Platón, el legislador y estadista Solón, pensaba naturalmente en griego, de modo que traduciría las indicaciones del sacerdote egipcio a su propia lengua, pudiendo producirse por esto algunos equívocos. Posiblemente los egipcios tenían en mente un lugar totalmente diferente al referido por Solón, ya que para esta civilización confinada en el valle del Nilo, el mundo conocido terminaba no ya en el Atlántico, sino en el mismo Mediterráneo. Y es precisamente aquí donde, en opinión de algunos investigadores, se habría ubicado en realidad la Atlántida, aunque sobre esto volveremos más adelante.



    Mapa de la Atlántida según Platón.

    En su escrito de 1638 Nova Atlantis, el inglés Francis Bacon, uno de los primeros eruditos occidentales en interesarse por el tema, identificaba el entonces recién descubierto continente americano con el país descrito por Platón. Otro sabio, el jesuita alemán Athanasius Kircher, afirmaba 27 años más tarde que se habría tratado de una isla propiamente dicha, situándola, de un tamaño inmenso, entre Europa y América.

    Ya en siglo XIX, los franceses Brasseur de Bourbourg y Le Plongeon se mostraban convencidos de que algunos habitantes de la Atlántida hubieran conseguido llegar hasta Centroamérica tras el hundimiento de la isla, ejerciendo luego una influencia decisiva sobre las culturas olmeca, tolteca, maya y azteca. Es cierto que los descendientes de los mayas han conservado una tradición acerca de una isla llamada Aztlán, supuestamente la patria original de todas las tribus indígenas centroamericanas, pero investigaciones del fondo marino realizadas en la zona de la dorsal mesoatlántica en los años cincuenta revelaron que ahí no pudo haber desaparecido ninguna isla, ni siquiera hace millones de años.

    A partir de 1882 la Atlántida se convirtió en tema de conversación obligado para cualquier tertulia. Tal año, el novelista y erudito norteamericano Ignatius Donnelly publicó Atlantis, obra que conocería más de cincuenta ediciones y que sirvió de punto de partida para numerosas teorías posteriores. Donnelly estudió los enigmas de distintas culturas y elaboró a partir de tan misteriosos ingredientes una hipótesis irresistible: la Atlántida fue un continente entre Europa y América que se sumergió y que incluso llegó a constituir un puente terrestre entre ambos mundos.

    Los principales datos que corroborarían su teoría son los siguientes: la lengua de los aztecas posee asombrosas semejanzas con la de los egipcios. (Esto no es exacto, dicen los escépticos; el parecido procede de una interpretación errónea de los signos de la escritura azteca). Los egipcios no fueron los únicos que construyeron pirámides; también los antiguos pueblos centroamericanos levantaron este tipo de estructuras, de modo que debió existir algún contacto entre ellos. (Tonterías, afirman los detractores de Donnelly; una forma geométrica tan elemental puede inspirar a cualquier arquitecto espontáneamente, sin que tenga que copiar de nadie). Las anguilas europeas y americanas migran hacia mar de los Sargazos para desovar y, después, las recién nacidas regresan a sus correspondientes lugares de origen, lo que prueba una remota procedencia común de estos animales en algún punto del centro del Atlántico. (Actualmente se sabe que todas las anguilas europeas permanecen en el Atlántico y que sólo las americanas se dirigen tanto hacia Europa como hacia América, de modo que no pueden tener ninguna memoria genética de algún antiquísimo continente centroatlántico).



    Platón obtuvo la información para su relato de fuentes egipcias, lo que hace suponer una Atlántida mediterránea.

    Pero de pronto salieron a relucir las verdaderas motivaciones de Donnelly en su búsqueda del continente perdido. "Los habitantes de la Atlántida", escribió, "fueron los padres de todas nuestras concepciones básicas sobre la vida, la muerte y el mundo. Su sangre corre por nuestras venas" y "cualquier peculiaridad de las razas, de la sangre, cualquier iluminación del pensamiento, conduce, en último término, de regreso a la Atlántida".

    Igual que los soberanos de otros tiempos retrotraían su propio origen a un dios, así Donnelly y sus seguidores quisieron encontrar nuestras raíces en una raza de superhombres. Al norteamericano no debió parecerle digno que procedamos de unos peludos primates. Sin embargo estas ideas, que ahora nos parecen tan absurdas, explican en parte el porqué de la fascinación por la Atlántida. Y es que son muchas las civilizaciones que poseen leyendas sobre algún tipo de paraíso, un mundo antediluviano en el que la humanidad vivía en paz y prosperidad. Para los judíos era el Jardín del Edén; para los habitantes de los países del Norte, la isla de Avalon; y entre los griegos, este lugar idílico se encontraba en el Jardín de las Hespérides. Estos mundos idílicos nunca fueron reales, pero no por ello disminuyó el deseo de que lo hubieran sido.

    La teoría que desde 1909 ha sumado más adeptos afirma que la Atlántida fue Creta a otra isla cercana, la de Santorini. Por consiguiente, la civilización atlante se identificaría con la minoica. Son muchos los datos que apoyan esta tesis. Para los antiguos egipcios, Creta constituía un lugar de interés a causa de su cercanía y su fuerza, aunque resultaba casi inaccesible debido a su ubicación en mitad del Mediterráneo. Por otro lado, la decadencia y caída de esta civilización encaja con el dramático final descrito por Platón: hacia el año 1500 a.C. una tremenda erupción volcánica en la isla de Thera (hoy llamada Santorini) originó terremotos, tsunamis y lluvias de cenizas que acabaron por dar el golpe de gracia a aquella cultura de la Edad del Bronce, que ya había sufrido anteriores seísmos.

    La fecha es lo único que no concuerda, pues recordemos que, según Platón, la Atlántida debió florecer alrededor de 12.000 años atrás. Sin embargo, pudo ocurrir que el informador egipcio de Solón se hubiera basado para sus cálculos en uno de los calendarios lunares al uso en aquella época, confundiendo al griego, quien habría tomado los años lunares por solares. En tal caso, la fecha referida por el sacerdote sería el año 1200 a.C. aproximadamente, lo cual coincide, admitiendo un margen de tolerancia de dos o tres siglos, con la explosión de Thera.

    En cualquier caso, por bien que suene esta hipótesis -desarrollada y defendida sobre todo por los investigadores griegos Angelos Galanopoulos y Spyridon Marinatos- también tiene sus puntos débiles. Así, la clasificación cronológica de los diferentes estilos cerámicos de la isla de Santorini demuestra que esta cultura sobrevivió al menos cincuenta años a la erupción del volcán. La Atlántida no se hundió, por tanto, en este lugar. Y menores son las posibilidades de que se tratara de la cercana isla de Creta; Cnosos, el centro de la cultura minoica, no se colapsó hasta algunos siglos después de la erupción del volcán y, como todos sabemos, la isla continúa en su sitio.



    Entre África y América estableció Athanasius Kircher "la situación de la isla sumergida de la Atlántida, según la apreciación de los egipcios y la descripción de Platón".

    Pero existen muchas otras teorías. Una de las más interesantes asegura que la Atlántida se encontraba frente a la costa de Florida. En una sesión de trance, el vidente norteamericano Edgar Cayce describió de una forma colorista y fantástica la vida en aquella antigua civilización, prediciendo, además, que una parte de ella sería encontrada en el año 1968. Y en efecto, un año más tarde de lo vaticinado se descubrieron en el fondo marino frente a las Bahamas ciertas estructuras aparentemente realizadas por la mano humana. La localización de la Atlántida en esta zona ya había sido propuesta por otros investigadores, que sin duda se remitían a los datos aportados por el geógrafo romano Marcelo, del primer siglo antes de nuestra era. Según él, el continente perdido habría estado integrado por siete islas pequeñas y tres grandes, la mayor de ellas de 1.000 estadios de diámetro, lo que equivale aproximadamente a 200 kilómetros.

    ¿Debemos, pues, buscar los restos de la Atlántida en el Caribe? La mayor de las islas antillanas, La Española, tiene un tamaño que coincide más o menos con el calculado por el sabio Marcelo. Sin embargo, estas especulaciones tienen muy poco que ver con la descripción de Platón. Por ello, comentaremos para terminar dos hipótesis que pueden considerarse originales y, al mismo tiempo, científicas.

    El investigador Helmut Tributsch, profesor de química y arqueólogo aficionado, cree haber descubierto la civilización sumergida al sur de la Bretaña francesa, concretamente en la isla de Gavrinis, que se encuentra cerca de las yacimientos megalíticos de Carnac. Tributsch volvió a calcular cuidadosamente la fecha del hundimiento de la isla, concluyendo que la catástrofe tuvo que ocurrir en el 2200 a.C, época en que llegó a su fin la cultura megalítica europea.

    Sin embargo, ¿no fue la Atlántida una inmensa isla, según Platón, incluso "mayor que Libia (Africa) y Asia juntas"? Tributsch nos brinda una sorprendente interpretación: esta isla no es otra que... ¡Europa! Nuestro continente está rodeado de agua por tres de sus lados. El cuarto límite, los Urales, era muy poco conocido en la antigüedad, de manera que, según las concepciones de los pueblos de entonces, también allí podría haber existido un océano, lo que convertiría a Europa en una isla.

    Tributsch llegó a localizar la capital atlante, para lo que tuvo que evaluar por dónde discurría la línea de costa hace 4.000 o 5.000 años, cuando el nivel del mar era unos diez metros inferior al actual: bajo el agua, en el lugar antes mencionado, encontró una topografía que corresponde exactamente a la descrita por Platón. Incluso pensó haber hallado el templo de Poseidón reseñado por el sabio griego. Para él, la Atlántida no desapareció de golpe, sino que se fue hundiendo en las olas gradualmente.

    Por su parte, el geólogo alemán Eberhard Zangger defiende una solución para el misterio que recuerda a las novelas de Agatha Christie: el personaje menos sospechoso es el culpable. Según él, la Atlántida fue una civilización poderosa y floreciente que sufrió el asedio de los helenos durante largos años, lo que finalmente provocó su caída. Su verdadero nombre: Troya. Desde luego, este pueblo existió sin ninguna duda, sólo que la capital citada por Homero no se encontraba en el Atlántico, sino en el Mediterráneo, en las costas de la actual Turquía. Ello no es problema para Zangger: en vez de identificar las Columnas de Hércules con Gibraltar, hay que hacerlo más bien con el estrecho de Dardanelos, que da entrada al mar Negro.


    El cataclismo final. Asegura Platón que la civilización atlante fue aniquilada hace 12.000 años por un terremoto, como castigo divino por apartarse del buen camino.


    Y el cataclismo que provocó la desaparición de la Atlántida? Los conocimientos de los historiadores sobre el final de Troya son exiguos. No obstante, Zangger ha descubierto que hacia el año 1200 a.C. se produjo un seísmo al suroeste de Atenas que pudo haber desencadenado un maremoto considerable. Las repercusiones que la catástrofe debió tener para Troya pueden coincidir con el relato de Platón sobre la caída del imperio atlántico, suponiendo un tratamiento muy liberal de los datos cronológicos.

    ¿Hemos llegado así al final de nuestra búsqueda? Mientras tengamos que basarnos exclusivamente en el incompleto a imperfecto texto de Platón nunca podremos señalar con seguridad dónde estuvo realmente la Atlántida. Suponiendo, claro, que se tratara de un mundo real, que no existiera sólo en nuestra imaginación, en donde representaría una isla de la felicidad que se inclinó por el odio y la violencia y fue condenada por ello a la desaparición. Una imagen tal es intemporal, sobre todo por lo que respecta a las esperanzas y anhelos que expresa, aunque también por su trasfondo moral. Y por eso quizá encontremos un día la Atlántida; pero no en la realidad, sino en nuestro corazón.

    Lemuria Y El Imperio De Mu

    Todo empezó en 1830, cuando el zoólogo inglés Philip Slater descubrió que los lémures, unos prosimios arborícolas, sólo viven en Madagascar y en Birmania. Esto le llevó a plantear la existencia en la era terciaria de un gigantesco continente -Lemuria- en el océano Índico, que habría servido de puente terrestre para estos animales. Sus ideas fueron más o menos aceptadas por los científicos de su época (aún faltaba mucho para que se elaborara la teoría de la deriva continental) y hubo alguno que incluso situó en el hipotético continente la cuna de la humanidad.

    En un siglo donde hacían furor la magia y el esoterismo, la posibilidad de que el género humano descendiera de una raza extinguida mucho tiempo atrás excitó la imaginación de no pocos especialistas.

    Así, en 1888, madame Blavatski, espiritista y fundadora de la llamada teosofía, publicó La doctrina secreta, obra según ella inspirada en los relatos de un viejo sabio hindú y en la cual describe la civilización de superhombres que habitaron Lemuria antes de su desaparición bajo las aguas del Índico.

    Digno sucesor suyo en los años veinte fue el coronel del ejército británico James Churchward, quien afirmaba haber sido iniciado por un lama tibetano en el secreto del imperio de Mu. En esta ocasión el continente perdido, al que también llamaba Lemuria, estaba en el océano Pacífico, y lo habitaban nada menos que 65 millones de lemurianos.










    Annerling
    Voluntario
    Voluntario

    Femenino Mensajes : 92
    Fecha de inscripción : 01/08/2011
    Localización : Estado Vargas/ Venezuela

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Annerling el Vie Sep 02, 2011 12:07 am

    HISTORIA SECRETA DE LA ATLANTIDA .-


    LA ATLANTIDA


    La búsqueda de la Atlántida ha constituido, y continúa siendo, un enorme desafío. Los supervivientes de este mítico continente han dejado huellas por todo el planeta. ¿Pero, qué sabemos con certeza sobre su historia y sociedad?. ¿Y sobre su arquitectura y ciencia?. ¿Es posible precisar dónde se encontraba, por qué desapareció y qué tipo de civilización poseía?

    Cuando Platón describió la existencia de la Atlántida en sus diálogos Timeo y Critias, algunos autores clásicos, coetáneos de filósofo, comenzaron a interesarse por el mítico continente. Plutarco, Estrabón, Plinio el Viejo y Diodoro de Sicilia, entre otros, tratan este asunto en algunos de sus escritos.
    Desde entonces, se han planteado infinidad de hipótesis para demostrar la existencia de un continente, que con el paso del tiempo, ha llegado a convertirse en arquetipo de una civilización ideal. La Atlántida siempre resuena en nuestros oídos como un viaje épico hacia el descubrimiento de nuestros orígenes. Su nombre continúa estimulando nuestra imaginación.

    La Atlántida está a nuestro alrededor, como ha sugerido el escritor inglés John Michell. No se trata de un mero recurso retórico. La presencia de numerosos restos arqueológicos y megalíticos ciclópeos en muchas zonas de la Tierra, levantados con orientaciones astronómicas muy precisas, supuestamente anteriores a la Edad de Piedra, sugieren que una civilización de grandes astrónomos e ingenieros precedió a la prehistoria humana.

    ¿Fueron erigidos por quienes sobrevivieron a un gran cataclismo o por sus descendientes?

    CIVILIZACION MARITIMA

    A diferencia de otras civilizaciones extinguidas bien documentadas, como la Maya, la Micénica o la Babilónica, sobre las que se ha podido reconstruir un lenguaje común, precisar lugares geográficos y trazar contactos específicos con culturas contemporáneas, en el caso de la Atlántida esto no ha sido posible. Así y todo, hay innumerables hebras deshilachadas que parecen proceder de una misma madeja, por muy enmarañada que esté.

    ¿Qué pensar, por ejemplo, de los mitos universales que preservaron el remoto conocimiento de la precesión de los equinoccios, un fenómeno astronómico supuestamente descubierto por Hiparco en el 127 a.C.?.

    El hecho de que este ciclo se complete cada 26.000 años sugiere que los humanos habrían estado observando el cielo sistemáticamente durante milenios, según expusieron con todo detalle Giorgio de Santillana y Hertha Von Dechend.
    Los mapas preservados por marinos como Piri Reis (ver nuestra Sección "Los mapas de Piri Reis"), con la Antártica cartografiada sin hielo hace males de años, confirman también que un conocimiento semejante sólo podía haber sido acumulado por una civilización marítima anterior a los cambios de nivel sufridos por el mar a finales de la última edad glaciar, hace unos 11.500 años.

    Muchos consideran que la Atlántida fue una fantasía elaborada por Platón, en sus diálogos Critias y Timeo, pero eso no ha impedido su búsqueda por parte de numerosos historiadores, eruditos, geólogos, submarinistas, paleontólogos y arqueólogos, sin olvidar a los visionarios ocultistas y dotados psíquicos.

    La historia que estos últimos nos han contado es sin duda más fascinante que la ofrecida por arqueólogos y exploradores. Con fragmentos reunidos por unos y otros, la investigadora norteamericana Shirley Andrews, intentó esa reconstrucción en su obra "Atlantis, Insights from a Lost Civilization" (Llewellyn, 1997).

    En esta visión, la Atlántida se despliega ante nuestros ojos como un mundo muy parecido al nuestro en algunos aspectos.

    HALLAZGOS INEXPLICABLES

    Pese a sus errores, los psíquicos informan con frecuencia sobre sucesos a los que no tienen acceso los historiadores, ya que se apoyan en vías de información que no están limitadas por el tiempo ni por el espacio.
    Por otra parte, el material Canalizado, encaja con algunas de las fuentes tradicionales relativas a la civilización Atlante. Aunque ellos lo nieguen.

    ¿Basaron sus relatos en las fuentes escritas conocidas? ¿Acaso se influyeron unos a otros a través de la percepción extrasensorial, como ha sugerido el investigador psíquico Alan Vaughan?

    Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891) sobre el mundo Atlante, supuestamente obtenidos a partir del estudio de las tradiciones ocultistas orientales y mediante comunicaciones con otros planos, influyeron poderosamente a toda la corte de videntes posteriores. Algunas de sus propuestas resultaban absurdas y descabelladas en su época, pero un siglo después han recobrado vigor. Por ejemplo, la de que seres inteligentes anteriores al hombre coexistieron con los dinosaurios parece cada vez más plausible a la vista de los inexplicables hallazgos de huellas y fósiles humanoides, correspondientes a aquella época, en diversas zonas del planeta.

    Por ejemplo, el doctor C. N. Dougherty descubrió en 1971 en el Valle de los Gigantes (Texas) numerosas huellas de Saurios de diversas especies, junto a otras de pies humanos de gran tamaño, en el mismo estrato geológico. Éste y otros descubrimientos semejantes parecerían dar la razón a Blavatsky, a los Vedas y a otras muchas antiguas tradiciones.

    El mapa de la antigüedad de la Tierra y el esquema de la evolución humana mediante diversas Razas Raíz, divididas en Subrazas, trazados por esta ocultista, resultan más que discutibles. Pero, a medida que van aflorando fósiles humanos, cada vez de mayor antigüedad, parecen ir confirmándose algunos de sus datos.
    Es preciso señalar, no obstante, que las Razas Raíces de Blavatsky, no se corresponden con nuestro concepto habitual de raza, ni siquiera con el de humanidad, ya que la primera sólo habría existido en el plano astral.

    La segunda o hiperbórea, se acercaba más a los hombres actuales, pero estaba muy vinculada con el plano etéreo; y habitaba el norte de Asia y parte del Ártico. En tercer lugar estaban los habitantes de Lemuria, desaparecida en el Pacífico. La humanidad actual sería la quinta raza, mientras que la cuarta correspondería a los Atlantes: eran bastante altos, estaban divididos en dos sexos y su avanzada civilización habría dado origen a las conocidas por nosotros. Sin embargo, al igual que Lemuria, su sociedad fue destruida por diversos cataclismos.

    Según los teósofos, las razas sexta y séptima que nos seguirán serán de nuevo más etéreas.

    MANUSCRITOS TIBETAMOS.

    ¿Cómo obtuvo Blavatsky esta información? Según ella, lo hacía accediendo a los registros Akásicos, mientras entraba en trance y consultaba antiguos manuscritos tibetanos, o bien recibía los dictados de sus guías espirituales, los Mahatmas. En su obra fundamental, "La Doctrina Secreta", recogía extractos de uno de esos manuscritos, Las Estancias de Dzyan (Ed. Sirio), que Blavatsky afirmaba haber visto en un monasterio de los Himalayas. Un discípulo suyo, W. Scott Elliot, también recopiló mucha información por esa vía.

    En su libro, "Historia de la Atlántida" (1896), ofrecía fechas concretas de los diversos cataclismos que la destruyeron y aseguraba que había ocupado la mayor parte del actual océano Atlántico. Su cronología geológica resultaba ser absolutamente inviable, pero algunas de sus propuestas merecen consideración.

    Según él, la Atlántida se extendía desde la actual Groenlandia hasta la mitad de la actual Sudamérica y durante su larga existencia estuvo habitada por Subrazas (Así llamadas para distinguirlas de las siete razas raíces, a su vez divididas en siete). Los Lemurianos habrían medido más de 3,5 metros de estatura y algunos de sus descendientes pervivirían en algunas zonas del planeta, como Africa y Australia.

    Según esta fuente, los Atlantes evolucionaron a partir de los Lemurianos. Entre sus Subrazas se contaban los primeros Sernitas y mongoles, pero la principal Subraza regente de la Atlántida habría sido la Tolteca, que conquistó el continente. Antes de la destrucción final, un grupo de iniciados Toltecas emigró a América y Egipto.

    John A. West demostró que la erosión sufrida por la Esfinge de Giza, no se debía al viento del desierto, sino a la acción de la lluvia. Tal hallazgo suponía datar la Esfinge en al menos 9.500 de antigüedad, en vez de 4.500 como se creía. Una obra de tal magnitud sólo pudo haberse construido con unos conocimientos arquitectónicos, astronómicos y matemáticos de una cultura muy anterior a la Egipcia. Algo semejante podría decirse de la arquitectura de Tiahuanaco, construida supuestamente por los toltecas que emigraron a América. Pero la cuestión de las razas Atlantes, propuestas por los Teósofos no termina aquí.

    El ariosofista Jörg Lanz Von Liebenfels (1874-1954), uno de los que mayor influencia parece haber ejercido en la primitiva ideología del Nacional Socialismo Alemán, compartía las creencias de los Teósofos sobre Lemuria y la Atlántida, pero fue más allá que ellos en relación con las razas y Subrazas Atlantes.

    Von Liebenfels comenzó comparando favorablemente la antropogénesis ocultista de Blavatsky, con los hallazgos de la paleontología contemporánea. No tardó en afirmar que había descubierto la fuente de todo el mal en el mundo y el significado auténtico de las Escrituras, incluidas las ocultistas, como Las Estancias de Dzyan. El resto vino por añadidura. Según él, la octava estancia se refería a cómo los primeros Lemurianos ANDRÓGINOS, se dividieron en dos sexos y atrajeron el castigo Divino al engendrar monstruos con otras especies, atractivas pero inferiores: Tomaron animales hembras muy bellos, pero descendientes de otros que no tenían ni alma ni inteligencia.

    Engendraron monstruos, demonios malvados. Según Von Liebenfels, la cuarta raza raíz Atlante, se había dividido en diversas subespecies puras y bestiales, correspondiéndose éstas con los primeros antropoides y los monos antropomórficos: El error fatal de los descendientes de los antropoides (Hombres Dioses), la quinta raza raíz de los Arios Homosapiens, habría sido mezclarse repetidamente con los descendientes de los monos (Hombres Animales).

    En relación con esto último, el investigador Nicholas Goodrick Clarke, señala en "Las raíces ocultas del Nazismo" que la consecuencia fue la creación de varias razas mixtas, que según el protonazi Liebenfels, amenazaban la autoridad sagrada de los Arios, en todo el mundo. Las raíces de la eugenesia Nazi, se encuentran aquí, e ideas similares han persistido entre aquellos visionarios de la Atlántida, que se han atrevido a hablar de sexo.

    La canalizadora Ingrid Bennett, lo ha hecho. Gracias a la ayuda de sus guías y ayudantes espirituales, entre ellos Nube Blanca y Águila Blanca, esta Sanadora y Médium Holandesa, afincada en Nueva Zelanda, desde niña ha canalizado muchísima información sobre su pasada vida en la Atlántida como Guardiana del Cristal. En sus informes ofrece datos sobre la vida íntima de los Atlantes: Las relaciones sexuales eran muy activas y los mantenían sanos. El sexo era tan importante, como el comer y el dormir. Algunos tenían relaciones con animales o con seres mitad humanos mitad animales, como los centauros.

    La perversión de las costumbres en la última etapa Atlante, no se limitó sólo a la práctica del bestialismo, sino también a la de la magia. Ésta terminó por minar su sociedad, según asegura, entre otros muchos, Daphine Vigers en "Atlantis Rising" (1952): hace unos 10.000 años, los egoístas dirigentes de la Atlántida perdieron interés en el progreso científico y su respeto por el antiguo conocimiento desapareció. A medida que éstos dedicaban sus energías a peligrosas prácticas ocultas, la magia negra reemplazó gradualmente a la Religión.

    Diversos autores han afirmado que la causa del desastre final, se debió precisamente a la práctica de la magia, pero otros lo han atribuido a su avanzada tecnología, la cual les habría permitido manejar poderosas energías cosmotelúricas, que acabaron escapando a su control y provocaron un gran desequilibrio en la Naturaleza.

    Según Scott Elliot, la tercera raza Atlante, los Toltecas, eran gigantes. Medían 2,5 metros y vivían en la fabulosa Ciudad de las Puertas Doradas, una gran urbe circular con canales, la misma que el sacerdote Egipcio Solón, describió a Platón. Era muy similar a la Khorsabad amurallada del Rey Sargón II, en Sumeria, que estaba enterrada bajo las arenas en tiempos del filósofo griego. También se parecía a la capital de los Aztecas en México y a la de los Incas en Perú, que Platón desconocía.

    Era, según la descripción de este último, una ciudad circular con palacios, puertos y dársenas.

    Los recintos de tierra estaban amurallados y recubiertos de metales: el primero de bronce a modo de barniz, el segundo de estaño y la acrópolis de Oricalco, un metal hoy desconocido que relumbraba como el fuego.
    Esta ciudad tenía también numerosos templos dedicados a diversas deidades, muchos jardines, piscinas al aire libre, gimnasios, cuarteles y un hipódromo gigantesco cuyo circuito, de un estadio de largo, discurría en círculos concéntricos. La parte de la Atlántida que daba al mar se describe como llena de acantilados, pero en la ciudad central había una campiña rodeada de montañas.

    Este edificio ha sido descrito con bastante detalle por el visionario F. S. Oliver, en su obra "Caminante entre dos mundos" (1952): tenía forma piramidal y en su interior había grandes cristales colgando del techo que creaban un efecto de luz especial. Una plataforma elevada de granito rojo ocupaba el centro del templo y poseía un gran bloque de cuarzo cuyos destellos no dañaban la vista, pero producían un fuego útil para las cremaciones y sacrificios.

    Excepto por la citada ciudad, los Atlantes no solían construir grandes urbes debido a su impacto medioambiental. Según expone Murry Hope en su obra "Practical Atlantean Magic" (1991), sus comunidades eran pequeñas y las casas construidas hace unos 12.000 años eran circulares. El psíquico Dale Walker, por su parte, indica que construyeron grandes torres como faros cerca del mar... Templos de gran belleza llenaban la Tierra. En ellos, la combinación de luz, color, sonido, magnetismo y energías de pensamiento se canalizaban mediante cristales para hacer maravillas en el campo de la Sanación. Este no es el único dato que aporta Walker sobre la forma en que los Atlantes ejercían la medicina.

    Sus informes van mucho más allá: cuando era preciso, los sacerdotes Sanadores conectaban con las mentes de los pacientes para conseguir que las células del cuerpo se separaran, dejando al descubierto el órgano enfermo. Las células a su alrededor se soltaban y forzaban al órgano hacia la superficie del cuerpo, donde el Sanador lo tomaba y lo introducía en una cámara de rejuvenecimiento. Las células rejuvenecían solas... No había dolor ni sangre ni traumas. Esta información no es la única capaz de despertar escepticismo respecto a lo que nos cuentan sobre la civilización Atlante.

    Sin embargo, existen otras aportaciones mucho más interesantes, como la de Cayce, el vidente que nos ha dejado el mayor legado psíquico sobre la Atlántida.

    RAYOS SUPER COSMICOS

    Edgar Cayce no sólo propuso una interesante cronología en relación con los cataclismos Atlantes, mucho más cercana a la posible realidad que la de Scott Elbot, sino que informó ampliamente sobre el avance técnico de nuestros ancestros. Nos habló, por ejemplo, del poder de los cristales y de rayos super cósmicos. ¿Tecnología avanzada como la nuestra?

    Si las catástrofes geológicas a las que se refería Cayce, ya suponían un gran desafío para las nociones científicas de su época, mucho más lo era describir las fuentes energéticas que activaban los barcos, submarinos y aviones de la civilización Atlante. Sin embargo, no pareció equivocarse demasiado. Los hombres con características anatómicas modernas ya estaban dispersos por el planeta hace unos 50.000 años, fecha próxima a la que indicó Cayce para la primera destrucción de la Atlántida.

    Las demás, en las que Cayce sitúa los cataclismos posteriores, concuerdan con las de los geólogos sobre las inversiones de los polos magnéticos, cambios climáticos, terremotos, períodos de actividad volcánica y extinciones, de forma que sus visiones que anticiparon muchos de éstos y de otros descubrimientos científicos, no parecen puramente imaginarias.
    Sus relatos sobre la utilización de alta tecnología, especialmente referida a cristales, resultaban hace tiempo más difíciles de aceptar, sobre todo cuando se refiere a ellos como acumuladores de información y energía para su uso posterior, pero hoy ya no resultan tan absurdos.

    En la misma línea de Cayce, el psíquico Dale Walker, ha indicado que los cristales se utilizaban para convertir la energía solar en electricidad... Su increíble poder y esplendor fue posible gracias a la ciencia de los cristales. El descubrimiento del uso de los cristales para controlar la increíble reacción energética entre materia y antimateria, dio lugar a los vuelos espaciales.

    Más detallado aún es el relato ofrecido por el psíquico Michael Gary Smith, según el cual éstos disponían de pantallas mágicas, en las que podían ver cuanto sucedía en cualquier punto de la Tierra. Asimismo poseían bolas de luz que se encendían y apagaban con un simple movimiento de la mano. Otro de los maravillosos inventos de esta civilización era un carro sin caballos que lanzaba un rayo de fuego, blanco por delante y rojo por detrás. Esta civilización creció hasta tal punto que disponían de barcos para llegar a casi cualquier punto de la tierra. Tampoco hay que olvidar los mágicos pájaros de plata donde la gente viajaba a través del cielo, a velocidades altísimas. Y más aún, existen indicios de que en la Atlántida había naves espaciales capaces de abandonar la atmósfera terrestre y llegar a la Luna y a otros planetas. Otro campo de la ciencia de la antigua Atlántida, era la posibilidad de crear seres humanos iguales a nosotros y el uso de máquinas mentales subatómicas.

    Una tecnología tan puntera tenía que ir inevitablemente acompañada de una medicina muy avanzada. Según él, tenían un pequeño instrumento que cabía en la palma de la mano del paciente y consistía en un cristal con una capucha de cobre en cada extremo: El médico podía leer el color del aura o del campo biomagnético del paciente mediante este cristal y diagnosticar la dolencia, explica Smith.

    DESTINOS PARALELOS.

    En este sentido, los informes de J. Z. Knight, convertida en canal del espíritu Atlante Ramtha, son muy elocuentes:

    Los Atlantes sabían como transformar la luz en energía pura mediante láser. Incluso tenían naves espaciales que funcionaban con luz, una ciencia que obtuvieron gracias a la intercomunicación con entidades de otros sistemas estelares... En sus experimentos con la luz, perforaron la capa de nubes que entonces rodeaba a vuestro planeta, como la que hoy circunda a Venus. Al perforarla, se produjeron grandes diluvios, quedando Lemuria y el norte de la Atlántida bajo un gran océano de hielo.

    Nuestros científicos trabajan hoy con energía nuclear, con partículas subatómicas y rayos láser. Hemos desarrollado máquinas a imagen de nuestro cerebro, desvelado los secretos de la genética y viajado a otros planetas... pero estamos destruyendo nuestro hábitat natural. Quizá la intención, inconsciente o no, de quienes nos hablan sobre la Atlántida y las causas que provocaron su destrucción, sea la de avisarnos del peligro de que a nuestra civilización le suceda lo mismo, por efecto del uso de la Ciencia sin el sentimiento del AMOR.
    Publicado por victorsalazar144




    http://recordando-estrellaanamaria.blogspot.com/2011/08/historia-secreta-de-la-atlantida.html

    nlucho77

    Masculino Mensajes : 7
    Fecha de inscripción : 05/07/2010
    Edad : 39
    Localización : Tenerife

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por nlucho77 el Vie Sep 02, 2011 9:06 pm

    Hola amigos busquen estas coordenadas en el Google Earth, al introducirlas los acercara demaciado, con la rueda del raton alejen la imagen gradualmente hasta que descubran lo que hay ahi...

    45 30 52.31 N 44 46 36.04 W caminos?

    31 21 44.32 N 24 26 40.61 W ciudad?

    30 13 37.79 N 17 58 20.78 W caminos entre islas

    Sahú Ari Merek
    Administrador General
    Administrador General

    Masculino Mensajes : 31577
    Fecha de inscripción : 17/09/2010
    Edad : 59
    Localización : Valle de Traslasierra-Argentina
    Empleo /Ocio : Terapeuta
    Humor : Siempre Positivo .

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Sahú Ari Merek el Vie Sep 02, 2011 9:33 pm

    Excelentes datos Lucho .
    Puedo ver con total claridad , calles , cuadras manzanas de un pueblo y caminos .
    Muchas gracias .


    _________________
    Es el objetivo de cada alma , fusionarse con la pureza de la mente en cada vida. 
     
    Sahú Ari Merek 


    Invitado
    Invitado

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Invitado el Vie Sep 02, 2011 9:48 pm

    increibles imagenes

    gracias por la info

    alien

    valro79
    Voluntario
    Voluntario

    Masculino Mensajes : 37
    Fecha de inscripción : 17/05/2011
    Edad : 37
    Localización : Villahermosa, Tabasco, Mexico
    Empleo /Ocio : Informatica

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por valro79 el Sáb Sep 03, 2011 9:13 am

    excelente se sigue comprobando la existencia de otras ciudades que quedaron bajo el agua en alguna epoca

    buenas imagenes

    valro79
    Voluntario
    Voluntario

    Masculino Mensajes : 37
    Fecha de inscripción : 17/05/2011
    Edad : 37
    Localización : Villahermosa, Tabasco, Mexico
    Empleo /Ocio : Informatica

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por valro79 el Sáb Sep 03, 2011 9:17 am

    esta ciudad si es que alguna vez lo fue, era bastante grande ¿no lo creen?

    nlucho77

    Masculino Mensajes : 7
    Fecha de inscripción : 05/07/2010
    Edad : 39
    Localización : Tenerife

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por nlucho77 el Sáb Sep 03, 2011 6:52 pm

    estas ciudades hundidas las vi por azar ya que vivo en tenerife y jugango con el google vi 1º los caminos y despues la ciudad y la comparativa del tamaño de tenerife con esa ciudad, la isla se queda pequeña

    Halfaro
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 25604
    Fecha de inscripción : 09/03/2011
    Edad : 42
    Localización : Talca - Chile
    Empleo /Ocio : Administrativo
    Humor : Optimista

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Halfaro el Lun Feb 06, 2012 11:50 am

    Vean esto..ya me extrañaba que no lo hicieran antes..en todo caso en la imagen nueva igual yo veo algo, claro que mas difuso.

    Falsificación por la superposición de datos
    Desaparece la Atlántida, ahora de Google Earth
    La nueva versión del programa elimina una gran red del fondo marino que parecía la legendaria ciudad
    Esta actualización ofrecerá una "visión más clara" del paisaje subterráneo de la Tierra
    Lunes, 6 de febrero del 2012 - 16:40h

    Google Earth ha sido actualizado para eliminar un patrón reticular que había hecho que se desataran los rumores de que la ciudad sumergida de la Atlántida había sido encontrada.


    La imagen de 2009 en el que parecía verse la ciudad perdida de la Atlántida en el fondo del oceáno.



    La imagen actualizada en el que Google Earth ofrece una visión más clara del paisaje subterráneo de la Tierra.

    En 2009 los usuarios de Google Earth descubrieron una gran red en el fondo marino que parecía la legendaria ciudad. Google se apresuró a explicar que la falsificación fue causada por la superposición de conjuntos de datos y que no habían descubierto la Atlántida. No obstante, el mapa se mantuvo hasta ahora.

    Esta semana, la empresa ha anunciado que para conmemorar su tercer aniversario ha lanzado una importante actualización que promete dar a los usuarios una “clara visión” del paisaje subterráneo de la Tierra.
    Tres años para actualizar los datos

    La nueva versión ha surgido de la colaboración de Google con el Instituto Scripps de Oceanografía, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), la Marina de los Estados Unidos, NGA y el GEBCO.

    Según David Sandwell, geofísico de Scripps, la versión original de Google Ocean contenía miles de errores relacionados con los datos archivados.

    “Los estudiantes han pasado los últimos tres años identificando y corrigiendo los errores y han añadido todos los datos recogidos por una ecosonda y archivados en el Centro Nacional de Datos Geofísicos, en Boulder, Colorado” ha explicado Sandwell.

    La nueva versión de Google Earth incluye imágenes más precisas de los océanos conseguidas a partir de los datos recogidos por los cruceros de investigación realizados en los últimos tres años.
    Herramienta para la investigación

    El mapa de Google ahora coincide con el mapa utilizado en la comunidad de investigación, lo que hace que el programa de Google Earth sea mucho más útil como una herramienta para la planificación de cruceros a zonas inexploradas.

    Durante siglos, la leyenda de la Atlántida ha crecido. Una ciudad de gran belleza, cultura y riqueza que se tragó el océano. Su localización sigue siendo una incógnita, ¿en el Mediterráneo, en el Atlántico? ¿Dónde estaba realmente la legendaria ciudad?

    Algunos afirman que sus ruinas se encuentran bajo las olas de la costa de Cornualles. Otros dicen que han sido encontrados en el Mar Negro. La imagen polémica captada por Google Earth estaba en el Atlántico.

    http://www.elperiodico.com/es/noticias/ciencia-y-tecnologia/desaparece-atlantida-ahora-google-earth-1391621


    Halfaro
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 25604
    Fecha de inscripción : 09/03/2011
    Edad : 42
    Localización : Talca - Chile
    Empleo /Ocio : Administrativo
    Humor : Optimista

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Halfaro el Jue Feb 16, 2012 8:55 am

    jueves 16 de febrero de 2012
    Atlantida y Lemuria, Culturas Madre de nuestro Mundo


    La Atlantida segun Platón

    Hace más de 10 mil años la geografía de la Tierra era diferente a como es en la actualidad. Existieron dos continentes más, uno de ellos ubicado en medio del océano Pacífico y que en las leyendas es conocido como "Tierra de Mu" o "Lemuria", y el otro ubicado en el océano Atlántico en el hemisferio norte y que corresponde a la legendaria "Atlántida".
    En cada uno de esos dos continentes habitaba una raza de hombres con una civilización muchísimo más avanzada que nuestra civilización actual y su poderío abarcaba todo el planeta.



    Esas dos razas fueron rivales en una lucha de poder que los llevó a protagonizar una terrible guerra, con poderosas naves aéreas y armas atómicas, que trajo una consecuencia fatal que fue el hundimiento de esos dos territorios bajo las aguas del océano, además del emergimiento de otras masas de tierra antes sumergidas provocando una modificación de la morfología en las costas de los continentes y un cambio climático global producto de la alteración del eje magnético de la Tierra. El día del desastre está descrito en la "Crónica de Akakor"* de Karl Brugger



    "...El crepúsculo cubría la superficie de la Tierra. El sol brillaba todavía, mas una bruma grisácea, grande y poderosa, comenzaba a oscurecer la luz del día. Signos extraños se mostraban en el cielo...

    Un sol rojo y un sendero negro se cruzaban entre sí. Negro, rojo, las cuatro esquinas de la Tierra estaban rojas...

    Las dos razas de dioses, comenzaron a disputar. Quemaron el mundo con calor solar y trataron de arrebatarse el poder la una a la otra...

    El curso de los ríos quedó alterado, y la altura de las montañas y la fuerza del sol cambiaron. Hubo continentes que quedaron inundados..."

    Además de la destrucción de Atlántida y Lemuria, la desolación llegó a las civilizaciones de los planetas Marte y Venus.

    La Isla de Pascua y sus alrededores es vestigio de la Tierra de Mu o Lemuria, asi como restos de la Atlántida han sido localizados bajo las aguas cerca de Bimini, frente a las costas de Florida, EE.UU.



    El "coronel" inglés James Churchward en 1868 descubrió en un templo-colegio en la India unas tablillas con inscripciones antiguas en bajo relieve. Se hizo asistente del Sumo Sacerdote para poder revisar los archivos secretos del templo donde se ocultaban las tablillas de arcilla, redactadas por los Naacales (Hermanos Santos), en la Madre Tierra desaparecida llamada Mu.
    Las Tablillas contaban la génesis del mundo y la historia de la sumersión de Mu, doce mil años antes de nuestra era.
    El pueblo de Mu llamábase Uighur y su capital se situaba en Asia. Su apogeo habria sido hace 75 mil años, pero el imperio se remontaría a 150 mil años y más. El coronel jamás brindó pruebas de la existencia de esas tablillas indostánicas.
    tro investigador, el profesor Koslov, bajo las ruinas de Khara-Khota en el desierto de Gobi encontró un sarcófago que tenía los emblemas de Mu: una M, el Tau y un círculo atravesado verticalmente por un diámetro.

    El escritor J.J. Benítez en su libro "Los Visitantes" cuenta la historia del científico Daniel W. Fry, quien fue abducido por una nave extraterrestre el 4 de Julio de 1959. Cuando el científico se encontraba abordo trató de memorizar cada detalle del interior de la nave, y le llamó mucho la atención un emblema grabado en el respaldo del asiento con una representación simplista de un árbol y una serpiente. Los seres se comunicaron en forma telepática con él y le dijeron lo siguiente:

    "Nuestros ancestros vivían en la Tierra, como se lo habrá imaginado al ver el emblema; estaban muy avanzados y vivían en el sitio que las leyendas de los terrestres llaman Lemuria o Mu. Por otra parte, el desarrollo científico del continente de la Atlántida también era muy avanzado, al extremo de que sus científicos aprendieron a manejar la energía atómica con más habilidad de la que ustedes tienen actualmente. Había cierta rivalidad entre ambas naciones y el desastre era inevitable..."





    http://despiertaalfuturo.blogspot.com/2012/02/atlantida-y-lemuria-culturas-madre-de.html


    BrianRS
    Voluntario Especial
    Voluntario Especial

    Masculino Mensajes : 128
    Fecha de inscripción : 04/09/2011
    Edad : 23
    Localización : España/Málaga
    Empleo /Ocio : Universitario
    Humor : Siempre de buen humor :D

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por BrianRS el Jue Feb 16, 2012 5:17 pm

    Un tema que siempre me ha despertado la curiosidad desde que era un crio Smile . Ojala algun dia conozcamos la verdad de lo que paso aunque sea un simple cachito.

    Saludos amigos ^^

    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por FranciscoBU el Lun Mar 05, 2012 6:44 pm

    El misterio de la Atlántida: Un interesante estudio de un español que asegura haberla encontrado.

    Mucho se ha hablado del mito de la Atlántida. ¿Mito o Realidad?. Numerosos intentos de búsqueda infructuosa, ubicaciones hipotéticas, expediciones frustradas, sin contar con todo aquello que como material de ficción ha empapado la cultura de la ficción, la novela y el celuloide en los últimos tiempos.

    I.Antecedentes científicos inmediatos.

    Sin embargo, pese a todos los esfuerzos por hallarla, hasta hace poco, muchos académicos, científicos, historiadores de diversas Universidades, han elaborado hipótesis e incluso financiado proyectos para localizarla.

    De todos ellos tal vez el intento más reciente haya sido el dirigido por el profesor Richard Freund de la Universidad de Hartford.

    En el proyecto de Freund, el objetivo versaba en analizar detalladamente las zonas próximas al Estrecho de Gibraltar y el Parque de Doñana en España, para intentar hallar los restos de la ciudad que Platón denominó Atlántida.

    Siguiendo a Platón, la ciudad debería ubicarse en un lugar próximo a las denominadas “Columnas de Hércules” que corresponden al actual Estrecho de Gibraltar. Por tanto, la hipótesis de Freund implicaba buscar a ambos lados del Estrecho, tanto en la zona Mediterránea como Atlántica.

    La idea de Freund, fue seguida muy de cerca por el Geofísico Paul Bauman de la WorleyParsons en Calgary y el Geógrafo Philip Reeder de la Universidad de Florida del Sur, proyecto que implicó un despliegue de recursos colectivo en el que participaron las autoridades españolas durante los años 2009 y 2010.

    Aunque, sin éxito, el proyecto de Bauman y su equipo, determinó una serie de anomalías que encajaban con la descripción de Platón hace 2800 años, sin que llegaran a encontrar los vestigios de la ciudad perdida.

    II.-Anomalías detectadas.

    La anomalía más interesante es la diferencia de profundidad entre el Mediterraneo y la zona Atlántica del Estrecho, anomalía que hace que la parte Atlántica pese a su extensión y proximidad al Estrecho, sea mucho menos profunda que la zona del Mediterráneo y el hallazgo de que a finales de la Última Glaciación, la de Würm, la placa de hielo continental que unía el Estrecho con África permitía diferencias en el nivel del Atlántico respecto del Mediterráneo de hasta -95 metros. La Placa de hielo, actuaba como una especie de dique natural que separaba ambos mares, y pese a que la zona del mediterráneo era más profunda, también el nivel del mar estaba por debajo del nivel de la Orilla Atlántica.

    Si el deshielo de esa capa fue súbito, pudo haberse inundado súbitamente y sumergido bajo las aguas en un día, tal y como sugería Platón. En tal caso, el impacto repercutiría a las zonas próximas al Mar Egeo y generaría el mismo efecto en el Mar Negro, como efecto de arrastre, por lo que únicamente quedarían en la superficie, aquellos territorios que estuvieran elevados.

    Siguiendo esta hipótesis, todo apunta a leer a Solón, que complementa a Platón.

    III.-Leyendo a Solón.

    Si seguimos a Solón, podemos deducir que:

    La historia de la Atlántida -se afirma— comenzó nueve mil años antes de que ocurriera el encuentro entre Solón y el sacerdote egipcio que trae consigo el relato. Se trata de ligar la propuesta platónica de comunidad política con una tradición griega antiquísima cuyo carácter remoto y ancestral vienen a enfatizar la autoridad de Solón y la sabiduría egipcia. El relato revela incluso cómo las prudentes instituciones egipcias dependen de un saber ateniense aún más antiguo, que sin embargo está vedado a los griegos por razones metereológicas o cósmicas: terremotos, maremotos y cataclismos diversos destruyen cíclicamente las civilizaciones, que —por perder la memoria de la escritura— pierden todos los registros de su historia primigenia. “Los griegos son siempre niños”, dice el egipcio a Solón: no reconocen su historia a lo largo del tiempo y desconocen lo ocurrido cuando Atenas enfrentó a la impetuosa Atlántida.

    Curiosa remisión de Solón.

    Una de las claves implica que los Egipcios no llegaron a traspasar al Atlántico, lo que ubicaría el continente perdido en el ámbito de influencia del Mediterráneo.

    Si tomamos en cuenta que a Solón, este relato se lo transmitió el Sacerdote Egipcio, resalta la mención de que los “Griegos” olvidaran su historia antigua. De alguna manera, hubo Guerras entre la Atlántida y la Grecia antigua, 9.000 años antes de que el Sacerdote Egipcio le transmitiera a Solón este “Secreto”.

    IV.-La desaparición de la Atlántida.

    La actividad volcánica, las reversiones geomagnéticas y el deshielo en las glaciaciones están bastante relacionados entre sí, según los últimos datos, tal y como vimos en STV22022012, algo que Platón y Solón ya comentaban.

    La cuestión de las diferencias de nivel entre los mares en los periodos finales de la Glaciación, explica igualmente el proceso de salinización del Mar Negro.

    La Salinización del Mar Negro. Las pruebas de Carbono 14 realizadas en diversos puntos sedimentarios del Mar Negro, indican que éste era de agua dulce en datación de unos 7.500 Años. Si tenemos en cuenta los relatos de Platón, hace 2.800 años, los datos parecen encajar.

    Igualmente encajan los datos con el nivel del Mar a finales de la Glaciación Würm, tal y como vimos en STV22022012.

    V.-Evidencias “Clave” que apuntan a la ubicación de la Atlántida.

    Pero sin duda, la mejor recopilación de evidencias clave que apuntan a la ubicación de la Atlántida, es obra de un Español: Paulino Zamarro Sanz, Ingeniero Técnico en Química Industrial y Experto en Medioambiente. En su obra Del Estrecho de Gibraltar a la Atlántida (Cuya lectura recomendamos), expone con un exquisito rigor, las claves para la ubicación del “Continente Perdido de Platón”.



    Reproducimos seguidamente un breve resumen de las claves fundamentales que sostienen la teoría de Zamorano Sanz:

    A.-Formación de la Atlántida.

    1º.-Las lenguas ibéricas, el vasco, el etrusco y el bereber, presentan una serie de similitudes fundamentales que sólo se explican mediante un claro contacto entre dichos pueblos. Estas similitudes se explican tan sólo con un nexo de facilitación de las migraciones. La Unión del Continente africano con el Europeo desde la Placa de Hielo de Gibraltar, explicaría ese nexo de unión. Las épocas encajan y también los vestigios encontrados en el estudio de la última fase de la Glaciación Würm.

    2º.-Los vestigios hallados en los datos correspondientes a la época referida por Solón y Platón, (Última fase Würm) muestran una diferencia de nivel de -95 metros entre el Mediteráneo y el Océano Atlántico, algo que únicamente sería posible si existiera esa placa de hielo. En el mismo sentido las conclusiones del Team de Paul Bauman, ya citado anteriormente.

    3º.-La colmatación de materiales, sedimentos para la formación del Istmo de la Atlántida, parece un proceso sedimentario de las cuencas de los ríos Guadiana y Guadalquivir. La formación de la unión de Cádiz y San Fernando, es análoga a la colmatación histórica del Lago Ligur. Igualmente sucede con la formación del Coto de Doñana, o la Rábida, etc…

    4º.-Estabilización de niveles óptimos por sedimentación en el Mediterráneo estaba a -95 metros del nivel actual, lo que facilitaría la formación del Istmo de la Atlántida que tendría unos 5.300Km2. Esta Isla tendría cimas que serían las actuales Islas Cícladas del Mar Egeo, el resto serían llanuras sedimentadas. Las mareas y los vientos de Levante y Poniente que azotan el Estrecho, llegarían a facilitar sedimentación de una anchura máxima de 30Km en el Istmo Atlante.

    B.-Desaparición de la Atlántida:

    1º.-Ruptura del istmo: El deshielo progresivo fue nivelando lentamente haciendo comer terreno, rompiendo las llanuras de la Atlántida e inundándola progresivamente. De ahí la canalización descrita en fases intermedias anteriores a su desaparición. La Actividad Sísmica y la Ruptura definitiva del Hielo del Estrecho, produjo un súbito Tsunami que inundó definitivamente el Istmo de forma brusca e inundó también el Mar Negro que dejó de ser un Mar de agua dulce, para convertirse en un mar de agua Salada.

    2º.-Duración del proceso, tal y como señala Zamorano, para estimar su duración, se han realizado cálculos hidráulicos, en función de las velocidades del flujo circulante y de los perfiles mínimos de los estrechos de Gibraltar y del Bósforo. De dichos cálculos se deduce que, para llenar el Mediterráneo se necesitaron 39 días y para llenar el mar Negro unos 13 meses, si bien las zonas llanas de la Atlántida debieron tardar en desaparecer bajo las aguas tan solo 2 o 3 días.

    3º.-Datación: Siguiendo a Zamorano, Se han realizado estudios oceanográficos y pruebas del carbono 14 en los sedimentos del mar Negro, gracias a los cuales se puede determinar cuándo cambió este mar de salinidad. De acuerdo con dichas pruebas, estos hechos debieron ocurrir hace aproximadamente 7500 años.

    Recreación de la ubicación del Istmo de la Atlántida



    Saquen sus propias conclusiones.

    Bibliografía recomendada.

    CAMERON, A. (1983) “Crantor and Posidonius on Atlantis”, CQ 33, 1: 81-91.

    GILL, Ch. (1977) “The genre of the Atlantis Story”, CPh. 72, 4: 287-304.

    GILL, Ch. (1979) “Plato’s Atlantis story and the birth of fiction”, Philosophy and Literature 3: 64-78.

    GRIFFITHS. J.G. (1985) “Atlantis and Egypt”, Historia 34: 3-28.

    ROSENMEYER, T:G. (1956) “Plato ́s Atlantis myth. Timaeus or Critias?”, The Phoenix 10 (4): 163-172.

    VIDAL-NAQUET, P. (1964) “Ahènes et l’Atlantide. Structure et signification d’un mythe platonicien”, REG 77: 420-444.

    ZAMORANO SANZ, PAULINO. Del Estrecho de Gibraltar a la Atlántida

    StarViewerTeam International 2012.

    http://starviewer.wordpress.com/2012/03/05/el-misterio-de-la-atlantida-un-interesante-estudio-de-un-espanol-que-asegura-haberla-encontrado/


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    queli
    Voluntario Líder
    Voluntario Líder

    Femenino Mensajes : 369
    Fecha de inscripción : 15/09/2010
    Edad : 46
    Localización : Rada Tilly, Chubut Argentina

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por queli el Mar Mar 06, 2012 6:36 pm

    º.-Las lenguas ibéricas, el vasco, el etrusco y el bereber, presentan una serie de similitudes fundamentales que sólo se explican mediante un claro contacto entre dichos pueblos. Estas similitudes se explican tan sólo con un nexo de facilitación de las migraciones. La Unión del Continente africano con el Europeo desde la Placa de Hielo de Gibraltar, explicaría ese nexo de unión. Las épocas encajan y también los vestigios encontrados en el estudio de la última fase de la Glaciación Würm.

    Me encantó este post Fran!!! excelente!! Mi mamá que hoy tendría 87 años era vasca de Guipuzcoa y siempre nos decía "los vascos somos descendientes de los atlantes"...parece que la escucho...y nosotros nos reíamos. Pero ya no me río más. Un abrazo Wink

    queli
    Voluntario Líder
    Voluntario Líder

    Femenino Mensajes : 369
    Fecha de inscripción : 15/09/2010
    Edad : 46
    Localización : Rada Tilly, Chubut Argentina

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por queli el Mar Mar 06, 2012 7:41 pm

    LA ATLÁNTIDA TARTÉSSICA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA



    Por Luisa Alba

    Surgen a la luz las primeras evidencias de la existencia de una civilización, anterior a la Ibera, que se desarrolló hace mas de 10.000 años en los territorios de las antiguas Tartessos y Libia (norte de África) Este pueblo fue capaz de expandir su cultura al crear colonias en África, Norte de Europa y Oriente llegando incluso a América gracias al alto desarrollo que poseía de los sistemas de navegación de ultramar y a la existencia de islotes (dorsal atlántica) entre las Azores, Canarias y las Antillas. Parte de ella pereció bajo las aguas tras una gran inundación acaecida hacia el 9500 a. C. ¿Fue esta civilización la Atlántida que relata Platón? Un grupo de investigadores así lo creen y deducen que todas las civilizaciones posteriores al 10000 a C. tales como la egipcia, etrusca, fenicia, griega y romana, etc. han derivado de ella.

    La revisión de algunos restos arqueológicos preibéricos y la traducción correcta de los textos de Platón (Timeo y Critias) han permitido localizar la Atlántida en la Península Ibérica y en el norte África así como a su capital, Atlántis, enterrada hoy bajo las aguas del estrecho de Gibraltar.

    La localización de la Atlántida, además de resolver el enigma del mito, nos acerca a la antesala de nuestros orígenes ya que en todos los textos en los que se alude ala Atlántida la refieren como el lugar en donde habitaron los primeros mortales, junto a los dioses, en los confines del mundo conocido: el Occidente. Estas referencias míticas cobran una dimensión nueva ante los resultados obtenidos de estudios del ADN de diferentes poblaciones que confirman que toda la humanidad procede de un mismo tronco común y, presumiblemente, de un mismo lugar: Occidente.

    Tras las huellas de la Atlántida
    La existencia de la Atlántida nunca ha sido descartada por los historiadores, pese a la carga literaria y mítica que pueda serle atribuida, pues también la Troya de Homero se creía producto de la fantasía hasta que el arqueólogo Heinrich Schliemann la descubrió en 1903.

    Herodoto, Estrabón, Séneca, Filón de Alejandría y otros eruditos, así como diversos textos religiosos y legendarios (Libro de los Muertos, Biblia, etc.) dejaron testimonios abundantes a cerca de un continente, situado en las proximidades del Atlántico, en el Oeste, desaparecido tras una gran inundación. Lo mas sorprendente es que también se haga referencia a él en las leyendas bosquimanas y en las tradiciones de mas de 130 tribus americanas, ubicándolo en este caso en Oriente (Iberia y Libia). En el Popol Vuh, libro sagrado de los mayas, se menciona un lugar de oriente, del cual procedían los padres del pueblo maya y al que debían viajar -cruzando el mar- sus grandes sacerdotes para ser investidos como tales.

    La inundación que asoló este continente -la Atlántida- fue, presumiblemente, el diluvio del que se habla en mas de 600 relatos mitológicos de todo el mundo incluido el del Nuevo Testamento. Los geólogos norteamericanos Wiliam Ryan y Walter Pitman han probado que el Diluvio fue un acontecimiento real ocurrido al final de la última era glacial -sobre 9.500 años a. C.- y que junto a otros cataclismos derivados del cambio climático y de alteraciones tectónicas, transformaron la anatomía del planeta, sumergiendo unas tierras y elevando a la superficie otras. Sólo el 1% de la población consiguió sobrevivir. Estos datos están aceptados por la comunidad científica internacional.

    Los restos arqueológicos del territorio no sumergido fueron catapultados bajo las construcciones de las ciudades de los nuevos pueblos. Muchos de los supervivientes de estos cataclismos emigraron hacia otras latitudes conservando el recuerdo de su antigua civilización y proyectándola en los mitos y leyendas, en la religión, en la arquitectura… en definitiva, generando las grandes culturas de la antigüedad. El descubrimiento de una civilización anterior a la ibérica, en España y norte de Africa, plantea la posibilidad de que ésta fuese la Atlántida.

    De probarse esta tesis, defendida por prestigiosos historiadores, arqueólogos, geólogos y filólogos, tales como Jorge Rivero Meneses, Jorge Díaz, Marquez Triguero etc., la humanidad inteligente y por consiguiente la civilización, por el contrario de lo que hasta hoy la historia y la ciencia han defendido, habría surgido en Occidente y, desde ahí, se hubiera expandido hacia Oriente De esta matriz primigenia, la Atlántida, derivarían las civilizaciones egipcia, mesopotamica, celta, maya, azteca etc., teoría que justificaría las analogías existentes entre todas las culturas de la humanidad pese a las distancias espacio-temporales que media entre ellas.



    La Atlántida en España: Un enigma desvelado
    En opinión de Jorge Rivero Meneses, J. Díaz, Gonzalez Cravioto, Maxine Asher -entre otros investigadores- la Atlántida siempre ha estado ahí, delante de todos; pero sin embargo ha pasado desapercibida hasta hoy debido a que la traducción incorrecta de los textos de Platón- pieza clave para su localización- ha inducido a que fuese buscada en los lugares mas dispares y alejados.

    La nueva traducción de los textos platónicos originales, efectuada por un equipo de filólogos, describe la posición exacta del continente atlánte en la península ibérica y en la antigua Libia ( Norte de Africa). El epigrafista y arqueólogo Jorge Díaz así lo afirma: “ambos territorios, Iberia y Libia, estaban unidos por un archipiélago de islas y debió tener una extensión total aproximada de 600.000 km. ya que, en la sección 24 del Timeo, se recoge: 'y esta península junto a Libia era del mismo tamaño que Asia'. Mas adelante el mismo texto explica: '… su capital, Atlántis, se encontraba en un archipiélago, frente a las columnas de Hércules' . Parte de la Arlántida desapareció a partir del momento en que su capital, emplazada en el antiguo archipiélago existente en el estrecho de Gibraltar, se sumergió en el mar, hace aproximadamente unos 9.500 años, tras las inundaciones de la última glaciación”.

    En las antiguas traducciones que se hicieron de los textos de Platón se produjeron tres errores fundamentales: El primero consistió en traducir la palabra griega “pélagos” como océano, en vez de cómo marisma o archipiélago, que son sus acepciones en griego, por lo que se intentó siempre buscar la Atlántida en un gran océano. Pero Platón se refirió siempre a un archipiélago ya que la traducción correcta sería : “… En aquella época, se podía atravesar aquel archipiélago dado que había una isla delante de la desembocadura que vosotros llamáis columnas de Heracles”. Después añade: “… y la Atlantis-isla, su capital, desapareció bajo el mar (zálattes) hundiéndose. Por ello aun ahora el "piélago” es allí intransitable porque lo impide el fango y los bajos que la isla allí asentada produce”. En griego existe un termino para mar que es zálattas, otro para archipiélago que es pélagos y otro para océano (okeanos).

    El segundo error cometido por los buscadores de la Atlántida fue el considerarla una isla. La única voz que utilizó Platón para identificarla geográficamente fue la de "nésos de pantas” que significa "península". En las ocasiones en que se refiere a una isla (nêsos), lo hace para nombrar a su capital, la isla Atlántis, la Hierópolis o ciudad sagrada que según describe Platón, se encontraba frente a las costas de Libia y a los pies de las columnas de Hércules (estrecho de Gibraltar).

    En el Kritias, Platón comenta que los nombres atlántes fueron traducidos al egipcio y que Solón lo hizo a su vez al griego; de esta forma puede seguirse la pista de los nombres de sus territorios, además de extraer un amplio vocabulario, pudiendo conformar un abecedario atlánte, a modo de piedra de Rosetta.

    Del estudio filológico se deduce que la palabra "Atlas" -en las lenguas indoiranias, ibérica, griega, bereber, euskera, azteca, maya, etc...- significa “espacio intermedio”; por lo que Atlántis -la capital- significaría “ la ciudad del espacio intermedio”. Pero este estudio filológico ha deparado otras sorpresas, que ya habían intuido investigadores como Amador de los Ríos y Adolf Schulten y es que la Atlántida y el antiguo reino de Tartessos fueron una misma civilización y si la historia convencional ha aceptado la existencia del reino de Tartessos, demostrada la identificación de ambas civilizaciones debería aceptarse la existencia de la Atlántida como hecho histórico.

    Tharsis, la capital del reino de los tartessos (los primeros habitantes que ocuparon antes que los iberos el sudeste peninsular) significa, en lengua tartessica, también “espacio intermedio” y, al igual que la Atlántis mítica, desapareció bajo el mar. Para los historiadores y arqueólogos siempre ha sido un enigma la cultura de los Tartessos, entre otras causas por no poder ser ubicada satisfactoriamente en el tiempo, dado el anacronismo histórico que supone la existencia de una civilización tan altamente desarrollada como la de los tartessos en épocas protoegipcias y a la que en numerosos textos religiosos e históricos de la antigüedad se la refiere como a un antiquísimo reino. De los tartessos existen pocos restos arqueológicos, más aún cuando su capital desapareció bajo el mar.

    El paralelismo entre la histórica Tharsis y la legendaria Atlantis, ha quedado manifiesto por lo que algunos historiadores afirman que sus nombres son topónimos que se refieren a la misma ciudad. Los filólogos Ribero Meneses, J. Alonso y Arnaiz señalan además que el término ”Atlantida” es una variante helénica de la palabra “Atlastan” que, en lengua protoibérica, significa “país o región” por lo que: Atlántida se traduciría como “ el país de los atlántes” o también podría traducirse como “el país de los tartessos” dado que Tharsis y Atlántis, fueron la misma capital.

    Restos arqueológicos atlantes en España
    Si aceptamos la teoría de que Tharsis o Atlantis se refieren a la misma ciudad (la capital de la Atlántida) y que, por consiguiente, los tartessos fueron atlántes y los supervivientes directos de estos tras la gran inundación del 9500, las huellas arqueológicas serían numerosas. Los extraordinarios tesoros de Carambolo, Lebrija y Aliseda, -catalogados como tartessicos- serían fieles exponentes del grado de evolución atlánte). De la Atlántida quedó como residuo la civilización tartessica que trascendió a la historia: de ella surgiría la ibérica que decaería después con la invasión cartaginesa (500 a. C.). Según Schulten muchos de los restos arqueológicos atlántes o tartessicos quedaron sepultados bajo el mar y bajo las nuevas ciudades prerromanas por lo que muchos de estos han sido confundidos con iberos, fenicios o romanos.

    Existen suficientes evidencias arqueológicas en toda España y en el norte de Africa que atestiguan que estos pudieron ser los territorios atlántes. Según el arqueólogo Jorge Diaz, el Acueducto de Segovia, el Arco de Medinaceli, las murallas de Carmona, entre otros muchos monumentos, son vestigios atlántes ya que la juntura de los bloques de estas construcciones se encuentran fundidas de tal manera que no se advierte la unión entre ellos. En los monumentos de granito para que se produzca este fenómeno de erosión y compactación, hasta hacer que desaparezcan las uniones entre los bloques, se necesita un tiempo superior a los 12.000 años. El acueducto de Segovia (en donde, además, aparecen inscripciones en grafía tartésica) no pudo ser nunca una construcción romana, sino anterior porque los romanos construyeron su primer acueducto trescientos años después de la dominación de Hispania. Manuel Bendala, historiador de la Universidad Autónoma de Madrid, afirma que Hispania estaba ya totalmente urbanizada antes de la llegada de los romanos.

    Jorge Diaz comenta: "el descubrimiento de la Atlántida no consistía pues en hallarla bajo el mar sino simplemente en reconocer las evidencias dejadas en las regiones que no se hundieron".

    Los Toros de Guisando, la dama de Elche o la de Baza, entre otras esculturas que han sido valoradas como ibéricas, celtas o romanas han sido catalogadas también como atlántes ya que recientes estudios las sitúan en el periodo preibérico, es decir: en el tartessico o atlánte.

    Las famosas Torres de Hércules parecen haber sido localizadas en un tramo costero entre Cádiz y Huelva por el geólogo y arqueólogo Esteban Marquez Triguero, el cual afirma que los restos de las columnas de Hércules debieron estar situadas sobre la elevada plataforma costera pero que, debido a los movimientos de basculación de la costa y a la transgresión marina, se hallan hoy en gran parte bajo las aguas y a gran distancia de la cornisa atlántica.

    En la costa atlántica del norte de Marruecos se alzan las ruinas de la ciudad megalítica de Lixus cuya fundación se remonta en torno a los diez mil años de antigüedad ya que en sus murallas ciclópeas se ha producido el mismo fenómeno de compactación que en el acueducto de Segovia. Sobre Lixus se asentaron diferentes pueblos del ámbito mediterráneo como el mauritano, cartaginés, fenicio y romano. El arqueólogo Sergio Navas opina que Lixus es el vestigio atlánte en la antigua Libia.

    Los primeros testimonios escritos de Lixus aparecen con Herodoto, Estrabón y Plinio que llegaron a identificarla con el jardín de las Hespérides. Muy cerca de Lixus se han encontrado restos humanos sorprendentes: unos esqueletos de sapiens, de edades comprendidas entre los diez y doce años y con una antigüedad de 20.000 años; estos esqueletos miden aproximadamente entre 2 y 2´50 metros. ¿Pudieran ser los restos de los antiguos gigantes de los que hablan las leyendas? Esta excavación, que aún está en sus inicios, deparará muchas sorpresas.

    La arqueóloga inglesa Elena Whishaw (directora de la Asociación para La Investigación del Antiguo Mediterráneo) afirma haber localizado los restos sumergidos de la capital de la Atlántida, en las costas de Cádiz, a unos 120 pies de la orilla. Semienterrados por bancos de almejas, arenas movedizas y otros sedimentos acumulados durante los diez mil años transcurridos. En su opinión, "las marismas cercanas a Huelva son las huellas de la gran inundación, incluso las inscripciones tartésicas de Gibraltar muestran a hombres subiendo a botes intentando sobrevivir".

    "Después de las grandes inundaciones y cataclismos que se desencadenaron tras la última glaciación -comenta E. Whishaw- se produjo una diáspora humana hacia los lugares mas protegidos. Los supervivientes se refugiaron en su mayoría en los Pirineos y en el norte de la Península, viviendo en las cuevas, en condiciones de extrema precariedad. Estos hombres fueron los autores de las extraordinarias pinturas rupestres. Los vascos pueden ser descendientes de aquellos supervivientes atlántes que han conseguido mantener un recuerdo mas vivo de su ascendencia debido al aislamiento geográfico e histórico . Esto explica que el euskera esté ligado a la lengua tartésica y sus mitos hablen de la Atlántida. Cuando cesaron las lluvias y las aguas bajaron el nivel hubo una segunda ocupación del sudeste peninsular por los descendientes de los antiguos tartessos-atlantes, constituyendo la segunda civilización de Tartessos muy diluida después entre los iberos."

    Exploraciones submarinas realizadas por un equipo dirigido por esta arqueóloga han mostrado los restos de una enorme ciudad sumergida en los fondos marinos del estrecho de Gibraltar, entre Huelva y Cadiz. Se han estudiado las fotografías tridimensionales obtenidas por satélite, realizadas con filtros infrarrojos y ultravioletas. En ellas se observan restos de estructuras de edificios y trazados de calles y recintos en forma de pirámides escalonadas. Todo un hallazgo pendiente aun de evaluar.

    La Atlántida: El origen de la humanidad
    Contra los dogmas científicos convencionales surgen nuevas teorías que sostienen que la humanidad racional nació en Occidente y que después se expandió hacia otros territorios.

    El Instituto de Antropología de la Universidad de Zurich ha probado que la humanidad racional se ha derivado de un tronco genético distinto al de todas las poblaciones de homínidos. Por otra parte, el departamento de Biología Molecular de la Universidad de Yale confirma el origen común de la especie humana, dimanada de un tronco único. Un equipo de genetístas de la Universidad de Oxford dirigido por Brian Sykes, identificó los siete linajes mas antiguos que intervinieron en las formaciones poblaciones de Asia, América y Europa; estos grupos eran originarios de España y norte de Africa.

    En Xinkiang, China, se han descubierto 115 cuerpos momificados originarios del Occidente de Europa, con una antigüedad de mas de 4000 años y que, según estudios de ADN, constituyeron la base poblacional de aquel territorio. Los análisis de ADN realizados por la Universidad de Stanford ponen de manifiesto que los descendientes directos del homo de Cromagnon (el homo sapiens sapiens) son los habitantes de la Península Ibérica y Norte de África. Ribero Meneses añade: "Los restos humanos hallados en Atapuerca ponen de manifiesto el papel preeminente que la península ibérica ha jugado en la génesis de la Humanidad".

    A causa de los acontecimientos del último periodo glacial, hace unos 11.000 años, se produjeron sucesivas oleadas migratorias que partiendo de España poblaron las regiones centrales y septentrionales de Europa, que habían estado anteriormente cubiertas por los hielos. Este suceso ha sido refrendado por los estudios efectuados por el departamento de Biología Molecular de Yale, que prueban que hubo una expansión poblacional desde la península ibérica hacia las regiones deshabitadas del Norte y Centro de Europa. El sarcófago descubierto en Londres en 1998 conteniendo los restos de una mujer -la primera pobladora de Gran Bretaña- demostró mediante análisis de ADN su origen vasco. Esto unido a las evidencias toponímicas permiten establecer el origen común de las poblaciones europeas e ibéricas.

    Estudios filológicos comparativos entre las lenguas tartesica, ibéra y el euskera, realizados por Arnais y J. Alonso, evidencian que el euskera es la descendiente directa de la lengua tartessica. Más aún ,el filólogo J. Ribero Meneses afirma que: "el euskera es el último vestigio vivo de la lengua atlánte, de la cual derivaron, la lengua ibérica, las lenguas romances, el griego, las indoirania e indoeuropeas. Una placa de bronce hallada en Bembibre confirma mis tesis respecto a la existencia del castellano ya en época romana. Basta con realizar un análisis toponímico para constatarlo. También fue el origen de las lenguas precolombinas, aztecas y mayas."

    Se da el hecho curioso que muchos sacerdotes vascos durante la colonización americana podían entenderse en euskera con los indios nativos. Aún en el Atlas africano y en zonas de Asia se habla un euskera arcaico o tartesico, es decir: atlante. El director de la Biblioteca Nacional, Luis Alberto de Cuenca, afirma que: "el euskera es la base del castellano y posiblemente de las lenguas romances". Por su parte, Antonio Arnaiz Villena, tras realizar un estudio comparativo entre las lenguas mediterráneas, euskera y egipcia, llega también a la conclusión de que el euskera es una lengua primigenia anterior a la egipcia.

    Que una civilización preibérica, -la tartesica o atlante- haya sido la cuna de la humanidad, el origen de las grandes culturas de la antigüedad lo corroboran numerosos vestigios tanto científicos, como históricos o arqueológicos. En Mérida y en Gibraltar, por ejemplo, se han encontrado sendos santuarios protohistóricos de origen preibéricos dedicados respectivamente a Mitra y a Melkart construidos con anterioridad al florecimiento de las culturas persa y fenicia. La manifiesta influencia tartesica en Egipto y la referencia que los egipcios hacen del “país de Punt” el lugar de procedencia de los invasores herreros llegados del occidente que dieron origen a las primeras poblaciones predinasticas nos remite a oleadas migratorias y al trasvase a otras tierras de una cultura que floreció en un lugar que la leyenda histórica llamó Atlántida.

    Los Atlantes españoles poblaron la Tierra
    No pudieron darse entre los continentes europeo, africano, asiático y americano las evidentes analogías culturales, de no haber existido una cultura primigenia; y si esta civilización preibérica pudo expandir su cultura tuvo que haber practicado la navegación de ultramar. El enorme petroglifo de Santa María de Oia (sudeste de Galicia) descubierto por Pablo Noboa y J. San Román, representa un barco semejante a los barcos egipcios usados durante el Imperio Antiguo (2619-2150 a.C.) pero está fechado en unos 8000 ó 9.000 años a. C. Esto significa que los habitantes de Iberia conocían un sistema de navegación( adoptado después por los egipcios) capaz de atravesar océanos, en pleno Neolítico, mientras que ni Egipto, ni en Sumeria habían surgido siquiera como civilización.

    Según el geógrafo holandés Marten Van Hoek, los atlántes debieron navegar en dirección noreste ya que, desde hace mas de 10.000 años, las corrientes del océano atlántico establecen un curso circular hacia la derecha como las manecillas de un reloj. Con salida desde Iberia arribarían a las Azores y desde ahí partirían llegando por las propias corrientes norecuatoriales a las costas africanas occidentales, a Canarias y Cabo Verde, desde donde zarparían hacia América y, a la inversa, hacia Bretaña.

    El biólogo Antonio Torroni confirma tras un estudio poblacional, que una gran migración se produjo desde la Península Ibérica hacia las Islas Británicas hace alrededor de 10.000 años. Dennis Stanford y Bruce Bradley, del Instituto Smithsoniam de Estados Unidos, sostienen que pueblos procedentes de la Península Ibérica llegaron a América hace 18.000 años, afirmando que: “en cuevas de Cantabria, Andalucía o Levante se han encontrado puntas de lanza semejantes a las norteamericanas de la cultura Clovis y los recientes hallazgos de fósiles humanos en Alaska y estado de Washington sugieren que los colonizadores del continente americano proceden del sudeste europeo, que paralelamente emigraron también a las áreas más septentrionales del continente asiático.”

    La Atlántida madre del culto solar universal
    En un pasaje del Critias se lee: "Neptuno fortificó la colina aislándola de todo lo que la rodeaba por medio de dos anillos de agua y tres de tierra. A partir del mar cavaron un canal que desembocaba en la cintura exterior de la ciudad en el centro de la isla . Para transportar por agua a la ciudad los maderos de las montañas y los diversos productos de cada estación, se había hecho que las diversas trincheras se comunicaran entre si y con la ciudad por canales transversales…"

    Por tanto, el esquema de la ciudad de la Atlántida lo constituyen cinco anillos concéntricos rodeando a un enclave central, conectado con el exterior por un canal; el mismo esquema que encontramos en los petroglifos hallados en toda la costa atlántica, en ambos lados del océano, con mayor abundancia en la franja costera desde las islas Británicas hasta el norte de Portugal.

    Las construcciones megalíticas de planta circular y las de plantas circulares concéntricas ponen de manifiesto la influencia de esta primigenia civilización, supuestamente atlánte, como madre de las culturas conocidas. En la cuenca del Caribe, costas atlánticas de Norteamérica, México etc. se han hallado círculos megalíticos concéntricos y petroglifos de anillos concéntricos con núcleo central y canal semejantes al esquema atlánte que describiese Platón En México, la pirámide circular de Cuicuilco, está cubierta por una capa de lava de entre 6 y 8 metros de espesor como consecuencia de la erupción del volcán Xitle ocurrida hace unos 8000 años a.C.

    La forma circular concéntrica se relaciona con el culto solar, presente en todas las culturas. En Egipto el disco solar (Atón) era representado por uno o varios círculos concéntricos con un punto en el centro.

    Entrevista con el arqueólogo e historiador Francisco Benavent

    -¿Existen fundamentos para establecer que hubo una civilización primigenia?
    -Sí. Los resultados de distintas ramas de la Ciencia sustentan por separado la hipótesis que la civilización nació en el Sáhara y Península Ibérica y se fue propagando a través de los movimientos migratorios provocados por su desertización al finalizar la glaciación de Würm. Las evidencias las aportan: La propia arqueología (1), a través de los restos y yacimientos estudiados en el Sáhara, y los estudios de Escacena-Carrasco de 1996 en la desembocadura del Guadalquivir, que descubren allí restos de bóvidos y gatos de procedencia africana, y ponen de manifiesto la similitud de la cerámica y la domesticación de animales con la cultura egipcia predinástica de El-Badari: la Genética (2), que utilizando halotipos HLA demuestra que gran parte de los genes de las poblaciones de los países mediterráneos son de procedencia norteafricana; la Biología (3), que ha identificado restos de bayas y semillas de origen africano en estos mismos países; la Lingüística (4), dónde utilizado como “piedra de Roseta” un solo lenguaje, el euskera o preibérico, se pueden interpretar gran parte de los textos hallados en la cuenca mediterránea, indoeuropea y américana; la Historia del Arte (5), que pone de manifiesto las claras concomitancias entre las pinturas rupestres del Tassili y del Levante español; el estudio comparado de las Religiones (6), que evidencia la existencia de una religión común, denominada “Puerta de la Oscuridad”; la Meteorología (7), que explica la desertización del Sáhara como consecuencia de la desaparición de la masa glacial de Escandinavia y Norteamérica; y últimamente las técnicas aeroespaciales de teledetección (Cool (prospección por radar), que han permitido obtener “radiografías” del territorio sahariano que muestran que hubo grandes ríos y lagos en toda esta zona.

    -¿Existen argumentos para probar la existencia de la Atlántida?
    En realidad sólo existen referencias poco concretas sobre la Atlántida en la obra de Platón, informaciones difusas en fuentes de la antigüedad. Solo hallazgos arqueológicos podrían refrendarlas.

    -¿Puede ser el reino de Tartessos la mítica Atlántida?
    El profesor Schulten, en su libro “Tartessos”, se inclina a pensar que la civilización tartésica tuvo sus raíces en Libia, y que se benefició de las antiquísimas culturas norteafricanas. Escribió que “quizás” Tartessos tuvo que ver con la Atlántida, estableciendo a título de hipótesis una variada lista de concomitancias. Las costumbres, las tradiciones, la lengua, la religión y el arte de los tartessos permiten identificarlos como herederos de un mismo pueblo común o muy relacionado con el que habitaba en el Sáhara neolítico y sudeste peninsular, que desarrollo una gran civilización y que es dónde estuvo la Atlántida.

    Las enigmáticas esculturas atlántes
    Un conjunto de setenta esculturas, representaciones de hombres, homínidos y humanoides, con un antigüedad de mas de 11000 años fueron encontradas en Huelva en el área minera de Ríotinto. Este hallazgo no solo pone de manifiesto que el hombre actual y los homínidos pudieron convivir en el mismo tiempo y lugar ,contradiciendo con ello la teoría de la evolución, sino también abre las puertas a la hipótesis extraterrestre. Este descubrimiento extraordinario es considerado por algunos investigadores como evidencias arqueológicas de la mítica Atlántida

    En 1974, en la zona conocida como “Llano de los Tesoros” del área minera de Riotinto (Huelva) cuando se estaban realizando obras de desmonte para descubrir la roca madre del mineral aurífero, en un terreno en donde abundan las cuevas y galerías subterráneas, la máquinas excavadoras horadaron la cubierta de una cueva sellada extrayendo con su pala huesos, cerámicas y esculturas. La empresa constructora ordenó inmediatamente que fueran arrojados a los escombros ante el temor de que pudiese intervir la administración y ordenase la paralización de las obras.

    Tres empleados de la contrata que se hallaban trabajando en el lugar con su maquinaria recogieron las esculturas y posteriormente las trasladaron en camiones, cubiertas de arena, a una finca de Córdoba en donde han permanecido ocultas hasta que pudo hacerse cargo de ellas el geólogo Esteban M. Triguero y llevadas a Torrecampo (Córdoba) para ser estudiadas.

    Este hallazgo arqueológico puede significar uno de los mayores revulsivos tanto para la ciencia como para la historia. Las setenta esculturas recuperadas de las más de doscientas que fueron extraídas de la cueva, representan la diversidad racial del planeta; pero además, entre ellas se encuentran unas esculturas paleoantropoides y otras más extrañas aún ya que son auténticas reproducciones de las conocidas figuras de alienígenas de rostro triangular, boca menuda y ojos oblicuos. Lo extraordinario de este conjunto escultórico es que fue realizado hace más de 11.000 años. La pregunta que surge ante este descubrimiento es inevitable: ¿cómo pudieron ser representados juntos estos personajes, por un escultor de hace más de 11000 años?

    Demostrada su autenticidad por las Universidades de Córdoba y Granada, la hipótesis salta a la palestra: los personajes representados en las esculturas del Llano de los Tesoros vivieron en un periodo y lugar que la leyenda histórica hace corresponder con la Atlántida; en consecuencia, podemos encontrarnos ante un testimonio tangible de quienes fueron sus protagonistas, los habitantes de la Atlántida. Pero de aceptarse esta hipótesis, tendríamos que admitir que en la mítica Atlántida convivieron los hombres inteligentes, los homínidos y, posiblemente, alienígenas o cuando menos tenían ya noticias directas de ellos, de lo contrario no podrían haber sido representados escultoricamente.

    Este supuesto hace saltar los resortes -bien anclados hasta ahora- de la teoría de la evolución de Darwin la cual hace imposible el que hombre y homínido hubiesen podido convivir en fechas tan recientes; tanto es así que entre el hombre actual y el Australopithecus hay una distancia de más de cuatro millones de años. Los únicos que protagonizaron un periodo de corta convivencia -según la ortodoxia científica- fueron el Homo sapiens y el hombre de Neanderthal, hace aproximadamente 35.000 años.

    Pero la evidencia nos muestra parámetros bien distintos al observar estas escultoras, ya que el escultor que realizó esta obra, dado el realismo con el que están hechas las figuras, o bien los tuvo delante, posando para él o bien tuvo unas referencias muy precisas sobre nuestros supuestos antecesores, cosa improbable ya que hasta el pasado siglo XIX no se conocían. Por tanto, estas esculturas suponen una contradicción científica si intentamos explicarnos como pudieron ser realizadas en la fecha admitida para su procedencia. Pero aún se abren otras incógnitas de dimensiones mas trascendentales: ¿por qué quisieron ser inmortalizados? ¿pretendieron transmitirnos algún mensaje por medio de esta representación poblacional?

    Las misteriosas escultura pretartésicas
    No cabe duda de que estamos ante uno de los hallazgos arqueológicos mas enigmáticos y quizás mas importantes para la historia de la humanidad, pues bien pudiera ocurrir que estas esculturas sean testigos silenciosos de un pasado bien diferente al que hemos construidos intelectualmente para la especie humana.

    El historiador y arqueólogo Rafael Gomez Muñoz comenta: “El hecho de que este grupo de esculturas apareciesen en una explotación minera, de oro, cobre y plata, conocida desde los primeros tiempos de la antigüedad, me hace suponer que estos personajes representados debieran estar relacionados con el entorno minero y me lleva a preguntarme si los homínidos sirvieron como mano de obra, dada su inferioridad intelectual. Pero de ser así, si estos homínidos fueron trabajadores de las minas, me cuestiono el motivo por el que fueron enterrados junto a los señores e inmortalizados del mismo modo, ya que fueron extraídos de la misma necrópolis.” Desde luego si los homínidos trabajaron para el sapiens y fueron enterrados juntos y con los mismos honores nos encontramos posiblemente ante un pueblo que carecía de desigualdades sociales desde el contexto en el que hoy las entendemos; una sociedad que respondería con su comportamiento al lema: “dar a cada uno según su capacidad y según su necesidad, sin desigualdades” ya que los homínidos realizaron el duro trabajo de las minas por su inferioridad intelectual pero tendrían el mismo rango social y beneficios que los señores ya que fueron enterrados con la misma dignidad.

    Los primeros estudios geológicos realizados a estas esculturas las sitúan en una época pretartesica En la Edad de los metales surgió el primer estado de cuya existencia histórica se tiene noticia cierta y que la leyenda relaciona con la Atlántida, el estado de Tartessos, en el sudeste peninsular. Pero los historiadores convencionales sitúan al reino de Tartessos en época posterior (III a. C.) al estimado para las esculturas de Torrecampo, (más de 11.000 años) con lo que estas esculturas quedan catalogadas dentro de un periodo pretartesico. Sin embargo, para los historiadores más progresistas Tartessos fue una civilización que se desarrolló en épocas muy anteriores a las establecidas oficialmente para esta cultura, por lo que ven en ella un testimonio arqueológico atlánte, ya que consideran la posibilidad de que el reino de Tartessos que ha conocido la Historia fuese la reminiscencia de una antiguo reino de magnas dimensiones y antigüedad, la mítica Atlántida. De lo que se deduce que estas esculturas cuya realización se produjo hace mas de 11.000 años pueden ser una manifestación artística y religiosa de la civilización atlante.

    Las esculturas debieron estar sustentadas sobre una base cuadrada y apoyadas sobre una pared o columna, tal y como parece indicar la parte posterior de los bustos que es bastante lisa. Junto a ellas se encontraron también escultoras de leones y linces. El realismo con el que fueron hechas evidencian que los personajes posaron ante el escultor.Las cabezas presentan una pátina compuesta de sulfatos y complejos minerales procedentes de las aguas residuales de la actividad minera datos que confirman la procedencia de estas del área minera de Riotinto.

    Humanos, homínidos y humanoides en una necrópolis de hace más de 11.000 años
    Las esculturas concentradas hoy en Torrecampo ( Córdoba ) en la Casa-Museo Posada del Moro podrían haber querido ser una fiel representación de las razas humanas existentes en aquella época: europeoides, negroides, mongoloides y amerindia; una especie de ONU de nuestros antepasados, pero además, esta muestra incluye un número variado y extenso de representaciones de homínidos: varios tipos de Australopithecus y Neanderthales, algo así como una manifestación documental de dos especies surgidas de troncos diferentes que fueron coetáneos con lo que el sapiens no descendería de los de ellos sino que convivieron y que lo hicieron en condiciones de igualdad, a pesar de las obvias desigualdades fisiológicas.

    Con independencia de la intención con la que fueron realizadas estas esculturas, lo cierto es que nos da una referencia sobre nuestros orígenes a la que se añade un elemento innovador: la participación extraterrestre en la creación del hombre.; esto es lo que sugiere la presencia dentro del grupo de esculturas de cabezas de humanoides. También podría sugerir que estos humanoides mantuvieron un estrecho contacto con los habitantes de la zona ya que son representados como formando parte de la colectividad, hasta el punto de haber sido enterrados juntos.

    Todas estas figuras estaban dentro de un contexto de necrópolis y según el arqueólogo e historiador R. Gomez Muñoz : “Resulta demoledor para un arqueólogo e historiador convencional observar esta muestra ya que parece indicarnos que los homínidos convivieron con el hombre moderno, lo que rompe de lleno la teoría de la evolución de Darwin.” Poe su parte el antropólogo G. Diez añade: "Nos encontramos ante las innegables primeras representaciones escultóricas de una especie intermedia entre el mono y el hombre moderno; es decir, ante individuos con caracteres simiescos que sin lugar a duda son del tipo hominoideo paleoantropo".

    Efectivamente allí están representados diversos tipos de Australopithecus que debieron haberse extinguido hace un millón y medio de años ; también lo está el sapiens arcaico que supuestamente hizo lo mismo hace 300.000 años y el Neanderthal, cuyo último asentamiento conocido fue en Zamarrya (Málaga) hace 30.000 según las afirmaciones y valoraciones de la ciencia convencional.

    La ciencia admite, ante los últimos hallazgos, que en algunos casos hubo convivencia entre algunos de estos grupos, como ocurrió con el Homo sapiens y el Neanderthal, pero se ha demostrado que sin embargo no hubo cruzamiento- lo cual prueba que pertenecían a especies distintas- según avala el estudio de ADN realizado a sus fósiles. Se sabe que el Homo Erectus de Java, por el contrario de lo que se pensaba, coincidió también con el sapiens hasta hace 20.000 años así lo confirma los análisis efectuados por Carl Swisher y G. Curtis del Centro de Geocronología de Berkeley (EE.UU. ).Sin embargo, no han existido hasta ahora evidencias de que pudieran haber convivido todos los diferentes tipos de homínidos con el hombre moderno, por lo que el conjunto escultórico de Torrecampo supone el hallazgo mas insólito que la biología y la Antropología pudieran haber imaginado.

    Análisis recientes de ADN efectuados por el departamento de Biología Molecular de Yale y Stanford revelan que el sapiens ha derivado de un tronco genético distinto del de los homínidos, que entre uno y otro grupo existe una barrera biológica que demuestra que son especies diferentes. Según esto, habrían existido dos troncos familiares: de una parte el de los homínidos (Procónsul, ardipithecus, los Australopithecus afarensis, africanus y robustus; Homo erectus, habilis y Neardenthal) y de otra parte el de los sapiens (Sapiens arcaico, Cromañon y Homo sapiens sapiens). Del primer tronco derivarían los simios. Estos resultados avalan la tesis que algunos biólogos plantean: que la humanidad no deriva del mono sino que deriva de otro tronco y cuyo rastro mas inmediato lo encontramos en la Eva mitocondrial, una sapiens que habitó África hace 100.000 años y cuyo ADN revela que de ella descendemos la especie humana inteligente.

    Esta Eva sería el primer antecesor del hombre actual, la primera sapiens. A partir de ahí surgirían el hombre de Cromañon y el Homo Sapiens sapiens actual. No de otra forma podría explicarse la convivencia de los individuos, hombres y homínidos representados en el conjunto escultórico de Torrecampo Wallace, alumno de Darwin y descubridor junto a él de la teoría de la evolución de las especies afirmaba que el evolucionismo era aplicable a toda especie menos al hombre ya que: "algún poder inteligente ha guiado o determinado el desarrollo evolutivo del hombre porque este es verdaderamente una excepción para el metódico sistema de las leyes biológicas."

    El descubrimiento de este conjunto escultórico supone una prueba arqueológica de la convivencia entre homínidos y hombres y de valorarse correctamente se salvarían los vacios existentes en la teoría de la evolución de las especies. Pero que duda cabe que lo mas inquietante que nos ofrece este conjunto escultórico son las representaciones de los supuestos extraterrestres. ¿Cómo explicar las esculturas de humanoides? Autores como Zecharia Sitchin o Alan Alford tendrían las respuestas.

    Zecharia Stchin (autor de El duodécimo planeta) propone que la creación del hombre fue llevada a efecto por los nefilim o dioses extraterrestres que llegaron al planeta Tierra hace unos 400.000 años y crearon trabajadores para las minas, la raza humana. Esta creación se realizó a partir de diferentes combinaciones de ADN de los visitantes extraterrestres. El premio Nobel Francis Crick (descubridor junto con Watson del mecanismo básico del ADN) en su obra La vida misma sostiene que debió existir una panspermia dirigida inteligentemente en la creación. Estos microorganismos habrían sido enviados y controlados por una civilización extraterrestre, con lo que la vida en todas sus manifestaciones hubiera sido una creación manipulada por extraterrestres.

    El hecho de encontrarse cabezas humanoides dentro del conjunto escultorico del Llano de los Tesoros podría certificar la hipótesis de Crick y la especulación de Sitchin. ¿Cómo sería posible, de lo contrario, esta concurrencia de personajes hace mas de 11.000 años ? Son tan alarmantes las preguntas y respuestas que pueden ser suscitadas ante estas esculturas, que han sido relegadas en un pequeño museo de un recóndito pueblo de Andalucía sin que hayan saltado por su espectacularidad a la opinión pública y científica ya que esto exigiría un pronunciamiento de la ciencia y la historia ortodoxa poco acorde con los postulados que hoy sustentan

    La autenticidad de las esculturas
    El conjunto escultórico de Torrecampo ha sido analizado por los departamentos de Mineralogía y Petrología de dos Universidades, la de Granada y Córdoba. En ellas se aplicaron diversas técnicas, entre otras la de Difracción de Rayos X y Espectroscopia de Inducción de Plasma. De este modo se confirmó mediante el siguiente informe -“que la roca de la que están labradas procede de las antiguas canteras del Mioceno Superior de Niebla (al este de Huelva) y que su cortificación exterior está compuesta por óxidos y sulfatos de las aguas residuales del área minera, así como de una gama de elementos químicos de los criaderos minerales tales como hierro, cobre, plomo, cobalto y otros que se asocian a ellos como el litio, vanadio, bario, lentano (este elemento da autenticidad a la escultura) y zirconio, procedentes, tal vez, de la actividad humana, tanto minera como metalúrgica.”

    La analítica realizada en Córdoba de las muestras extraídas de las esculturas describe que el material con el que se han construido pertenece a una arenisca calcárea que contiene gran número de fósiles entre los que destacan algas calcáreas y fragmentos de bivalvos y foraminíferos.

    http://www.tartessos.info/html2/atlantida_espana.htm




    lausengier

    Masculino Mensajes : 1
    Fecha de inscripción : 08/03/2012
    Localización : Tarragona, España

    Tartessos en Tortosa (Tarragona)

    Mensaje por lausengier el Jue Mar 08, 2012 3:12 am

    En un articulo de Carles Camp del 2009, nos situa Tartessos en la actual Tortosa

    Tartessos era una ciudad rica y poderosa, que aparece mencionada en la Biblia. Era, en tiempos del rey Salomón, un riquísimo emporio, objetivo de los navegantes fenicios, que ya florecía a finales del segundo milenio aC. La historiografía sitúa esta ciudad en algún lugar del delta del Guadalquivir, en la Andalucía occidental, en una zona que iría desde la ciudad de Sevilla hasta el Atlántico. Es en este lugar donde se ha buscado, sin éxito, algún testigo de esta ciudad, destruida por los cartagineses los alrededores del 600 aC. porque se había convertido en una competidora comercial demasiado molesta.

    Tantos años de búsqueda estéril nos hacen plantear si se ha sido, realmente, buscando en el lugar correcto? En este artí*** propondremos una alternativa sobre la localización de Tartessos.

    De entrada, hay que tener presente un hecho importante: si aquella época es conocida como Edad del Bronce es, precisamente, para remarcar la importancia que entonces tenía esta aleación para el desarrollo de aquellas civilizaciones. El cobre, metal básico de la aleación, hacía muchos siglos que se sabía trabajar. Sin embargo, por sí solo es demasiado duro de tratar, es blando, pesa mucho y se oxida con una relativa rapidez. Estos inconvenientes se solucionan haciendo una aleación del 90% de cobre y un 10% de estaño, lo que conocemos como bronce. A pesar de que los problemas del peso se corrigen sólo muy ligeramente, el resultado es un producto metálico mucho más fácil de trabajar, mucho más tratable, mucho más resistente a romperse o agrietarse y que no se oxida. Con el bronce se hacían todas las herramientas tanto las del campo como las de los diferentes oficios.

    Tenía, sin embargo, una aplicación mucho más importante desde el punto de vista social, y sobre todo, político. Con el bronce se hacía todo tipo de armamento: espadas, lanzas, cascos, armaduras, etc. Para equipar un ejército era imprescindible tener bronce. Sin bronce ningún rey, príncipe o gobernante no podía disponer de una fuerza militar ni defensiva ni ofensiva y quedaba totalmente a merced del primero que quisiera atacar.

    El cobre era un metal relativamente abundante, bastante distribuido al que tenían acceso con relativa facilidad las civilizaciones de la época. No ocurría lo mismo con el estaño, ya que si bien había algunas minas en la zona de Oriente Próximo y quizás en otros lugares del Mediterráneo, su producción era escasa, lo que hacía que el estaño fundido un metal raro y caro. Había que ir a buscarlo en la India, desde donde llegaba de forma muy esporádica o en las islas Británicas, que eran la fuente principal y, casi siempre, única.

    Sin estaño, pues, no había bronce, y si no había bronce, tampoco había ejército, ni agricultura ni muchas otras actividades económicas. Esto convirtió el lago, durante aquellos siglos, en lo que hoy llamamos material estratégico, es decir, un material el suministro del que no podía fallar de ninguna manera. Por lo tanto, reyes, príncipes y gobernantes estaban dispuestos a pagar bien por este metal vital. Quien conseguía comerciar con ellos convertía alguien importante, rico, y poderoso.

    Así lo captaron los fenicios, que comenzaron muy pronto (alrededor del año 1000 a. C), su expansión hacia el Mediterráneo sur-occidental, y que, desde su base de Cartago, controlaban el único acceso marítimo del Mediterráneo al Atlántico: el Estrecho de Gibraltar, entonces llamado las Columnas de Hércules. Desde el siglo VII aC, todas las antiguas colonias y factorías fenicias del Mediterráneo occidental pasaron a ser controladas por los cartagineses o púnicos, que también eran fenicios, en concreto los pobladores de una antigua colonia situada en la actual costa de Túnez llamada Cartago.

    A los púnicos, les salió todo seguido un competidor que siglos atrás había sido socio comercial, una auténtica piedra en el zapato: Tartessos. Se trataba de una ciudad íbera muy poderosa que también vio el negocio y lo empezó a practicar.

    Como reacción, los púnicos bloquearon el estrecho de Gibraltar, impidiendo que ninguna otra embarcación que no fuera de su nación pasara. Una poderosa marina de guerra y el hecho de que el estrecho sólo tiene unos 14 kilómetros de ancho fueron facilitarles el trabajo. Si alguna nave no púnica intentaba pasar no se tenía ningún tipo de piedad ni con ella ni con su tripulación.

    Los tartèssics, sin embargo, lograron burlar el bloqueo desembarcando el estanque en algún lugar atlántico de la Península, dicen que en el estuario del Tajo. Río arriba, o quizás desde el mismo estuario, lo hacían llegar por tierra hasta Tartessos y, desde allí, a una colonia griega llamada Mainake (la actual Vélez-Málaga, no debe confundirse con la colonia púnica Malaka , el actual Málaga) situada ya en el Mediterráneo, más o menos en la costa del oeste de la actual provincia de Málaga.

    Salvarse del bloqueo implicaba, además, la colaboración de los griegos, ya que la flota tartèssica estaría bloqueada y no podría acceder al Mediterráneo oriental, que era donde estaban los clientes. Recordemos que la historiografía sitúa Tartessos en la zona del delta del Guadalquivir, por lo que el único acceso que tendría al mar sería el Atlántico, al oeste de las Columnas de Hércules. Para hacer llegar el lago a su destino final, desde la costa malagueña, los tartèssics debían contar, necesariamente, con la colaboración indispensable de los griegos y sus barcos.

    Esta teoría no explica, sin embargo, como lo hacían los tartèssics para atravesar tan extensos territorios poblados por belicosas naciones celtas como los lusitanos, los carpetano o los vetones, entre otros, con una mercancía tan preciada y golosa como era el estanque. Posiblemente, no lo sabemos, pagaran para no tener problemas. Tampoco explica cómo los púnicos permitían que, en una zona que ellos dominaban a todas luces y delante de sus narices, los griegos fundaran y mantuvieran una colonia que, además, estaba destinada a hacerles la puñeta en el negocio del estanque. Es verosímil pensar que, para la poderosa flota púnica habría sido relativamente fácil bloquear el puerto de Mainake.

    Sea como fuere, los tartèssics les iba bastante bien como para que los púnicos se sintieran perjudicados y obligados a buscar una solución militar al problema. Así pues, primero, conquistaron tres islas que, según las crónicas que nos han llegado "eran ante Tartessos" y estaban bajo su dominio o, al menos, bajo su protección. De esta manera, intentaron presionar a la potencia rival. Según la historiografía serían tres islas del delta del Guadalquivir, que permitirían bloquear totalmente la ciudad enemiga, lo que no consiguieron.

    Esta teoría, desde mi punto de vista, presenta dos problemas. De entrada, no habría sido más fácil y definitivo destruir la colonia griega de Mainake, impidiendo así que los griegos ayudaran Tartessos. Por otra parte, es razonable pensar que los púnicos mantuvieran militarmente tres islotes de al • aluviones, con tierras limosas y fangosas en que es muy difícil construir grandes obras de ningún tipo por la imposibilidad de hacer los fundamentos necesarios, sometidos, además, a sufrir inundaciones en caso de crecida del río. Todo ello, sin contar los problemas de suministro, tanto de hombres como de alimentos y otros artículos necesarios, para mantener una guarnición suficientemente poderosa para defenderse en caso de un más que probable intento de contraataque de los tartèssics. La toma militar de estos islotes no tiene, a nuestro entender, mucho sentido.

    En cualquier caso, la presión explicada no terminó de hacer el efecto deseado y la paciencia de los púnicos se acabó. De modo que, hacia el 500 aC, atacaron militarmente Tartessos. Se ha calculado que fue entre los años 530 y 480 aC, aunque la primera fecha es la más probable. Los púnicos ganaron la guerra y destruyeron la ciudad y, desde entonces, el rastro de Tartessos y su civilización ha desaparecido.



    según la historiografía clásica
    Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/Tartessos

    ¿Dónde estaba Tartessos?

    Se sabe que era una ciudad y una civilización íbera, junto a un río navegable llamado Iberus. Los esfuerzos que hacen los etimologistas para deducir que Betis, el nombre que en la época romana se daba en el Guadalquivir, viene de Iberus son bastante penosos y, pese a los numerosos equilibrios que intentan, no hay ningún razonamiento que justifique esta evolución del nombre. El río, sin embargo, también era conocido con el mismo nombre de la ciudad: Tartessos.
    El río, sin embargo, venía de la Hispania céltica (1). Aristóteles explica que el río Tartessos nacía en los Pirineos "de los Pirineos bajan el Istres y el Tartessos, estos más allá de las columnas de Hércules". En efecto, el Ebro nace en la cordillera Cantábrica, más allá del estrecho de Gibraltar (2).

    A veces se ha discutido si el Ebro es afluente del Segre o al revés. Hoy aceptamos esta última opción. En efecto, el Ebro nace en lo que entonces era la Hispania céltica y el Segre nace en los Pirineos.
    Así pues, el único río navegable de la Península Ibérica que reúna todas estas características es el río Ebro, de ninguna manera el Guadalquivir.

    Por otro lado, el pueblo íbero vecino de Tartessos eran los cempsos, que vivían al pie de los Pirineos (3), lo imposible si Tartessos fuera el delta del Guadalquivir.

    Tartessos era el Mar Ligur (4), que es aquella parte del Mediterráneo que hay entre Provenza, Languedoc, el Principado de Cataluña y Baleares. Nunca se ha llamado así el mar que baña la costa de la Andalucía Occidental.
    Hubo un rey mítico de Tartessos llamado Theron o Geron, aquel a quien Hércules robó las vacas. Probablemente, la longevidad excesiva de Geron nos hace pensar que, más que de un solo rey, se trataría de una dinastía. Bueno, fuera como fuera, fuentes romanes describen este rey como rex Hispaniae Citerior (5). Recordemos que la Hispania Citerior era la Tarraconense, y comprendía, más o menos, la mitad noreste de la Península Ibérica: los actuales Países Catalanes, Aragón, la región de Murcia, y todo el valle del Ebro hasta el Cantábrico. En el Mediterráneo, el límite era en algún punto entre las costas de las actuales provincias españolas de Murcia y Almería. El resto de la Península Ibérica era conocida con el nombre de Hispania Ulterior, que comprendía la Andalucía actual donde la historiografía sitúa Tartessos.

    Hemos hablado antes de los esfuerzos de los púnicos por desmpallegar de un competidor tan molesto como era Tartessos. Como parte de su estrategia, recordemos, conquistaron tres islas que había delante de la ciudad. Explica el autor romano Servio, en su escuela en la Eneida de Virgilio que "Geryones rex escapado Hispaniae, quien ideo trimembris fingitur quia tribus insulso proefuit, quoe adiacent Hispaniae: Balearicae mayoritaria te aminore te Ebusso", es decir: " Gerión fue un rey de Hispania que se representa con tres cuerpos, porque mandó sobre tres islas: Mallorca, Menorca e Ibiza "(6).

    Pues bien, sabemos que los púnicos invadieron Ibiza en el año 654 aC, unos 150 años antes de la destrucción de Tartessos.

    Probablemente, tomaron el control de todas las Baleares, aunque no ocuparon directamente Mallorca y Menorca y, sí, en cambio, Ibiza, lo que no tenía sentido, si no era para usarlas como base de operaciones para presionar a los tartèssics y para evitar, asimismo, que estos las usaran como centro de aprovisionamiento en apoyo de su flota. Es una explicación mucho más plausible que la conquista de tres islotes de la desembocadura del Guadalquivir.

    De todo lo dicho hasta ahora se deduce que Tartessos no podía estar situada en la desembocadura del Guadalquivir. Hay que buscar, por tanto, una localización alternativa más acorde con la información que se desprende de las fuentes. ¿Qué ciudad conocemos, situada cerca de la desembocadura de un gran río navegable de nombre Iberus que naciera cerca del Atlántico y atravesara el país de los celtas y por el que se pudiera hacer bajar el lago británico con relativa facilidad? ¿Qué ciudad conocemos que tenga ... tres islas con suficiente entidad para ser colonizadas por los púnicos no muy lejos, y que además tuviera como vecino un pueblo situado al pie de los Pirineos?

    Seguramente, a todos nos viene a la cabeza un nombre: Tortosa que, dicho sea de paso, presenta una sorprendente similitud fonética con Tartessos. Y no somos los primeros en decirlo. En el año 1849, el teólogo alemán Redslob ya formuló esta hipótesis (7).

    Cabe recordar que, en época romana, Tortosa era puerto de mar, que en la Edad Media consta perfectamente documentada la existencia del puerto de Tortosa y que esta ciudad, que se ha alejado del mar en una época relativamente reciente, tuvo comandancia de Marina hasta hace bien poco.

    Se decía que el estaño bañaba las paredes de Tartessos, (Cool. Esto se explica por la burla del bloqueo que los púnicos hacían a las Columnas de Hércules utilizando el río Ebro, que con balsas es navegable poco después de su nacimiento. Esta navegación es perfectamente factible. Antoni Rubió i Lluch describe como una parte de la Compañía Navarra que fue a Albania a luchar por unos derechos que tenía el niño de Navarra Luis de Evreux, hijo de Felipe III de Navarra y hermano de Carlos II. Ni más ni menos que un ejército de 400 hombres bajó río abajo, desde Tudela hasta Tortosa (9).
    Además, la distancia hasta el Atlántico es bastante corta, y unos pocos pactos con algunos caudillos cántabros o vascones habrían sido suficientes para llevar, sin tropiezos, el preciado metal hasta el Mediterráneo y, de allí, hacia los mercados del Mediterráneo oriental, y todo con la más que probable colaboración de los griegos.
    Fue cuando los púnicos comenzaron a presionar Tartessos y atacaron las Baleares, aunque ocupando Ibiza, que los griegos, aliados de los tartèssics, comenzaron a fundar sus colonias del norte de la Península Ibérica. Al ser destruida Tartessos, los griegos se encontraron sin ningún apoyo en la Península y tuvieron que utilizar sus nuevos asentamientos para poder mantener las relaciones comerciales en esta parte del Mediterráneo una vez desaparecidos sus colaboradores.

    De dónde viene la confusión?

    Sin embargo, si los razonamientos expuestos hasta ahora parecen tan contundentes en contra de la tesis de la localización andaluza, como es posible que haya tanta unanimidad en la historiografía oficial a la hora de situar Tartessos en el delta del Guadalquivir?
    Sin duda, el error nace del hecho de que una parte de los historiadores, cronistas y geógrafos de la época clásica grecorromana, que siguiéndose unos a otros, confundieron Tartessos con Gades (la actual Cádiz). Gades era una colonia púnica, estratégicamente situada para vigilar la ruta atlántica del lago. Las luchas entre púnicos y tartèssics ayudaron a extender la confusión que cometieron, por ejemplo, autores de gran prestigio como Herodoto, Aristófanes, éforos y Platón (10), entre otros, y que se generalizó entre los estudiosos posteriores. Así lo confirma el experto en Tartessos, el alemán Adolf Schulten.

    Así pues, cuando describían el entorno donde, según ellos, se ubicaba Tartessos lo que hacían era describir el entorno de Gades y, por consiguiente, lo que describían era el delta del Guadalquivir y, así, el error se fue autoalimentado.
    Cuando los primeros estudiosos hablaron de Tartessos, ésta ya hacía siglos que había desaparecido. Había el recuerdo que era 'cerca del Océano', o 'cerca de las Columnas de Hércules'. Claro que, desde Grecia, Fenicia (el actual Líbano) o Egipto, Tartessos, situada en la desembocadura del Ebro, queda relativamente cerca, desde su punto de vista, del Océano Atlántico. Es como si desde el Mediterráneo dijéramos que Hamburgo está cerca del Báltico, que sí desde nuestro punto de vista geográfico, pero que le puede sonar extraño a un hamburgués porque desde esta ciudad todavía hay un buen trecho hasta el Báltico, como hay un buen trecho desde Tortosa hasta el Atlántico.

    El hecho de que el río Tinto fuera llamado Hiberos en época romana, a partir del comentario introducido por Rufius Festus Avienus en su Ora Marítima, ha alimentado la confusión (11). Pero el único río navegable de Andalucía es el Guadalquivir, entonces llamado Betis. Y derivar Betis de Iberus es una auténtica misión imposible.
    Los cronistas de época clásica grecorromana explican que los iberos eran malos navegantes. Pero, claro, cuando ellos escribían ya hacía un buen puñado de años que los púnicos habían destruido Tartessos y, con su completa destrucción habría desaparecido, también, cualquier recuerdo sobre las aptitudes de sus pobladores. De modo que no podían saber nada sobre una posible marina de los íberos tartèssics. Sin embargo, la Biblia y documentos de origen egipcio hablan de la flota de Tartessos, por lo que cabe suponer que aquellos íberos tenían una flota y que, por tanto, poco o mucho, sabían navegar. A tal efecto hay que considerar también el hecho de que la tribu íbera de los Sicana va colonizó Sicilia, circunstancia que sólo podría haberse llevado a cabo a partir del conocimiento del arte de la navegación. (12)

    Otra consecuencia de la incorrecta ubicación de la ciudad de Tartessos en el delta del Guadalquivir ha sido el hecho de considerar que los turdetanos, nación que se ubicaba en aquellos tiempos en la Andalucía oriental, también eran iberos. Si Tartessos y su entorno era íbero, los turdetanos, que eran el pueblo vecino, debían ser íberos: los íberos del sur. Pero los únicos íberos de verdad han sido siempre los que algunos llaman incorrectamente íberos del norte, como los que vivían en Tartessos, donde ahora hay Tortosa, en el corazón de la nación ibera, nuestros antepasados.

    Carles Camp
    Barcelona, ​​23 de noviembre de 2009

    Bibliografía:
    (1) Adolf Schulten, Tartessos, Centro de Estudios Andaluces, Editorial Renacimiento, Sevilla, 2006. P. 142-143.
    (3) Schulten, op. cit., p. 112-3. Schulten dice que lo saca del periplo de un navegante massaliota de principios del siglo VI, que el mismo Schulten recogió a Fontes Hispaniae Antiquae (Berlin, Weidmann) y Barcelona (librería A. Bosch, 1922) y de un autor llamado Dionisio (Dionis. Perieg. (Geogr. Gr.. Min., ed Müller II) v. 337 y s.
    (4) Schulten, op. cit., p. 55. Schulten dice que lo saca de un autor llamado Estéfanos, que relaciona el antecedente de Tartessos como "ciudad de los ligures". En una nota a pie de página Schulten dice "la ciudad debía estar en el lago ligur", que él identifica con un lugar de Andalucía, ya que Tartessos debe estar en Andalucía.
    (5) Schulten, op. cit., p. 64-5. Adolf Schulten dice que lo saca del autor Macrobio, cuando describe la guerra entre el rey Theron o Gerión contra Tiro. Schulten concluye que el rex Hispaniae citerior Theron mencionado por este autor clásico es el rey de Tartessos.
    (7) Schulten, op. cit., p. 153. Schulten dice que lo saca de Redslob, Tartessus (Prog. D. Hamburgo, Acad. Gymnasium, 1849).
    (Cool Schulten, op. cit., p. 131. Schulten lo saca del periplo mencionado más arriba. Op. cit., p. 113, El Adolf Schulten dice que lo saca de Avieno 297, Estefi. Biz, Eustth, a Dionys., 357 "dicen que el río Tartessos lleva estaño a los habitantes", a éforos (fr. 5, Doppia.) Escímn., V. 162.
    (9) Antoni Rubió i Lluch, Navarros y catalanas en Grecia en el siglo XIV. Los navarros en Grecia. El ducado catalán de Atenas en la época de apoyo invasión, Barcelona, ​​Imprenta de Jaime Jepús, 1886, reproducción hecha por Libre París-Valencia, Valencia 1998, p. 31.
    ufius Festus Avienus, Ora Marítima, Versos 238-249. Traducción catalana de Pedro Villalba, Fundación Bernat Metge, Barcelona, ​​1986.
    (12) Según Avienus (IV, 379), el río Sica sería lo mismo que los romanos lo llamaron Sucro, el actual Júcar. En cambio, el gramático Servio (siglos IV-V dC), Ad Aeneida VIII 328 afirma que el río Sica sería el Sicoris, el actual Segre.[/justify]


    Última edición por lausengier el Jue Mar 08, 2012 3:35 am, editado 1 vez

    Polilla
    Moderador
    Moderador

    Femenino Mensajes : 9286
    Fecha de inscripción : 03/02/2011
    Edad : 56
    Localización : Argentina // Bs. Aires // Cap. Federal

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Polilla el Jue Mar 08, 2012 3:22 am


    Hola lausengier Bienvenido cheers

    tienes que completar tu perfil con ciudad y pais de origen es requisito obligatorio para poder postear y permanecer en este foro, gracias Very Happy


    _________________
    * * * * * * * * * * * * *

    Mail Administración: selketka@hotmail.com

    Cuida tus pensamientos
    porque se volverán palabras. Cuida tus palabras
    porque se transformarán en actos. Cuida tus actos
    porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres
    porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter
    porque formará tu destino. y tu destino, será tu vida.

    sunny I love yousunny

    Halfaro
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 25604
    Fecha de inscripción : 09/03/2011
    Edad : 42
    Localización : Talca - Chile
    Empleo /Ocio : Administrativo
    Humor : Optimista

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Halfaro el Sáb Mayo 26, 2012 9:02 am

    LA ATLÁNTIDA HISTÓRICA...Georgeos Díaz-Montexano



    1. Un continente tan grande como la Atlántida no puede haberse hundido en el Atlántico sin dejar rastro alguno. No existe en el relato de la Atlántida de Platón mención alguna a que la misma haya sido un continente. La Atlántida siempre es denominada con la voz griega νῆσος, ‘isla’ (la interpretación académica más extendida), pero también significa ‘península’, o ‘tierra fluvial’ (entre otras acepciones similares); en definitiva, cualquier tipo de “tierra insular” era para los griegos una νῆσος, como lo eran las penínsulas del Peloponeso y Arabia, ambas denominadas también como νῆσος.

    2. Platón es la única fuente para la Atlántida, o los atlantes. No es cierto. Existen otros autores antiguos y bizantinos como Teopompo, Plinio, Diodoro Sí***, Claudio Eliano y Eustacio, entre otros, que también hablan sobre Atlantis, o los atlantes, o sobre una ignota civilización Atlántica, y a juzgar por las diferencias y los elementos originales en cada narración, así como la no mención a Platón, puede sostenerse incluso que bebieron en otras fuentes ajenas a Platón, que en algunos casos parecen ser más antiguas que las usadas por el mismo Platón.

    3. No existen referencias sobre la Atlántida, o pueblos atlantes, en época anterior a Platón. No es cierto. Existen referencias en varios autores griegos y africanos, contemporáneos a Solón y Hecateo como Marcelo, un historiador al parecer anterior incluso a Heráclito, y hasta en un texto -considerado apócrifo- atribuido a un autor fenicio, Sanjuniazón, quien algunos creen vivió antes de los tiempos de Troya, y otros, poco después que Hesíodo. También hallamos evidencia en tradiciones representadas en ritos y en relieves de importantes templos griegos -igualmente anteriores a Platón- como por ejemplo, la referencia (en glosas griegas al margen de los códices) de que el peplo menor de la procesión de la Panatenea, que se hallaba en el Pireo, había sido decorado con imágenes que representaban la lucha entre los atenienses y los atlantes, y también tenemos noticia sobre la existencia -aún a finales del siglo XVIII- de unos relieves en la primitiva naos del Hefestión (actualmente desaparecidos en su mayor parte), que también representaban dicha gesta.

    4. La Atlántida es un mito inventado por Platón. Se trata de una mera opinión o especulación –sin fundamento documental- que simplemente ha sido adoptada casi como un dogma, y que además atenta contra la propia concepción de Platón sobre el mito, para quien este era algo realmente deleznable, símbolo de falsedad histórica. Es por ello, precisamente, que Platón se preocupa de dejar bien claro, tanto el Timeo como en el Critias, que la narración sobre la Atlántida era una “historia verdadera” (αληθινον λογον), “no un mito fabricado” (Tim. 26e), y los mayores expertos en Platón saben que él siempre diferenciaba entre aquello que era un mito, y lo que no lo era y estaba sustentado en “antiguas tradiciones” (εκ παλαιας ακης), justamente como también denomina a la historia del Atlántico. Todo ello sin entrar a valorar la cuestión ética de no concedérsele a Platón el derecho natural a la presunción de inocencia, y honestidad intelectual, invirtiéndose el verdadero valor de la “carga de la prueba”, puesto que quien afirma o sostiene que la narración sobre la Atlántida es un mito inventado por Platón, es quien tiene que aportar pruebas sólidas para sustentar tal afirmación, puesto que Platón niega siempre que lo fuera, y de hecho, no existe ninguna prueba irrefutable que nos obligue a asumir lo contrario.


    5. La Atlántida es un mero “recurso literario” inventado por Platón para representar sus ideas políticas sobre el estado ideal. Es otra opinión especulativa sin un verdadero fundamento objetivo, no solo porque en los diálogos se indica que no es un “mito” o “fábula inventada” sino más bien una “historia verdadera” (αληθινον λογον), basada en “antiguas tradiciones” (εκ παλαιας ακης) sino porque, además, la descripción de la Atlántida no guarda apenas relación con la República de Platón y sus ideas sobre una ciudad-estado ideal, salvo en pequeños detalles generales que son comunes a casi todos los sistemas políticos de gobierno de la antigüedad clásica conocidos en su tiempo.

    6. La Atlántida es una ficción de Platón, porque es imposible que 9000 años antes de Solón –en pleno paleolítico- haya podido existir una civilización tan avanzada como la que él describe, típica de la Edad del Bronce. En los textos en griego (en ninguno de los 72 códices y manuscritos conservados del Timeo y el Critias) no se dice que los atlantes hayan tenido guerra con los atenienses hace 11.560 años (9000 antes de Solón) ni que dicha civilización haya desaparecido en tal fecha. Se trata de un grosero error de interpretación donde se ha confundido la cronología que los sacerdotes egipcios ofrecen a Solón para el origen de la historia, y la antigüedad de sus ciudades — contando desde antes de Solón, para Sais 8000 y para Atenas 9000 (Tim. 23c) — con la fecha del fin de la civilización. De hecho, en realidad la guerra es fijada en los tiempos en que reinaban los reyes de la dinastía micénica de los Cecrópidas (Critias 110a-b), mientras que el final de Atenas (el cual ocurre evidentemente, después de derrotar a la Atlántida) se fija en poco antes de los tiempos del Deucalión, catástrofe que sucedió (según las antiguas cronologías clásicas) alrededor del 1500 AC (+ – 100 años), justamente cuando aún reinaba el legendario fundador de Atenas, Cécrope.


    7. La mayoría de los autores de la antigüedad no creyeron en la pretendida historicidad de la Atlántida. ¡Totalmente incierto!. Todo lo contrario. La mayoría sí creyó a Platón y asumió la narración de la Atlántida como una historia verdadera o basada en hechos o acontecimientos históricos remotos, y sólo una minoría dudó de la misma. Incluso hasta los más feroces detractores de la filosofía clásica entre los primeros autores cristianos como Arnobio y Tertuliano no cuestionaron nunca su autenticidad, de hecho, confirieron a la Atlántida el mismo nivel de credibilidad que ellos tenían sobre otros hechos históricos o geológicos asumidos como verdaderos.


    8. Aristóteles, el más importante de los discípulos de Platón, no creyó en la Atlántida y dijo que “Platón mismo, tal como la inventó la hizo desaparecer”. ¡Absolutamente Falso! No existe ninguna referencia de Aristóteles (o atribuida al mismo) que sustente esta afirmación. Se trata de un grave error de interpretación de un pasaje de Estrabón sobre unos comentarios de Posidonio, los cuales, lejos de cuestionarla, en realidad ofrecen credibilidad a la historia. Recomendamos al lector la lectura de una extensa investigación documentada sobre esta falacia histórica en el libro “La Atlántida de Platón. El estudio de las fuentes escritas” (Georgeos Díaz, 2000).


    9. La Atlántida es una invención de Platón, inspirada en la erupción volcánica del Santorini, y en la civilización minoico-cretense. Mera especulación que no tiene fundamento alguno documental, puesto que en las fuentes primarias (textos en griego del Timeo y Critias) no existe ninguna mención a nada parecido a una erupción volcánica ni a ningún desastre por fuego; sólo acuático, de tipo sísmico-tsunámico y fluvial. Por otro lado, la descripción de la Atlántida, especialmente de su metrópolis, apenas guarda relación con la civilización minoica más allá de lo meramente general, o común, a todas las antiguas civilizaciones y ciudades-estados de finales del Bronce. Por otro lado, es obvio que Creta -según las fuentes conservadas- jamás ha estado en un mar Atlántico ni al oeste de unas “Columnas de Hércules” ni ha tenido una región llamada Gadeira, tres puntos geográfico-toponímicos claves para la correcta localización e identificación de la Atlántida, que indudablemente ni la isla de Creta ni la de Santorini cumplen.


    10. La Atlántida es una invención de Platón, inspirada en la catástrofe de Hélice, ocurrida en el año 373 AC. Otra simple especulación que, además, no tiene en cuenta las referencias de antiguos autores como el escéptico Timón de Fliunte (citado por Aulio Gellio), Jámblico, Proclo, y el autor desconocido de los “Prolegómenos a la filosofía de Platón”, quienes afirman que Platón había comprado un poema de un autor pitagórico (algunos creen que Timeo de Locris), el cual usó como base principal para redactar la mayor parte del Timeo. De ser ciertas estas referencias (y no hay pruebas que indiquen lo contrario), entonces la historia de la Atlántida podría ser más antigua que el 373 AC, a lo que debemos sumar también la referencia sobre la verificación que hizo en Egipto, Crantor, el primer exégeta de Platón, de la existencia de unas estelas con la misma historia sobre la Atlántida, según sus propias palabras; siendo más que evidente que estos textos egipcios no serían copias del Timeo o el Critias de Platón sino las fuentes originales usadas por Solón, o Platón mismo, tal y como es indicado en dichos diálogos.


    11. La Atlántida era “más grande que toda la Libia y el Asia juntas, o reunidas”. Esta afirmación –si duda alguna la más extendida- de que la Atlántida era “más grande que Libia y Asia juntas” en realidad está sustentada en una deficiente lectura de las fuentes primarias, primero, porque la palabra griega para ‘juntas’, o ‘reunidas’ como tal ni siquiera existe (en ninguno de los códices conocidos) en tal secuencia del Timeo ni en el Critias; segundo, porque la palabra usada, μειζων, como comparativo de μεγας, tenía varios significados importantes y habituales como por ejemplo, ‘mayor’, ‘más poderosa’, ‘más potente’, ‘más importante’, ‘más rica o fértil’, e incluso ‘más vieja’ o ‘más antigua’, siendo este último significado de un uso bastante frecuente. De hecho, el contexto demuestra que las dos únicas veces que se usa μειζων en el relato –en cuanto a la descripción de la Atlántida- se hace dentro de un contexto relacionado con el “gran poder” de ‘expansión’ y ‘conquista’ de Atlantis, nunca en la parte de la descripción geográfica, por lo que una traducción mucho más correcta sería “más poderosa”, o sencillamente, ‘más grandiosa’ (en cuanto a grandeza, importancia o poderío), opción esta que creemos es la correcta, pues varias evidencias en autores antiguos, especialmente en Estrabón, Proclo y Olimpiodoro, confirman lo anterior. Estrabón, a través de una referencia donde al referirse al tamaño de Atlantis dice que era “no más pequeña que un continente”, lo que demuestra que Estrabón -quien con toda seguridad tendría copias bastante cercanas a los originales del Timeo y el Critias de la primera edición docta de la Academia- no leyó por ninguna parte que esta fuera “más grande que toda la Libia y el Asia juntas, o reunidas”, como se ha venido sosteniendo tradicionalmente, al menos desde el Renacimiento. Es evidente que una tierra insular (ya sea una isla o una península) que “no es más pequeña que un continente” (o sea, que un único continente), no puede ser a la vez “más grande que dos continentes juntos”. Estrabón es el testimonio más antiguo que tenemos, y por ello el más próximo a Platón, pero también tenemos a Proclo, el mayor exegeta de Platón que ha existido, y escolarca de la Academia platónica, quien afirma en su comentario al Timeo que μειζων es usado en la historia de la Atlántida por Platón en su sentido de “expansión y alcance del poder atlante”, explicación que también hallamos en el comentario platónico de Olimpiodoro; o sea, que la traducción correcta sería entonces, “más poderosa o más grandiosa (en poder) que Libia y Asia”, Con tal erudita explicación, sin dudas desaparece lo que siempre ha constituido uno de los mayores obstáculos presentados por los escépticos contra la posibilidad de una interpretación histórica de la Atlántida y su posible existencia física o real. Por Georgeos Díaz-Montexano
    Posted 1 hour ago by BOSS

    http://veritas-boss.blogspot.com/2012/05/la-atlantida-historicageorgeos-diaz.html


    Invitado
    Invitado

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 26, 2012 1:04 pm

    A la luz de todos los descubrimientos actuales

    podríamos concluir que no solo la Atlantida existió sino muchas culturas mas

    ya se dice en "Quetzalcoatl y el mito de la creación"

    ..."Cuando los hermanos comenzaron su tarea, cuatro mundos, cuatro soles y cuatro humanidades fueron sucesivamente creadas y destruidas.

    La primera humanidad fue devorada por tigres. La segunda, convertida en monos. La tercera, transformada en pájaros. La cuarta, convertida en peces"...



    Fuente: Quetzalcoatl y el Mito de la Creación


    Saludos y gracias Hal!!

    Katty K
    Voluntario Superior
    Voluntario Superior

    Femenino Mensajes : 562
    Fecha de inscripción : 09/10/2011
    Edad : 33
    Localización : Ciudad de México Distrito Federal
    Empleo /Ocio : Vacante-Hogar / Ciencia-Deporte
    Humor : El Vaso siempre está mas lleno que Vacío

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Katty K el Sáb Mayo 26, 2012 1:07 pm

    Excelente informacion Halfaro,

    Saludos

    juanjo77

    Masculino Mensajes : 1
    Fecha de inscripción : 17/09/2011
    Edad : 41
    Localización : buenos aires argentina

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por juanjo77 el Sáb Mayo 26, 2012 5:13 pm

    la Atlantida para mi como dice la historia se undio bajo el agua en el ultimo cataclismo pero no se encontraba frente a europa , esta a la vista de todos es la antartida ese continente congelado , el planeta cambio sus polos se descongelaron los antiguos polos y la atlantida fue a quedar justo en uno de ellos pues antes como dice la historia estaba sobre la linea de lo que hoy se conoce como el ecuador , dice que estaba pegada a otro continente y entre medio unas pequeñas isla , los continentes no son el africa y europa , es america y las islas son las malvinas que estan entre un continente y otro por eso no hay tanta informacion , es el lugar en el mundo menos explorado la antartida

    Invitado
    Invitado

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 26, 2012 5:16 pm

    juanjo77 escribió:la Atlantida para mi como dice la historia se undio bajo el agua en el ultimo cataclismo pero no se encontraba frente a europa , esta a la vista de todos es la antartida ese continente congelado , el planeta cambio sus polos se descongelaron los antiguos polos y la atlantida fue a quedar justo en uno de ellos pues antes como dice la historia estaba sobre la linea de lo que hoy se conoce como el ecuador , dice que estaba pegada a otro continente y entre medio unas pequeñas isla , los continentes no son el africa y europa , es america y las islas son las malvinas que estan entre un continente y otro por eso no hay tanta informacion , es el lugar en el mundo menos explorado la antartida

    Hola Juanjo77, por favor, actualiza en tu perfil lugar de residencia ó pais, al igual que la edad. Es requisito del foro para seguir posteando.

    Un saludo

    laugarcia
    Moderador
    Moderador

    Femenino Mensajes : 6814
    Fecha de inscripción : 14/02/2011
    Edad : 45
    Localización : smandes neuquen
    Empleo /Ocio : despertar al mundo
    Humor : esperanzador

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por laugarcia el Dom Mayo 27, 2012 2:18 pm

    Hallan bajo el mar un poblado neolítico y un barco antiguo

    "Se trata de descubrimientos arqueológicos que por su singularidad suponen un punto culminante en este campo", dijo a Efe la arqueóloga Ida Koncani Uhac, del Museo Arqueológico de Istria, con sede en Pula, y jefa del proyecto de investigación.



    El yacimiento se encuentra debajo de la superficie marítima en el noroeste de la península norteña de Istria, cerca de Umag, y los expertos del citado museo arqueológico llevan a cabo sus investigaciones con ayuda de buceadores profesionales desde 2008.



    Mediante el empleo del método de datación por radiocarbono, la edad del barco descubierto a unos 2,2 metros de profundidad se remonta aproximadamente al primer milenio antes de Cristo, con lo que se perfila como el barco más antiguo descubierto en el mar Adriático, explicó la arqueóloga.



    La construcción naval descubierta es singular porque sus partes se unían por una técnica peculiar de cosido con cuerda a través de agujeros situados en los bordes de planchas de madera.



    La eslora del casco de la nave mide aproximadamente alrededor de 6 metros y la manga 2,4 metros, al tiempo que fueron descubiertas 8 planchas del casco y una costilla.



    En cuanto al asentamiento neolítico descubierto en la misma localidad, las investigaciones apuntan a que la "Atlántida croata" estaba integrada por casas construidas sobre pilares de madera, que por yacer en el lodo marino se conservaron de forma inusitada.



    "Hemos determinado que se trata de un poblado prehistórico que data del período entre el Neolítico final y la temprana Edad de Bronce. Se encuentra a una profundidad entre 2,5 y 3,2 metros, sobre una superficie de alrededor de 10.000 metros cuadrados", precisó Koncani.



    Una investigación inicial de una porción menor del asentamiento sacó a la luz una gran cantidad de huesos animales y vasijas prehistóricas de cerámica. (EFE)

    http://sanmartinadiario.com.ar/ciencia/3314-hallan-bajo-el-mar-un-poblado-neolitico-y-un-barco-antiguo.html


    _________________
    Nada es casual todo es causal. todo sera como debe ser.

    burumbumax
    Voluntario Superior
    Voluntario Superior

    Masculino Mensajes : 675
    Fecha de inscripción : 06/01/2011
    Edad : 41
    Localización : Neuquen- Argentina- Faro del mundo
    Empleo /Ocio : ingeniero imaginacional
    Humor : A veces río, a veces lloro...

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por burumbumax el Lun Jun 25, 2012 7:43 pm

    burumbumax escribió:
    burumbumax escribió:Hola queridos amigos y amigas de todo el mundo, mi nombre es aquenaton Christian Máximo Marino y hoy quisiera compartir parte de una investigación en la cual me encuentro trabajando hace mas de un año. Mis investigaciones se basan en el poder de la vibración, y de como una simple vibracion puede afectar a la materia. Tras un extenso periodo de tiempo donde me hundi en todo tipo de pensamientos pseudocientificos e ilusorias formulas ancestrales, (poseido por el don de la imaginación), cierto día vino a mi mente el querer saber acerca de el poder de la palabra, pensando en lo citado por jesus de nazaret en la biblia. El poder de la palabra tiene su origen en la vibración fonética y su respectiva modulación, canalizada a traves del pensamiento y la intención. La vibración fonética y modulada crea la base del holograma, que es proyectada con el pensamiento y materializado a traves de la intención, creando asi lo que se denomina vulgarmente como "milagro".
    Aqui va la clave del asunto:

    A: banda de amplitud - amplitud -
    http://img840.imageshack.us/img840/3021/imagen1318.jpg
    B: pulso
    http://img151.imageshack.us/img151/8461/imagen1323.jpg
    C: toma una porción del pulso
    D: repele
    http://img228.imageshack.us/img228/7826/imagen1326.jpg
    E: emite
    F: fuerza
    G: gana
    H: se detiene antes de chocar
    I: sintonia
    J: atrae
    K: domina
    L: llega mas allá
    http://img411.imageshack.us/img411/8830/imagen1330.jpg
    LL: llega mas alla y aún más allá
    M: multiplica com potencia
    http://img831.imageshack.us/img831/3010/imagen1331.jpg
    N: minimiza - reduce - niega
    http://img838.imageshack.us/img838/2007/imagen1332.jpg
    Ñ: se apega
    O: alrrededor
    P: expulsa
    Q: punto exacto - punto justo -
    R: repite
    S: sube la frecuencia
    T: toca
    U: fuente
    V: canaliza
    W: ingiere
    X: resuena - se exita
    Y: equilibrio
    Z: todos los equilibrios


    Cada letra tiene un movimiento vibratorio distinto, y cada palabra crea un holograma en el eter, por ejemplo vamos a analizar algunas de ellas.
    Cuando alguien estornuda, le decimos:

    SALUD.
    Significado: sube la frecuencia de la banda de amplitud llegando mas allá de la fuente y repele.

    SOL.
    Sign.: sube la frecuencia alrrededor llegando más allá.

    AMOR.
    Sign.: banda de amplitud que multiplica con potencia lo que le rodea y lo repite.

    ODIO:
    Sign.: lo de alrrededor repele la sintonia a su alrrededor.

    FELIZ:
    Sign.: fuerza de emision que llega mas allá de la sintonia de todos los equilibrios.

    ENERGIA:
    Sign.: emision que minimiza la emision, repitiendo el ganar la sintonia de amplitud.

    NIBIRU:
    Sign.: minimiza la sintonia, emite un pulso de sintonia y repite la fuente. (como una reprogramacion)

    HERCOLOBUS:
    Sign.: se detiene antes de chocar con la emision y repite, toma una porcion de lo que tiene alrrededor llegando mas alla de su alrrededor y emite un pulso a la fuente subiendo la frecuencia.

    FIN:
    Sign.: fuerza de sintonia minimizada (algo queda despues del fin)

    MUERTE:
    Sign.: multiplica con potencia la fuente de emision y repite tocando la emision.

    VIDA:
    Sign.: canaliza la sintonia repeliendo la amplitud.

    APOCALIPSIS:
    Sign.: amplitud que expulsa lo que tiene alrrededor, toma una porcion de amplitud llegando mas alla de la sintonia y vuelve a expulsar, sube la frecuencia de sintonia y sube la frecuencia.

    TYCHE:
    Sign.: toca el equilibrio y toma una porcion deteniendose antes de chocar con la emision.

    SUERTE:
    Sign.: sube la frecuencia de la fuente de emision y repite, luego toca la emision.

    WATER:
    Sign.: ingiere la amplitud y toca la emision repitiendo.

    PENSAMIENTO:
    Sign.: expulsa la emision minimizando, sube la frecuencia de amplitud, multiplica con potencia la sintonia emitiendo minimizadamente y toca lo que tiene alrrededor.

    XILOFON:
    Sign.: resuena la sintonia llegando mas alla de lo de alrrededor y con fuerza a su alrrededor, minimiza.

    TESLA:
    Sign.: toca la emisión y sube la frecuencia llegando mas alla de la banda de amplitud.

    RISA:
    Sign.: repite la sintonia y sube la frecuencia de amplitud.

    MAR:
    Sign.: multiplica con potencia la banda de amplitud y la repite.

    CIELO.
    Sign.: toma una porción de sintonia y emite llegando más allá de lo que tiene alrrededor.

    CÄBALA:
    Sign.: toma una porción de amplitud, emite un pulso de amplitud y llega más allá de la amplitud.

    BACULO:
    Sign.: pulso de amplitud que toma una porción de la fuente y llega más allá de su alrrededor.

    NÚMERO.
    Sign.: minimiza la fuente, multiplica con potencia la emisión y repite lo que tiene alrrededor.

    TRES:
    Sign.: toca la repetición de la emisión y sube la frecuencia.

    VENUS:
    Sign.: canaliza la emisión, minimiza la fuente y sube la frecuencia.

    PAZ:
    Sign.: expulsa la amplitud con todos los equilibrios.

    GUERRA:
    Sign.: gana la fuente de emision y repite la repeticion de amplitud.

    INDIGO:
    Sign.: sintonia minimizada o reducida que repele la sintonia y gana lo que tiene alrrededor.

    ESTRELLA:
    Sign.: emision que sube la frecuencia, toca la repetición de la emisión y llega mas allá y mas allá aún de la banda de amplitud.

    PIEDRA:
    Sign.: expulsa la sintonia de emisión y repele repitiendo en la amplitud.

    CUARZO:
    Sign.: toma una porción de la fuente de amplitud, repitiendo todos los equilibrios a su alrrededor.

    DIOS:
    Sign.: repele la sintonia de lo que tiene alrrededor y sube la frecuencia.

    DIABLO:
    Sign.: repele la sintonia de amplitud y emite un pulso llegando más allá de su alrrededor.

    NIÑO:
    Sign.: minimiza la sintonia y se apega a lo de su alrrededor.

    HUMANO:
    Sign.: se detiene antes de chocar con la fuente (semejante a diós), multiplica con potencia la amplitud y minimiza lo que tiene a su alrrededor.

    ABRACADABRA:
    Sign.: amplitud que pulsa la repetición de amplitud, toma una porción de amplitud, repele la amplitud y pulsa la repetición de amplitud.

    Bueno, hasta aquí solo algunos significados por cuestión de tiempo y espacio, espero sepan comprender lo ilusorio de mis ideas y que cada uno descomponga todas las palabras que mas le llamen la atención, como: nombres, apellidos, adjetivos, etc.
    Este escrito va acompañado de el metodo para la construcción de un baculo amplificador de poder psiquico atlante, ya que asi, las vibraciones emitidas puedan tener mas efectividad. Un saludo para todos con amor y las mas hemosas bendiciones para sus seres queridos. Feliz 2011.


    http://img502.imageshack.us/img502/6998/imagen1310.jpg
    http://img824.imageshack.us/img824/9265/imagen1311k.jpg
    http://img828.imageshack.us/img828/9980/luuni0923.jpg
    http://img403.imageshack.us/img403/7775/luuni0924.jpg
    http://img843.imageshack.us/img843/6017/luuni0925.jpg
    http://img406.imageshack.us/img406/8964/imagen1341.jpg
    http://img227.imageshack.us/img227/6464/imagen1347.jpg
    http://img196.imageshack.us/img196/2427/luuni0939.jpg
    Este alfabeto esta abierto a todo tipo de pensamientos ya que tambien juega en todo esto los colores y notas musicales, se reciben comenterios y criticas ya que al mundo lo hacemos entre todos.
    Saludos!!!


    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por FranciscoBU el Vie Mar 01, 2013 10:29 am

    study


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    Polilla
    Moderador
    Moderador

    Femenino Mensajes : 9286
    Fecha de inscripción : 03/02/2011
    Edad : 56
    Localización : Argentina // Bs. Aires // Cap. Federal

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Polilla el Sáb Mar 02, 2013 3:19 am



    La Atlántida habría quedado sumergida en el Mediterráneo como consecuencia de un gran "tsunami"



    Ilustración que muestra la ubicación de la Atlántida. EFE

    La Atlántida no es solo una leyenda, sino una gran isla que estuvo emplazada en el centro del mar Egeo y quedó sumergida en el Mediterráneo como consecuencia de un gran "tsunami", según el ingeniero español Paulino Zamarro, autor de un libro sobre el tema.

    En su obra "Del Estrecho de Gibraltar a la Atlántida. La clave está en los estrechos", presentada esta semana en República Dominicana, Zamarro sostiene que la desaparición de la Atlántida data del año 5.500 antes de Cristo.

    Se produjo, según su hipótesis, debido a un gran "tsunami" que hizo que las aguas del Atlántico rompieran el istmo que en esa época había en lo que hoy es el estrecho de Gibraltar, que separa a España y África, y se vertieran en el mar Mediterráneo, que por aquel entonces estaba por debajo de su nivel actual.

    Cuando "se rompió el istmo de Gibraltar y se inundó el Mediterráneo, la Atlántida se sumergió rápidamente bajo las aguas", dijo en declaraciones Zamarro, ingeniero técnico en química industrial por la Universidad Complutense de Madrid y experto en temas medioambientales.

    Zamarro considera que el cambio de salinidad experimentado en esa fecha por las aguas del mar Negro, verificado por medio de pruebas de carbono 14, obedeció también a esa causa.

    "Se ha podido constatar sin ninguna duda que existió un istmo en lo que hoy es el estrecho de Gibraltar y que dicho istmo se rompió hacia el 5.500 antes de Cristo dando un soporte físico creíble a que la Atlántida desapareciera en dicha fecha", afirmó.

    Sobre los motivos por los que esta hipótesis no había sido planteada hasta ahora, el ingeniero dijo que las pruebas "estaban ahí, siempre lo han estado, pero no se pusieron de manifiesto hasta los últimos años del siglo XX. La tecnología no lo permitió hasta entonces y ese fue el principal motivo por el que nadie supo, ni pudo antes descubrir la Atlántida".

    El autor del libro defendió el carácter novedoso de su teoría, ya que "nadie había apuntado hasta ahora a este emplazamiento concreto", si bien otros estudiosos habían situado la mítica isla en puntos de la actual Grecia, como Creta o Santorini, o en el Atlántico. "La ventaja que tiene mi teoría, aparte de suministrar una sólida base científica, es que aporta un mapa a partir del cual se puede tratar de investigar en un lugar concreto y sin irse por las ramas", apuntó.

    Y en ese lugar, según él, se podrían encontrar restos de construcciones o herramientas "hasta una profundidad de unos cien metros", pero "hay que ser humilde y no imaginar construcciones grandiosas. La Atlántida seguramente no fue más que una civilización neolítica avanzada para su tiempo", argumentó.

    Una sólida base científica

    El ingeniero español aseguró que su hipótesis tiene una sólida base científica, que se ha informado de todo aquello relacionado con el tema, "consultado todo tipo de fuentes" y expertos. "Luego, he sacado mis propias conclusiones", agregó.

    "A veces hay científicos, incluso muy buenos, capaces de hacer grandes descubrimientos, pero que luego no saben interpretarlos por ignorar las materias con las que están relacionados", comentó Zamarro.

    Explicó que, por ejemplo, el cambio de salinidad del mar Negro, que él relaciona con la ruptura del istmo de Gibraltar y el consiguiente aumento del nivel del Mediterráneo, fue descubierto por los investigadores William Ryan y Walter Pitman, "pero ellos no han sabido interpretarlo". También aludió a "gente que investiga o que dice investigar sobre la Atlántida" y que no trabaja con seriedad.

    "Los hay que arriman el ascua a su sardina y pretenden haber encontrado la Atlántida a las puertas de su casa, otros son esotéricos y por tanto no se les puede tomar en consideración, otros basan sus teorías en razonamientos que no se sostienen científicamente", subrayó.

    Sobre sus planteamientos, Zamarro aseguró, en cambio, que lo más importante es que su hipótesis es "coherente con lo razonablemente posible".

    "Yo tengo mis razones y las expongo; la comunidad científica es la que tiene que juzgar la bondad de cada teoría y dar su visto bueno", apostilló.

    Publicado el 28 Febrero 2013
    Fuentes: EFE

    http://www.ntn24.com/noticias/ingeniero-espanol-paulino-81237


    _________________
    * * * * * * * * * * * * *

    Mail Administración: selketka@hotmail.com

    Cuida tus pensamientos
    porque se volverán palabras. Cuida tus palabras
    porque se transformarán en actos. Cuida tus actos
    porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres
    porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter
    porque formará tu destino. y tu destino, será tu vida.

    sunny I love yousunny

    Electra11
    Miembro Destacado
    Miembro Destacado

    Femenino Mensajes : 2355
    Fecha de inscripción : 20/04/2011
    Edad : 56
    Localización : córdoba-argentina
    Humor : Bueno

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Electra11 el Sáb Mar 02, 2013 8:16 am

    La Atlantida estaba mas allá de las columnas de Hércules, no me parece que fuere el lugar.
    Si de una de sus colonia.

    Electra11
    Miembro Destacado
    Miembro Destacado

    Femenino Mensajes : 2355
    Fecha de inscripción : 20/04/2011
    Edad : 56
    Localización : córdoba-argentina
    Humor : Bueno

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Electra11 el Sáb Mar 02, 2013 8:27 am

    Asi es Burubumax!
    ..."pensando en lo citado por jesus de nazaret en la biblia. El poder de la palabra tiene su origen en la vibración fonética y su respectiva modulación, canalizada a través del pensamiento y la intención. La vibración fonética y modulada crea la base del holograma, que es proyectada con el pensamiento y materializado a través de la intención, creando así lo que se denomina vulgarmente como "milagro"..."

    Hay diversos sonidos que repitiendolos y repitiendolos te llevan al estado alfa, un estado en el que meditando puedes ademas ayudado por tu imaginacion, presipitar un milagro.
    Asi es.
    pero tenes que tener un maestro para que te ayude con alguna técnica.
    Luego, a veces, el alumno supera al Maestro.
    pero los milagros siempre, los hacemos nosotros.
    Porque el deseo debe estar unido a la intensión.Y a su vez a la monada.
    Y hablamos de cuerpos sutiles que son desarrollados por un individuo depende la garra que le ponga.
    Nosotros cuando estamos preparados el Maestro aparece, luego de aprender, despues de un tiempo seguimos solos.
    El Maestro solo indica la dirección que debemos seguir.
    No va a hacer tu trabajo.
    Ese es el camino.
    las mayoría de las persona busca afuera lo que pueden con Tesón y esfuerzo hacer ellas mismas.
    pero es mejor, que otros te hagan las cosas... bueno pague y marche preso.
    Preso porque estas supeditado a alguien, sos un esclavito.

    Halfaro
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 25604
    Fecha de inscripción : 09/03/2011
    Edad : 42
    Localización : Talca - Chile
    Empleo /Ocio : Administrativo
    Humor : Optimista

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Halfaro el Jue Ago 08, 2013 2:59 pm

    ATLÁNTIDA: ACOMODANDO EL ESCENARIO PARA ENTENDER
     
    Cool.jpg" alt="" />

    El punto principal de este libro es que ya no podemos negar que una civilización muy avanzada existió por lo menos hace 12,500 años, y posiblemente mucho más lejos dentro de las nieblas de la antigüedad remota. La prueba inequívoca para este caso está surgiendo ahora simultáneamente de tantas direcciones diferentes que para dar una breve apreciación global de toda la evidencia física /arqueológica más importante, llenaría por lo menos otro libro entero.

    Para aquéllos que están interesados en buscar este conocimiento e investigar más, aquí hay una lista de libros contemporáneos que son una breve prueba de algunos de aquéllos que han demostrado ser bastante estudiosos, honestos e iluminadores:
    • Los Misterios de Atlántida Revisados por Edgar Evans Cayce
    • Huellas digitales de los Dioses (Fingerprints of the Gods) por Graham Hancock
    • Cuando el Cielo se Cayó por Rand y Rose Flem-Ath
    • El Misterio de Orion por Robert Bauval y Adrian Gilbert
    • El Mensaje de la Esfinge por Graham Hancock y Robert Bauval
    • Desde la Atlántida hasta la Esfinge por Colin Wilson


    EL DESGASTE POR AGUA DE LA ESFINGE
    El argumento más común que uno encontrará al leer los libros arriba mencionados y otros como ellos, normalmente han sido apodados como el “arma detonante” del caso para la Atlántida. Aquí estamos refiriéndonos al hecho notable que la Gran Esfinge de Egipto, situada directamente al lado de las tres principales pirámides en la meseta de Gizeh, muestran señales inequívocas de haber sido afectadas por el agua.

    Y puesto que todos sabemos que Egipto es ahora un desierto, la Esfinge simplemente se debe de haber construido en un momento cuando estaba en existencia allí un clima de lujuriante selva verde, con abundante lluvia. Y aun los más conservadores cálculos geológicos para estas condiciones existentes en Egipto, datan la fecha por lo menos unos 7,000 A.C., y estarían también de acuerdo en que 9,000 AC pudiera ser una fecha más realista - y ése es simplemente el tiempo más reciente en el que pudo haber lluvia alguna en esa zona.

    Usted debe factorizar entonces también cuánto tiempo tomaría para que ocurra tal desgaste de agua – lo cual, ciertamente no sería unos cuantos cientos de años sino que potencialmente muchos miles.

    Este hecho intrigante fue señalado originalmente por R.A. Schwaller de Lubicz, un brillante estudioso y minucioso investigador, quien completamente redefinió las comprensiones de la humanidad del Antiguo Egipto y La Atlántida a mitades del siglo 20. La mayor parte de su trabajo se enfoca en la importancia de entender cómo los Antiguos usaron el simbolismo para transmitir ideas y filosofías, a través de jeroglíficos y creaciones arquitectónicas. Y aunque su trabajo no es ampliamente conocido, sus efectos aún continúan filtrándose a la sociedad moderna.

    El escritor contemporáneo John Anthony West re-descubrió esta información, la cual fue casualmente mencionada en el libro de Lubicz, “El Templo de Hombre”, y comprendió que era claramente algo que era el palpable y comprobable, y que había sido casi milagrosamente ignorado en el pasado. Y después de muchos, pero muchos esfuerzos para ganar el apoyo de innumerables geólogos, West pudo encontrar cooperación por parte de Robert Schoch, un joven pero muy respetado experto en el campo, después de haber escrito y publicado cuatro libros sobre arqueología en sus veinte y tantos años.

    Schoch era renuente a investigar la materia hasta que estuvo seguro que había afianzado la tenencia a su organización académica, pero a principios de 1990, estaba listo para proceder. West y Schoch viajaron, entonces, finalmente a Egipto y comprendieron que el caso era aun más poderoso de lo que previamente se había pensado - había señales abrumadoramente redundantes de desgaste por agua por todas las partes que revisaron, tanto en la Esfinge como en los templos cercanos, hechos de bloques de piedra grandes.

    De hecho, cada vez que han surgido "hipótesis nulificadoras" o denuncias escépticas del argumento del desgaste por agua éstas han sido contundentemente descartadas por West y Schoch. Uno simplemente no puede discutir con la naturaleza. La Esfinge fue tallada en piedra caliza, que es un conglomerado de partículas arenosas fusionadas en un bloque sólido.

    La corrosión del viento produce superficies estratificadas, horizontalmente limadas en la caliza que se miran como las páginas de lado de un libro viejo, ya que ciertas capas de piedra son más delgadas y frágiles, y otras capas son más espesas y más fuertes. Las áreas más espesas de la piedra caliza resistirán más fuertemente el poder del viento por lo que erosionan menos, y las capas más delgadas desaparecerán más rápidamente, produciendo así una superficie desigual.

    Por otra parte, la corrosión por agua produce curvas lisas, sensuales, cortadas directamente en la piedra, sin tener en cuenta su espesor, formando esquinas redondeadas, grietas y riachuelos que asemejan serpientes. Las señales de esta corrosión son tan obvias que cuando el West disfrazó la Esfinge separándola fuera de las fotos con una cinta y las mostró, todos los geólogos a quienes les mostró las imágenes estuvieron de acuerdo con que era un cuadro de un afloramiento de piedra con corrosión por agua.

    Sin embargo, una vez West quitó la cinta y les mostró de donde era el cuadro, inmediatamente se agitaron y se negaron a discutirlo más allá, por simple miedo a perder su reputación. Schoch fue el primer geólogo que enfrentó hechos, arriesgando su propia reputación ante lo obvio.

    Y aún así, si se tiraran muchas evidencias sólidas que existen para apoyar el hecho de que existió una antigua civilización avanzada, todavía podemos regresar a la Esfinge. Una vez sepamos lo que estamos buscando, comprenderemos que esto es solamente uno de los medios más obvios que demuestran que la "histórica cultura Atlante" tenía de hecho, un precedente - y recogeremos cada vez más y más pistas en el transcurso del libro.



    ROBERT BAUVAL Y LA " ALINEACIÓN " DE GIZA
    El próximo argumento mayor de historia reciente, que es invariablemente discutido en el tema de “La Atlántida”, viene de Robert Bauval. Las tres Pirámides principales de Egipto en Giza están colocadas en una cercana proximidad entre ellas, y a Bauval le dio curiosidad acerca de la falta aparente de simetría o geometría en su diseño.

    Él sabía que allí tenía que existir alguna razón para el alineamiento de la manera en que se ven ahora. Sin embargo, aunque aunque intentó dibujar diferentes diagramas, o conectarlos a través de líneas rectas, nada parecía encajar. Finalmente, tuvo un golpe de inspiración cuando buscó a la constelación de Orion, que tiene tres principales estrellas formando la sección central llamado el "cinturón”. Se dio cuenta que las Pirámides de Giza fueron, precisamente, configuradas de la misma manera que el "cinturón de Orion", y rápidamente demostró su punto, recubriendo los mapas del sitio de las Pirámides y los mapas estelares del cinturón de Orion cobre cada una de ellas.

    No sólo estaba cada Pirámide en la posición apropiada, sino que incluso los tamaños y los colores de las Pirámides eran relativos y directamente proporcionales a las magnitudes y colores de las estrellas en el cinturón de Orion. (Las pirámides de Keops y Khefren estaban ambas originalmente cubiertas de caliza blanca y son aproximadamente del mismo tamaño, como las dos estrellas principales del el cinturón, considerando que la pirámide de Menkaure es significativamente más pequeña y fue encajonada originalmente en granito rojo, como la tercera estrella más oscura y más roja.)

    Cuando Bauval continuó investigando la materia, él comprendió que los arquitectos de Giza habían creado una duplicación perfecta de los cielos estrellados en la Tierra - una idea que encajó perfectamente en con su concepto de la conexión entre el mundo físico y el Duat, o mundo espiritual.

    Toda la tierra, incluso el cercano Río Nilo, parecía haber sido factorizado armoniosamente en el plan. En otros términos, la posición relativa del Río Nilo a las Pirámides era idéntica a la posición de la Vía Láctea con relación al cinturón de Orion en el cielo nocturno estrellado. Otras Pirámides cerca de Giza parecían sugerir que varias otras estrellas significativas de Orion y cerca de la constelación de Hyades fueron también inmortalizadas en piedra en la Tierra.
    in embargo, el aspecto más importante del argumento entero de Bauval es que el complejo de Giza fue construido obviamente para ser codificado en el tiempo, utilizando el movimiento natural y lento de la Tierra, conocido como precesión.

    Más adelante en el libro, estaremos discutiendo muy extensivamente el fenómeno de la precesión de la Tierra, que finalmente no es otra cosa más que un tambaleo a largo plazo en el eje norte-sur de la Tierra que toma 25,920 años para completarse. La precesión es observable aquí en la Tierra como un cambio aparente de las posiciones de las estrellas en el cielo, de un grado cada setenta y dos años.

    Lo que esto significa es que si usted puede escoger una noche fija cada año, como el Equinoccio, cuando el Sol se alinea perfectamente con el ecuador de la Tierra, y mide las posiciones de todas las estrellas en el cielo durante esa noche. Después de 72 años ellos habrán flotado un grado fuera de alineación. Sobre un período más largo de tiempo, esto crea un movimiento aparentemente circular en los cielos, lo cual cambiará gradualmente la ubicación de la Estrella Norte, así como todas las otras constelaciones.

    Usando un programa conocido como Skyglobe, Bauval realizó que el único tiempo “reciente” en el cual la Vía Láctea estuvo perfectamente alineada con el Río Nilo fue aproximadamente hace 12,500 años. En ese momento, y sólo en ese momento, (a menos que usted estuviera deseoso de remontarse a más de 30,000 años atrás), uno podría estar de pie sobre la Tierra y observar las Pirámides y el Río Nilo a cierta distancia, y ver al Nilo conectarse directa y perfectamente con la Vía Láctea y ver las estrellas del cinturón de Orion reflejar las posiciones de las pirámides terrestres.

    Para Bauval estaba claro que había encontrado una cápsula de tiempo, una matriz codificada de información diseñada para mostrar el tiempo exacto en que el complejo entero fue diseñado y planeado.



    TÉCNICAS SUPER-AVANZADAS DE PERFORACIÓN
    Otro reciente descubrimiento en el argumento para una civilización perdida con alta tecnología viene de Christopher Dunn, cuya especialización principal es la perforación. Él ha demostrado definitivamente que ciertos artefactos, incluso el ataúd vacío o "Cofre de granito" que está destacado en la Cámara del Rey de la Gran Pirámide, muestra señales de técnicas excelentes de perforación muy avanzadas que superan cualquier artefacto actual en posesión nuestra.

    Dunn analizó el Cofre de Granito y encontró evidencia inequívoca, indicando que había sido ahuecado con alguna especie de taladro en forma de tubo que cavaría un buen trozo de una vez. Todavía más increíbles son los patrones de espiral que quedaron grabados en el granito, demostrando que este taladro era capaz de perforar de una vez 1/10 de pulgada de piedra por segundo. Sin embargo, el granito es una piedra tan dura que nuestros más modernos sistemas de puntas de diamante no logran perforar más de 1/100 de pulgada por segundo.

    Otra área de investigación de Dunn que también fue mencionada por Graham Hancock es la presencia de jarrones tallados y estatuas de diorita, que son de color oscuro y es considerado ser una de las formas más duras de piedra en la tierra. Estos jarrones tienen cuellos muy largos y delgados, y están tallados de un solo pedazo de diorita. Las aperturas en algunos jarrones ni siquiera son lo suficientemente grandes para que encaje adentro de ella el dedo de un niño, y sin embargo sus interiores fueron perfectamente ahuecados.

    Así, ahora no sólo debemos visualizar un taladro que avergüenza nuestros diseños actuales, sino que un taladro que debió tener también la flexibilidad suficiente para producir un agujero diminuto y entonces moverse dentro en todo su alrededor. La conclusión de Dunn es que los Antiguos deben de haber estado en la posesión de técnicas de perforación que dejan muy atrás cualquier artefacto que poseemos ahora.

    Él prosigue más allá, sugiriendo que estos antiguos taladros podrían haber utilizado de algún modo el ultrasonido, trabajando así en un modo similar a cómo la vibración repetitiva de un taladrado cincela las aceras y calles de concreto. Pero incluso entonces, está perdido para explicar cómo pudieron ellos cincelar los jarrones de diorita.

    http://veritas-boss.blogspot.com/2013/08/atlantida-acomodando-el-escenario-para.html


    Halfaro
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 25604
    Fecha de inscripción : 09/03/2011
    Edad : 42
    Localización : Talca - Chile
    Empleo /Ocio : Administrativo
    Humor : Optimista

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Halfaro el Vie Feb 27, 2015 12:51 pm

    Italia
    Hallan 39 lingotes de oricalco, un metal legendario
    Este metal, compuesto por una aleación de cobre y zinc, aparece descrito en uno de los diálogos de Platón sobre la Atlántida
    Por Alec Forssmann

    En Critias o La Atlántida, uno de los últimos diálogos de Platón, el filósofo griego describe la isla mítica como una tierra fértil que producía las cosas que son necesarias para la vida, y por lo pronto los metales, ya fueran sólidos o fusibles, y hasta aquel del cual sólo conocemos el nombre, pero que en la isla existía realmente, extrayéndose de mil parajes de la misma, el oricalco, que era entonces el más precioso de los metales después del oro. El pasado mes de diciembre, una asociación italiana en defensa del medio ambiente detectó en el fondo del mar, frente al muncipio siciliano de Gela, varios lingotes de este metal legendario, que está compuesto por una aleación de cobre y zinc. En total se han hallado 39 lingotes, cada uno de un kilo de peso. Se trata de un metal misterioso porque, gracias a Platón, está relacionado con la mítica Atlántida y porque hasta ahora no se había encontrado en forma de lingote, explica Sebastiano Tusa, arqueólogo y superintendente del Mar de la Región Siciliana, a Historia National Geographic. 

    Hallados junto a un pecio del siglo VI a.C.

    Los lingotes de oricalco aparecieron junto a los restos de una nave que se hundió en el siglo VI a.C., en una época en que Gela era una importante colonia griega. Todavía no lo sabemos con seguridad, pero creemos que formaban parte del cargamento del barco. También hemos hallado cerámica de importación griega, una rueda de molino de roca volcánica y una estatuilla que representa a la diosa Deméter, afirma Tusa. Los lingotes pertenecerían por tanto al siglo VI a.C., una época en la que surge la filosofía griega en Mileto, un siglo antes del nacimiento de Platón. El oricalco fue utilizado como ornamento desde la época protohistórica y en tiempos de Augusto para acuñar monedas, apunta Tusa. Las piezas halladas serán expuestas a partir de febrero en el Museo Arqueológico Regional de Gela, al sur de Sicilia.

    http://www.nationalgeographic.com.es/articulo/historia/actualidad/9887/hallan_lingotes_oricalco_metal_legendario.html


    Contenido patrocinado

    Re: La Atlantida: Lo que nos ocultan .

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:59 am


      Fecha y hora actual: Dom Dic 11, 2016 1:59 am