La organización Mundial de la Salud reveló que el virus ha infectado al menos a 571 personas en China, Taipei, Hong Kong, Malasia y Canadá, y provocando la muerte de 212.