PROYECTO HUMANO

Estimado Visitante , este es un foro de estudio y preparación para el Nuevo Proyecto Humano , el de aprender a Pensar .
Verás que hacemos un especial incapie en las enseñanzas provenientes del Librepensamiento , debido a la compleja interrelación entre la realidad y lo que verdaderamente percibimos . Y la capacidad de éste , en poder develar el funcionamiento de ambas .
" El Nuevo Paradigma es no seguir sosteniendo ideas heredadas por obligación , inculcadas mediante el miedo y por reiteración , debemos crear nuestro propio pensamiento e ideas dentro de una Libertad Humana y Espiritual "
Únete a nosotros y aprendamos todos juntos .
Los Administradores .

PROYECTO HUMANO

ConectarseRegistrarse

TRANSLATE

Últimos temas

» #Space Weather Forecasts - ESTUDIO DEL SOL Y LA #MAGNETOSFERA , #ASTRONOMÍA
Ayer a las 9:34 pm por Velociraptor

» Earthquakes in the World - SEGUIMIENTO MUNDIAL DE SISMOS
Ayer a las 2:15 pm por Halfaro

» La sonda Maven logra llegar a Marte a estudiar por qué el planeta es un páramo
Ayer a las 11:20 am por Merry

» Seguimiento a ofensiva del Estado Islamico.
Ayer a las 11:03 am por Merry

» FELIZ CUMPLEAÑOS A TODOS LOS CUMPLEAÑEROS
Sáb Sep 20, 2014 7:27 pm por FranciscoBU

» Músicas Mensajeras
Sáb Sep 20, 2014 5:12 pm por FranciscoBU

» ¿Encubrimiento? Fuerte explosión sacude Columbus, Georgia, y culpan a aviones
Sáb Sep 20, 2014 5:11 pm por FranciscoBU

» SEGUIMIENTO "Bolas de Fuego"
Sáb Sep 20, 2014 5:08 pm por FranciscoBU

» #SIRIA INFORMES ACTUALIZADOS SOBRE LA GUERRA EN GESTACIÓN .
Sáb Sep 20, 2014 4:55 pm por FranciscoBU

» SEGUIMIENTO DE #NIBIRU 2013-2014
Sáb Sep 20, 2014 3:56 pm por FranciscoBU

» Excelente post de Planeta Gea . ( Como siempre )
Sáb Sep 20, 2014 3:30 pm por FranciscoBU

» El Papa advirtió sobre una Tercera Guerra Mundial
Sáb Sep 20, 2014 3:11 pm por FranciscoBU

» ¿Una inminente Guerra Mundial?
Sáb Sep 20, 2014 3:08 pm por FranciscoBU

» Vuelve el Ébola, el virus más mortal del planeta
Sáb Sep 20, 2014 3:00 pm por FranciscoBU

» El misterio del Triángulo de las Bermudas se oculta en el espacio
Sáb Sep 20, 2014 11:51 am por Jansef

» ¿Qué pasa si se deja de consumir azúcar durante un año?
Sáb Sep 20, 2014 10:03 am por Jansef

»  Nuevo récord de Extensión de Hielo Marino Antártico
Sáb Sep 20, 2014 9:56 am por Jansef

» Oficial: el verano de 2014 ha sido el más cálido jamás medido
Vie Sep 19, 2014 11:32 pm por Jansef

» Gran Colapso Económico es inevitable
Vie Sep 19, 2014 11:26 pm por Jansef

» Preocupa el eventual uso militar de un área espacial de China en la patagonia
Vie Sep 19, 2014 9:23 pm por gabitomi

» Descubren una galaxia enana con un agujero negro gigante
Vie Sep 19, 2014 9:55 am por Merry

» Unas 40 empresas extranjeras han 'escapado' de Argentina
Jue Sep 18, 2014 11:36 pm por Merry

» Científicos disidentes de NASA reconocen que la causa del cambio climático podría ser cósmica
Jue Sep 18, 2014 10:43 pm por Jansef

» Francisco, al Consejo Judío Mundial: "Los cristianos sufren ahora como ustedes en el pasado"
Jue Sep 18, 2014 10:22 pm por Merry

» Stephen Hawking todavía "no sabe por qué existe el Universo"
Miér Sep 17, 2014 11:41 pm por Jansef

» Obama anuncia bombardeos contra el EI en Siria y ampliará la ofensiva en Irak
Miér Sep 17, 2014 11:40 am por susy307

» #Van 2.130 fallecidos y 12.000 heridos##Israel lanza ofensiva terrestre en Gaza#Israel ataca la Franja de Gaza en respuesta al fuego de misiles
Miér Sep 17, 2014 10:12 am por Merry

» Coche de un cardenal argentino, utilizado para transportar droga
Miér Sep 17, 2014 12:28 am por Merry

» El 'misterioso' virus de EE.UU. salta fronteras y se extiende por Canadá
Mar Sep 16, 2014 10:58 pm por Jansef

» Fiebre chikungunya se propaga por el Caribe
Lun Sep 15, 2014 7:54 pm por Jansef

VISITANTES

Face .

Navegación

La Visión de un Maestro

    Efectos de la radiación sobre el cuerpo humano.

    Comparte

    eliganu
    MIEMBRO DE HONOR
    MIEMBRO DE HONOR

    Femenino Mensajes: 1597
    Fecha de inscripción: 10/09/2011
    Edad: 57
    Localización: Los angeles Bio Bio Chile
    Empleo /Ocio: Educadora
    Humor: ?

    Efectos de la radiación sobre el cuerpo humano.

    Mensaje por eliganu el Lun Mayo 27, 2013 5:49 pm

    Siento que es necesario tenerlo presente

    Efectos de la radiación sobre el cuerpo humano.

    A continuación tienen algunos datos interesantes sobre los efectos de la radiación sobre el organismo humano.



    Otros datos sobre los efectos en organos y partes del cuerpo humano.



    Consecuencias de algunas dosis de radiación.






    http://fs210secc1002.wordpress.com/el-atomo/efectos-de-la-radiacion-sobre-el-cuerpo-humano/

    Sahú Ari Merek
    Administrador General
    Administrador General

    Masculino Mensajes: 31332
    Fecha de inscripción: 17/09/2010
    Edad: 57
    Localización: Valle de Traslasierra-Argentina
    Empleo /Ocio: Terapeuta
    Humor: Siempre Positivo .

    Re: Efectos de la radiación sobre el cuerpo humano.

    Mensaje por Sahú Ari Merek el Lun Mayo 27, 2013 6:06 pm

    Excelente , está entrando mucha radiación a nuestra atmósfera .


    _________________
    Es el objetivo de cada alma , fusionarse con la pureza de la mente en cada vida. 
     
    Sahú Ari Merek 


     

    Jansef
    MIEMBRO DE HONOR
    MIEMBRO DE HONOR

    Masculino Mensajes: 4909
    Fecha de inscripción: 29/04/2012
    Edad: 49
    Localización: Rep. Dominicana
    Empleo /Ocio: Vendedor

    Re: Efectos de la radiación sobre el cuerpo humano.

    Mensaje por Jansef el Lun Mayo 27, 2013 9:50 pm

    ¿Te duele la cabeza? Puede que la respuesta esté en el Sol…



    Aprovechando que el Sol se ha vuelto a activar, y esta vez con cierta contundencia, he considerado oportuno rescatar un extracto de La gran tormenta solar sobre los efectos que, de saturar la atmósfera, un incremento del viento solar puede llegar a tener en nuestro comportamiento habitual. Es posible que en los próximos días sea buena idea echarle más voluntad de la acostumbrada a la cosa y controlar esos nervios…

    Electromagnetismo y vida

    Nuestra vida diaria está rodeada de campos electro-magnéticos: hornos microondas, teléfonos móviles, señales de televisión y radio; un poco más allá, antenas, onda corta de radioaficionados, taxis o policía, radares, y un larguísimo etcétera. Y todas ellas son emisoras de un tipo u otro de radiación que nos afecta en mayor o menor medida. Como ejemplos más característicos, todos sabemos de las continuas polémicas surgidas en torno a la instalación de antenas de telefonía móvil y de líneas de alta tensión en entornos habitados.

    Es un hecho la larga lista de enfermedades que la radiación electromagnética, sobre todo la de baja frecuencia, provoca al interaccionar con nuestras células: cáncer, leucemia, afecciones cardiovasculares y del sistema nervioso, etc., También lo es, desde los años noventa, la compleja relación que existe entre los campos magnéticos y el cerebro humano, entre cuyos componentes se encuentran los magnetosomas, que son partículas de magnetita rodeadas de una membrana biológica, la cual permite la interacción con las neuronas.

    La existencia de los magnetosomas en los animales era algo conocido por la Biología, puesto que son los que permiten, a modo de brújula, orientarse a seres como las aves migratorias, ballenas, delfines y tortugas marinas. Y, de hecho, se ha demostrado que la perturbación electro-magnética es causa de algunos episodios de desorientación en dichos animales.

    Todo esto no sólo es aplicable a los campos electromagnéticos de origen artificial, sino también a los naturales. Se sabe que las alteraciones bruscas del campo magnético, como las que se producen antes de un terremoto, son percibidas por los animales. En el caso de las alteraciones provocadas por una tormenta solar, varios estudios han corroborado que, durante los períodos en que se produce un incremento de la actividad solar, aumenta el número de incidencias médicas relacionadas con infartos de miocardio y derrames cerebrales, así como de intentos de suicidio.

    En este sentido, los astronautas han servido como generoso cuerpo de cobayas humanas, observándose que, cuando eran sometidos a un aumento de radiación solar, su comportamiento, sereno y estable por definición en estos tipos, cambiaba radicalmente y daba lugar a brotes de nerviosismo e histeria.

    En un estudio de 1994 realizado por la Clínica Westbank en Stirlingshire, Reino Unido, se comprobó que existía un incremento estadístico significativo en la admisión de pacientes con algún tipo de trastorno mental en los días de tormentas solares. Según esto, el aumento de ingresos por depresión superaba la media en un 36,2% durante las dos semanas siguientes a un evento geomagnético de importancia[1].

    Se ha podido analizar la relación entre la glándula pineal, un órgano atrofiado y gran desconocido que los científicos apenas alcanzan a asociar con la segregación de melatonina y con cierta capacidad fotosensible, y los campos magnéticos.

    La glándula pineal, o epífisis, es un órgano situado justo en el centro geométrico de nuestro encéfalo. A partir de los siete años de edad, se produce su atrofia debido a un proceso de deshidratación común a diferentes órganos, lo que hace que esta glándula termine por contraerse hasta alcanzar el tamaño de un piñón.

    Hasta hace poco se la consideraba un residuo procedente de fases anteriores de nuestra evolución, un vestigio sin utilidades importantes en nuestra actual fase evolutiva. Sin embargo, los últimos descubrimientos científicos han cambiado radicalmente el concepto que hasta ahora teníamos de ella.

    Hoy sabemos que su misión biológica es la secreción interna de melatonina, hormona cuya cantidad disminuye con la edad y que está relacionada con la regulación de los ciclos de vigilia y sueño, los llamados “ritmos circadianos”, y con los procesos de la pubertad, además de ser un poderoso antioxidante y participante en los procesos de apoptosis de células cancerosas en el timo.

    Es una glándula fotosensible, es decir, responde a las variaciones de luz que se dan a nuestro alrededor. De esta manera, se activa en la oscuridad para segregar melatonina, la cual nos induce a un estado de calma e introspección.

    La circulación de hormonas por nuestro organismo provoca una serie de emociones y sensaciones concretas. Las sustancias endorfinas segregadas por la glándula pineal nos ayudan a entrar en un estado de conciencia más íntimo provocado por la sensación de tranquilidad que aporta la melatonina.

    Esta segregación de endorfinas permite disminuir y relajar los sentidos, lo que se refleja en el cuerpo mediante una reducción del glucógeno en la sangre, induciéndonos al sueño y llevándonos a un estado de duermevela. Al ser éste un estado en el que la actividad cerebral está bajo mínimos, reduce las interferencias del mundo externo y la concentración sobre uno mismo es superior. Esto, a nivel práctico, nos permite distanciarnos de los problemas y observarlos con una nueva perspectiva, por lo que la mayoría de nosotros lo aprovechamos para reflexionar y repasar los acontecimientos cotidianos, encontrando a veces respuestas y soluciones que sin esa calma y concentración nos resultarían difíciles de intuir.

    Más allá de su capacidad fotosensible, los últimos estudios científicos insisten en que la glándula pineal es también un magnetorreceptor, es decir, resulta sensible a los campos magnéticos y transforma sus ondas en estímulos neuroquímicos.

    El profesor José Luis Bardasano, de la Universidad de Alcalá de Henares, es uno de los mayores especialistas en temas relacionados con bioelectromagnetismo. En su ponencia Electromagnetismo, glándula pineal y salud pública[2] nos dice que:

    En el organismo existen dos sistemas de comunicación: el de base química y el de base eléctrica. En el primero (sistema endocrino), las señales de información (mensajes) son las hormonas que se transmiten a través de canales de información: vasos sanguíneos, vasos linfáticos, canal neural, etc. alcanzando los órganos diana o efectores. En el segundo (sistema nervioso) las señales son electromagnéticas y poseen una red de distribución con centros y ”subestaciones” que asienta sobre las células neuronales (neuronas) alcanzando los músculos, corazón, glándulas, etc. Éstos dos sistemas han evolucionado paralelamente y colaboran mutuamente desde sus orígenes en perfecta armonía cronobiológica (la cronobiología es la ciencia que estudia los ritmos). Los ritmos y ciclos que en estos dos sistemas se suceden están coordinados por la “glándula pineal”.

    Para el profesor Bardasano, la luz es el temporizador o sincronizador principal de los ciclos vitales, mientras que los campos electromagnéticos constituyen el sincro-nizador adicional. Los estudios realizados han llevado a concluir que las alteraciones electromagnéticas, al igual que lo hace la luz, interrumpen el proceso de secreción de melatonina. Una exposición continuada y la consiguiente reducción de actividad en la glándula pineal provocan casos habituales de fatiga, estrés, trastornos del humor, trastornos del sueño, rendimiento profesional disminuido, depresión e incluso riesgos de padecer cánceres como el de mama.

    Según esto, no sólo hemos de tener cuidado con las alteraciones provocadas por los campos electromagnéticos artificiales (antenas, telefonía, radares, etc.), sino también con las variaciones de los campos magnéticos naturales, como pueden ser las provocadas por fuertes tormentas solares. Así, la glándula pineal sería receptiva no sólo a las ondas emanadas del campo geomagnético, sino a otras tan importantes como la resonancia Schumman, las micro-pulsaciones de origen cósmico y cualquier campo ELF o de baja frecuencia en general.

    Todas ellas influyen en nuestro estado de ánimo debido a que afectan a nuestros biorritmos y neurotransmisores, rompiendo la sincronización de los ritmos circadianos y la producción de melatonina.

    La ciencia empezó a tomarse en serio este asunto a partir de los años noventa. Ya desde la década de los 80 una gran cantidad de investigaciones psicológicas venía demostrando que las tormentas geomagnéticas tienen un profundo efecto en los estados de ánimo y por tanto influyen en el comportamiento humano y en la manera de abordar conflictos y problemas. Un hallazgo importante de estos estudios es que se suelen atribuir los sentimientos y emociones a la fuente equivocada, dando lugar a juicios incorrectos. Y de ahí la importancia de conocer el origen del malestar para poder controlar el modo en que actuamos.

    Un ejemplo muy significativo de las repercusiones que el desconocimiento de estos trastornos pueden llegar a alcanzar lo tenemos en un estudio realizado en 2003 por los doctores Ana Krivelyova y Cesare Robotti y financiado por el Banco de la Reserva Federal de Atlanta[3], quienes concluyeron que las tormentas solares también afectan a los mercados bursátiles, haciendo que los corredores de bolsa tomen decisiones pesimistas.

    Según el informe, que tuvo en cuenta el comportamiento de los diferentes índices bursátiles de nueve países diferentes, las personas afectadas por las tormentas solares pueden estar más inclinadas a vender más acciones en días de alta actividad geomagnética debido a que erróneamente atribuyen su mal humor a las malas perspectivas económicas en lugar de a las condiciones ambientales. Esto provoca un efecto negativo en las estadísticas económicas de la semana siguiente. De la misma manera, los científicos observaron cómo durante los períodos de poca actividad geomagnética las decisiones tomadas condujeron a un aumento de los beneficios en todos los sistemas estudiados.

    Para concluir este apartado, no puedo evitar recordar un curioso estudio realizado por el doctor Darren Lipnicki[4], del Centro de Medicina Espacial de Berlín, el cual intentaba demostrar la correlación entre la actividad geomagnética y el contenido de los sueños, basándose en las alteraciones en la producción de melatonina que se producen por los cambios en el nivel de radiación tras una tormenta solar. Lipnicki concluyó que durante las situaciones de baja actividad geomagnética, los sueños tienden a ser más extravagantes que en los periodos de máxima alteración del campo magnético terrestre. En estos últimos, las aventuras oníricas estarían más apegadas a la realidad.

    No deja de ser interesante la cantidad de efectos que parecen tener los eventos geomagnéticos sobre la psique humana, condicionando nuestra actividad diaria sin que apenas seamos conscientes de ello. Lo que parece quedar claro de los estudios al respecto es que somos más dependientes del entorno de lo que podríamos pensar en un principio, por lo que toda investigación sobre estos trastornos puede conducirnos a un más claro entendimiento de lo que somos y de nuestra relación con el mundo que nos rodea.

    [1] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8199794?dopt=Abstract

    [2] http://www.electrosensibilidad.es/bardasano.pdf

    [3] http://www.frbatlanta.org/filelegacydocs/wp0305b.pdf

    [4] http://www.newscientist.com/article/dn16871-sweet-dreams-are-made-of-geomagnetic-activity.html

    Fuente: http://www.erraticario.com/astronomia-libros-y-ebooks/te-duele-la-cabeza-puede-que-la-respuesta-este-en-el-sol/


    eliganu
    MIEMBRO DE HONOR
    MIEMBRO DE HONOR

    Femenino Mensajes: 1597
    Fecha de inscripción: 10/09/2011
    Edad: 57
    Localización: Los angeles Bio Bio Chile
    Empleo /Ocio: Educadora
    Humor: ?

    Re: Efectos de la radiación sobre el cuerpo humano.

    Mensaje por eliganu el Mar Jun 04, 2013 3:54 am

    Durante la Primera Guerra Mundial, AL Tchijevsky, un profesor ruso de Física
    Astronomía y Biológica, se dio cuenta de que las batallas
    particularmente grave seguido las llamaradas solares durante el período
    pico de manchas solares de 1916-17. Intrigado
    por la conexión de la conducta humana a la física solar, Tchijevsky
    construyó un "índice de la excitabilidad Humanos de masas". Él
    compiló la historia de los 72 países a partir de 500 aC a 1922 dC para
    proporcionar una base de datos para articular sus correlaciones. Después
    de la calificación de los eventos más importantes, Tchijevsky encontró
    que el 80% de los eventos humanos más importante se produjo durante los 5
    años más o menos de la máxima actividad de manchas solares.


    La conexión de energía solar a los eventos terrestre ha sido estudiada por
    los científicos desde entonces, pero la mayor parte de la atención se
    ha centrado en el mismo sol y sobre el impacto del ciclo solar en el
    clima, el clima, los mercados de productos agrícolas, y otros fenómenos no humanos .


    Cuando los datos se examina, parece que cuando solar actividad geomagnética
    está cambiando más rápidamente y es en el ascenso o el descenso de un
    ciclo solar, cuando las manchas solares están aumentando rápidamente o
    disminuir, respectivamente, que tiene el mayor potencial para afectar a
    humanos estados de ánimo, patrones de comportamiento, la creatividad y las tendencias históricas.

    A. L. Tchijevsky

    (1897-1964)

    https://docs.google.com/Doc?docid=0AQdLVHZJ-yB8ZGc3ODY1YnBfMTVjMnRwbjdoNQ&hl=es&pli=1

      Fecha y hora actual: Mar Sep 23, 2014 4:20 pm