PROYECTO HUMANO

Estimado Visitante , este es un foro de estudio y preparación para el Nuevo Proyecto Humano , el de aprender a Pensar .
Verás que hacemos un especial incapie en las enseñanzas provenientes del Librepensamiento , debido a la compleja interrelación entre la realidad y lo que verdaderamente percibimos . Y la capacidad de éste , en poder develar el funcionamiento de ambas .
" El Nuevo Paradigma es no seguir sosteniendo ideas heredadas por obligación , inculcadas mediante el miedo y por reiteración , debemos crear nuestro propio pensamiento e ideas dentro de una Libertad Humana y Espiritual "
Únete a nosotros y aprendamos todos juntos .
Los Administradores .

PROYECTO HUMANO


TRANSLATE

Últimos temas

» Earthquakes in the World - SEGUIMIENTO MUNDIAL DE SISMOS
Hoy a las 8:52 am por Halfaro

» Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, y el mundo se tambalea
Ayer a las 8:41 pm por Jansef

»  Space Weather Forecasts - ESTUDIO DEL SOL Y LA #MAGNETOSFERA , #ASTRONOMÍA
Ayer a las 6:19 pm por Velociraptor

» ¿Una inminente Guerra Mundial?
Ayer a las 5:18 pm por Jansef

» Nibiru: El Planeta X, ¿culpable de las extinciones masivas en la Tierra?
Ayer a las 4:18 pm por Jansef

» Profecías 2016
Jue Dic 01, 2016 5:46 pm por Jansef

» Todo apunta que el accidente del avión del Chapecoense se debió a la falta de combustible
Jue Dic 01, 2016 5:38 pm por Velociraptor

» SEGUIMIENTO DIARIO DE AVISTAMIENTOS DE OVNIS
Miér Nov 30, 2016 4:53 pm por Halfaro

» CONFLICTO EN SIRIA #2
Miér Nov 30, 2016 4:39 pm por Halfaro

» CRISIS DE REFUGIADOS EN EL MUNDO
Mar Nov 29, 2016 8:19 pm por Jansef

» Gran Colapso Económico es inevitable
Mar Nov 29, 2016 8:15 pm por Jansef

» Posible fin del bloqueo: EE.UU. y Cuba anuncian la reapertura de sus relaciones diplomáticas
Dom Nov 27, 2016 11:22 am por Jansef

» Fiesta en el Mundo Libe de Corazon
Sáb Nov 26, 2016 8:25 am por erwino

» Fiesta en el Mundo Libe de Corazon
Sáb Nov 26, 2016 8:23 am por erwino

» LEY MARCIAL, MEGADESASTRE y posible tercer mandato de OBAMA
Vie Nov 25, 2016 9:31 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO DE AURORAS BOREALES .
Jue Nov 24, 2016 11:02 pm por Halfaro

» SEGUIMIENTO MUNDIAL DE VOLCANES.
Jue Nov 24, 2016 10:09 am por Halfaro

» El sistema de refrigeración de la central nuclear Fukushima-2 se detiene tras el terremoto
Miér Nov 23, 2016 8:19 pm por Halfaro

» ALERTAS TERRORISTAS GLOBAL
Mar Nov 22, 2016 2:30 pm por Jansef

» Seguimiento de accidentes ferroviarios
Lun Nov 21, 2016 8:36 am por Halfaro

» Un viaje a las maravillas del Cosmos
Sáb Nov 19, 2016 10:19 am por Jansef

» "La física cuántica demuestra que hay vida después de la muerte"
Sáb Nov 19, 2016 9:30 am por Jansef

» Nueva Agenda Universal 2030 y la Encíclica Papal "LAUDATO SÍ"
Vie Nov 18, 2016 2:46 pm por Jansef

» Los medicamentos más recientes para la diabetes están muy cuestionados
Jue Nov 17, 2016 8:29 am por Halfaro

» LA REVOLUCIÓN DEL KIRI, EL ÁRBOL QUE PUEDE SALVAR AL MUNDO
Jue Nov 17, 2016 8:12 am por Halfaro

» Esto es lo mejor que he podido escuchar en años: Putin y Trump se comprometen a mejorar las relaciones entre Rusia y EE.UU.
Lun Nov 14, 2016 7:12 pm por Velociraptor

» Elecciones Presidenciales EEUU: Clinton vs Trump
Sáb Nov 12, 2016 10:06 pm por Halfaro

»  URGENTE!!!! Estudio sobre la próxima #Glaciación# N°2
Sáb Nov 12, 2016 9:44 pm por Halfaro

» Ricardo Rosselló gana la gobernación de Puerto Rico
Sáb Nov 12, 2016 9:01 pm por Jansef

» INFORMES DEL CLIMA EN EL MUNDO
Vie Nov 11, 2016 1:22 pm por Halfaro

» Poderoso fenómeno cósmico amenaza al planeta el día de los comicios en EE.UU.
Mar Nov 08, 2016 8:56 am por Jansef

» Acuerdo de París sobre el Cambio Climático
Lun Nov 07, 2016 7:35 pm por Jansef

» Mas informaciones acerca de un eventual EMP, Evento de Pulso Electromagnético
Lun Nov 07, 2016 7:21 pm por Velociraptor

» Nace Asgardia, el primer Estado extraterrestre de la historia
Sáb Nov 05, 2016 3:37 pm por Electra11

» Gigantesca nube de gas se dirige a nuestra galaxia
Vie Nov 04, 2016 12:35 pm por Jansef

» FUERTE SISMO SE DEJA SENTIR EN CURICO # 6.5 RICHTER
Vie Nov 04, 2016 12:17 pm por CAPUL

» ¿Ha comenzado la "PURGA" en la vida real?
Mar Nov 01, 2016 6:49 pm por Jansef

» La Venida del Mesías a la Tierra se produciría el día 23 de diciembre del año 2016...
Sáb Oct 29, 2016 8:43 am por Jansef

» Tormenta solar a la vista: La Tierra debe prepararse para un golpe "inminente"
Sáb Oct 29, 2016 8:31 am por Jansef

» EEUU y la UE no están preparados para Trump de presidente
Jue Oct 27, 2016 7:11 pm por Jansef

» Misteriosos y Escalofriantes Sonidos se estan escuchando por todo el Mundo
Jue Oct 27, 2016 3:22 pm por Halfaro

» Seguimientos de plantas nucleares y contaminación nuclear. excepto Fukushima!!!
Jue Oct 27, 2016 2:06 pm por Halfaro

» GRAN MEDITACIÓN ARMÓNICA MUNDIAL PERMANENTE PARA MANDAR LUZ AL PLANETA
Miér Oct 26, 2016 3:09 pm por Halfaro

» Un correo electrónico a Podesta advierte del peligro de una extinción global dentro de 20 años
Mar Oct 25, 2016 8:59 pm por Jansef

» ¿Sobrevirirá el mundo una presidencia de Hillary Clinton?
Mar Oct 25, 2016 8:42 pm por Jansef

» ¿Cómo actuar si se produjese una “tormenta solar extrema”?
Lun Oct 24, 2016 4:02 pm por Jansef

» Asteroides del Juicio Final
Sáb Oct 22, 2016 10:36 pm por Jansef

» Oopart. Los 10 objetos fuera del tiempo más extraños
Sáb Oct 22, 2016 4:24 pm por Halfaro

» "El Vaticano sabe que hay extraterrestres y la guerra espacial es inminente"
Sáb Oct 22, 2016 8:39 am por Jansef

» Estados Unidos investiga un ciberataque a gran escala
Vie Oct 21, 2016 9:48 pm por Velociraptor

» La ESA confirma que el módulo Schiaparelli se estrelló contra Marte
Vie Oct 21, 2016 9:15 pm por Jansef

» ESPECIAL. LLEGADA DE JUNO A JÚPITER
Mar Oct 18, 2016 10:37 am por Halfaro

» Seguimiento de conflicto en Yemen
Lun Oct 17, 2016 1:54 pm por Halfaro

» Conflicto en Irak seguimiento
Lun Oct 17, 2016 1:13 pm por Halfaro

» El cambio climático se agrava
Sáb Oct 15, 2016 12:46 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO MUNDIAL DE "ATENTADOS".
Sáb Oct 15, 2016 9:20 am por Halfaro

» Destrucción y hambre en Haití .
Vie Oct 14, 2016 1:05 pm por Halfaro

»  Europa se prepara para un ataque cibernético a gran escala
Jue Oct 13, 2016 4:05 pm por Jansef

» Eventos sísmicos en Isla del #Hierro - #Canarias - 2011-2012-2013-2016
Miér Oct 12, 2016 3:00 pm por Halfaro

» El riesgo de un gran terremoto se dispara en California tras el hallazgo de una nueva falla
Miér Oct 12, 2016 2:54 pm por Halfaro

» Los DOGON, poseen INCREIBLES conocimientos Astronómicos. La CIENCIA incapaz de explicarlo!
Miér Oct 12, 2016 8:28 am por Halfaro

» #Huracán Matthew, golpea Haití con mas de 800 muertos# SEGUIMIENTO DE HURACANES,TIFONES, TORNADOS Y TORMENTAS -
Vie Oct 07, 2016 8:49 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO DE ANOMALIAS Y OBJETOS EXTRAÑOS CERCA DEL SOL.
Jue Oct 06, 2016 6:39 pm por Jansef

» ¿Obama Presidente de las Naciones Unidas 2017?
Jue Oct 06, 2016 6:32 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO SÍSMICO DE LA FALLA DE SAN ANDRÉS .
Lun Oct 03, 2016 10:32 am por Halfaro

» ¡Al fin!: Un británico de 44 años, el primer ser humano curado del sida
Lun Oct 03, 2016 9:42 am por Halfaro

» Quien es quien? la verdad siempre surge
Dom Oct 02, 2016 5:40 pm por Jansef

» CABALLERO NEGRO SATELITE ANTEDILUVIANO
Dom Oct 02, 2016 9:06 am por Jansef

» #HISTÓRICO Y TERRORÍFICO: VARIOS GIGANTES TECNOLÓGICOS SE UNEN PARA IMPULSAR LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL#Stephen Hawking advierte que la inteligencia artificial podría acabar con la especie humana
Sáb Oct 01, 2016 10:01 am por Halfaro

» El Congreso de EE.UU. anula el veto de Obama que impedía demandar a Arabia Saudita por el 11-S
Sáb Oct 01, 2016 9:07 am por Halfaro

VISITANTES

Navegación

Amigos


    JFK: Los desechos de la historia

    Comparte

    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    JFK: Los desechos de la historia

    Mensaje por FranciscoBU el Miér Ene 16, 2013 8:14 pm

    JFK: Los desechos de la historia







    Laura Knight-Jadczyk
    Sott.net
    dom, 31 oct 2010 14:01 CDT







    Traducción para SOTT en español por El Averiguador




    © Desconocido


    Comentario: este es el primero de una serie de artículos escritos en el año 2006 en conmemoración del 43 aniversario del asesinato de JFK


    John Fitzgerald Kennedy era un hombre que aparentemente utilizó al sistema para ser electo y después, una vez en el cargo, dejó conocerse por quien realmente era,
    acerca de cambiar las cosas y ayudar a las masas, y murió por ello. Nos
    resulta muy apropiado recordar a JFK y a la conspiración en su contra
    en una época en la que un nuevo presidente americano, que acaba de ser
    electo, también habla de cambios...Si Obama es realmente sincero, tendrá
    que ser mucho más inteligente de lo que fue Kennedy - una tarea
    realmente difícil.


    Nos resulta interesante que las predicciones de Joe Biden para la presidencia de Obama se refieran explícitamente a JFK.

    "Recuerden mis palabras. [...] No pasarán más de seis meses antes de que el mundo ponga a prueba a Barack Obama como lo hicieron con John Kennedy... Vean, tendremos una crisis internacional, una crisis fabricada, para poner a prueba el temple de este muchacho".
    Parece que Biden, y quizás incluso Obama, conocen los detalles del plan.


    Tenemos curiosidad por ver realmente de que está hecho Obama.
    Desafortunadamente, los primeros pocos signos no son esperanzadores. Su
    elección para Jefe de Personal de la Casa Blanca, Rahm Israel Emanuel, indica que ha pagado por su victoria con una aparente sumisión incondicional a la agenda Sionista.


    Otra mala señal es que a pesar de la elección de Obama, el presidente ruso Medvedev cuestionó
    nuevamente los sistemas de defensa con misiles de EEUU en Europa.
    Mientras el mundo celebra, los rusos todavía están jugando el juego de
    la guerra fría. Uno pensaría que luego de una elección, al menos
    mantendrían la retórica hasta que vean de que está hecho el nuevo
    muchacho - pero no lo hicieron. Eso sugiere que no compran la historia
    del "cambio" de Obama; o piensan que todavía pueden pasar muchas cosas
    en los 77 días que le quedan a Bush como presidente. Nosotros insinuamos
    que los rusos están mucho mejor informados que la gente común...




    JFK: Los desechos de la historia


    Durante los últimos días he estado pensando mucho en John Kennedy y
    sobre cómo hubiera sido nuestro mundo si todavía estuviese vivo. Estos
    pensamientos no han salido de la nada; es el resultado del hecho de que
    he terminado de leer uno de los libros más tristes jamás escritos: Adiós América, escrito por el autor pseudónimo, James Hepburn.


    Es bien conocido que Adiós América fue escrito por el
    equivalente francés de nuestra CIA, y basado en inteligencia real
    recopilada por fuentes francesas, rusas e incluso norteamericanas. Fue
    originalmente publicado en Francia en 1968, pero en EEUU no estuvo
    disponible por muchos años. Gracias a la llegada de Internet, se puede
    conseguir y espero que todo ciudadano americano pueda leerlo.


    Con gran destreza y perspicacia, el libro delinea la situación general
    de América en aquel momento, y describe a los participantes y a los
    probables conspiradores involucrados en la horrenda y brutal ejecución
    pública del probablemente mejor presidente que tuvo EEUU. Existen muchas
    razones para pensar que George H. W. Bush estuvo involucrado en el
    complot, y hoy en día, habiendo puesto a su idiota hijo en el trono, el
    mundo está muy lejos de aquel en el que podríamos estar viviendo si
    Kennedy estuviese con nosotros, es como haber muerto en aquel entonces, y
    ahora habernos despertado en el Infierno.


    No estuvieron satisfechos con solo haber asesinado a Jack Kennedy;
    también fueron por su hermano. Y cuando John-John creció y comenzó a
    demostrar las mismas características de su padre: decencia, intelecto, y
    un sentido de obligación para ayudar a otros, también tuvo que morir.
    Actualmente, la situación tiene todos los rasgos de un mito inmortal: el
    Príncipe bueno y noble siendo arrebatado de su lugar y reemplazado por
    el hijo psicópata de un ogro.


    No se si solo soy yo quien se da cuenta de estas cosas, pero parece que
    todos los BUENOS héroes están muertos: y advertimos que todos ellos
    tenían tres cosas en común: habilidad para movilizar a las masas con su
    presencia, un sentimiento de unidad con toda la gente sin importar la
    nacionalidad, grupo étnico, o estatus social; y lo más importante de
    todo, aquello que representa tener que morir: una oposición total a la
    Guerra. ¿Es tan "conspirativo" hacer notar esto? ¿Preguntarnos porqué la
    raza humana tiene esa semejante e inexplicable mala suerte de haber
    perdido a todos sus decentes héroes anti-Guerra?


    Bueno, de todas maneras, ahora estamos por las nuestras; o más aún, a
    merced de los lobos carroñeros y sedientos de sangre que se han llevado
    todas las esperanzas que teníamos: John Fitzgerald Kennedy, desgarrado
    en pedazos frente a nuestros ojos.


    ¿Y qué hizo América?


    Nada. Y el día que el pueblo Americano permitió que su presidente
    muriera en la calle, víctima de los ejemplos más sucios de la desviada
    humanidad, y que NO se levantaron en masa para exigir que los asesinos
    sean llevados a la justicia, ese es el día que América murió.


    El próximo 22 de noviembre es el 43 aniversario de la muerte de John F.
    Kennedy. Estaré pensando en él todos los días y estaré compartiendo con
    todos ustedes mi viaje en el tiempo hasta ese terrible día, cuando yo
    estaba en clase y el programa regular fue interrumpido para decirme que
    mi querido presidente había muerto. Así que comencemos.

    Las suaves, complacientes y auto-satisfechas sociedades serán barridas
    junto con los desechos de la historia - John Fitzgerald Kennedy
    Extracto de:

    © Desconocido
    Adiós América



    Los americanos son los hijos de Calvin. John Calvin predicó que la
    búsqueda de riqueza y la preservación de la propiedad es un deber
    Cristiano. Enseñó que las tentaciones de la carne requieren de una
    disciplina tan estricta como la profesión militar. "Creó un tipo de
    hombre ideal desconocido para la religión y la sociedad, que no era ni
    humanista ni ascética, sino un hombre de negocios viviendo con miedo a
    Dios". (1)


    Dos siglos después, este nuevo tipo de hombre llegó bajo la influencia
    de John Wesley. (2) "Exhortamos a todos los Cristianos a acumular tanta
    riqueza como puedan, y a preservarla tanto como puedan; en otras
    palabras, que se enriquezcan". Para el Presidente Madison, "El sistema
    político americano fue fundado en la inequidad natural de los hombres".
    Correlativamente, la filosofía moral de EEUU se basa en el éxito.


    Hacia fines del siglo 18, el francés Chevalier de Beaujour, escribió a su regreso de Norteamérica,

    "Los americanos no dejan pasar oportunidad para obtener ganancias.
    Ganancia es el tema de todas sus conversaciones, y el motivo de todas
    sus acciones. Por lo tanto, quizás no exista nación civilizada en el
    mundo donde haya menos generosidad en los sentimentalismos, menos
    elevación del alma y mente, menos de esas placenteras y resplandecientes
    ilusiones que constituyen el encanto o el consuelo de la vida. Aquí,
    todo se pesa, se calcula y se sacrifica por el interés propio".
    Otro francés, el Barón de Montlezun, agregó,

    "En este país, más que en ningún otro, la estima se basa en la
    riqueza. El talento se pisotea. ¿Cuánto vale este hombre? Preguntan. ¿No
    mucho? Lo desprecian. ¿Cien mil coronas? Las rodillas se flexionan, el
    incienso se quema, y el mercader que alguna vez estuvo quebrado es
    reverenciado como un dios".
    Los ingleses fueron más lejos que los franceses.

    "Son convictos que han escapado. Su Majestad es afortunada de
    haberse deshecho de semejante basura. Su único Dios es el poder". (3)
    En la introducción de una serie de artículos del historiador Andrew Sinclair, el Sunday Times publicó en 1967,

    "En los cinco siglos que pasaron desde que Colón descubrió el Nuevo
    Mundo, la crueldad ha sido parte de la vida americana. Hubo violencia de
    conquista y de resistencia, violencia por diferencia racial, violencia
    por la guerra civil, violencia por parte de bandidos y pandilleros, la
    violencia de la ley de linchamiento, todas en contra de la violencia de
    la jungla y la ciudad".
    La opinión de estos europeos está sujeta a revisión, pero George
    Washington, hablando del futuro de la civilización americana, comentó
    que no lo sorprendería ningún desastre que ocurriera.


    Los desastres comenzaron bajo la forma de triunfos. La conquista del
    Oeste, la aparición de los mercaderes, y las revoluciones industriales
    fueron las grandes cruzadas de América, y a partir de ellas nacieron sus
    Titanes y sus dioses. Cada civilización tiene su hombre ideal, un
    arquetipo que se mantiene como modelo del ciudadano promedio. Para los
    atenienses era el filósofo y el artista; para los judíos, era el profeta
    que entregaba las leyes; para los romanos, el administrador-soldado;
    para China, el aprendizaje del Mandarín; para Inglaterra, el constructor
    de imperios; para Japón y Alemania, el soldado profesional, para India,
    el ascético. Para EEUU, ¡era el hombre de negocios!


    Mientras que otras naciones hubieran elegido la sabiduría, belleza,
    santidad, gloria militar, valentía o ascetismo como divinidades
    populares, los EEUU eligieron la civilización de las ganancias. Sus
    verdaderos dioses y los únicos Titanes de América fueron Jay Gould,
    Daniel Drew, Jay Cooke, Andrew Carnegie, Charles T. Yerkes, Solomon
    Guggenheim e Irenee Du Pont.


    Algunos de estos hombres, como J. Pierpont Morgan, se transformaron en
    gays de opulenta existencia. Pero la mayoría, como Henry Ford, eran
    sobrios y fastidiosos puritanos. Todos ellos, inclusive los más devotos,
    los más afectuosos, los más sinceros, tenían una cosa en común: cuando
    se trataba de negocios, eran duros. Las iglesias aprobaban esta actitud.
    En su libro, Héroes del Progreso, el Reverendo McClinkck escribió:

    "Que disfrute de los frutos de su trabajo y promueva el reino de
    Cristo en esta Tierra, no solo a través del uso cristiano de la vasta
    fortuna con la que Dios le ha favorecido, sino a través del ejemplo
    viviente de su activa y pacífica piedad".
    Se refería a Daniel Drew, que engañó a sus socios, sobornó a los
    gobiernos municipales, y sacó ventaja de la credulidad de la gente.


    Los primeros gigantes americanos, Rockefeller, Vanderbilt, McKay, McCoy,
    fueran petroleros, dueños de barcos, cateadores o ganaderos, hicieron o
    consolidaron sus fortunas contrabandeando armas y suministros durante
    la Guerra Civil. Los Titanes de hoy en día son por lo general
    licenciados. Algunos son afables y bien educados.


    Constituyen una oligarquía de burócratas que, mientras que han perdido
    las fortunas personales de los viejos Titanes, han preservado su poder y
    conservado sus prácticas. Para ellos, y es verdad, el beneficio es "la
    remuneración de una decisión tomada en condiciones de incerteza". (4).
    Pero esta ecuación se ha convertido en la base de una filosofía moral
    que no tiene en cuenta ni a la nación ni al individuo.


    "Los hombres que se pasan cada día de la semana haciendo dinero, y cada
    domingo en el Templo, no están hechos para inspirar la musa de la
    Comedia", escribió Alexandre de Tocqueville, y estaba en lo cierto. Los
    estándares de la sociedad americana se han elevado hasta ser intocables.
    El dólar sigue siendo el criterio de la riqueza y del éxito. El dinero
    es la única y verdadera medida de los seres humanos y de las cosas, y la
    sociedad americana no es otra cosa que una gráfica de niveles
    económicos. (5). "Lo que la gente más honra se convierte en objeto de su
    culto", escribió Platón. Esta es una noción democrática que parece
    ofrecer una oportunidad para todos, pero su rigidez deja lugar para toda
    clase de excesos.


    En otros tiempos y en otros continentes, estos Titanes hubieran sido,
    sino despreciados, por lo menos considerados por su valor relativo. Pero
    los Titanes se han convertido en el orgullo de cada ciudadano
    americano. En ninguna otra sociedad es tan fuerte el culto del hombre
    exitoso, y es poco inteligente no tenerlo en cuenta. "América ha sido
    construida gracias al esfuerzo individual y al reconocimiento de la
    responsabilidad individual...El gobierno puede ayudar a sus ciudadanos,
    pero no puede proveer talento a aquellos que no lo poseen, u otorgar
    ambición o habilidad creativa a aquellos que no nacen con estas
    cualidades". (6)


    Esta moralidad demanda la tolerancia o la complicidad de aquellos que poseen poder político: El Congreso y el Presidente.


    Theodore y Franklin Roosevelt fueron accidentes, desviados de la
    mitología americana. Un americano que ingresa a la política con
    generosidad es tomado como sospechoso. Su actitud solo puede ocultar una
    lujuria por poder o una absurda y peligrosa devoción por el "bienestar
    público". La política y el bienestar público tienen poco en común, y las
    actividades de un político no se consideran normales o comprensibles a
    menos que persigan un beneficio egoísta y material. El Presidente
    Jackson fue condenado en 1831 por la Gazeta de Vincenne en estos términos: "La ambición es su crimen, y será su ruina".


    Harold Laski ha escrito que "un Presidente fuerte es una amenaza moral"
    para todos aquellos que han luchado por construir una sociedad Americana
    cuya prosperidad se basa en la iniciativa, energía y eficiencia, pero
    también en lo que los europeos llaman corrupción, un brazo adicional
    hecho disponible para aquellos cuya única motivación son las ganancias.
    América, escribió George Washington, es un país donde los cargos
    políticos no guardan proporción con aquellos que los buscan.


    América aceptó a Franklin D. Roosevelt solo porque no tenía otra
    alternativa. Se encontró a si misma nuevamente en Harry Truman, un
    sólido ciudadano sin ambiciones perversas que declaró que "la
    combinación de pensamiento y acción de la gente siempre se dirige en la
    dirección correcta". (7). Eisenhower fue el Presidente ideal. Un
    comandante victorioso, hipnotizó a la multitud. Inconsecuentemente, no
    tenía una filosofía política peligrosa. Burgués sin importancia, no se
    atrevió a oponerse a los Titanes.


    Y de repente apareció Kennedy, el primer Presidente nacido en este
    siglo, millonario, liberal e intelectual. El candidato democrático no
    intentó ocultar sus objetivos.

    "En la década que seguiría, en los desafiantes y revolucionarios
    sesentas, la Presidencia Americana exigiría algo más que solo
    manifestantes que hicieran sonar la campana desde la retaguardia de la
    batalla. Exigiría que el Presidente se sitúe al frente de la batalla,
    que se preocupara fervorosamente por el destino del pueblo que encabeza,
    que esté dispuesto a servir a riesgo de producir disgustos".


    "Hoy estamos frente a una Nueva Frontera, la frontera de los 60's,
    una frontera de oportunidades y peligros desconocidos, una frontera de
    esperanzas y amenazas frustradas". (Cool


    "La Nueva Libertad de Woodrow Wilson prometió a nuestra nación un
    nuevo marco político y económico. El Nuevo Trato de Franklin Roosevelt
    prometió seguridad y auxilio a aquellos necesitados. Pero la Nueva
    Frontera de la que estoy hablando no es un paquete de promesas, es un
    paquete de desafíos. No es una suma de lo que intento ofrecer al pueblo
    americano, es lo que intento pedir a ellos. Se trata de su valor, no de
    su billetera, contiene la promesa de un mayor sacrificio en lugar de más
    seguridad..." (9)


    "Las Escrituras cuentan de un tiempo en el que había gigantes sobre
    la tierra, y eso es lo que nuestro país necesita hoy. Este no es el
    momento de incompetencias. No es el momento de mezquinas quejas y medias
    tintas. Este es el momento para los hombres de acción, no de los
    hombres de palabras, es el momento de los hombres con grandes corazones,
    no de pequeños corazones..." (10)


    "No tenemos tiempo para la complacencia, la timidez, o la duda. Este es un tiempo para el coraje y la acción". (11)


    "La era dorada ha terminado. Las viejas costumbres han pasado". (12)
    Todo era tan hermoso, tan irreal, que nadie lo creyó. Incluso admiraron
    su inescrutabilidad, su ingenio para utilizar una metáfora prestada del
    folklore americano, del mito del oeste, para enmascarar una demagogia
    que era de lo más inofensiva porque parecía creíble. Otros, más astutos,
    aumentaron su preocupación cuando, en Virginia del Oeste, bajo los
    techos de una América olvidada, el Senador de Massachusetts, habló a los
    abandonados mineros, a los desempleados, a las familias que
    proliferaban en las colinas. América comenzó a preguntarse a si misma si
    Kennedy hablaba en serio cuando se volvió hacia los más pequeños y
    olvidados.


    El socialismo de Kennedy apuntaba a enriquecer a los pobres más que
    empobrecer a los ricos, pero de todas maneras era peligroso. Para cien
    millones de americanos, el peligro más grave, después de la bancarrota,
    era que aquellos justo por debajo se acerquen a su nivel. Los nuevos
    ricos solo serán ricos mientras nadie más se haga más rico. Los que no
    tienen nada viven con constante temor a los vagabundos, y el odio y
    temor de los pequeños puertorriqueños hacia Nueva York no es más que el
    odio y temor de la mitad de Nueva York por los pequeños puertorriqueños.


    Millones de americanos han avanzado desde el proletariado hacia la clase
    media con insuficientes medios intelectuales. Ellos, o sus hijos,
    quieren seguir subiendo la escalera social. Esta nueva burguesía
    americana, que ha crecido con su esfuerzo, hoy trabaja menos y vive
    mejor, y paga menos impuestos. Declara descender de los Padres
    Peregrinos, pero sus orígenes se remontan a la máquina de lavar. La Gran
    Sociedad es esencialmente sectaria y violenta. Sus lemas son "cada
    hombre para si mismo", "no es mi problema" y "pobres los derrotados".


    Los americanos de hoy en día están a merced de sus ansiedades. EEUU han
    crecido con tanta riqueza que ha perdido contacto con el resto del
    mundo. América no está aquí ni allí, sea en cuestión de poder o
    debilidad. Ya no sabe lo que sucede en esta tierra. Su universo existe
    en tercera persona.


    Continúa ampliándose la diferencia entre el radicalismo americano de los
    treintas y el radicalismo actual, cuya base ética es la posesión. Es
    verdad, esta base puede rastrearse bien lejos en el pasado americano, y
    encuentra su canción en las baladas del Lejano Oeste, donde los hombres
    mataban por un caballo o una botella de cerveza. Pero la tradición
    Jeffersoniana estableció, o restauró, los valores humanos por sobre los
    verdaderos valores de estado.


    Los americanos de Hemingway percibieron la Guerra Civil Española como
    una lucha por la conservación de lo espiritual en oposición a los
    valores materiales: el poder de la Iglesia, el dominio de la armada, y
    la riqueza de los grandes terratenientes. Sentían simpatía con la otra
    España, aunque todas las apariencias indicaban que era Roja. Pero hoy en
    día, siendo que la mayoría de los americanos son terratenientes, ¿qué
    otros insurgentes dispersos por la tierra todavía sienten simpatía, o al
    menos comprensión, de un número suficiente de americanos, de los
    hombres que rastrean sus orígenes hacia los revolucionarios de los Trece
    Estados de la Unión? Y no permitamos que nadie se confunda sobre la
    lucha por los derechos civiles. Los Negros también quieren convertirse
    en terratenientes.


    América ya no es una nación joven. Está Nueva York, por supuesto,
    superlativamente demandante, oferente, absurda y sórdida, la cruda
    atmósfera de la juventud y la locura de una ciudad en busca de su
    identidad. Su cultura está concentrada en el judío y en el negro. Es una
    ciudad joven, pero no es una ciudad americana. Rechaza el
    provincialismo, el racismo, el folklore, la religión y el
    superpatriotismo de una pequeña ciudad común, cuyas preocupaciones son
    diametralmente opuestas a las políticas de cualquier gobierno
    progresista e imaginativo.


    La imaginación misma se ha vuelto "no-americana". Es aceptada, pero con
    temor y desconfianza, cuando embellece una experiencia concreta, la
    historia sobre como se hizo una fortuna o como se ganó una victoria.
    Pero donde existe únicamente para si misma, cuando se convierte en una
    cultura o dialéctica, ya no se tolera. "Los americanos son insensibles a
    las ideas filosóficas. Necesitan algo tangible, algo concreto, algo que
    haya sido actuado sobre el escenario. Actuado, es decir, visto y
    sentido. Lo que se diga no es importante. No nos impresionan las
    explicaciones, y el discurso verbal nos es indiferente. Lo que queremos
    es acción". (13)


    Fue para los hombres sin imaginación que Kennedy dijo estas palabras:

    "Ahora las trompetas nos citan nuevamente, no como una llamada para
    tomar las armas, aunque las necesitaremos, no como una llamada para
    batallar, aunque lo haremos, sino como una llamada a soportar la carga
    de una extensa lucha..."
    El mensaje pasó, pero había algo sospechoso con respecto al estilo. La
    cultura es una gran amenaza para la moderna sociedad americana. Una
    sociedad que teme a sus desertores más que a sus enemigos, y en su
    inteligencia mental por lo general se iguala con el izquierdismo.
    Kennedy dijo, "Nuestra nación no puede permitirse ser económicamente
    rica e intelectualmente pobre". Y Steinbeck agregó, "Que alegría que la
    alfabetización ya no es evidencia de traición de primera vista".


    Pero una porción de la sociedad Americana comprendió instintivamente que
    Kennedy estaba declarando la guerra por su cuenta. "La alta sociedad",
    al igual que las clases medias, solo sintió sospecha o desagrado por sus
    profesores universitarios. La elevada corteza americana hace todo lo
    posible para preservarse en un estado superior de ignorancia. Para estas
    personas, los hombres brillantes como Theodore C. Sorensen o Adlai E.
    Stevenson, la clase de hombres que son demasiado pobres para dejar
    grandes propinas y demasiado orgullosos para aceptarlas, son intrusos en
    una sociedad que no reconoce el puro intelecto, o solo lo acepta cuando
    ocurre en uno de sus hijos.


    Estos adinerados, estos beneficiados, estos cobardes, y esta gente
    simple tenía una cosa en común: temían todo lo que Kennedy representaba.
    Su falla principal era no ser como ellos. No compartía sus deseos ni su
    complacencia, ni sus debilidades ni su intolerancia. Estos ciudadanos
    del Siglo Veinte no tenían concepción de las responsabilidades de un
    Presidente cuyo rol, en realidad, es la de virrey del universo.


    EEUU nunca han enfrentado lo irreparable. Nunca ha experimentado una
    catástrofe. No conoció la dominación romana, ni las invasiones bárbaras,
    ni las guerras feudales, ni masivos derramamientos de sangre. En
    consecuencia, le resulta difícil aceptar a un líder dominante. Por el
    contrario, quiere un Presidente que esté sujeto a la voluntad de sus
    componentes, e incluso de sus adversarios.


    Las oportunidades de convertirse en Presidente de los EEUU son
    extremadamente escasas, incluso para un hombre de vida pública, y se
    requiere gran oportunismo para que se abra el camino a un político
    mediocre pero astuto que sepa como complacer. Con Eisenhower, EEUU
    estaba contento con que se pasara ocho años sentado en un sillón. La
    emancipación intelectual y la agitación de la nueva generación tuvieron
    éxito en derrotar, a comienzos de los sesentas y por un estrecho margen,
    a los que abogaban por un sosegado administrador de una complaciente
    nación devota al bienestar de la mayoría, en otras palabras, corrupta.
    Fue la fortaleza de la organización electoral que llevo a Kennedy a la
    victoria, con la ayuda, quizás, de un favor temporal de una minoría que
    de repente estaba cansada de la mediocridad o, como con una mujer, fue
    momentáneamente seducida.


    Pero, una vez Presidente, Kennedy se dispuso inmediatamente a dar a la
    nación un sentido de responsabilidad y de pathos. Esto fue lo más
    perturbador, por lo abstracto que resultaba, y por lo poco familiar.
    ¿Cuántos de los 185 millones de americanos en 1960 percibieron que este
    hombre traicionaría su patrimonio, el Estilo de Vida Americano, el orden
    establecido?


    Comúnmente primitivo, terco, y capaz de repentina violencia, el carácter
    americano contiene peligrosos elementos contra los cuales hombres como
    Jefferson, Lincoln, y Theodore y Franklin D. Roosevelt tuvieron que
    luchar. Si, como señaló Machiavello, los hombres olvidan más fácil la
    pérdida de su padre que la de su patrimonio, entonces, "no hay nada más
    difícil y más peligroso, que intentar modificar el orden de las cosas".


    Notas


    1. Herbert J. Muller.

    2. Fundador de los Metodistas.

    3. Oliver Sharpin, Los Rebeldes Americanos, 1804.

    4. Profesor B. S. Keirstead.

    5. "Un ciudadano Americano ahora vale $200,000" (Dallas Morning News).

    6. David Lawrence, Noticias de EEUU e Informe Mundial, 18 de enero, 1965.

    7. Harry Truman, Señor Presidente.

    8. en Washington, 14 de enero, 1960.

    9. At Los Ángeles, 15 de julio, 1960.

    10. At Anchorage, 3 de septiembre, 1960.

    11. At Detroit, 5 de septiembre, 1960.

    12. At Seattle, 6 de septiembre, 1960.

    13. Arthur Miller.










    Laura Knight-Jadczyk


    Laura Knight-Jadczyk es una Estadounidense Floridana de
    séptima generación, una Historiadora/mística y autora de 14 libros y
    muchos artículos publicados en medios impresos así como en Internet.
    Ella es la fundadora de SOTT.net y la inspiración detrás del Experimento
    Cassiopaeo. Ella vive en Francia con su esposo, el físico matemático
    Polcao, Arkadiusz Jadczyk, cuantro de sus cinco hijos, su familia
    extendida, ocho perros, cinco pájaros y un gato.


    http://es.sott.net/article/1405-JFK-Los-desechos-de-la-historia


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: JFK: Los desechos de la historia

    Mensaje por FranciscoBU el Miér Ene 16, 2013 8:14 pm





    El Gladiador: John Fitzgerald Kennedy







    Laura Knight-Jadczyk
    Sott.net
    mie, 01 nov 2006 21:13 CST







    Traducción para SOTT en español por El Averiguador




    © Desconocido


    Comentario: Este es el segundo capítulo de una serie de artículos, escritos en el año 2006, en conmemoración de la muerte de JFK.


    La victoria de Obama continúa generando animadas especulaciones y las
    conexiones al legado de JFK son cada vez más fuertes. En el Foro
    Casiopea, citando un artículo de PoliGazette, 'Black Swan' escribió:


    ¿Cómo se verá la administración de Obama? Ya tenemos al Sionista de
    línea dura, Rahm Emmanuel, apuntado como Jefe de Personal, pero parece
    que los paralelos con Kennedy/Camelot no son dejados de lado por parte
    del equipo de Obama con rumores de que Robert F. Kennedy Jr. y Caroline
    Kennedy recibirían cargos de alto nivel.


    Aún más, tanto el Pentágono como el mismo Bush parecen estar pintando la
    escena de un incidente mayor que podría ocurrir durante la transición.
    En un discurso en la Casa Blanca, [George Bush] dijo:


    "estamos en una lucha contra extremistas violentos determinados a
    atacarnos, y ellos querrán explotar este período de cambio para lastimar
    al pueblo americano".


    La historia ha demostrado que los hombres no entregan el poder tan
    fácilmente una vez que lo obtienen. Habiendo fallado la dupla
    McCain-Palin, ¿existe un plan B al que Obama, el "Gladiador", tendrá que
    enfrentarse?




    En mi artículo anterior, incluí un capítulo de Farewell America
    que aportó una mayor visión de la "Psiquis Americana". Es crucial
    comprender qué fuerzas están en juego aquí para comprender porqué John
    Kennedy fue asesinado, y porqué, cuando murió, la campana de la muerte
    de la República Americana, así como también su población, comenzó a
    sonar.


    Como he escrito anteriormente, la mayoría de los americanos son
    completamente ignorantes de su verdadera historia, y por designio.


    Es verdad que los primeros colonos que llegaron a América eran, por
    mucho, individuos oprimidos y desesperados; excluidos por un sistema
    feudal déspota. Si, muchos de ellos fueron perseguidos por sus creencias
    religiosas, pero uno necesita comprender porqué habían adoptado tales
    creencias: ¡generalmente fue porque eran oprimidos y estaban
    desesperados! Prácticamente no tenían dinero para emprender iniciativas,
    y por lo tanto, en su mayoría fueron financiados por varios intereses
    europeos que esperaban establecer centros de comercio para beneficiarse
    de los vastos recursos de la nueva tierra. El hecho de que América ya
    estaba ocupada por "salvajes incivilizados" no importó demasiado; nunca
    importó.


    Al final, los colonos fueron brutalmente explotados y carecían
    completamente de preparación para la iniciativa. Las experiencias de los
    primeros colonos pronto les enseñaron que el apoyo mutuo y la
    interdependencia, así como también la industria y la moderación, eran
    las claves del éxito. Trabajaron duro y por mucho tiempo y mejoraron
    individual y colectivamente. Muchos de ellos cooperaron con los Nativos
    Americanos en lugar de verlos como enemigos a destruir.


    Sin embargo, apurados por conseguir sus objetivos, estaban los intereses
    comerciales europeos que enviaron a sus agentes a través del mar para
    abrir negocios sobre las tumbas de aquellos que manipularon para abrir
    el camino. Los codiciosos oportunistas y dueños de tierras de clases
    altas los siguieron y algunos encontraron frustrados sus sueños de
    riqueza o de simple prosperidad. Y ciertamente, las filosofías de John
    Calvin fueron útiles para mantener a todos trabajando duro y sufriendo
    de manera noble.


    Pasado poco tiempo, se volvió aparente que la competencia y la codicia
    del mundo de los negocios de Europa iría a interferir con la nueva élite
    rica del Nuevo Mundo dando origen a un clamor y aun reclamo que ha
    mantenido su eco durante doscientos años.


    Como sucede, las filosofías que estaban siendo expuestas en los círculos
    europeos, científicos y literarios de aquel entonces, vinieron bien
    como extrapolaciones idealistas e inspirativas con las cuales apuntalar
    el creciente espíritu revolucionario. Y, durante una sola hora pareció
    que la gente común y la elite estaban unidos en sus esfuerzos por
    superar el despotismo y la opresión - la Revolución Americana.


    Naturalmente, el hombre corriente era tan solo el peón en este juego de
    la guerra, pero la historia enseñada en las escuelas americanas no habla
    mucho de ello. En cambio, ¡invocan la gloriosa imagen de la
    "Democracia"! como toda razón de ser y objetivo de la Revolución, y el
    gran logro que fue. Y comúnmente la "Democracia" es comparada con el
    Capitalismo. Nada puede estar más lejos de la verdad.


    En oposición a las concepciones y enseñanzas populares, la Revolución
    Americana no dio origen a la nación americana que hoy conocemos. Los
    Artículos de la Confederación de hecho concebían a trece nuevas
    naciones, cada una de ellas soberana, en teoría, por derecho propio, en
    una débil confederación. El Congreso Continental podía legislar pero no
    obligar a cumplir. Sin embargo, los efectos de la Revolución habían sido
    financieramente desastrosos para todos. Las deudas nacionales y
    estatales no se pagaron (le debían dinero a la poderosa élite que había
    financiado la guerra, y para aquellos que se preguntan, si, algunos eran
    judíos y algunos no, ¡así que en esta no tienen nada que ver!), el
    intercambio comercial declinó y el crédito colapsó.


    Librados a sus propios mecanismos, los Nuevos Americanos habrían
    sorteado eventualmente estos problemas apoyándose en prioridades
    emergentes y sistemas que involucraran trueques y acuerdos mutuamente
    satisfactorios. Una verdadera democracia habría florecido, y no
    necesariamente Capitalista.


    La tradición nos enseña que un grupo de "nobles patriotas" llamaron a
    una Convención Constitucional para "llevar adelante los principios de la
    democracia", según se indica en la Declaración de la Independencia.
    Nuevamente, nada podía estar más lejos de la verdad.


    De hecho, la Constitución jaqueó el desarrollo de la democracia.


    En algunos estados, se puso en marcha una moratoria sobre la deuda para
    aliviar a los agricultores que habían luchado en la guerra. Pero, en los
    estados más grandes y ricos, los trabajadores de plantaciones de
    Virginia, los herederos de tierras de Nueva York, y los mercaderes de
    Massachusetts y Connecticut la rechazaron. Massachusetts llegó a
    prohibir el trueque y los esquemas de apoyo mutuo ocasionado que los
    soldados empobrecidos que regresaban de la guerra recurrieran a la
    violencia. Daniel Shay, un capitán revolucionario, famoso por su
    valentía en Bunker Hill, volvió de la guerra, como muchos otros, sin
    nada. (El General Lafayette había regresado con una espada que pronto
    tuvo que vender). Viendo a tantos otros en su situación, se cansó de la
    injusticia y de las acciones de la poderosa élite. Organizó una fuerza
    de 800 agricultores e intentó prevenir el establecimiento de las cortes
    que estaban incautando las propiedades de los soldados que regresaban.
    La armada de Shay fue dispersada por los militares estatales, pero su
    accionar atemorizó por completo a las clases altas. Samuel Adams rogó al
    Congreso por ayuda federal para proteger los "derechos de propiedad" y
    el Congreso autorizó una fuerza designada para prevenir cualquier
    rebelión futura. El General Henry Knox escribió:

    "Las personas que son insurgentes jamás han pagado ningún, o apenas
    algún impuesto - Pero ven la debilidad del gobierno...Juntos sienten
    su propia pobreza, comparada con la opulencia, y sienten su propia
    fuerza, y están determinados a hacer uso de esta última, con el objetivo
    de remediar la primera. Su credo es 'Que la propiedad de los Estados
    Unidos fue protegida por las apropiaciones de Inglaterra gracias a los
    esfuerzos conjuntos de todos, y por lo tanto deberían ser propiedad
    común de todos. Y aquel que intente oponerse a este credo es enemigo de
    la equidad y la justicia, y debería ser borrado de la faz de la tierra'.
    En una palabra, están determinados a aniquilar todas las deudas
    públicas y privadas y a tener leyes agrarias, que son fáciles de
    implementar mediante papel moneda no financiada y que deberá ser una
    oferta en todos los casos".
    Ahora vean lo que el buen general decía: que la GENTE de la nueva tierra
    quería (demandaba) que la propiedad de los Estados Unidos sea
    "propiedad común de todos".


    Eso suena bastante "Socialista", ¿no es cierto? ¿Puedes creerlo?
    ¡Nuestros ancestros demandaban un gobierno socialista! No se tú, pero yo
    tengo a media docena de soldados revolucionarios (o más) en mi árbol
    genealógico, y me sorprendió haberme enterado que mis ancestros
    exigieran socialismo, especialmente cuando todos sabemos - o nos han
    dicho - que el socialismo es el primer paso malvado hacia el
    Comunismo; y todos sabemos lo malvado que es el Comunismo, ¿no? Bueno,
    volviendo al tema. Por ahora, déjenme comentar que los 'insurgentes'
    podrían haber pagado pocos impuestos, pero pagaron con mucha sangre.
    (También es interesante notar que Knox se refería a los Nuevos
    Americanos como 'insurgentes'. ¿Esta palabra no es utilizada
    peyorativamente contra aquellos iraquíes que se oponen a la invasión de
    EEUU de su país en tiempos presentes? ¡Dios, dios!)


    No obstante, aprovechándose del temor de que una democracia pudiera ser
    puesta en marcha, las clases poderosas pidieron por lo bajo un gobierno
    para "los ricos, los acomodados, y capaces". John Adams, Ezra Stiles y
    Noah Webster eran oponentes de la democracia. Webster señaló que:

    "El mismo principio de admitir a todos el derecho a voto cede la
    riqueza de los individuos a la rapacidad de una despiadada pandilla".
    Estaban bien adoctrinados por Calvin, ¿no es cierto? Y siendo tan buenos
    "Cristianos", es sorprendente que nunca hayan notado (o al menos no
    quisieron) aquella divertida y pequeña observación en el Nuevo
    Testamento acerca del "Pueblo de Jesús" compartiendo todo entre todos y
    siendo dueños de "todo en común".


    En cualquier caso, tomando ventaja de la situación, Alexander Hamilton
    instó al Congreso a llamar a una convención en 1787 para revisar
    manifiestamente los Artículos de la Confederación. Hamilton no ocultó
    sus puntos de vista de que solo los ricos y educados eran los adecuados
    para gobernar.

    "Generalmente se dice que el gran logro de Hamilton fue llevar a los
    hombres de riqueza a apoyar la nueva nación, pero igualmente puede
    decirse que llevó a la nueva nación a apoyar a los hombres ricos.
    Ciertamente podría decirse que la nueva nación fue creada en gran parte
    con ese mismo objetivo". [M. L. Wilson]
    Aquellos que se reunieron para la Convención Constitucional eran, y
    sabían que lo eran, la élite - ricos, educados e intelectuales.
    Creyeron que otros semejantes a ellos debían continuar dominando por su
    propia protección. El bien público era un problema secundario (si es que
    era un problema). Se decidieron a crear un sistema en el cual esto
    pudiera ser perpetuado de manera constitucional, legal y pacífica.


    Adoptando las más estrictas reglas de secretismo, procedieron a crear la
    Constitución Americana. M.L. Wilson escribió en La Democracia tiene
    raíces, que la Constitución fue "un notable logro por evitar el gobierno
    de la mayoría". No es de sorprender que la ratificación de esta
    Constitución haya encontrado oposición popular. Los miembros de la
    convención prometieron enmendarla en la primera sesión regular del
    Congreso. Estas enmiendas prometidas serían conocidas como la
    "Declaración de derechos" y es en estas primeras diez enmiendas que los
    americanos tienen sus supuestos "derechos constitucionales". Una sobria
    consideración si consideramos que las enmiendas fueron objetadas en el
    pasado.


    Pero para la "Declaración de derechos", cientos de años de
    derramamientos de sangre por la libertad personal fueron arrojados a la
    basura por el nuevo Gobierno Federal Americano. Este nuevo gobierno
    "Constitucional" rápidamente propagó los ideales del materialismo y del
    capitalismo. Y, en un proceso de propaganda inalterable, estos ideales
    han sido inextricablemente enlazados con la "democracia" como si ambos
    fueran idénticos. El resultado de esto ha sido un vasto abismo entre los
    "ricos" y los "pobres" que crecen amplia y profundamente día a día,
    mientras los primeros continúan engañando a los últimos en creer y
    sacrificar sus vidas por aquello que no existe y nunca existió.


    John Kennedy sabía todo esto. Era inteligente, educado,
    viajero, observador y por sobre todas las cosas, tenía un corazón;
    tenía conciencia. Echemos otro vistazo a un pasaje de Farewell America
    que relata lo que sucede a los imperios que comienzan a transitar el
    camino elegido el día que John Fitzgerald Kennedy fue asesinado.
    Aquellos que olvidan la historia están condenados a repetirla. En un
    soleado día en Dallas Texas, hace 43 años, América estaba camino a la
    cima de la montaña y en menos de un minuto, todo cambió; ahora, está
    condenada al abismo de la desesperación.

    "No pienso en esta administración o en nuestra generación o en el
    tiempo en que este país esté en la cima de la montaña, pero algún día lo
    estará, y espero que cuando lo esté piensen que hemos hecho nuestro
    trabajo..." John F. Kennedy
    El Gladiador


    Los imperios siempre han sucumbido a la misma enfermedad. Con cada nueva
    conquista, Roma empujaba sus fronteras y se retraía de sus principios.
    Los primeros romanos eran personas simples, totalmente devotos a su
    tierra y a sus dioses, pero los peregrinos, los colonos y los sabios
    fueron sucedidos por una promiscua mafia que capitalizó las victorias.
    El creciente número de esclavos y el flujo de pobres inundaron la
    población. Los patricios se encontraron con sus oportunidades de
    supervivencia reducidas considerablemente mientras las hordas de
    antiguos esclavos, ahora liberados y ricos, luchaban sobre sus estados.


    Para los romanos, todas las cosas reflejaban su grandeza - las
    victorias de Mario, Pompeyo, y César, también el Imperio, su historia y
    el futuro del pueblo romano. Pero no había justicia en las cortes ni
    honestidad en las elecciones. Un solo estándar decidía el mérito de un
    candidato o la inocencia de un defendido: el oro.


    Los espectáculos en el Circo servían para distraer a la población. El
    trigo y olivos distribuidos entre los necesitados en el Foro servían
    como engaño para realizar reformas sociales. La aristocracia compró
    asientos en el Senado. El magisterio del imperio y las ganancias de las
    victorias iban para los senadores, cónsules, pretores, cuestores,
    censores y sus esposas. Roma se había convertido en una corporación.


    El gobierno estaba en manos de unas pocas familias opulentas del mundo
    de las finanzas apoyadas por la junta militar. Estas familias sabían
    como proteger sus intereses: los disfrazaban de necesidades nacionales.
    La preservación de Roma se identificaba con el accionar de las familias
    gobernantes. "El pueblo romano consistía en una pequeña oligarquía de
    terratenientes, banqueros, especuladores, comerciantes, artesanos,
    aventureros, y personas de bajos recursos, ávidos de placer, excitación,
    y ganancias repentinas, orgullo, turbulencia, corrompidos por la vida
    de la ciudad, y ubicando sus propios intereses por delante de cualquier
    reforma saludable..." (1)


    El honor nacional del imperio romano no era nada más que los caprichos o
    la indignación de los gobernantes del momento, sus instituciones
    políticas no eran más que la avaricia de sus dignatarios y la pereza de
    las masas, su historia no es más que una serie de grandes robos y
    grandes crímenes.


    Y luego los hermanos Graco*, sobrinos de Escipión el Africano,
    aparecieron en escena. El hermano mayor, Tiberio (160-133 AC), hijo de
    un cónsul y patricio de nacimiento, fue criado por filósofos griegos.
    Fue veterano de la campaña de España. Fue elegido como tribuno. Su
    fortaleza, temperamento, humanidad, su pasión por la justicia y su
    natural elocuencia se ganaron la admiración de Cícero. Era evidente que
    dejaría su marca en la política.


    Tiberio era calmo, sobrio y moderado tanto como su hermano Cayo era
    vehemente, emocional e impulsivo. Trabajó en Italia, para el pueblo, y
    por la libertad. No lo detendrían ni las amenazas ni las quejas.


    El Día de Rogación (2), instó a que el pueblo se juntara alrededor del
    tribunal. Un fragmento de su discurso, en el cual evocó la miseria y las
    penurias del pueblo, la despoblación de Italia y la rapacidad de los
    ricos, fue preservado:

    "Los terratenientes aparecieron vestidos de luto en el Foro en la
    más miserable y humilde condición para dar lástima al pueblo al que
    habían deshonrado tan cruelmente. Pero no tenían mucha confianza en esta
    demostración, y por ello contrataron asesinos para matar a Tiberio..."
    (3)
    Tiberio, a pesar de todo, procedió con sus reformas. Una de sus leyes
    autorizó al pueblo a circular libremente por calles y rutas. Otra ley
    estipuló que el tesoro de Attala, sea distribuido entre los ciudadanos.
    Otras leyes distribuyeron tierras, subsidiaron el costo de sus primeras
    plantaciones, disminuyeron la duración del servicio militar, y
    reorganizaron el sistema judicial. Desde ese momento, ningún ciudadano
    romano podía ser propietario de más 750 acres de tierra pública para si
    mismo y de 375 para cada uno de sus hijos. Esta ley amenazó a los dueños
    de los más grandes rebaños.


    En sus discursos, Tiberio declaraba que la voluntad del pueblo era la
    suprema autoridad del estado. Esto era demasiado. El día de su
    re-elección en el tribunal, que hubiera permitido a Tiberio completar
    sus reformas, Escipión Nasicaa, uno de los terratenientes más ricos,
    reunió a todos los romanos poderosos. Acompañado de una fuerza armada de
    esclavos e interesados, treparon el Capitolio. Uno de los colegas de
    Tiberio, un tribuno, asestó el primer golpe. Otros asesinos terminaron
    el trabajo. Su cuerpo fue profanado y arrojado al río Tíber.


    Roma, que había hallado senadores para asesinarlo, no encontró ningún
    historiador para estigmatizar a sus asesinos. Luego de siglos de ley y
    orden, el Imperio observó estupefacto cómo la violencia de una facción
    que había tomado la ley en sus propias manos no solo no fue castigada,
    sino admirada.


    Cayo (152-121 AC), ocho años menor que su hermano, apareció para
    reconocer su muerte y para desconocer las identidades de sus asesinos.
    Fue asignado cuestor de Sardinia y, contra los deseos del Senado, no
    desapareció de vista. Vivió la vida de sus soldados y cuidaba de sus
    intereses. Le gustaban las largas marchas y extensos y solitarios nados
    en el mar, y permaneció casto.


    "El destino de su hermano y sus reformas han probado que era inútil
    intentar remediar las enfermedades de Roma sin al menos haber destruido,
    o al menos humillado, a los grandes terratenientes y usurpadores del
    dominio público; la idea de transformar a los pobres de Roma en una
    clase terrateniente era demasiado simple y, en realidad, no muy
    efectiva.


    "Pero una vez que el terror desapareció, el pequeño pueblo de Roma
    comenzó a buscar un protector, y el hermano de la víctima, que era
    conocido por sus virtudes y por pertenecer ya a la riqueza, pareció ser
    justo la persona que necesitaban.


    "El persistente odio por parte de la nobleza lo precipitó a la batalla,
    aunque no tenía la intención de llevar adelante las reformas de su
    hermano. Con coraje, Cayo presentó su candidatura a la oficina del
    tribunal y fue elegido. Demostró inmediatamente que no era un hombre
    ordinario. Denunció a los asesinos de su hermano y los castigó. Promulgó
    las leyes que Tiberio quería. Citaba incesantemente a Tiberio en sus
    discursos. Fue re-electo como tribuno. Redujo la autoridad del senado.
    Controló todo, organizó todo, impartiendo su prodigiosa actividad y su
    infatigable energía hacia todos.


    "Era más cuidadoso que su hermano. Había aprendido de él, y tuvo el
    tiempo para meditar su venganza sin nublar su mente. Durante un largo
    tiempo, mantuvo el apoyo de los ricos al proponer leyes que complacían a
    los poderosos y otras que beneficiaban a los pobres. Pero eventualmente
    declaró la idea que durante tanto tiempo había meditado en silencio:
    que todos los italianos debían tener derechos como ciudadanos".


    Roma sería la capital de una vasta nación itálica. El imperio ya no
    estaría fundado sobre una oligarquía municipal aliada a corruptos
    comerciantes, sino sobre clases rivales trabajando en conjunto. Los
    antiguos centros de civilización y comercio, ahora destruidos o en
    decadencia, serían reestablecidos, y la riqueza y las multitudes que
    manaban de Roma, amenazando con asfixiar el centro neurálgico del
    imperio, sería distribuida a lo largo de los diferentes territorios.


    Era la tarea histórica que Cayo tenía en mente para Roma, pero creyó que
    él solo podía completar lo que tomaría seis generaciones en conseguir.
    Sus grandiosas ideas eran demasiado prematuras. Su plan de ajustar los
    derechos de los ciudadanos romanos a todos los italianos no convenció ni
    a la nobleza ni a los simples habitantes.


    El Senado decidió que las cosas habían ido demasiado lejos. El Cónsul
    Lucio Opimio condujo la conspiración. Perseguido y a punto de ser
    apresado, Cayo se suicidó en un bosque dedicado a las Furias.
    Septimuleius cortó su cabeza. Cayo fue arrojado al Tíber junto a 3,000
    de sus seguidores. En el año de la muerte de Cayo la cosecha de uvas fue
    excepcionalmente buena. La nobleza, los ricos, los grandes y pequeños
    terratenientes compraron todos los esclavos que había en el mercado.


    Los hermanos Graco fueron los últimos verdaderos aristócratas de Roma.
    El libertinaje despojó a la aristocracia de su tradicional energía y
    virtudes. La mayoría de sus leyes fueron abolidas. Los ladrones barones
    despojaron al Imperio Romano de todos sus líderes que habían soñado ser
    generosos, o simplemente justos. Balbino, Emiliano, Valeriano, Aurelio, y
    Máximo fueron asesinados. Probo duró seis años, Tácito diez meses y
    Pertinax 97 días.


    Dieciséis siglos después, Maquiavelo escribió que "los hombres olvidan
    la muerte de su padre más fácilmente que la pérdida de su patrimonio, y
    no dudan en lastimar a un hombre amado antes que a uno temido".


    Tiempo después, luego de Honorio, las fronteras del imperio eran
    operadas por los bárbaros. El imperio fue invadido y dividido, y Roma se
    diluyó en el olvido. Los hermanos Graco no fueron olvidados por el
    pueblo romano. Se erigieron estatuas en sus memorias, y se fundó un
    culto en su honor.


    Notas


    1. Guglielmo Ferrero.

    2. Día en el que se proponían las leyes ante el pueblo.

    3. León Jouberti.

    *Los Graco eran una noble familia plebeya de la antigua Roma.


    Los miembros más notables eran:


    - El mayor Tiberio Sempronio Graco, fue cónsul en 177 AC y se casó con Cornelia Africana, (hija de Scipio Africanus Major), que era el arquetipo de la ideal matrona romana.

    - Su hijo, el joven Tiberio Sempronius Graco, tribuno en 133 AC

    - El hijo menor del cónsul, Gaius Sempronius Gracchus, también tribuno en 123 y 122 AC


    Los hermanos Graco, Tiberio y Cayo, pasaron a la historia como mártires
    por la causa de la reforma social. Tiberio fue asesinado por miembros
    del Senado al intentar ajustar el sistema a las clases más bajas de
    Roma. Intentaron limitar el tamaño de las grandes granjas que los patricios
    (clases altas) tenían para mantener a los plebeyos (clases bajas)
    compitiendo con sus granjas más pequeñas. Cayo y varios de sus
    seguidores fueron asesinados en al 121 AC a manos de un Senado compuesto
    de patricios que eran dueños de grandes granjas.


    Los Graco estaban conectados a través del matrimonio con los Scipiones, Cornelii, Claudii, y Aemilii.


    Los Graco ficticios también aparecen en varias películas épicas, tales como Espartaco (1960) y Gladiador (2000).


    Ahora, ¿qué tal si nos tomamos un tiempo para volver a ver estas
    películas?: Espartaco y Gladiador. Debería darles alimento para pensar y
    una más profunda comprensión de John Fitzgerald Kennedy y lo que
    América ha perdido.

    http://es.sott.net/article/1406-El-Gladiador-John-Fitzgerald-Kennedy


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: JFK: Los desechos de la historia

    Mensaje por FranciscoBU el Miér Ene 16, 2013 8:16 pm

    Los Bush y el Reino Perdido







    Laura Knight-Jadczyk
    Sott.net
    vie, 03 nov 2006 21:25 CST







    Traducción para SOTT en español por El Averiguador




    © Desconocido


    Comentario: Este es el tercer capítulo de una serie de artículos, escritos en el año 2006, en conmemoración de la muerte de JFK


    Continuando con la manipulación emocional de las masas al estilo de JFK y
    Martin Luther King, Barack Obama ha sido rápido en anunciar la marcha
    atrás con varios de los más irrelevantes abusos de poder de George Bush,
    tales como la investigación con células madre y entrenamiento
    doméstico. ¿Qué oportunidades de dar marcha atrás con cuestiones de
    importancia, como las drásticas medidas sobre nuestras libertades
    civiles o terminar las guerras ilegales de Irak y Afganistán?


    Greg Guma sugiere que la presidencia de Obama es mucho más parecida a la
    presidencia impopular de Jimmy Carter. Rindió sus ambiciones a la
    Comisión Trilateral y fue elegido luego de pedir a los americanos que
    conserven la energía ante las duras condiciones económicas.

    El atractivo de Carter para el establishment fue una combinación de
    calidez, una "interesante" familia, valores tradicionales, y su imagen
    de forastero. Pero ellos sabían que era esencialmente "centrista"
    ansioso por complacer a todos. [...] Lo mismo puede decirse de Obama.


    Carter tuvo al menos a 27 oficiales de alto rango que eran miembros de
    la Comisión Trilateral y del Consejo de Relaciones Exteriores, el
    círculo interno de Obama también parece estar inundado de miembros de la
    Comisión Trilateral Americana incluyendo a Brezinski: La renovada
    prominencia de Brezinski - arquitecto de la guerra "secreta" en
    Afganistán hace tres décadas - junto con la designación de James
    Rodney Schlesinger, director de la CIA y Secretario de Defensa durante
    los 70s, para liderar una fuerza de alto nivel en armas nucleares
    sugiere que el proceso de movimiento de un enfoque neoconservador a uno
    Trilateral está en camino. La posibilidad de un enfrentamiento militar
    con Irán podría disminuir durante la presidencia de Obama, pero
    enfrentamientos con Pakistán, China y Rusia podrían ser más probables.


    ¿Podemos creer en un cambio? ¿O esto es más evidencia de que EEUU
    continuará su camino fascista hacia la expansión imperialista que
    dejaron los Bush?




    Los Bush y el Reino Perdido




    © dEl
    asesinato de John F. Kennedy se parece mucho a los ataques del World
    Trade Center del 11 de septiembre del 2001. Desde aquel terrible día,
    hace casi 43 años, se han escrito más de 2,000 libros sobre el asesinato
    de JFK. También se han realizado numerosos programas de TV y películas.
    Existen interminables teorías y especulaciones sobre el porque JFK fue
    ejecutado por lo que parece un escuadrón, a plena luz del día, en pleno
    Dallas Texas, en un soleado día de noviembre. Adicionalmente, se han
    creado y propagado incontables mitos aparentemente para embarrar el
    terreno. En lo único que concuerdan la mayoría de quienes proponen las
    teorías, es que el FBI y la CIA brindaron poca colaboración a la
    Comisión Warren para resolver el crimen. Bueno, eso suena bastante
    parecido al Informe del 11-S. Ambos eventos fueron manejados de la misma
    manera, por un "selecto grupo de burócratas con una agenda de
    mentiras".


    Al igual que con los eventos del 11-S, existe la "historia oficial"; en
    el caso de Kennedy, fue un "hombre armado solitario"; en el caso del
    11-S, fueron 19 terroristas improbables dirigidos por un cerebro desde
    una cueva. De hecho, Osama Bin Laden y Lee Harvey Oswald tienen mucho en
    común: ambos trabajaron para la CIA.


    Al final, lo que ha dominado a América durante los últimos 43 años es un
    gobierno corrupto que asumió el poder el 22 de noviembre de 1963, en un
    golpe de estado que desde ese día trabaja con el objetivo de convertir a
    EEUU en una máquina fascista de Conquista Mundial: el Nuevo Orden
    Mundial.


    Y no importa quien esté al mando: Demócratas o Republicanos. Por
    ejemplo, Bill Clinton asignó cinco investigadores al "Grupo de Revisión
    de Registros de Asesinatos", cuya misión era, según el Jefe John
    Tunheim, "convencer al pueblo americano que el gobierno no le está
    ocultando ninguna documentación".


    Nuevamente, nos recuerda al 11-S. El argumento principal contra una
    conspiración del gobierno de cualquier clase es "¿cómo pueden mantener
    en secreto algo semejante?".

    "Ante la objeción de que sería virtualmente imposible organizar una
    conspiración para un asesinato sin filtración de información, la
    respuesta es que una red conspiradora existente o un sistema de redes,
    ya en su lugar y capaz de asesinar, tendría mucha menos dificultad en
    mantener la disciplina del secreto". - Autor Peter Dale Scott en
    "Política profunda y la muerte de JFK".
    Esto habla directamente del problema abordado por Andrzej Lobaczewski en su libro, Ponerología política: La ciencia del mal ajustada a propósitos políticos.
    En este influyente trabajo sobre cómo el mal trepa a la cima en
    cualquier sociedad y cultura, y cómo desarrolla ramificadas redes de
    manipulación y control, el problema es tratado en términos de desvío
    patológico. En cualquier sociedad, existe un pequeño porcentaje de
    individuos con desviaciones que buscan tener poder sobre otros. En una
    sociedad como la americana, basada en la previamente descrita ideología
    capitalista de John Calvin, lo que rápidamente se desarrolla es un mundo
    de "competencia despiadada", y el hecho es que los perros con
    desviaciones siempre lo hacen mejor que los normales. Lobaczewski
    escribe:

    Las acciones de [la patocracia] afectan por completo a la sociedad,
    comenzando por los líderes e infiltrándose en cada pueblo, negocio e
    institución. La estructura patológica social cubre poco a poco al país
    entero creando una "nueva clase" dentro de la nación. Esta clase
    privilegiada se siente permanentemente amenazada por los "otros", es
    decir, por la mayoría compuesta por gente normal. Los psicópatas
    tampoco alimentan ilusiones acerca de su destino personal en el caso de
    que llegase a haber un retorno al sistema del hombre normal.



    Una persona normal que se ve privada de privilegio o de un cargo
    elevado se las arregla realizando algún tipo de trabajo que le permita
    ganarse la vida; pero los patócratas nunca poseyeron ningún talento
    práctico, y el lapso de tiempo de su mandato ha eliminado todo tipo de
    posibilidades residuales de adaptarse a las exigencias del trabajo
    normal. Si la ley del hombre normal fuera restablecida, ellos y sus
    semejantes estarían sujetos a juicio, incluyendo el sometimiento a una
    interpretación moralizante de sus deformaciones psicológicas; estarían
    amenazados por la pérdida de su libertad y vida, y no solamente la de un
    cargo o privilegio. Ya que son incapaces de tal sacrificio, la
    supervivencia de un sistema mejor para ellos se convierte en una idea
    moral. Se debe luchar contra tal amenaza sirviéndose del ingenio
    psicológico y político y de la falta de escrúpulos para con esa otra
    gente de "calidad inferior."


    Por lo general, esta nueva clase está en posición de purgar a
    sus líderes si su comportamiento estuviera poniendo en peligro la
    existencia de tal sistema. ... La patocracia sobrevive gracias al
    sentimiento de estar siendo amenazada por la sociedad de gente normal,
    así como por otros países en donde persisten diversas formas del sistema
    del hombre normal. Para los gobernantes, entonces, el permanecer o no
    en la cima es el problema clásico de "ser o no ser".



    Podemos entonces formular una pregunta más cautelosa: ¿puede tal
    sistema renunciar alguna vez a la expansión territorial y política
    exterior y conformarse con sus posesiones actuales? ¿Qué ocurriría si
    resultara una situación que confiriera la paz interior, el orden
    correspondiente y una prosperidad relativa dentro de la nación? La
    mayoría abrumadora de la población del país - dado que es normal- haría
    un uso hábil de las posibilidades emergentes, sacando provecho de sus
    aptitudes superiores para luchar por una libertad de acción en constante
    aumento. Gracias a que constituyen un número más alto, habría una tasa
    de nacimiento mayor de su tipo, y su poder aumentaría. Esta mayoría se
    reuniría con algunos hijos de la clase privilegiada quienes no habrían
    heredado los genes psicopáticos. El dominio de la patocracia se
    debilitaría sin parar, llevando finalmente a una situación en la cual la
    sociedad de gente normal recobraría el poder. Para los psicópatas esta
    es una visión conocida y de pesadilla.


    Por lo tanto, la destrucción biológica, psicológica, moral y
    económica de esta mayoría de gente normal es una necesidad "biológica"
    de los patócratas. Muchos medios sirven para este fin, comenzando por
    los campos de concentración e incluyendo la guerra contra un enemigo
    obstinado y bien armado que devastará y debilitará el poder humano que
    se le arroje, a saber el mismo poder que pone en peligro al gobierno de
    los patócratas. Una vez muertos con toda seguridad, los soldados serán
    decretados inmediatamente después héroes dignos de ser venerados, algo
    útil para levantar una nueva generación fiel a la patocracia.



    La ideología debe proveer por supuesto una justificación
    correspondiente para este derecho alegado de conquistar el mundo, y por
    lo tanto debe ser elaborada de manera adecuada. El expansionismo deriva
    de la naturaleza misma de la patocracia, y no de una ideología, pero
    este hecho debe ser disfrazado de ideología. [...] [Ponerología Política]
    Martha Rose Crow, en su artículo Los nueve pasos del auto-genocidio americano,
    describe como trabajan las redes mencionadas. Solo debes sustituir
    "Patócrata" [individuo patológico que ha trepado a la cima gracias a su
    desviada naturaleza, que es generalmente genética y heredada] por
    "Patriarca" mientras lees el siguiente fragmento.

    La decisión de matar se realiza de tal manera que nunca puede
    rastrearse. Hasta el día de hoy, ningún papel ha salido a la luz que
    conecte a Hitler directamente con ordenar el holocausto.


    Al menos el 95% de toda comunicación es no-verbal, por lo tanto el
    lenguaje se transforma en algo más, en algo por lo general menos
    concreto y más irreal. La comunicación no-verbal puede (y comúnmente lo
    hace) volverse o evolucionar en una o más de las siguientes formas:
    simbólicas, semánticas, retóricas, alegóricas, criptográficas,
    metamórfica, filosófica, psicológica, hipnótica, controladora,
    patriarcal, opresiva, numerológica, oculta, erótica, homo erótica,
    teológica, profética, epifánica, espiritual y otras. Muchos mensajes con
    significados dobles/triples están escondidos dentro de estas formas de
    comunicaciones no-verbales.


    La mayoría de los mensajes...son emitidos no verbalmente, indirectamente o a través de una tercera persona.


    La orden es usualmente "inocente" y realizada de manera indirecta.
    La elite siempre está rodeada de hombres de las capas sociales elevadas y
    estos hombres se inclinan ante cada palabra de sus maestros.


    La orden es generalmente emitida en una atmósfera informal en la que
    los ricos se desenvuelven. La orden puede ser suministrada en un club,
    en un country, en un bonito restaurante, en un sauna, en una cena, o en
    el campo de golf (lugar donde se ha decidido gran parte del destino del
    mundo durante décadas), en funciones de "caridad", fiestas de ricos, y
    demás.


    Siempre hay capas inferiores de la elite en estos lugares,
    incluyendo a políticos, además de periodistas sociales y económicos. Los
    hombres de estos grupos superiores, sumados a los medios (que
    básicamente pertenecen a la elite) y otros participantes de la cultura
    son condicionados y socializados para escuchar y obedecer a los hombres
    por encima de ellos en la jerarquía. Así es como funcionan los
    patriarcados y así es como los patriarcas gobernantes diseminan sus
    mensajes.


    El hombre principal de la elite comenzará una conversación sobre un
    tema y lo conducirá hacia algo más que lleve al "problema". Luego, hará
    su crítica de forma indirecta. Duda por algunos momentos mientras
    modifica su postura, y luego cambia su tono de voz por uno más
    autoritario. Luego de verificar las respuestas en el lugar de manera
    silenciosa y discreta, y de asegurarse que los oídos correctos estén
    escuchando, agrega más poder a su lenguaje no-verbal: prosigue desde un
    hombre a una persona divina mientras comienza a hablar como el tipo
    bíblico del hombre/salvador del pueblo. Aunque carismático, su lenguaje
    - verbal y no verbal - aumenta en autoridad, y en consecuencia en
    patriarcados elevados. Está en la cima de la cadena patriarcal, por lo
    tanto debe exhibir un gran poder de manera sutil pero aparente.


    Luego de asegurarse que los oídos masculinos correctos están
    escuchando, comienza con su lista de quejas para fortalecer y justificar
    su queja original. Los oídos masculinos en la mesa, urinario, club de
    golf, etc., escuchan y esperan la "solución" que es un comando secreto
    en el mundo de los hombres.


    Luego llega el momento. El Hombre de Poder hará comentarios cortos,
    casuales, "benignos" como, "Algo debe hacerse al respecto", "Los números
    (estadísticas de aumento de poblaciones que amenazan al poder) deben
    cambiar", o "en tiempos pasados, sabían como solucionar esto" (puede
    sonar nostálgico, pero es una orden indirecta para resolver el
    "problema" utilizando un clásico método de dominio patriarcal,
    incluyendo la autoridad de la violencia. [Martha Rose Crow]
    Efectivamente, fue exactamente este tipo de sociedad que permitió al
    clan Kennedy convertirse en "poder" en la escena política. Fue el padre
    de John Kennedy quien derribó las paredes hacia la cima de los círculos
    internacionales de las finanzas. También es verdad que John Kennedy
    obtuvo el cargo público de la única manera que se puede obtener en
    semejante sistema: mediante el poder financiero y con ayuda de la mafia.
    Es una certeza que sin el apoyo de la "elite" - y aquí incluimos las
    elites Sionistas también - nunca se hubiera convertido en Presidente.


    Sin embargo, lo interesante es el hecho de que parece que John Kennedy
    sabía lo que estaba haciendo - al menos hasta cierto punto. Utilizó al
    sistema y luego, aparentemente, ¡intentó cambiarlo! Inmediatamente
    después de su elección, John Kennedy, con ayuda de su hermano, Robert,
    atacó al crimen organizado. Se dice que John Kennedy y el gángster de
    Chicago, San Giancana, tuvieron la misma amante, Judith Campbell Exner.
    También se informa que John Kennedy tuvo un romance con la esposa de
    Cord Meyer, un alto oficial de la CIA.


    Lo interesante de eso es el hecho de que el profesor Alfred McCoy nos dice, en su libro Las políticas de la heroína,
    que desde 1942, la CIA y la Mafia trabajaban juntas en numerosas
    operaciones clandestinas. Uno se pregunta inclusive si las legendarias
    supuestas historias de JFK como un "don Juan con las mujeres" no serían
    un tanto exageradas.


    En cualquier caso, John Kennedy utilizó el sistema astutamente para
    introducirse, y luego está claro por sus acciones que intentó
    modificarlo, que no le gustaba ni lo aprobaba, y eso es, creo yo, el
    porque aquellos que habían vivido gracias a este sistema, con su
    pantalla ideológica de "calvinismo", decidieron que tenía que irse.


    Cuando John Kennedy rechazo permitir que la CIA y las tropas americanas
    atacaran Cuba, resultando en la debacle de la Bahía de los Cerdos en
    1961, el General Charles P. Cabell, Segundo Director de la CIA, ¡anduvo
    por los alrededores de Washington llamando al presidente Kennedy
    traidor!


    Ahora, intenten comprender esto: John Kennedy estaba siendo llamado
    traidor porque no confiaba en la CIA llevando a cabo operaciones
    encubiertas en otros países, subvertir otros gobiernos, y generalmente
    comportándose ilegalmente desde el punto de vista de cualquier persona
    normal. También tengan en cuenta que todo esto estaba dirigido con el
    objetivo de crear un "Nuevo Orden Mundial" con la oligarquía de EEUU en
    control del asunto. Kennedy tuvo que morir para que sus planes se
    cumplieran. Pasados nueve años de la muerte de Kennedy, las cosas
    estaban en el camino correcto cuando Roy Ash, Director de la Oficina de
    Gestión y Presupuesto señaló, "Dentro de dos décadas, el marco de
    trabajo institucional para una comunidad económica mundial estará en su
    lugar. Los aspectos de la soberanía individual serán entregados a una
    autoridad supranacional".


    Por supuesto, hay mucho más involucrado de lo que se alcanza a ver. Los
    banqueros internacionales han controlado a América por más de 100 años.
    El 21 de noviembre de 1933, el Presidente Franklin Roosevelt dijo,

    "La verdad de la cuestión es, como tú y yo sabemos, que un elemento
    financiero en los grandes centros se ha apropiado del gobierno de EEUU
    desde tiempos de Andrew Jackson".
    El Presidente Woodrow Wilson escribió,

    "Existe un poder tan organizado, tan sutil, tan observador, tan
    entrelazados, tan completo, tan persuasivo que los hombres prudentes
    mejor no hablen por encima de su respiración cuando hablan
    condenándolo".
    Luego, el congresista Louis McFadden, Jefe del Comité de Representantes de Bancos y Moneda, declaró,

    "La Reserva Federal es una de las instituciones más corruptas que el
    mundo ha visto. No hay hombre dentro del sonido de mi voz que no sepa
    que esta nación es controlada por banqueros internacionales".
    Este cártel internacional bancario es mayormente judío, pero no
    únicamente. Sin embargo, es donde los intereses de Israel intervienen
    con los intereses bancarios donde los problemas aparecen. Michael
    Collins Piper presenta evidencia que demuestra que hubo una gran
    influencia Sionista en el asesinato de Kennedy, de igual manera que
    existe mucha evidencia de una gran influencia Sionista en los eventos
    del 9/11.


    Paralelamente, esto nos lleva a considerar el rol de George H. W. Bush
    en el asesinato de John F. Kennedy, y el rol de su hijo en el ataque el
    9/11. Consideremos estos puntos:

    Aunque no lo recuerda cuando se le pregunta, George (Herbert Walker) Bush estaba en Dallas el día que JFK fue asesinado.


    Bush miente sobre el hecho que era un oficial de alto rango de la CIA al momento de la muerte de JFK.


    Bush permitió el escape de prisión de un terrorista condenado para
    que trabaje para él como encubierto de la CIA en el conflicto
    Irán-Contra.


    Bush liberó otro terrorista condenado.


    Ambos terroristas estaban presentes el Dealey Plaza el 22/11/1963.


    Ambos terroristas fueron condenados por asesinar 73 personas haciendo explotar un avión comercial.


    Bush es amigo personal junto a un cercano socio de estos terroristas condenados, que también participó en Irán-Contra.


    Bush tuvo un rol protagónico como oficial de la CIA en la
    organización/estructuración de estos terroristas en efectivas
    organizaciones.


    [Ver: ¿Los Bush ayudaron para asesinar a JFK? para todos los detalles y documentos que implican fuertemente a George H. W. Bush en la conspiración.]
    Ahora, solo con esos temas, ¿nos sorprendería descubrir las conexiones
    entre Bush Junior y el activo/tonto de la CIA Osama Bin Laden? ¡Pero hay
    mucho más!


    Consideren este punto:


    Edward R. Stetteninus era Secretario de Estado bajo la presidencia de
    Roosevelt y de Truman. Fue presidente de Acero U.S. antes de la Segunda
    Guerra. Su padre era la cabeza del programa Federal de Préstamo y
    Arrendamiento durante la Primera Guerra. El mayor Stetteninus también
    trabajo para J.P. Morgan. Edward R. Stetteninus creó el Banco
    Internacional de Wahington, el más grande bando mercantil. También fue
    el primer americano en servir en Naciones Unidas luego de presionar
    fuertemente para su formación. También fue una persona con "influencia y
    poder" (y un frontal partidario) del proyecto para crear la CIA en 1947
    bajo la administración del Presidente Harry Truman. (Murió
    misteriosamente en 1949).


    Edward R. Stetteninus también compró todos los derechos de Liberia
    incluyendo la bandera más las industrias de minería y caucho (es decir,
    "el país") al dictador que controlaba la pequeña soberanía. Liberian
    Services, Inc. ("LSI") de Reston, Virginia y Ciudad de Nueva York
    controla toda la industria de navíos de Liberia.


    LSI es una "organización encubierta de la CIA.


    En 1963, John F. Kennedy estaba preparando las enmiendas de los
    estatutos del Gabinete Nacional de Relaciones Laborales y de vario
    estatutos de Servicios de Ingresos Internos que prevendrían que los
    navíos de bandera extranjera estuvieran exentos de impuestos
    norteamericanos. Estas enmiendas habrían afectado seriamente a los
    magnates de navíos liberianos y los activos de hombres tales como
    Aristóteles Onassis. Billones de dólares estaban en riesgo. El
    presidente Kennedy fue asesinado tres días antes que hiciera públicas
    estas enmiendas.


    Por ahora regresemos al pasado, a Farewell America, para tener una mejor comprensión del hombre que América perdió en aquel día soleado de noviembre hace 43 años.


    Rey

    "La única gloria en la vida pública es aquella que anuncia el futuro y
    que abre un camino a través de la neblina del presente". [Disraeli]
    El Senador Kennedy ganó las elecciones presidenciales de1960 por un
    margen "exquisitamente estrecho". (1) Los blancos Protestantes
    americanos pueden reclamar legítimamente que él no era su presidente.
    Kennedy fue elegido con el 70% de los negros, 78% de los católicos, y el
    80% de los judíos, sin hablar del voto femenino. ¿A las mujeres
    americanas no les hubiesen gustado ser la madre, la esposa, la votante
    de este elegante hombre joven que, mientras hacía campaña en Boston,
    invitaba a las mujeres a subirse al escenario una por una para que él,
    su madre y su hermana pudieran tener el placer de conocerse y después
    tomar el té con ellos? (2)


    Para su padre, Joseph P. Kennedy, uno de los veinte hombres más ricos de
    EEUU, más adinerado que Rockefeller o Henry Ford, más rico que los
    judíos, los Harrimans o los Whitneys, o había accidentes en política -
    solo dinero y organización. John Fitzgerald Kennedy quería ser
    presidente casi tanto como su padre quería que lo fuera, sin importar
    que camino debía seguir.


    Y lo siguió. Durante la campaña de Kennedy, no podías hacer tres pasos
    sin encontrarte una pancarta de Kennedy, un póster de Kennedy, un
    hermano de Kennedy o un empleado de los Kennedy. A Kennedy se lo veía,
    se lo escuchaba, y en algunos casos era posible hasta dormir con
    Kennedy. Kennedy hablaba varias veces por día, y todos hablaban de
    Kennedy por el resto del día. Los Kennedy eran una nueva raza de
    políticos. Tenían tanto dinero, o más, que el mejor de los
    profesionales, y desarrollaron una maquinaria electoral más poderosa y
    eficiente que cualquiera anterior. Si le creemos a Victor Lasky, el
    viejo Joe Kennedy declaró una vez, "Para ganar una elección se necesitan
    tres cosas. La primera es dinero, la segunda es dinero, y la tercera es
    más dinero". Lasky señala que con los millones que gastó para su hijo
    John, Joe Kennedy podría haber hecho que eligieran a su chofer en el
    Congreso. El ómnibus del Senador Humphrey no era competencia para el
    Convair de su oponente.


    Hay algo de verdad en estos sarcasmos, pero John Kennedy fue el único
    candidato Demócrata que pudo haber derrotado a Richard Nixon en 1960,
    sin importar las sumas involucradas. En aquel tiempo, John Kennedy ya
    poseía un notable conocimiento en política, la dieta diaria de su
    familia. Para su técnica, perfeccionada por catorce años en el Congreso,
    agregó una fe total en su destino. Durante la Convención Demócrata de
    1960, tres candidatos llegaron casi simultáneamente al aeropuerto de Los
    Ángeles. Las primeras palabras de Stevenson fueron, "No quiero ser
    elegido, y he llegado aquí casi de incógnito". Johnson dijo, "Lamento
    haber llegado tarde, pero he estado viajando por todo el país". Kennedy
    declaró, "Estoy aquí para recibir el nombramiento".


    En el Congreso, nadie podía decidir si era liberal o conservador.
    Miembro del Partido Democrático, habitualmente votaba con Harry F. Byrd,
    el líder del bloque económico. Su voto en junio de 1960 con el Senador
    Williams de Delaware sobre un asunto tan controversial como la
    subvención de consumo de petróleo era sorprendente, pero el proyecto del
    Senador Williams fue rechazado por un amplio margen, y se pensó que
    Kennedy solo había empleado inteligentes tácticas. (3) Había votado en
    contra de un similar proyecto en el pasado, y todos recuerdan que había
    apoyado a los Republicanos en la Cámara de Representantes al votar en
    contra de la condición de estado de Hawai, y en contra de la censura del
    Senador McCarthy. En resumen, se dijo que él era independiente porque
    podía afrontarlo económicamente. Esta razonable explicación satisfizo
    incluso a sus más duros críticos. Estaba en términos amistosos con
    todos, y en particular con el presidente del comité, quien apreciaba su
    cortesía y su atención. No tenía tanta experiencia como el Senador
    Anderson, ni tan buen orador como el Gobernador Clement, o tan popular
    con los agricultores como Hubert Humphrey, pero era John Kennedy, el
    hombre más guapo del Senado, un veterano de la guerra en el pacífico,
    ganador del premio Pulitzer. Otro millonario, Henry Cabot Lodge, tenía
    dinero, pero no tanto como Kennedy. El poder de los Kennedy podía hacer
    magia, como lo probaría la elección para el Senado de Edward Kennedy en
    1962.


    El presidente Kennedy hubiera preferido que su hermano menor esperara
    dos años más, pero cedió a la presión familiar y, en la mejor tradición
    de los Kennedy, la organización fue puesta en marcha. Había más en esta
    organización que tan solo fiestas con comidas y hermosas mujeres. Con
    riguroso pragmatismo, el Centro Cerebral de los Kennedy analizó los
    problemas al alcance y determinó la acción más efectiva. El poder de los
    Kennedy se había vuelto una realidad política capaz de molestar las
    escalas electorales tradicionales.


    Ciertamente, América conoció otras dinastías en el curso de su historia.
    Estuvieron los Adams, los Harrisons, los Roosevelts y los Tafts, pero
    la potencia de estas familias se manifestaron solo una vez en una
    generación. John Adams fue electo presidente a la edad de 61 años, y su
    hijo John Quincy Adams no ingresó a la Casa Blanca hasta los 57 años, y
    sin haber jugado un verdadero papel durante el cargo de su padre.
    William Henry Harrison ingresó a la Casa Blanca a los 68 años, y solo
    fue seguido por su nieto a la edad de 55 años. Los Roosevelts, Theodore y
    Franklin, estaban relacionados de forma lejana. En cuanto a los Tafts,
    ejercitaron su poder en diversas esferas: William Howard era Presidente,
    Robert era Senador, y en 1962 Robert A. Jr solo era candidato a la
    Cámara de Representantes. (4) Ese mismo año Edward Kennedy, de 30 años
    de edad, tomó su asiento en el Senado. Robert Kennedy, 36, ocupó el
    puesto de Fiscal General bajo la presidencia de su hermano John,
    haciendo a los Kennedy la familia más poderosa en la historia de los
    EEUU, y probablemente en la historia del mundo.


    Jefe de la nación más poderosa del mundo, Comandante en Jefe de sus
    fuerzas armadas, único responsable del uso de armas nucleares,
    dirigiendo relaciones con más de cien gobiernos extranjeros,
    distribuyendo más de noventa billones de dólares por año a través de 2.5
    millones de empleados federales, viviendo en una mansión de 132
    habitaciones, viajando en dos aviones jet o en uno de los diez
    helicópteros de su flota personal, John Fitzgerald Kennedy era el hombre
    más poderoso del mundo.


    A los votantes les gustaba la idea que John Kennedy fuera el nieto del
    dueño de una cantina y aceptaron el hecho que su padre había hecho su
    fortuna como contrabandista y había representado al mercado de acciones
    cuando era Embajador en Londres. El americano promedio, educado en la
    creencia de que la forma de hacer dinero no tenía nada que ver con la
    moralidad no vio nada atemorizante en esto. La escalada de los Kennedy
    calzaba dentro de la mejor tradición americana. Joseph había sido el
    primer Kennedy en graduarse de Harvard. Sus hijos fueron a Choate antes
    de ingresar a Harvard. (5) Sus hijas y nueras fueron a Radcliffe o
    Vassar y terminaron brillantes carreras en colegios en Suiza y Francia.
    Los Kennedy, ahora mejor vestidos que la mayoría de los respetados
    brahmanes de la Calle Beacon, (6) ya no estaban obligados a esconderse
    detrás de vidrios oscuros. Estaban en posición de establecer estilos por
    si mismos.


    Al americano trabajador realmente no le gusta la clase de gente que
    nunca tuvo que trabajar para ganarse la vida. El hombre que se ha hecho a
    sí mismo rechaza la noción de que el hombre es, en gran medida, el
    resultado de su posición social, y el hecho que la riqueza de una
    familia como la Kennedy permite a sus hijos establecer la búsqueda del
    poder sin preocupaciones financieras, y con un tesoro grande como para
    financiar una guerra. Obviamente, esto representa una amenaza a la
    democracia, que no desea ninguna de las virtudes de sibaritas políticos,
    y muchos americanos temieron el poder de los Kennedy.


    El público no estaba totalmente enterado sobre lo que había sucedido
    cuando, el 20 de enero de 1961, una nueva administración que realmente
    era un nuevo régimen asumió en Washington. Principalmente inspirado por
    George Pope Morris, el poeta de la Guerra Civil, y por Abraham Lincoln,
    el discurso inaugural del nuevo presidente fue una de las más finas
    piezas de la literatura americana. Este extenso sermón en versos blancos
    con palabras clave que rimaban fue el trueno que anunciaba el
    nacimiento de un nuevo estado. Fue la llegada, no de una dinastía, sino
    del intelecto.

    "Celebramos hoy, no la victoria de un partido, sino un acto de
    libertad -simbólico de un fin tanto como de un comienzo- que significa
    una renovación a la par que un cambio, pues ante ustedes y ante Dios
    Todopoderoso he prestado el solemne juramento concebido por nuestros
    antepasados hace casi 165 años."


    "El mundo es muy distinto ahora. Porque el hombre tiene en sus manos
    poder para abolir toda forma de pobreza y para suprimir toda forma de
    vida humana. Y, sin embargo, las convicciones revolucionarias por las
    que lucharon nuestros antepasados siguen debatiéndose en todo el globo;
    entre ellas, la convicción de que los derechos del hombre provienen no
    de la generosidad del Estado, sino de la mano de Dios."


    "No olvidemos hoy día que somos los herederos de esa primera
    revolución. Que sepan desde aquí y ahora amigos y enemigos por igual,
    que la antorcha ha pasado a manos de una nueva generación de
    estadounidenses, nacidos en este siglo, templados por la guerra,
    disciplinados por una paz fria y amarga, orgullosos de nuestra herencia,
    y no dispuestos a presenciar o permitir la lenta desintegración de los
    derechos humanos a los que esta nación se ha consagrado siempre, y a los
    que estamos consagrados hoy aquí y en todo el mundo".


    "Que sepa toda nación, quiéranos bien o quiéranos mal, que por la
    supervivencia y el triunfo de la libertad hemos de pagar cualquier
    precio, sobrellevar cualquier carga, sufrir cualquier penalidad, acudir
    en apoyo de cualquier amigo y oponernos a cualquier enemigo".


    "Todo esto prometemos, y mucho más".


    "A los viejos aliados con los que compartimos el origen cultural y
    espiritual, les brindamos la lealtad de los amigos fieles. Unidos, es
    poco lo que no nos es dado hacer en un cúmulo de empresas cooperativas;
    divididos, es poco lo que nos es dado hacer, pues reñidos y distanciados
    no osaríamos hacer frente a un reto poderoso".


    "A aquellos nuevos estados que ahora acogemos con beneplácito en las
    filas de los libres, prometemos nuestra determinación de no permitir
    que una forma de dominación colonial desaparezca solamente para ser
    reemplazada por una tiranía harto más férrea. No esperaremos que
    secunden siempre nuestro punto de vista, pero abrigaremos siempre la
    esperanza de verlos defendiendo vigorosamente su propia libertad, y
    recordando que, en el pasado, los que insensatamente se entregaron a
    buscar el poder cabalgando a lomo de tigre acabaron invariablemente por
    ser devorados por su cabalgadura".


    "A los pueblos de las chozas y aldeas de la mitad del globo que
    luchan por romper las cadenas de la miseria de sus masas, les prometemos
    nuestros mejores esfuerzos para ayudarlos a ayudarse a sí mismos, por
    el periodo que sea preciso, no porque quizás lo hagan los comunistas, no
    porque busquemos sus votos, sino porque es justo. Si una sociedad libre
    no puede ayudar a los muchos que son pobres, no podrá salvar a los
    pocos que son ricos".


    "A nuestras hermanas repúblicas allende nuestra frontera meridional
    les ofrecemos una promesa especial: convertir nuestras buenas palabras
    en buenos hechos mediante una nueva Alianza Para el Progreso; ayudar a
    los hombres libres y los gobiernos libres a despojarse de las cadenas de
    la pobreza. Pero esta pacífica revolución de esperanzas no puede
    convertirse en la presa de las potencias hostiles. Sepan todos nuestros
    vecinos que nos sumaremos a ellos para oponernos a la agresión y la
    subversión en cualquier parte de las Américas. Y sepa cualquier otra
    potencia que este hemisferio se propone seguir siendo el amo de su
    propia casa".


    "A esa asamblea mundial de estados soberanos, las Naciones Unidas,
    que es nuestra última y mejor esperanza de una era en que los
    instrumentos de guerra han sobrepasado, con mucho, a los instrumentos de
    paz, renovamos nuestra promesa de apoyo, para evitar que se convierta
    en un simple foro de injuria, para fortalecer la protección que presta a
    los nuevos y a los débiles, y para ampliar la extensión a la que pueda
    llegar su mandato".


    "Por último, a las naciones que se erigirían en nuestro adversario,
    les hacemos no una promesa sino un requerimiento: que ambas partes
    empecemos de nuevo la búsqueda de la paz, antes de que las negras
    fuerzas de la destrucción desencadenadas por la ciencia sumen a la
    humanidad entera en su propia destrucción, deliberada o accidental".


    "No les tentemos con la debilidad, porque sólo cuando nuestras armas
    sean suficientes sin lugar a dudas, podremos estar seguros sin lugar a
    dudas de que no se utilizarán jamás. Pero tampoco es posible que dos
    grandes y poderosos grupos de naciones puedan sentirse tranquilos en una
    situación presente que nos afecta a ambos, agobiadas ambas partes por
    el costo de las armas modernas, justamente alarmadas ambas por la
    constante difusión del mortífero átomo, y compitiendo, no obstante,
    ambas, por alterar el precario equilibrio de terror que contiene la mano
    de la postrera guerra de la humanidad".


    "Empecemos, pues, de nuevo, recordando en ambas partes que la
    civilidad no es indicio de debilidad, y que la sinceridad puede siempre
    ponerse a prueba. No negociemos nunca por temor, pero no tengamos nunca
    temor a negociar".


    "Exploremos ambas partes qué problemas nos unen, en vez de insistir en los problemas que nos dividen".


    "Formulemos ambas partes, por primera vez, proposiciones serias y
    precisas para la inspección y el control de las armas, y para colocar
    bajo el dominio absoluto de todas las naciones el poder absoluto para
    destruir a otras naciones".


    "Tratemos ambas partes de invocar las maravillas de la ciencia, en
    lugar de sus terrores. Exploremos juntas las estrellas, conquistemos los
    desiertos, extirpemos las enfermedades, aprovechemos las profundidades
    del mar y estimulemos las artes y el comercio".


    "Que ambos bandos nos unamos para acatar en todos los ámbitos de la
    tierra el mandamiento de Isaías: "desmantelar las pesadas cargas...y
    dejar libres a los oprimidos".


    "Y si con la cabeza de playa de la cooperación es posible despejar
    las selvas de la suspicacia, que ambas partes nos unamos para crear un
    nuevo empeño, no un nuevo equilibrio de poder, sino un nuevo mundo bajo
    el imperio de la ley, en el que los fuertes sean justos, los débiles se
    sientan seguros y se preserve la paz".


    "No se llevará a cabo todo esto en los primeros 100 días. Tampoco se
    llevará a cabo en los primeros 1000 días, ni en la vida de este
    gobierno, ni quiza siquiera en el curso de nuestra vida en este planeta.
    Pero empecemos".


    "En sus manos, compatriotas, más que en las mías, está el éxito o el
    fracaso definitivo de nuestro empeño. Desde que se fundó este país,
    cada generación de estadounidenses ha debido dar fe de su lealtad
    nacional. Las tumbas de los jóvenes estadounidenses que respondieron al
    llamado de la patria circundan el globo".


    "Los clarines vuelven a llamarnos. No es una llamada a empuñar las
    armas, aunque armas necesitamos; no es una llamada al combate, aunque
    combate entablemos, sino una llamada a sobrellevar la carga de una larga
    lucha año tras año, "gozosos en la esperanza, pacientes en la
    tribulación": una lucha contra los enemigos comunes del hombre: la
    tiranía, la pobreza, la enfermedad y la guerra misma".


    "¿Podremos forjar contra estos enemigos una alianza grande y global
    al norte y al sur, al este y al oeste que pueda garantizar una vida
    fructífera a toda la humanidad? ¿Quieren participar en esta histórica
    empresa?".


    "Sólo a unas cuantas generaciones, en la larga historia del mundo,
    les ha sido otorgado defender la libertad en su hora de máximo peligro.
    No rehúyo esta responsabilidad. La acepto con beneplácito. No creo que
    ninguno de nosotros se cambiaría por ningún otro pueblo ni por ninguna
    otra generación. La energía, la fe, la devoción que pongamos en esta
    empresa iluminará a nuestra patria y a todos los que la sirven, y el
    resplandor de esa llama podrá en verdad iluminar al mundo".


    "Así pues, compatriotas: pregúntense, no lo que su país puede hacer
    por ustedes, sino lo que ustedes pueden hacer por su país".


    "Conciudadanos del mundo: pregúntense no qué pueden hacer por
    ustedes Estados Unidos de América, sino qué podremos hacer juntos por la
    libertad del hombre".


    "Finalmente, ya sean ciudadanos estadounidenses o ciudadanos del
    mundo, soliciten de nosotros la misma medida de fuerza y sacrificio que
    hemos de solicitar de ustedes. Con una conciencia tranquila como nuestra
    única recompensa segura, con la historia como juez supremo de nuestros
    actos, marchemos al frente de la patria que tanto amamos, invocando su
    bendición y su ayuda, pero conscientes de que aquí en la tierra la obra
    de Dios es realmente la que nosotros mismos realicemos".
    En el bando enemigo la gente escuchaba, la gente leía, la gente se
    emocionaba y a veces temblaba, pero prefirieron expresar su asombro ante
    la invitación, por parte del Presidente Kennedy, de mayormente
    escritores, artistas y científicos a la inauguración (Hemingway,
    Faulkner, Steinbeck, Pearl Buck, William Inge, Arthur Miller, Thornton
    Wilder, Tennessee Williams, John Hersey, Robert Frost, Saint John Perse,
    Alexander Calder, Stuart Davis, Edward Hopper, Ludwigmies Van der Rohe,
    Eero Saarinen, Paul Hindemith, Igor Stravinsky, Leonard Bernstein,
    Fritz Reiner, Eugene Ormandy, y un solo periodista, Walter Lippman). El
    "no ha quedado nadie en Harvard" se hizo una broma popular cuando se
    anunció la composición del equipo presidencial. Pero algunos apenas
    rieron. En los meses siguientes, América, anestesiada por ocho años bajo
    Eisenhower, despertó para descubrir que tenían un presidente con
    cerebro y corazón.


    Kennedy buscó en la historia del mundo las perspectivas del arte de la
    política y el rol que él podría jugar en la misma. Introdujo a sus
    héroes favoritos (griegos, romanos, ingleses, franceses, alemanes y
    inclusive americanos) al pueblo americano. Declaró, "He leído mucho
    sobre la cuestión de la presidencia. El presidente debe estar en el
    centro de la acción. El solo debe tomar las decisiones".

    "Debemos, yo quiero, haremos..."


    "No conozco a nadie que pueda hacer este trabajo mejor que yo".


    "Para seguir siendo libres, el mundo libre debe demostrar más inteligencia que el mundo esclavo".
    Como Thomas H. Benton, en cualquier momento podía recitar a Jorge de
    Virgilio, las Mil y Una Noches, Herodoto o Sancho Panza, el Nuevo
    Testamento, los Reformistas Alemanes, o Adam Smith, Fenelon o Hudibras,
    los informes financieros de Necca o los actos del Consejo de los
    Treinta, los debates que precedieron la adopción de la Constitución, o
    un discurso a medias de algún miembro fallecido del Congreso. En
    Chicago, citó al poeta griego Alaeus. Cuando los estudiantes de una
    escuela de mujeres tradujeron su Discurso Inaugural al Latín, debido a
    que su estilo les recordaba a Cicero, él les respondió en Latín (con
    ayuda de uno de sus asistentes). La carta comenzaba así:

    Johannes Filiusgeraldi Kennediensis, Respublicae Presidens, puellis Scholae Daltoni salutem plurinam dicit.
    Citó a los Padres Fundadores, Woodrow Wilson y Justice Holmes, pero
    también a Shakespeare, Goethe y Sófocles, y se decía que en las cenas a
    la luz de las velas en la Casa Blanca leía a Keats y Marlowe, de quienes
    nadie había oído hablar en la Ciudad de Kansas.


    La comunicación verbal abstracta en sus conferencias de prensa eran
    habitualmente observada por sobre las cabezas de su público. Hacía
    malabarismos fácilmente con los salarios de los empleados de
    lavanderías, el pago promedio de la Seguridad Social, la proporción de
    graduados del colegio secundario sin oportunidades de ir a la
    universidad, el número de graduados universitarios en India, o el
    ingreso promedio per cápita en Libia o el Congo. También declaró que "no
    tiene sentido enviar astronautas al espacio si nuestras mentes
    permanecen en la tierra".


    Le recordó al país que en el período siguiente a la Declaración de la
    Independencia y nuevamente durante la Guerra Civil, los hombres más
    capaces de América, los ciudadanos más sobresalientes, habían elegido
    carreras políticas. Desde la Guerra Civil hasta la Depresión, y
    nuevamente luego de la muerte de Roosevelt, prefirieron los negocios.
    Kennedy quería hacer de la política una vez más la carrera principal en
    América.


    Puso carteles en el Departamento de Estado que decían, "Deshazte de la
    jerga. Mejora su escritura". Lo cual significaba: escriba en inglés.
    Kennedy mismo puso el ejemplo, pero muchos americanos pensaban que sus
    discursos eran extraños. Se decía que el estilo del presidente era
    inspirado por Gladstone, ¿pero quién era Gladstone? Para ellos, el
    inglés era otro lenguaje, y este intelectual Kennedy pensaba mucho y
    demasiado rápido. Cortaba con los bellos sentimientos y nobles
    aspiraciones en series de relámpagos cabalísticos que destellaban y
    morían a la velocidad de la luz. La gente comenzó a sentir que este
    hombre, que nunca paró de pensar, pensaba demasiado. En los últimos días
    del Oeste, un hombre que se paraba a pensar era hombre muerto. Kennedy
    no solo pensaba, sino que su dialéctica era simple y directa:


    Primero, es más y más obvio.

    En segundo lugar, es más y más obvio.

    Tercero...


    Dwight McDonald, que nunca conoció a Kennedy, escribió:

    "Los americanos imaginan a menudo que los hechos son sólidos,
    concretos y objetos diferentes como canicas, pero están lejos de ello.
    En cambio, son sutiles esencias llenas de misterio y metafísica, que
    cambian su forma, color y sentido de según el contexto en el que son
    presentados. Siempre deben ser tratados con escepticismo, y el juicio
    debe basarse en el número de hechos que pueden movilizarse en apoyo de
    una opinión, pero en una discriminación habilidosa entre ellas y la
    objetividad con la cual son tratadas para llegar a la verdad, que es
    algo totalmente diferente de los hechos, aunque haya alguna conexión
    entre ellos".
    Cuando alguien preguntó a Kennedy, "¿Qué clase de presidente será?
    ¿Liberal o conservador?", contestó, "Espero ser responsable". Fue una
    respuesta extremadamente inteligente, pero apenas encajaba con una
    nación bipartidaria. Cuando De Gaulle le escribió sobre la cuestión de
    Berlín, "¿Sur quel terrain nous rencontrerons-nous?" (7) Kennedy
    exclamó, "¿No es excelente?!" Bien sabía que en la mente de De Gaulle no
    había terreno adecuado, pero su primera reacción fue solo en relación
    al estilo del General.


    La historia de la administración Kennedy será difícil de escribir ya que
    casi todas las deliberaciones de los presidentes con sus asesores o sus
    visitantes sucedían hombre a hombre, mente a mente. Él era un
    intelectual.


    El no era amigable en el sentido en que la gente se sentía cerca de él.
    Su personalidad era aguda y penetrante, y su lenguaje era tan directo
    como el dedo con el que apuntaba habitualmente en sus conferencias de
    prensa. Romain Gary dijo que nunca, en siete años en los EEUU, había
    encontrado un mecanismo cerebral que funcionara tan perfectamente. "No
    contesta a tu argumento, sino que inmediatamente hace otra pregunta.
    Poco a poco, sentí como si ya no estuviera allí; me redujo a una función
    intelectual. Me sentí honrado por esta excesiva atención que el
    presidente de los EEUU me estaba brindando y un tanto abrumado de ser
    sujeto de esta clase de análisis. Al menos me hubieses gustado saber que
    pensaba de mí. Había algo curiosamente voraz acerca de su necesidad de
    información... Luego de tres horas de conversación, no tenía idea de que
    argumento había expresado, que idea lo había impresionado o convencido.
    Escuchó todo con la misma atención, pero cuando terminé no me dijo su
    conclusión y siguió con otra cosa. Ni por un minuto se olvidó que era el
    presidente de los EEUU, y aunque me animó a hablar como su par, la
    igualdad terminó allí".


    Kennedy dijo a Romain Gary,

    "Tus hijos viven en calles como la Rue Anatole France, Boulevard Víctor
    Hugo, Avenida Valery. Cuando todavía son jóvenes comienzan a sentir la
    importancia de la historia y la cultura. Todas nuestras calles tienen
    números. Tenemos grandes nombres suficientes para reemplazarlos:
    Hemingway Square, Melville Boulevard...Me gustaría ver a un niño de doce
    años llegar a su casa y decirle a su madre, cuando lo regañaba por
    llegar tarde, 'Estaba jugando béisbol en la Avenida William Faulkner'"
    ¡Un hombre extraordinario, interesado en todo! A veces se quedaría
    mirando pensativamente por alguna ventana de la Casa Blanca a los
    limpiadores de la calle sobre la Avenida Pensilvania.


    ¡Washington! Una pequeña ciudad perezosa bajo Truman, cuarteles
    generales de una guarnición provincial en épocas de Eisenhower, bajo
    Kennedy se convirtió en la verdadera capital de la nación. A América le
    gusta que su presidente venga de una pequeña ciudad. "Nuestra Ciudad" es
    el asiento de la rectitud moral, y sus habitantes son conocidos por
    llevar vidas familiares ejemplares. Presidentes anteriores de EEUU
    siempre se han sentido obligados a vivir simple y virtuosamente. Los
    Roosevelt adinerados, pero Eleanor reinaba con austeridad. Los Truman
    solo vivían del salario del presidente, y en sus recepciones solo
    ofrecían galletitas, limonada, y buenos momentos. Los Eisenhower vivían
    modestamente en compañía de unos pocos y viejos amigos. La Casa Blanca
    no era el centro de la sociedad de Washington, y que semanalmente
    organizaba unas pocas recepciones diplomáticas y aburridas fiestas
    privadas, las más importantes de las cuales eran brindadas por un par de
    viejas mujeres que se habían vuelto árbitros morales de la ciudad, y
    una vez al año en la Clase de Baile.


    Eso era Washington.


    Luego todo cambió vertiginosamente. De repente Carolyn Hagner Shaw
    (Callie para sus amigos), cuyo Libro Verde con su plantilla de personas
    VIP podía hacer o romper una reputación, se encontró a si misma
    destronada. Destronada también estaba Perle Mesta, antigua Embajadora en
    Luxemburgo, una anfitriona que gustaba hablar de política. Las esposas
    de los generales y senadores en Kalorama Road pronto se volvieron
    concientes de sus edades. Cunado se enteraron lo que estaba sucediendo
    en la Casa Blanca, recordaron la Atlanta de Margaret Mitchell, esa
    abierta ciudad que no hizo esfuerzos por ocultar sus pecados. Leyeron en
    los periódicos que Shakespeare y ballets eran interpretados en la Casa
    Blanca, lugar donde los más finos platos y los más exquisitos vinos eran
    servidos mientras tocaba una orquesta en la cena.


    La sociedad americana confunde elegancia con extravagancia. Para las
    celosas matronas de Washington, la elegancia que reinaba en la Casa
    Blanca naturalmente significaba un gastadero de dinero. Rumorearon que
    los Kennedy fácilmente derrochaban $2,000 en comida para una de sus
    fiestas, negándose a agregar (o quizás no lo sabían) que el Presidente
    donaba todo su salario a obras de caridad (Cool. La clase alta de
    Washington se moría por una invitación a la Casa Blanca, pero, o no era
    invitada o automáticamente no era invitada. Las recepciones en la Casa
    Blanca (las únicas que realmente contaban) solo estaban abiertas para
    los invitados personales de los Kennedy. Incluso los "habitantes de los
    acantilados" y Señores George Garrett, Sidney Kent Legare, John Newbold y
    Benjamin Thoron eran ignorados.


    Las grandes y pintorescas embajadas (la británica, la francesa, la
    chilena, la mexicana, la peruana) seguían el mismo camino. Dándole
    preferencia en sus listas de invitados a aquellos ya honrados por los
    Kennedy, practicaron una clase de segregación social asociada
    extensamente a la Casa Blanca. Era como una corte real. Solo los
    magnates del petróleo, celebrando ruidosamente en el Hotel Carroll Arms,
    no se sentían dejados afuera.


    Washington era una ciudad nueva. Ciertos Senadores cambiaron sus
    corbatas, y bajo el escrutinio de los fríos racionalistas de la Nueva
    Frontera, los visitantes a la Casa Blanca aprendieron a no escupir. Los
    escupideros, por ese motivo, fueron eliminados. Los lobbystas mudaron
    sus fiestas a Miami o Las Vegas. Si, cuando se detenían en el Jockey
    Club, notaban a alguien que se veía como Salvador Dalí o Pablo Casals,
    era realmente ese "degenerado" Dalí o ese "Comunista" Casals. Las ropas
    de los Kennedy eran de Dior, Balenciaga o Chanel, y con sus vestidos de
    Saks Fifth Avenue o Garfinkels, las mujeres mejor vestidas de la ciudad
    se sintieron provincianas.


    El "Rey Jack" y su corte y su dulce vida en la Casa Blanca estaban en la
    punta de cada lengua, y mucha gente pensó que Sodoma y Gomorra había
    sido destruida por menos. América se volvió repentinamente conciente del
    hecho que había 72 sirvientes en la Casa Blanca, aunque los Eisenhower
    tenían la misma cantidad. Los Kennedy, estos fabulosamente ricos
    Kennedy, con sus limusinas, sus joyas, sus largos vestidos de fiesta y
    el impávido aire de los adinerados, ¿se habían olvidado que el
    Presidente y la Primera Dama supuestamente deben dar el ejemplo de
    piety, sobriedad y respeto moral?


    Este libro no tiene la intensión de censurar a Jacqueline Kennedy, pero
    todo aquello asociado a la imagen de un Presidente contribuye a sus
    fortalezas y sus debilidades. Su esposa está destinada a interpretar una
    parte de la historia, John Kennedy era un hombre de fuerte
    personalidad. No tenía necesidad de una esposa fuerte. Una esposa de
    presidente asume nuevas responsabilidades y la obligación de renunciar
    algunas de sus anteriores derechos. El pueblo americano, con su sentido
    común y sus fuertes principios morales, querían una Primera Familia
    simple y respetable. Ya que el presidente es esencialmente una figura
    política, recae sobre la Primera Dama el deber de simbolizar a la
    familia americana.


    Jacqueline Kennedy estaba aburrida de la Casa Blanca. Para ella, las
    obligaciones sociales tradicionales de la Primera Dama solo eran una
    molestia. Le disgustaba la atmósfera de la política de Washington (las
    fiestas, los clubes de mujeres, y la compañía de las mujeres de
    Congresistas). Su desdén por el "alboroto y la vulgaridad de la
    política" le hizo ganarse algunos poderosos enemigos. Washington (e
    incluso Nueva York) eran demasiado pequeñas para ella. Ni siquiera
    estaba hecha para "la ciudadela, el impenetrable refugio de la familia".
    (9). La prensa Republicana se refirió a ella como "princesa del
    desierto", "belleza de cabello negro", "ninfa parisina". (10).


    La maldad y los celos tenían su parte en los rumores y escándalos que
    circulaban, y continuaban circulando, sobre la esposa del presidente
    Kennedy, pero generalmente existe un elemento de verdad en el peor de
    los rumores. "La gente a veces se equivoca en sus aclamaciones, pero
    nunca en sus abucheos". (11). Jacqueline Kennedy había elegido "vivir en
    la crema de la crema y nada en ella", (12) y esa es una posición dudosa
    para la esposa de un presidente.


    Las dudas conducen a la sospecha. En poco tiempo los deslices de Jackie
    ensombrecieron sus virtudes. Su popularidad se diluyó a medida que su
    egoísmo y sus indiscreciones se volvían conocimiento público. (13). Los
    americanos condenaron a Jackie por "sus elevados humos". Los
    aristócratas europeos, que menospreciaban a la "sociedad café", se
    mofaron a su "pésimo estilo". Ambos estaban equivocados.


    Jacqueline Kennedy tenía, quizás, una "desafortunada pasión por la
    nobleza", (14) pero por sobre todas las cosas ella quería VIVIR, tanto
    como pudiera y de la mejor manera posible. Ese es el deseo de la mayoría
    de las mujeres modernas, pero el público americano espera algo más de
    la Primera Dama. Los votantes habían soñado con una joven reina con
    ideales democráticos. En cambio, obtuvieron a una estrella.


    Su error más grande probablemente fue considerar a John Kennedy primero
    como esposo, segundo como un Kennedy, y nunca como Presidente de EEUU.
    Ella estaba equivocada. (15) La Constitución americana y la tradición de
    la presidencia no asigna un rol especial a la esposa del presidente.
    Ella debe confiar en su buen sentido, su discreción, y su corazón.
    Notables primeras damas como Abigail y Louisa Catherine Adams llamaban
    poca atención. Dolly Madison tenía una encantadora belleza, y Frances
    Folsom solo tenía 21 años cuando se casó con el Presidente Cleveland,
    pero todas permanecieron en las sombras de sus esposos y en las páginas
    menos vistas de los periódicos. La reputación del presidente Lincoln fue
    dañada por las superficiales frivolidades de su esposa, pero cuando
    Mary Todd Lincoln murió enferma, la opinión pública permaneció
    indiferente.


    La civilización de las comunicaciones modernas, con sus ídolos y sus
    mitos populares, han vuelto la atención a la esposa del presidente. Una
    esposa que puede hacer o quebrar la carrera de un ciudadano privado
    tiene su parte en el destino de un presidente. La energía, el tacto, y
    la inteligencia de Lady Bird hicieron mucho por Lyndon Johnson. El
    divorcio y re-casamiento del gobernador Rockefeller perjudicaron su
    carrera política. "Jackie" empañó la imagen de los Kennedy. La aceptaron
    solo porque era la esposa de uno de ellos. Había robado el corazón de
    John, y se casó con él. Ese era el límite de su afinidad. Con su sangre
    francesa y (aunque ella lo niega) su sangre judía, su elevada educación
    social y su final de la educación escolar, estaba por lejos fuera de la
    tradición de figuras femeninas como Pat Nixon o Ethel Kennedy.


    El rencor y la envidia tuvieron su papel en los ataques contra el
    presidente y su esposa. "La calumnia es un necesario ingrediente en toda
    gloria auténtica", (16) y nadie, ni siquiera el presidente de EEUU, es
    inmune. Se dijo que Franklin Delano Roosevelt tenía sífilis, y que
    Eisenhower era judío alemán. Las mujeres siempre fueron el punto débil
    de los Kennedy. "Forma parte de la familia", decía la gente. Al
    presidente Kennedy le gustaba relajarse, y lo necesitaba. Un agente del
    Servicio Secreto cuyo nombre código era "Dentista" estaba a cargo de los
    placeres del presidente.


    El puritanismo está tan difundido en este mundo, y la hipocresía es tan
    fuerte, que algunos lectores se sorprenderán por estos pasajes. ¿Pero
    porqué deberíamos ignorar tales asuntos cuando ya han pasado a la
    historia? ¿Por qué una nación debería tolerar a un político corrupto y
    no a un presidente psicológicamente normal?


    Los tiempos pasados de los grandes hombres son poco importantes.
    Demasiado inteligente, en grandes apuros, demasiado trabajador,
    demasiado entusiasta, demasiado generoso, John Kennedy también tenía
    demasiada vitalidad y corazón. Los intereses nacionales requieren que el
    estado sea un frío monstruo. La debilidad e hipocresía de sus
    ciudadanos demandan la misma actitud de un Jefe de Estado. Kennedy fue
    tratado con cortisona, pero lo ocultó al público, y se equivocó.
    Eisenhower había sufrido un ataque cardíaco y pasó por una severa
    operación, y los detalles eran conocidos por todos los americanos. Los
    hombres ordinarios se reconfortan en las enfermedades de los grandes.
    Kennedy tomaba varios baños terapéuticos por día y dormía en un colchón
    de pelo de caballo, pero hubiese caminado si estuviera medio muerto. La
    gente desconfía de aquellos que no son como ellos.


    Es difícil abolir el prejuicio en aquellos privados de ideas. Más superficial es el odio, más profundo es.


    Notas


    1. Daily Telegraph.

    2. New York Times.

    3. Ver capítulo once, "Los hombres del petróleo".

    4. Seth Taft, nieto de William Howard, fue derrotado en noviembre de 1967 en las elecciones municipales de Cleveland.

    5. John se graduó en 1940, Robert en 1948, y Edward (con ayuda) en 1954.

    6. La calle más elegante de Boston.

    7. "¿Sobre qué terreno debemos encontrarnos?"

    8. Desde su elección en la Cámara de Representantes en 1947, Kennedy
    siempre donó su salario y las regalías de sus libros para caridad. Ya
    que el salario de presidente es de $100,000 y su ingreso personal
    llegaba a $400,000, sus críticos señalaban que, deduciendo impuestos, su
    generosidad le costaba solo $9,524.

    9. John Steinbeck.

    10. Revista Time, 25 de septiembre de 1963.

    11. Richard Cromwel1.

    12. Porfirio Rubirosa, playboy internacional y amigo personal de Jackie.

    13. En septiembre de 1962, George Gallup publicó los resultados de
    una encuesta sobre la imagen de Jacqueline Kennedy. Luego de la encuesta
    de Gallup los periodistas tenían las siguientes críticas:


    1. Viaja demasiado lejos de su familia

    2. Demasiado en primera plana

    3. Su pelo

    4. Su gusto en ropas

    5. Indecorosa

    6. Su voz, la forma de hablar

    7. Gasta demasiado dinero, despilfarra dinero

    8. Fotografías en periódicos en traje de baño

    9. No utiliza ropa adecuada para la iglesia

    10. Demasiada vida social, fiestas.


    También: presuntuosa, demasiada diversión, no ser conciente de la gente común, etc.


    14. En varias ocasiones expresó su disgusto por la Princesa Grace de
    Mónaco, que es, por el contrario, un ejemplo de nobleza, dignidad y
    simplicidad.


    La noche del funeral del presidente Kennedy, su viuda reverenciaba al
    Príncipe Philip de Edimburgo, que había llegado a presentar sus
    condolencias de parte de la Reina Elizabeth. La reverencia estaba
    bastante fuera de lugar, pero Jackie probablemente pensó que luciría
    chic. El Príncipe Philip estaba tan avergonzado que, de regreso en
    Londres, remarcó que por un minuto creyó que estaba en la Interpretación
    de Variedades Reales.


    15. El estilo de vida de Jacqueline Kennedy impactaba no tanto por su
    "inmoralidad" o su "elegancia europea" sino por su indiferencia por las
    tradiciones y regulaciones del gobierno americano y las políticas de su
    esposo y Presidente.


    Ella contrató a Stephane Boudin, Director de Jansen en París, para
    redecorar la Casa Blanca. Las nuevas cortinas, alfombras, tapicería,
    paneles en madera e incluso el trabajo en madera de algunos muebles
    fueron traídos desde Francia, de los talleres de Saint Sabin y Gobelins
    en particular, pero Jacqueline Kennedy se las arregló para recibir las
    facturas de la sucursal Nueva York de Jansen. La Casa Blanca tiene
    prohibido por ley comprar muebles en el extranjero cuando el equivalente
    puede adquirirse en EEUU.


    Cuando ella declaró a la prensa en 1962, a su regreso de un viajo a la
    India y Pakistán (un viaje que fue filmado en color por la Agencia de
    Información de EEUU con un costo de $78,104) que había "dejado $600 en
    un bazar donde no tenía la intención de gastar más de $50", ¿se olvidó
    que el balance de pago americano era de un déficit de $2,203, y que el
    Presidente Kennedy había firmado recientemente un proyecto que limitaba
    los privilegios al libre ingreso de los americanos desde el extranjero a
    $100?


    Cuando ella aceptó los regalos de joyería presentados por el Presidente
    Ayub Khan de Pakistán y del Rey Hassan de Marruecos, ¿se dio cuenta que
    Pakistán recibió $323 millones en ayuda norteamericana (en 1962), y
    Marruecos $56 millones (en 1963)? Para nuestro conocimiento, estos
    diamantes y esmeraldas no estaban entre los objetos que ella había
    dejado, como la tradición indica, cuando dejó la Casa Blanca.

    http://es.sott.net/article/1407-Los-Bush-y-el-Reino-Perdido


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: JFK: Los desechos de la historia

    Mensaje por FranciscoBU el Miér Ene 16, 2013 8:18 pm





    Sim City y John F. Kennedy







    Laura Knight-Jadczyk
    Sott.net
    mar, 07 nov 2006 21:48 CST







    Traduccion para SOTT en español El Averiguador




    © Desconocido
    Verdadero hombre de estado


    Comentario: Esta es la cuarta entrega de una serie
    de artículos escritos en el 2006 en conmemoración del 43 aniversario del
    asesinato de JFK.


    Cuando se convirtió en presidente de los EEUU, JFK intentó ingresar en
    el corrupto sistema político y modificarlo. Armado de riqueza,
    inteligencia y, lo más importante, un corazón bondadoso, tuvo una gran
    oportunidad de hacerlo, y esto fue probablemente el porqué de su
    asesinato. Ahora Obama está hablando de cambios, pero según especularon nuestros comentaristas económicos esta semana:

    Pero, ¿puede un presidente, incluso el más talentoso, cambiar
    verdaderamente las cosas? No él solo, por supuesto, solo el pueblo
    puede, y solo si ellos y sus líderes poseen una clara y acertada
    comprensión de la situación, especialmente del rol de Israel en el mundo
    actual. También necesitan tener un claro y acertado entendimiento de la
    naturaleza humana, tanto de la naturaleza de la humanidad normal y de
    los depredadores intra-especies, los psicópatas. En ese aspecto, uno
    querría que Obama leyera más de Andrzej Lobaczewski y menos Reinhold
    Niebuhr.


    Es fácil, y no algo malo, ser cínico, sobre todo lo que se habla de
    esperanzas y cambios. Muchos en el "establishment de la política
    exterior" (Imperialistas americanos, en otras palabras) ven a Obama como
    un "relanzamiento" internacional de EEUU. Ver a Obama hablar de "ganar"
    la guerra en Afganistán es particularmente desagradable. La elección
    del fanático Sionista Rahm Emanuel por parte de Obama como Jefe de
    Personal fue un puñetazo en el estómago para varios. Uno espera que
    Obama siga el principio de mantener a sus amigos cerca y a sus enemigos
    más cerca. Incluso si el presidente ideal estuviera intentando alejarse
    del Sionismo, ¿cómo podría hacerlo teniendo en cuenta lo que es EEUU en
    la actualidad? Solo obtendrías un disparo en medio de los ojos. Lo mismo
    es válido si abandonas el imperialismo. Si fallas, estás muerto.
    Pregúntale a John Kennedy.


    El tiempo dirá si Obama es solo un hombre elocuente sobre el
    escenario de la misma máquina vieja de muerte o si es otro reformista
    inocente con su cabeza en aguas infestadas de tiburones.
    Según el "interno" Zbigniew Brzezinski,
    Obama no será capaz de producir ningún cambio dramático en Washington.
    El antiguo asesor de seguridad nacional de EEUU aporta su propio punto
    de vista respecto a las políticas americanas:

    Debes pensar en la política exterior como, por ejemplo, una
    embarcación moviéndose en el mar. Un gran crucero no cambia su curso de
    la misma forma que lo hace un bote a motor. Por lo tanto no es posible
    que EEUU modifique dramáticamente cada una de sus políticas.
    Los manipuladores psicopáticos de "Sim City" seguirán adelante con sus
    planes de control total, mientras los primeros pasos del recién electo
    presidente parecen seguir los de ellos, sea voluntariamente o por la fuerza.




    Sim City y John F. Kennedy




    © Desconocido
    Hijo de la perdiciónCuando
    releo las palabras de John F. Kennedy, cuando considero las leyes que
    quería poner en práctica, cuando considero su profunda pureza y su
    humanidad, y lo comparo con lo que está merodeando y tambaleándose en la
    Casa Blanca hoy en día, quedo literalmente abrumada. ¿Qué tan profundo
    hemos sido succionados en el Abismo de la Desesperación desde aquel
    noviembre hace 43 años?


    Ahora vivo en Francia. Francia es un lugar interesante; en su mayor
    parte socialista, tú sabes. El socialismo era hacia lo que los
    verdaderos americanos ricos hubieran sido llevados si a Kennedy se le
    hubiese permitido vivir. De acuerdo a la propaganda elitista, si al
    socialismo le hubiesen permitido poner un pie en la puerta, el comunismo
    no estaría muy lejos. Y todo lo que tuvieron que hacer fue apuntar a
    Rusia y a su desolación y hambre para lograr el objetivo. El problema es
    que Rusia ni siquiera era comunista; era meramente un Corporativismo
    Estatal, lo cual es casi exactamente lo que existe en EEUU hoy en día -
    con un pequeño giro. En Rusia, el Estado era la corporación; en EEUU,
    las corporaciones son dueñas del Estado. No hay mucha diferencia, en
    realidad, excepto técnicamente.


    Volviendo a Francia, aquella que tanto admiraba John F. Kennedy: si, es
    en su mayor parte socialista, pero no completamente. Si, los impuestos
    son altos y muchas cosas son decididas por el estado en nombre de todos
    los ciudadanos, pero los beneficios son mucho mejores. No soy experta en
    política francesa (o en sus políticas en general, para el caso), solo
    sé lo que observo y experimento. Puedo decirte que me hice una limpieza
    en mi dentadura en EEUU y me costó $1,000. Me lo hice nuevamente aquí en
    Francia, y me costó alrededor de $150. Me hice un tratamiento de
    conducto en EEUU hace unos años y me costó $400 sin la corona. Me lo
    hice en Francia hace unos pocos meses y me costó alrededor de $70. Una
    estadía en hospital por una cirugía menor cuesta menos de $200 - y se
    sirve vino con la cena.


    Las medicinas son baratas. Un envase de gotas para los oídos que pagué
    unos $100 en EEUU, cuesta menos de $10 aquí. En las ciudades, las cosas
    cuestan un poco más, pero en su mayoría, la visita a un médico todavía
    cuesta unos $20 y hacen visitas a domicilio. Una resonancia magnética
    que cuesta alrededor de $1,000 en EEUU, cuesta $75 aquí. Todas esas
    cosas que son necesarias para que una población permanezca físicamente
    saludable están disponibles a un costo muy razonable. Y si una persona
    está anotada en el programa de Salud Nacional, casi todos los costos
    pagados del bolsillo son reembolsados. También debería mencionar que los
    cuidados médicos y dentales en Francia son realmente mejores que en
    EEUU. En Francia, la gente que se involucra en tales profesiones son, en
    términos generales, aquellos que tienen el deseo de curar, y no piensan
    en hacerse ricos.


    Aún más que eso, ya que la educación superior es gratuita, y las
    vacantes están limitadas solo para los mejores, los estudiantes están
    motivados para sacarse buenas calificaciones y hacer bien las cosas.
    Luego de la educación media, existen colegios de intercambio gratuitos
    donde los estudiantes que no buscan carreras académicas puedan graduarse
    con un intercambio y probablemente con un buen bagaje de experiencia a
    través de las prácticas. Y hay mucha más variedad de intercambio de
    operarios en Francia debido a que los grandes y monopólicos
    supermercados no les han permitido hacerse con todo. Cada pueblo tiene
    una gran cantidad y variedad de tiendas de carnicerías, panaderías, y
    demás. Las plantaciones familiares son totalmente apoyadas e impulsadas
    por el estado. Y en ningún otro lugar habrás visto campos tan hermosos.
    Me pregunto si los americanos saben el país agricultor que es Francia
    actualmente. Puedes manejar desde París a Toulouse y lo que se ve
    mayormente son estupendos y hermosos campos, arados y/o plantados, casi
    todo el año. Luego de un par de miles de años de experiencia, ¡los
    franceses hay hecho de la agricultura una ciencia!


    Los franceses tienen una semana laboral de 35 horas, almuerzos de 2
    horas, cerca de 8 semanas de vacaciones obligatorias todos los años,
    estabilidad laboral y buenos servicios sociales.


    Se podría decir que Francia es una mezcla de capitalismo moderado y socialismo.


    Pero eso está bajo amenaza. Por suerte, los franceses tuvieron el buen
    sentido de rechazar la Constitución Europea el año pasado. Leí el
    documento entero y principalmente consistía en el establecimiento de un
    sistema bancario que impondría controles de la misma forma que los
    banqueros controlan a EEUU. Hubiese sido un gran paso hacia el codicioso
    estilo de capitalismo norteamericano, ¡y me sentí orgullosa de ver que
    los franceses todavía pudieran leer y pensar!


    Existen otras amenazas contra el estilo de vida de los franceses:
    todavía nadie sabe que tiene en mente Nicolas Sarkozy para Francia si es
    elegido presidente. Sarko, como afectuosamente se autodenomina, es un
    "americanófilo". Esas son malas noticias. Todo lo que necesitan los
    franceses es mirar a EEUU, quizás ir de visita por unos meses ¡y salir a
    hablar con la gente en la calle para darse cuenta que esa no es la
    forma que Francia quiere ser! Solo para darte una idea de lo que estoy
    hablando, permítanme citar a Michael Parenti en su libro Holocausto oculto:

    A los conservadores les encanta decirnos que nación tan hermosa,
    feliz y próspera tenemos. Lo único que concuerda con su amor por el país
    es la notable indiferencia que demuestran hacia la gente que vive del
    mismo. Para sus oídos los angustiosos sollozos de los desposeídos suenan
    como los malhumorados gimoteos de los descontentos. Declaran como
    "corazones sangrantes" a aquellos que critican las condiciones
    existentes, aquellos que muestran preocupación por nuestros compañeros
    ciudadanos. Pero la sucia verdad es que allí existe una asombrosa
    cantidad de penurias, abusos, desgracias, enfermedad, violencia, y
    patología en este país. Las cifras revelan una lista de víctimas que se
    aplica a varios millones. Considera los siguientes estimativos. Por año:

    * 27.000 americanos cometen suicidio.

    * 5.000 intentan suicidarse; algunos cálculos son más elevados.

    * 26.000 mueren por accidentes fatales en sus casas.

    * 23.000 son asesinados.

    * 85.000 son heridos por armas de fuego.

    * 38.000 de estos muertos, incluyendo 2,600 niños.

    * 13.000.000 son víctimas de crímenes que incluyen asalto,
    violación, robo a mano armada, robo, estafa, e incendios provocados.

    * 135.000 niños llevan armas al colegio.

    * 5.500.000 de personas son arrestadas por toda clase de ofensas (sin incluir violaciones de tránsito).

    * 125.000 mueren prematuramente por abuso del alcohol.

    * 473.000 mueren prematuramente por enfermedades relacionadas con el tabaco; 53,000 de estos no son fumadores.

    * 6.500.000 usan heroína, crack, speed, PCP, cocaína o alguna otra droga dura diariamente.

    * 5.000+ mueren por uso ilícito de drogas. Miles sufren serias secuelas.

    * 1.000+ mueren por aspirar sustancias hogareñas encontradas
    bajo el fregadero de la cocina. Cerca del 20 por ciento de de todos los
    niños de octavo grado han consumido sustancias tóxicas. Miles sufren
    daño neurológico permanente.

    * 31.450.000 consumen marihuana; 3.000.000 de ellos son grandes consumidores.

    * 37.000.000, o uno de cada seis americanos, usan
    regularmente drogas de control emotivo. En su mayoría son mujeres.
    Quienes alientan el consumo son los doctores; quienes las proveen son
    las compañías farmacéuticas; las ganancias son impresionantes.

    * 2.000.000 personas no hospitalizadas reciben poderosas
    drogas para el control mental, a veces descritas como "chalecos de
    fuerza químicos".

    * 5.000 mueren a causa de tratamientos con drogas psicoactivas.

    * 200.000 están sujetos a tratamientos de choques eléctricos que son dañinos para el cerebro y el sistema nervioso.

    * De 600 a 1,000 están lobotomizados, mayormente mujeres.

    * 25.000.000, o uno de cada 10 americanos, buscan ayuda en
    fuentes psiquiátricas, psicoterapéuticas, o médicas por problemas
    mentales y emocionales, con un costo de $4 billones anuales.

    * 6.800.000 buscan servicios no-médicos, tales como
    ministerios, agencias de bienestar, y consejos sociales para obtener
    ayuda por problemas emocionales. En total, unos 80.000.000 han buscado
    alguna clase de ayuda psicológica en sus vidas.

    * 1.300.000 sufren alguna clase de herida relacionada con tratamientos hospitalarios.

    * 2.000.000 pasan por operaciones quirúrgicas innecesarias; 10.000 de ellos mueren en la cirugía.

    * 180.000 mueren por reacciones adversas a tratamientos
    médicos, más que por accidentes aéreos y automovilísticos juntos.

    * 14.000+ mueren por sobredosis de drogas legales prescriptas.

    * 45.000 mueren en accidentes automovilísticos. Aún así se
    construyen más autos y autopistas mientras que los fondos para realizar
    mejoras en medios de transporte masivos se reducen.

    * 1.800.000 sufren heridas no fatales por accidentes automovilísticos; pero 150.000 de estos sufren daños permanentes.

    * 126.000 niños nacen con algún defecto mayor; mayormente a
    causa de cuidados prenatales insuficientes, deficiencias nutricionales,
    toxicidad medioambiental, o adicción maternal a las drogas.

    * 2.900.000 niños son reportados como sujetos a serios abusos, incluyendo tortura física y hambruna deliberada.

    * 5.000 niños son asesinados por sus padres o abuelos.

    * 30.000 o más niños quedan físicamente discapacitados de
    forma permanente por abusos y negligencias. El abuso infantil en EEUU
    afecta a más niños cada año que la leucemia, accidentes de autos, y
    enfermedades infecciosas en conjunto. Con el creciente desempleo, los
    incidentes de abuso por padres sin trabajo aumentan dramáticamente.

    * 1.000.000 de niños escapan de su hogar, mayormente debido
    al tratamiento abusivo, incluyendo abuso sexual por parte de parientes y
    otros adultos. De los tantos niños abusados, el 83% proviene de
    familias blancas.

    * 150.000 de niños son reportados como perdidos.

    * 50.000 de estos simplemente desaparecen. Sus edades varían desde un año hasta mediados de adolescencia. Según el New York Times, "Algunos están muertos, quizás la mitad de los enterrados en este país son niños no identificables".

    * 900.000 niños, algunos pequeños de siete años de edad, son
    involucrados en trabajos en EEUU, empleados sin paga en granjas, como
    lavaplatos, limpieza, y para tareas domésticas durante diez horas por
    día en violación de las leyes de trabajo infantil.

    * De 2.000.000 a 4.000.00 de mujeres son maltratadas. La
    violencia doméstica es la única y mayor causa de heridas y la segunda
    mayor causa de muerte de las mujeres de EEUU.

    * 700.000 mujeres son violadas, una cada 45 segundos.

    * 5.000.000 trabajadores sufren accidentes en el trabajo;
    50.000 de los cuales sufren discapacidades permanentes, incluyendo
    mutilaciones, parálisis, problemas de visión, audición y esterilidad.

    * 100.000 se han vuelto seriamente enfermos por enfermedades
    relacionadas al trabajo, incluyendo pulmón negro, pulmón marrón,
    cáncer, y tuberculosis.

    * 14.000 mueren en el trabajo; alrededor del 90% son hombres.

    * 100.000 mueren prematuramente por enfermedades relacionadas al trabajo.

    * 60.000 mueren a causa de contaminantes medioambientales tóxicos o contaminantes en alimentos, agua, o aire.

    * 4.000 mueren por ingerir carne contaminada.

    * 20.000 otros sufren de envenenamiento por E-coli 0157-H7,
    la mutada bacteria en carnes contaminadas que generalmente conduce a
    problemas físicos y mentales permanentes. Una inspección más cuidadosa
    de la carne con nuevas tecnologías podría eliminar la mayoría de las
    instancias de contaminación - también lo haría el vegetarianismo.
    En el presente:

    * 5.100.000 están presos o en libertad condicional; 2.700.000 de
    estos están encerrados en prisiones de condados, estatales, federales o
    bajo supervisión legal. Cada semana 1.600 personas más ingresan a
    prisión de las que se van. La población de las prisiones se ha disparado
    más de 200% desde 1980. Más del 40% de los reclusos están encarcelados
    por crímenes no violentos relacionados a las drogas. Los americanos
    africanos constituyen el 13% de los usuarios de drogas y el 35% de los
    arrestos por drogas, 55% de condenados por drogas y 74% de sentencias a
    prisión. Para ofensas no relacionadas con drogas, los afroamericanos
    obtienen condenas un 10% más extensa que los caucásicos por crímenes
    similares.

    * 15.000+ tienen tuberculosis, con números en aumento
    velozmente; 10.000.000 transportan el bacilo de la tuberculosis, con
    grandes números entre adictos y personas de escasos recursos.

    * 10.000.000 de personas tiene serios problemas con la bebida.

    * 16.000.000 tienen diabetes, desde los 11.000.000 en 1983
    los americanos se han vuelto más sedentarios y adictos al azúcar. Sin
    tratamiento, la diabetes puede llevar a la ceguera, fallas en riñón y
    daños nerviosos.

    * 160.000 morirán de diabetes este año.

    * 280.000 están internados por enfermedades mentales o
    retrasos mentales. Muchos de estos son forzados a tomar grandes dosis de
    drogas para el control mental.

    * 255.000 mentalmente enfermos o retardados han sido
    liberados en años recientes. Muchos de los "desinternados" están ahora
    en albergues o vagando por las calles.

    * 3.000.000 o más sufren desventajas cerebrales, físicas,
    incluyendo parálisis, sordera, ceguera y otras discapacidades. Un
    desproporcionado número de ellos es pobre. Muchas de estas
    discapacidades podrían haber sido corregidas con tratamiento temprano o
    prevenidas con mejores condiciones de vida.

    * 2.400.000 sufren alguna variedad del síndrome de fatiga crónica.

    * 10.000.000+ sufren de asma sintomática, un aumento del
    145% desde 1990 a 1995, mayormente a causa de la contaminación del aire
    que respiramos.

    * 40.000.000 o más están sin seguro medico o protección de enfermedades catastróficas.

    * 1.800.000 ancianos que viven con sus familias son víctimas
    de serios abusos como por ejemplo, confinamiento forzado, baja
    alimentación y golpizas. El maltrato de personas ancianas por sus hijos y
    familiares aumenta dramáticamente a medida que las condiciones
    económicas empeoran.

    * 1.126.000 de los ancianos viven en geriátricos. Un gran
    pero indeterminado número viven en condiciones de extrema negligencia,
    suciedad, y abuso en casas que desean extraer la mayor cantidad de
    ganancias.

    * 1.000.000 o más niños están en orfanatos, reformatorios y
    prisiones para adultos. La mayoría han sido arrestados por
    transgresiones menores o no han cometido crimen alguno y son
    encarcelados sin ser procesados. La mayoría son de escasos recursos.
    Muchos son víctimas de golpizas, asaltos sexuales, confinamientos
    solitarios prolongados, drogas de control mental, y en algunos casos,
    psicocirugía.

    * 1.000.000 aproximadamente tienen SIDA; más de 250,000 han muerto por la enfermedad.

    * 950.000 niños en etapa escolar son tratados con poderosas
    drogas para control mental por "hiperactividad" cada año - con efectos
    secundarios como pérdida de peso, retrasos de crecimiento y psicosis
    aguda.

    * 4.000.000 crecen con discapacidades de aprendizaje sin atender.

    * 4.500.000+ de niños, o más de la mitad de los 9.000.000 de
    niños que reciben ayuda asistencial, sufren malnutrición. Muchos de
    ellos sufren daño cerebral causado por mala alimentación prenatal e
    infantil.

    * 40.000.000 personas, o una de cada cuatro mujeres y más de
    uno cada diez hombres, se estima que han sido sexualmente molestados de
    niños, más entre edades de 9 y 12, comúnmente por familiares cercanos o
    conocidos. Semejante abuso siempre se extiende en la adolescencia
    temprana y es parte de su memoria continua y no un producto de
    recuperación de la memoria en la terapia.

    * De 7.000.000 a 12.000.000 son desempleados; los números
    varían según el ciclo de negocios. Los números en aumento de los
    desempleados crónicos muestran señales de estrés y depresión emocional.

    * 6.000.000 se encuentran en trabajos de "contingencia", o
    trabajos temporales. Cerca del 60% de ellos prefieren empleos
    permanentes.

    * 15.000.000 o más son trabajadores medio-tiempo o de tiempo
    reducido que necesitan trabajo de tiempo completo y trabajan sin
    beneficios.

    * 3.000.000 trabajadores adicionales están desempleados pero
    no se incluyen debido a que sus beneficios de desempleado han
    finalizado, o porque nunca han calificado para los beneficios, o han
    dejado de buscar trabajo, o se unieron a las fuerzas armadas porque no
    pudieron conseguir trabajo.

    * 80.000.000 viven con ingresos estimados por el
    Departamento de Trabajo de EEUU como por debajo del "nivel confortable";
    35.000.000 de estos viven debajo del nivel de pobreza.

    * 12.000.000 de ellos sufren de hambruna crónica y
    malnutrición. La mayoría de las personas que viven bajo el nivel de
    pobreza experimentan tener hambre durante alguna época del año.

    * 2.000.000 o más no tienen hogar, obligados a vivir en las calles o en lugares improvisados.

    * 160.000.000+ son miembros de casas que están en deuda, un
    agudo aumento de los 100 millones de hace menos de una década. Una
    mayoría indica que han pedido préstamos, no para darse lujos sino para
    cubrir necesidades. El aumento de las deudas amenaza con dejar en
    bancarrota a cada vez más familias.
    ¿Una nación feliz?


    Obviamente estos cálculos incluyen varias duplicaciones. Muchos de
    los 20 millones de desempleados están entre los 35 millones por debajo
    del nivel de pobreza. Muchos de los niños mal alimentados también se
    encuentran entre aquellos listados con discapacidades de aprendizaje en
    el crecimiento sin tratar y casi todos están entre los 35 millones de
    pobres. Muchos de los 37 millones de usuarios de drogas para control
    mental también están entre los 25 millones que buscan ayuda
    psiquiátrica.


    Algunos de estas privaciones y aflicciones no son tan serias como
    otras. Los 80 millones que viven bajo el nivel de ingreso "mínimo
    aceptable" podrían ser parte de una categoría demasiado vaga e inclusiva
    para ciertos observadores (quienes disfrutan de una gran distancia de
    la línea de pobreza). Los 40 millones sin seguro medico no son afectados
    por una actual catástrofe pero se enfrentan a una potencial (aunque la
    ausencia de seguro médico por lo general conduce a una falta de cuidado y
    eventualmente a una seria crisis de salud). Podríamos no considerar a
    los 5.5 millones de arrestados que viven serias angustias, ¿pero que hay
    de los 1.5 millones que están en servicio y que hay de sus víctimas? Si
    contáramos solo los 150.000 que sufren una discapacidad relacionada al
    trabajo en lugar de los cinco millones con accidentes laborales, solo la
    mitad de los 20 millones de desempleados y subempleados como para no
    duplicar los números de pobreza, solo el 10% de los 1.1 millones de
    ancianos internados son maltratados (aunque probablemente el número sea
    mayor), solo el 10% de los 37 millones de usuarios regulares de drogas
    psicogénicas prescritas por médicos como con serios problemas, solo 5%
    de los 160 millones viven en familias con serias deudas (aunque
    probablemente el número sea mayor).


    Si solo consideramos a aquellos que han soportado abusos físicos o
    secuelas, o que han sido afectados por una seria discapacidad, o una
    severa privación como ser malnutrición y vivir en la calle, solo
    aquellos que enfrentan muertes prematuras a causa de suicidios,
    asesinato, abuso de drogas y alcohol, accidentes de vehículos, mala
    praxis médica, enfermedad ocupacional, y enfermedades sexualmente
    contagiosas, llegamos a la terrible suma de 19.000.000 de víctimas. Para
    poner la cuestión en perspectiva, en los 12 años que vieron a 58.000 de
    americanos muertos en Vietnam, varios millones murieron prematuramente
    dentro de EEUU por causas no naturales y habitualmente violentas.


    Dejando a un lado las cifras oficiales, nos enfrentamos a un oculto
    holocausto, una patología social de terribles dimensiones. Más aún, los
    números de arriba no cuentan la historia completa. En casi todas las
    categorías existe un número de personas sin advertir. Por ejemplo, los
    35 millones que viven oficialmente en la pobreza se basan en información
    de un censo que no cuenta a personas sin hogar, ni aquellos que viven
    en áreas rurales remotas y en barrios urbanos densamente poblados.
    Además, la línea designada a la pobreza está establecida en un nivel
    irrealmente bajo y no toma en cuenta suficientemente de que manera
    afecta especialmente a la alimentación básica, a los combustibles,
    gastos del hogar, y medicina privada que consumen un desproporcionado
    monto de los ingresos más bajos. Algunos economistas estiman que
    actualmente unos 46 millones viven en condiciones de necesidad.


    También se dejan de lado las más de dos mil muertes anuales en la
    armada americana en entrenamientos y accidentes de transporte, y los
    tantos asesinatos y suicidios en la vida civil que son juzgados
    incorrectamente como muertes por causas naturales, junto con las muertes
    prematuras de cáncer ocasionadas por materiales radioactivos u otros
    cancerígenos en el medio ambiente. Ahora se cree que casi todas las
    muertes por cáncer son por causas humanas.


    Los números de fatalidades no incluyen personas que están
    discapacitadas o enfermas de los más de mil químicos potencialmente
    tóxicos que las industrias expulsan en el ambiente año tras año, y que
    mueren años después pero prematuramente. En la actualidad existen al
    menos 51.000 vertederos tóxicos industriales a lo largo del país que
    representan serios peligros a las comunidades, tierras de cultivo, napas
    de agua, y ganado. Un estudio del gobierno ha concluido que el aire que
    respiramos, el agua que bebemos, y la comida que ingerimos son quizás
    en la actualidad las principales causas de muerte en EEUU.


    Ninguno de estos números incluye la infelicidad, tristeza, y heridas
    emocionales a largo plazo infligidas sobre los tantos millones de seres
    amados, amigos, y miembros familiares cercanos a las víctimas.
    Volviendo a Francia, seguro, creo que debería haber un compromiso en
    ciertas cosas en el futuro porque la verdad es, los franceses están
    perdiendo la mira de lo que es importante porque tienen lo que muchos no
    tienen. Es como jugar al Simulador de Ciudad (Sim City). Si aumentas
    los impuestos en la ciudad que tú creas, nadie quiere venir; si los
    bajas, no puedes brindar servicios, y luego que la gente se muda por los
    bajos impuestos, pronto se irán a causa del crimen, o los incendios, o
    por la falta de hospitales, etc. Un político es maldecido si hace y si
    no hace. Tuve que dejar de jugar porque no importaba que tan duro
    intentara dar a mis ciudadanos una ciudad hermosa y bien planificada,
    nunca podía complacerlos. Obviamente, tampoco podía John Kennedy. Pero
    lo intentó. Y para él, no era un juego.


    Pero de todas maneras, una sociedad similar a la de Francia es lo que yo
    creo que John Kennedy tenía en mente. No es perfecta, pero es mucho
    mejor para la gente de lo que es en EEUU.


    Ahora, vayamos a nuestro episodio de Farewell America. Lee la
    historia, las palabras, del hombre que pudo haber llevado a EEUU a un
    camino de buena vida para todos sus ciudadanos, más que lo que ha
    sucedido desde aquel terrible día de noviembre, un abismo cada vez más
    grande entre ricos y pobres, con los ricos siendo un pequeño porcentaje
    de la población, y la vasta mayoría de los americanos viviendo en el
    borde del desastre inminente en todas las áreas de sus vidas.

    Todo arte de gobernar está fundado en la indiferencia de la mayoría de
    aquellos involucrados. De lo contrario, el arte de gobernar es
    imposible. ~ Disraeli
    Los presidentes están destinados a no ser amados. La virtud no anima a
    la admiración. Para un presidente no hay mejor manera de atraer un
    creciente número de enemigos que expresándose explícitamente con la
    multitud de sujetos por los cuales está preocupado. Son las pequeñas
    cosas que dividen una nación.


    Para Kennedy, "el poder sin justicia no tiene sentido". Pero la política
    no se preocupa por la moralidad o los sentimientos, y fue por su fría
    lógica y sinceridad que Kennedy fue desafiado, e incluso detestado,
    durante toda su vida. El resentimiento lo rodeaba. No solo el odio de la
    extrema derecha, los grandes hombres de negocios, los petroleros o los
    militares; no solo el fanatismo de los extremistas de la Sociedad John
    Birch o del Ku Klux Klan. Las organizaciones y corporaciones con poco en
    común, sean financieras, ideológicas, o simplemente mediocres o
    pusilánimes, se unieron en un frente común contra el invasor. Sus
    adversarios incluían doctores y abogados, personajes de la iglesia y
    especuladores, la Legión Americana, oficiales del gobierno, diplomáticos
    profesionales, y sindicalistas. (1) Para mantener el balance, la
    extrema derecha incluso reunió fuerzas con la izquierda utópica para
    oponérsele. El presidente de los derechos civiles, el presidente
    inteligente y compasivo incluso cosechó negros, pobres e intelectuales
    entre sus enemigos.


    Muchos intelectuales angustiados sintieron que él había tomado ventaja
    de su posición para seducir a sus hermanos y traicionar su vocación.
    Para ellos, los profesores de Harvard eran masilla en las manos de los
    políticos profesionales. Vieron el interés del presidente en la
    filosofía y las artes como una artimaña diseñada para neutralizar su
    oposición absorbiéndola. Pensaron que era algo vergonzoso intercambiar
    intelectuales de primera clase como aquellos en la vanguardia de la
    Nueva Frontera por políticos de segunda clase, y para ellos un político
    solo podía ser de segunda clase. También reclamaron que Kennedy, como
    Carl Sandburg, era demasiado progresivo para EEUU. Otros, muy por encima
    en sus torres de marfil, consideraron que el respeto de los
    intelectuales no tenía nada que ver con los trágicos problemas de los
    tiempos, los aspectos prácticos que evitaban habitualmente. Respecto a
    los intelectuales liberales, ellos criticaron a Kennedy por no lanzar
    una cruzada ideológica. Vieron al presidente como muy tímido. Les
    hubiera gustado haber visto causas perdidas, más grandes déficits,
    proyectos más elevados. Querían que él eliminara a los conservadores. El
    hecho que Kennedy se volviera casi tan popular como Eisenhower reforzó
    sus sospechas. No fueron capaces de aceptar la idea de un presidente
    popular. Para ellos, su popularidad era suficiente para descalificarlo
    por intelectual o liberal.


    La izquierda utópica fue incluso más lejos. Pensaron que el presidente
    debía adoptar una política de estricta neutralidad en la Guerra Fría.
    Sintieron que un presidente realmente liberal debía seguir los pasos de
    Suiza, Suecia o inclusive India. Estaban totalmente opuestos a la
    disuasión nuclear, sea preventiva o coercitiva, y su credo era "mejor
    Rojo que muerto". Los intelectuales más bajos acusaron a Kennedy de
    "subversión, sabotaje, corrupción, chantaje y traición". Revilo P.
    Oliver (2) escribiría tiempo después en La Conspiración:
    "Mientras haya americanos, será recordado con disgusto. Si los EEUU se
    salvan por los desesperados esfuerzos de sus patriotas, un gran y
    glorioso futuro puede ser nuestro. Pero nunca debemos olvidar qué tan
    cerca estuvimos de la destrucción total en el año 1963".


    ¿Kennedy se propuso "destruir" los EEUU cuando, el 27 de abril de 1961, expuso sus ideas sobre el servicio del gobierno?


    "Ninguna responsabilidad del gobierno es más fundamental que la
    responsabilidad de mantener el más alto estándar de comportamiento ético
    por parte de aquellos que conducen los negocios públicos. No puede
    haber disentimiento en el principio de que todos los oficiales deben
    actuar con total integridad, absoluta imparcialidad y completa devoción
    para con el interés público.


    "Por supuesto, los oficiales públicos no son un grupo aparte. Ellos
    reflejan inevitablemente el tono moral de la sociedad en la que viven. Y
    si ese tono moral es dañado - por competiciones atléticas arregladas o
    shows de preguntas de TV - por la difusión de conspiraciones de
    negocios para manipular los precios - por la complicidad de hombres de
    negocios y sindicatos con el crimen organizado - falseando los
    registros de gastos, ignorando las leyes de tráfico, o por mezquina
    evasión de impuestos - entonces la conducta de nuestro gobierno se
    verá afectada. Inevitablemente, los estándares morales de una sociedad
    influencian la conducta de todos aquellos que viven en ella - los
    gobernados y los que gobiernan.


    La respuesta definitiva a los problemas éticos en el gobierno es
    gente honesta en un buen ambiente ético. Ninguna red de estatutos o
    regulaciones, sin importar que tan intrincadamente estén concebidos,
    pueden esperar tratar con la innumerable cantidad de desafíos posibles a
    la integridad de un hombre o su devoción al interés público. Por otra
    parte, se requiere de una regulación formal - regulación que puede
    delinear guías de políticas claras, castigar la corrupción y el
    doble-trato, y establecer un tono de ética general para la conducta de
    los negocios públicos".


    Al final de su discurso, el presidente declaró que estaba emitiendo una orden:

    a) prohibir que los empleados federales acepten regalos;

    b) prohibir que los empleados federales utilicen información no disponible al público para beneficio propio;

    c) prohibir que los empleados federales utilicen su autoridad para inducir a otros a proveerles cosas de valor;

    d) prohibir que los empleados federales acepten empleos externos
    cuando tal empleo fuese considerado "incompatible" con su servicio al
    gobierno.
    Agregó que tenía la intención de emitir más regulaciones detalladas con
    respecto a la conducta de los empleados presidenciales. Finalmente,
    anunció que un miembro del Gabinete sería designado para coordinar todas
    las cuestiones relacionadas a la moralidad en el gobierno.


    Obviamente, esto fue recibido con poco entusiasmo por ciertos empleados
    federales. Aún así, tuvieron la satisfacción moral de releer lo que
    Kennedy ya había dicho sobre ellos el 30 de enero de 1961:

    "Me he prometido a mí y a mis colegas en el Gabinete en un continuo
    ánimo a la iniciativa, responsabilidad y energía en servir al interés
    público. Que todo sirviente público sepa, aunque su puesto sea alto o
    bajo, que la posición de un hombre y su reputación en esta
    administración serán determinadas por el tamaño del trabajo que haga, y
    no por el tamaño de su personal, su oficina o su presupuesto. Que quede
    claro que esta administración reconoce el valor del disentimiento y el
    atrevimiento - damos la bienvenida a la sana controversia como sello
    de un cambio saludable. Que el servicio público sea una orgullosa y
    vigorosa carrera. Y que cada hombre y mujer que trabaja en cualquier
    área de nuestro gobierno nacional, en cualquier rama, en cualquier
    nivel, sea capaz de decir con orgullo y honor en años futuros: 'Yo he
    servido al gobierno de EEUU en esos momentos de necesidad para la
    nación'".
    La "iniciativa", el "sentido de responsabilidad" y la "energía" del
    Departamento de Estado se convirtieron en una de las preocupaciones más
    inmediatas cuando asumió su cargo. "Foggy Bottom" era un enigma para
    Kennedy. "El Departamento de Estado es un tazón de gelatina lleno de
    gente que sonríe constantemente", dijo a Hugh Sidey de Time. Sentía que
    verdaderamente nadie llevaba la delantera, y sus directivas a Dean Rusk
    tenían poco efecto. La única solución era una reorganización, y si la
    Casa Blanca hubiera tenido la oportunidad, lo hubiese llevado a cabo. En
    cambio, los asistentes del presidente se dedicaron a los comentarios
    ácidos como el siguiente: "Este es solo el último y el peor en un largo
    número de borradores enviados aquí para firmar por el presidente. La
    mayoría de las veces no tienen importancia, supongo, si el estilo de
    escritura es fatigante, el pensamiento banal y la sintaxis burocrática, y
    ocasionalmente cuando sí tiene importancia, los borradores del Estado
    son muy buenos. Pero a veces, como en este caso, no lo son".


    Kennedy y sus asesores querían una renovación completa de la política
    exterior americana, no solo de su estilo y métodos, sino también de su
    orientación. Los antiguos del Estado consideraron a esta cruzada
    activista como totalmente inocente. El "grupo de pantalones caídos" en
    Foggy Bottom tenía poca confianza en este imperio Platónico de moderno
    vestido. Consideraron a la Nueva Frontera como más cerca de la ilusión
    que de la esperanza. Creían que la sabiduría de una política es menos
    importante que su continuidad, y que la marca de un novato diplomado es
    su inhabilidad, o su rechazo, a ver que cualquier cambio en política,
    sea para mejor, implica un reconocimiento de errores pasados y que en
    consecuencia es perjudicial para el prestigio nacional. El diplomado
    profesional prospera en la rutina y evita hacer olas. Reemplaza una
    poderosa expresión con una suave frase. Disimula las realidades de esta
    "cólera planetaria por la violencia revolucionaria, ferocidad y odio"
    con eufemismos como "esta gran lucha por la libertad", el "mundo libre",
    y "soberanía nacional". (3)


    Dean Rusk es ciertamente un buen hombre, pero como Secretario de Estado
    no tenía propósito. Se molestó amargamente ante las impertinencias y dio
    la bienvenida a la interferencia de la Casa Blanca en los asuntos del
    Departamento de Estado. Como la mayoría de sus subordinados, sintió que
    la capacidad de las palabras, frases y estilo para dominar las
    realidades políticas o económicas del mundo moderno nunca debían
    subestimarse - que una conferencia de prensa no es sustituto de una
    política exterior.


    El presidente Kennedy quería ser su propio Secretario de Estado. Siempre
    estuvo interesado en los asuntos exteriores, y si no siempre sabía
    donde terminaría, al menos sí sabía hacia donde se dirigía. En la Casa
    Blanca, estaba rodeado por un equipo de asesores conocidos como la
    "Pequeña Casa Blanca", siendo sus pilares McGeorge Bundy y Robert
    Kennedy. (4) Una revista liberal británica, la New Statesman, escribió
    en 1963: "América no tiene un Secretario de Estado sino media docena", y
    agrega, "la diplomacia Americana, como resultado, posee el improvisado
    sabor a un partido de fútbol en el césped de la Casa Blanca". El autor
    también podría haber hablado de la política exterior de EEUU en las eras
    pre y pos Kennedy. La diplomacia americana nunca ha sido igual al poder
    de EEUU y sus objetivos internacionales.


    En 1962, el Departamento de Estado estaba acosado por la ansiedad y la
    aprensión. Había una notable reducción en las posiciones de la vieja
    guardia. Las reglas establecían una jubilación anual del 3% para los
    rangos más elevados. Una directiva del presidente elevó este número a un
    5%. En lugar de retirar a 60 diplomáticos, ese año fueron jubilados
    100. Cuando Kennedy asumió, 13 de las 21 posiciones más elevadas en el
    Departamento de Estado eran ocupados por oficiales. En 1962, solo 6 eran
    hombres de carrera; los otros 15 fueron designados administrativos.
    Nombró a 80 nuevos embajadores, 35 de los cuales eran designados
    administrativos. (5) Sin embargo, la gente del Estado recordó que
    Kennedy había dicho durante su campaña, "El brazo clave de nuestra
    política exterior es nuestro personal de embajadas y de Servicio
    Exterior. En mis viajes a cada continente, siempre me impresiona el
    calibre de los hombres y mujeres del Servicio Exterior".


    Kennedy ubicó hombres en posiciones claves en las embajadas que el
    Departamento de Estado consideró, y continuó considerando, como novatos.
    Apuntó a un General como embajador en Francia, presidentes de
    universidades en Chile y Filipinas, abogados en Dinamarca, OTAN, y Costa
    de Marfil, a un editor como embajador en Guinea, escritores en Japón y
    Brasil, y profesores en Egipto e India. En la jerarquía del Departamento
    de Estado, los hombres jóvenes se fueron ascendidos repentinamente, y
    los diplomáticos más experimentados fueron ubicados en Washington. En la
    conferencia de Génova en Laos, Averell Harriman tomó la atrevida
    decisión de nombrar a William H. Sullivan, de Grado 3, por sobre las
    cabezas de hombres en Grados 1 y 2 simplemente porque los consideró más
    capaces. (6)


    Kennedy ordenó a todos los embajadores de EEUU que supervisen y
    coordinen las actividades de todas las agencias americanas en sus
    respectivos países (con la excepción del aparato militar). Esta medida
    fue aceptada de mala gana por la Agencia de Inteligencia Central (CIA).
    Con un presupuesto del doble que el Departamento de Estado, mejor pago y
    con personal mejor calificado, oficinas políticas, grupos de
    planificación militar, unidades navales y aéreas, y el privilegio de no
    tener que rendir cuentas por sus actividades al Congreso, la CIA
    consideró la decisión presidencial como un ataque a sus más básicos
    objetivos. En los días de los hermanos Dulles, Allen (Jefe de la CIA)
    siempre había rendido informes directamente a su hermano Foster
    (Secretario de Estado). Pero en 1961, John Foster Dulles, no era más que
    una distante memoria, y luego del desastre de Bahía de Cochinos, Allen
    Dulles cayó en desgracia y fue reemplazado por John McCone.


    Deseando inyectar nueva sangre en los puestos principales de la
    administración, Kennedy concibió la idea de sumar vice-presidentes
    corporativos a un año de servicio al gobierno. Pero los vicepresidentes
    vieron que era difícil ajustarse a las formas del gobierno, y
    habitualmente reaccionaban con el "Esa no es la forma que lo hacemos en
    Procter & Gamble". El estilo Kennedy ya no encajaba con los grandes
    negocios como en épocas anteriores.


    John Kenneth Galbraith, el embajador de Kennedy en India declaró, "un
    dólar o un rupio invertido en mejoras intelectuales de seres humanos
    generalmente traerá mayores ganancias nacionales que un dólar o rupia
    dedicada a trenes, máquinas u otros bienes tangibles".


    El presidente les dio la impresión a los altos oficiales y líderes de
    los departamentos que se habían quedado en el tiempo. Él no estaba
    preocupado por la jerarquía oficial, ni con las decisiones unánimes. En
    el nivel más alto, Kennedy había decidido abandonar la tradición de que
    todas las decisiones del Gabinete y del Consejo de Seguridad Nacional
    sean aprobadas por la mayoría. Abolió los encuentros semanales del
    Gabinete, de los Secretarios del Gabinete, el cuerpo administrativo del
    Consejo de Seguridad Nacional, el Comité de Coordinación de Operaciones,
    y docenas de comités inter-departamentales. Él lo llamó "deshacerse de
    la burocracia", y justificó sus acciones diciendo que no veía razón para
    que el Director General de Correos estuviera preocupado por los
    problemas en Laos.


    Algunos oficiales renunciaron, pero la mayoría decidió seguir. Las
    administraciones pasan, pero el servicio civil continúa. Solo estaban
    atravesando un período difícil. Muchos miembros de la Legión Americana
    estuvieron de acuerdo. Se habían opuesto a Kennedy desde que había
    declarado, en 1947, que "los líderes de la Legión Americana no hicieron
    nada bueno desde 1918". (7)


    Los periodistas criticaron la manera en la que Kennedy "manejaba" las noticias. (Cool Mark S. Watson del Baltimore Sun se quejó de que "cada periodista es un arma en manos del gobierno", y Arthur Krock, columnista veterano del New York Times, escribió en Fortune:

    "Con mis 50 años de informar, de hacer edición ejecutiva, y como
    comentarista editorial de las noticias, en su mayoría en Washington,
    tengo dos juicios generales que decir respecto al manejo de las noticias
    por parte del presidente actual y (teniendo en cuenta una comprensión
    de su voluntar y actitud) y por su administración como un todo:

    1. Una política de manejo de las noticias no solo existe sino que ha
    sido llevada a la práctica más cínicamente y audazmente que con
    cualquier otra administración previa en un período en el que EEUU no
    estaba en guerra o sin perspectivas de volver a estar al borde de la
    guerra.


    2. En la forma de acción indirecta pero igualmente deliberada, la
    política ha sido mucho más efectiva que la acción directa de colorear
    los varios hechos de información pública, porque ha sido empleada con
    delicadeza e imaginación por los cuales no existe paralelo histórico que
    yo conozca...
    El manejo de las noticias por indirectas, aunque persiga el mismo
    objetivo como manejo activo, requiere una definición más amplia. Una de
    las formas principales que toma en la presente administración es la
    adulación social de los periodistas y comentaristas de Washington por
    parte del presidente y sus subordinados de alto rango".
    La prensa ha privilegiado al atractivo candidato y la fotogénica Primer
    Familia. Las nuevas políticas del presidente fueron recibidas con poco
    entusiasmo. El engaño periodístico es parte de la política, pero eso
    irritaba al presidente. Su personal también era conocido por cometer
    errores, y el mismo cometió algunos errores, como por ejemplo cuando
    canceló la suscripción del New York Herald Tribune para la Casa Blanca.


    Comúnmente Kennedy demostraba más virtud que sabiduría en sus dieciocho
    meses en el cargo. Su torpeza con respecto a la prensa era típica de la
    concepción aristocrática y plutocrática del escritor y periodista que es
    uno de los rasgos dominantes (aunque lo negaran) de la familia Kennedy.


    Los emisarios del Señor eran apenas más favorables. Las iglesias
    atacaron las diabólicas privadas vidas del presidente y de la primera
    dama. Pero eso no fue todo. Las iglesias Protestantes no estuvieron
    felices con la nominación del candidato católico. El Reverendo W. A.
    Criswell, pastor de la Primera Iglesia Bautista de Dallas (con un
    presupuesto anual de $195,000) declaró en 1960: "La elección de Kennedy
    podría ser la muerte de una iglesia libre en un estado libre". Luego,
    agregó: "La abolición de la segregación es tan ridícula como temeraria",
    y "El juicio del Señor caerá sobre aquellos que escandalizan".


    Cuando presto juramento de cargo, Kennedy fue atacado por no apoyar su
    mano sobre la Biblia. Lo hizo (aunque la Constitución no lo requiere),
    pero las cámaras de TV no lo enfocaron, y si no lo hubiera hecho, nadie
    se habría sorprendido. El Reverendo Norman Vincent Peale habló por los
    muchos protestantes cuando dijo, "Kennedy no está apto para aceptar el
    cargo de Presidente. Nuestra civilización americana está en riesgo. No
    digo que no vayamos a sobrevivir a la elección de Kennedy, pero ya no
    será lo mismo".


    Cuando uno de sus miembros era elegido para la presidencia, la Iglesia
    Católica Americana era apenas más entusiasta. Los católicos eran
    críticos del "izquierdismo" de los asesores del presidente Kennedy. ¡El
    presidente incluso fanfarroneaba con que había asistido a escuelas
    públicas! El antiguo Cardenal Spellman, líder espiritual del Catolicismo
    Americano, animado y activo Republicano y vehemente anti-comunista,
    perdió la influencia de la que había disfrutado en la Casa Blanca en
    épocas de John Foster Dulles. No hizo secreto el hecho que le resultaba
    desagradable, por no decir escandaloso, que el primer católico elegido a
    la presidencia sea también el presidente más secular que los EEUU
    habían conocido. La revisión Católica Americana escribió en su editorial
    del 13 de enero de 1962:


    "En vista de su peculiar posición, no esperamos que el Sr. Kennedy
    haga presentaciones excesivamente amistosas con cualquiera conectado con
    su Iglesia. Ciertamente, él ha tallado cuidadosamente a una línea que
    le permite dar larga vida a esas expectativas negativas. Raramente se
    encuentra en posiciones en las cuales podría ser fotografiado con
    Cardenales u otros dignatarios de la Iglesia.


    "Es significativo, por ejemplo, que no había fotógrafos presentes
    para la relativamente poco publicitada visita del Cardenal Secretario
    del Estado a la Casa Blanca en diciembre.


    "Toda fotografía publicada de ese breve encuentro le hubiera costado
    al Sr. Kennedy 10.000 votos del Cinturón Bíblico en 1964, y el Sr.
    Kennedy, que es un político experimentado, apenas se le puede pedir que
    pase por alto semejante evidencia real de la vida pública en América.


    "Estos cálculos no son muy valientes pero, después de todo, John
    Kennedy no es el primer presidente de EEUU que tuvo que conspirar su
    camino a través de encuestas de opinión del centro Protestante de esta
    nación.


    "Por otra parte, fotografías del presidente con voceros protestantes como el Evangelista Bill Graham son oro 14 kilates".


    Los líderes del Catolicismo Americano también atacaron a Kennedy por
    rechazar designar un embajador en el Vaticano, por rechazar la idea de
    una "guerra santa" contra la Unión soviética, y por estar a favor del
    control natal. Inclusive lo criticaron por no hacer Misas en la Casa
    Blanca. (9) Cuando, en 1961, Kennedy envió un Proyecto al Congreso
    autorizando ayuda federal para colegios primarios y secundarios, pero
    negándosela a los colegios parroquiales y otras controladas por la
    iglesia como lo estipula la Constitución, las protestas llovieron desde
    los judíos, protestantes y católicos. La reacción conjunta de las
    iglesias fue tan vehemente que el proyecto fue rechazado. Al año
    siguiente, los eclesiásticos, volvieron a la carga cuando Kennedy
    propuso, como parte de su proyecto de reforma impositiva, modificar el
    sistema de deducciones de impuestos para contribuciones a obras de
    caridad (que había alcanzado el verdaderamente "divino" número anual de
    $7.5 billones).


    En el bando del odio también estaban los ricos. No solo aquellos que
    temían por sus privilegios (en su mayoría), sino también aquellos que
    estaban irritados por los refinamientos del estilo de vida de los
    Kennedy. La aristocracia americana había aprendido que los Kennedy nunca
    hablaban de dinero en la mesa, que lo consideraban fuera de lugar y no
    que era de interés. En cambio, hablaban de política, y cuando había
    mujeres o invitados presentes, sobre arte. ¿Esta gente realmente se
    imaginó que no había conexión entre política, o arte, y dinero? ¿O
    habían dejado a su padre la tarea de hacer dinero, para que pudieran
    continuar viviendo solo para sus ideas, en ignorancia del "secreto del
    gobernante"? (10) ¿Que se pensaban que estaban haciendo estos Kennedy,
    pidiendo a su cuñado (11) que establezca un sistema que provea
    asistencia legal a los pobres?


    Los pobres también eran comúnmente reticentes. Treinta millones de
    americanos blancos, (12) la mitad de ellos en el sur, ganan menos de
    $3.000 por año. No calificados y sin paga, muchos de estos sin recursos
    son también incompetentes y perezosos, y mientras son concientes que son
    explotados por sus empleadores sureños, también se dan cuenta que no
    podrían vivir sin ellos. "Los Republicanos son buenos para los
    negocios...". También estaban los doce mil americanos que, sin su piel
    blanca, no tendrían nada. Estos pobre blancos siempre podían mirar desde
    arriba a los Negros, aquellos don nadie que Kennedy quería convertir en
    alguien.


    Ninguna región en EEUU podía identificarse completamente con John
    Fitzgerald Kennedy. El americano promedio, y no solo en el medio oeste,
    es un hombre de hábitos - incluso se podría decir de prejuicios. Gusta
    de su simple comida y su estricta religión, y prefiere productos de
    producción americana. Desaprueba los amoríos a corto plazo y la gente
    que es abiertamente crítica. Ve a los foráneos como buenos para nada si
    no los ve completamente inferiores, y ve al sistema americano como el
    mejor del mundo.


    El Americano promedio probablemente no fue tan lejos como aquellas
    pancartas en Missisipi que llamaron a los votantes a que "Golpearan a
    los Kennedy". A los Kennedy: no solo el presidente, sino su esposa, sus
    hermanos, sus hijos, e inclusive sus ancestros. Pero el americano
    promedio tenía poco en común con la Primera Familia, y juzgó al
    presidente como una amenaza a su estilo de vida.


    La profesión médica provee un interesante ejemplo de este fenómeno, ya
    que su odio superaba a todas las demás. Su objetivo era un hombre que
    creía que los doctores debían seguir recordando al Esculapio y dedicarse
    a curar a todos los enfermos. Pero los doctores estaban más ansiosos
    acerca de los cambios que Kennedy quería hacer de las leyes de Seguridad
    Social, iniciativas que serían consideradas como tímidas en comparación
    a los sistemas existentes en la mayoría de las naciones europeas. (13)
    El Doctor Fishbein, vocero oficial de la Asociación Médica Americana,
    declaró en 1939:


    "Efectivamente todas las formas de seguridad, seguridad compulsiva,
    incluso contra los ancianos y desempleados, representa un comienzo de
    invasión por parte del estado en la vida personal del individuo,
    representa un arrebato de la responsabilidad individual, un
    debilitamiento de calibre nacional, un paso definitivo hacia el
    comunismo o el totalitarismo".


    Tan pronto como ingresó en la Casa Blanca, Kennedy volvió su atención a
    los problemas de salud de los niños, los ancianos y los pobres. Eran el
    tema del discurso que nunca llegó a dar en Austin. No solo quería
    establecer un seguro médico estatal para ancianos y los desempleados,
    sino declarar como ilegales las deducciones de impuestos por expensas
    médicas injustificadas o exageradas. Quería que el gobierno federal
    cuidara de los inválidos, deficientes y niños con retraso, y que
    cubriera el costo de las excepcionalmente caras facturas de cirugías
    para familias de bajos de recursos. También notó que el 40% de todos los
    estudiantes de colegios pertenecían al 12% de familias americanas con
    ingresos de más de $10.000 por año. Él quería, si no podía reformar las
    escuelas médicas, al menos ayudar a los "jóvenes talentosos sin dinero
    incapaces de costear la escuela de medicina". (14) Propuso crear 40
    nuevas escuelas médicas y dentales. Ya estaba pensando en las
    necesidades del país en 1970. (15) Pero la AMA tildó las propuestas de
    Seguridad Social de Kennedy de "crueles mistificaciones". A lo cual
    Kennedy respondió, en privado que esta "mistificación" solo era "cruel
    para algunos de sus tiranos, sus exclusividades, y sus negocios". El
    odio visceral hacia Kennedy está ejemplificado por un doctor de Oklahoma
    citado en el libro de Manchester que del asesinato de Kennedy dijo,
    "Bien, espero que vayan por Jackie", y el otro doctor que gritó a un
    colega, "El paseo ha terminado. Esto es algo que Papá Joe no puede
    arreglar".


    John Kennedy continuó albergando el sueño de esa América de la cual él
    era responsable. El 9 de abril de 1963, habló a sus conciudadanos
    americanos del "Pueblo Cualquiera", un hipotético pueblo de 100
    ciudadanos, de los cuales diez eran negros y seis vivían solos.


    La mitad de las familias de Pueblo Cualquiera son dueños de sus casas.
    El periódico local es Republicano, pero la mayoría de sus periodistas
    son Demócratas. Cuando dejan el colegio, los hijos de los ciudadanos de
    Pueblo Cualquiera tendrán dos veces más chance de ser desempleados. Las
    esposas de estos ciudadanos saben que hay seis veces más visitantes a
    los parques nacionales que cuando eran jóvenes (a la mitad de los
    habitantes les gusta nadar en verano), pero todos los años ven a sus
    playas favoritas y lugares verdes ser engullidos por compañías
    comerciales. La mayoría de los estudiantes nunca terminó el secundario,
    pero todos quieren que sus hijos tengan una educación, e incluso les
    gustaría verlos ir al colegio para que puedan ganar mejores salarios y
    tener menos oportunidades de ser desempleados.


    Sin embargo, solo 16 de sus 24 hijos terminarán el secundario, y solo 9
    irán a la universidad. Para los otros 7, la universidad es demasiado
    costosa ($1.500 por año en la estatal, y $2.000 en la privada), o
    simplemente no hay espacio para ellos. (16) Grandes cantidades de niños
    nacidos en la posguerra se acercan a la edad escolar. Habrá casi el
    doble de estudiantes en 1970 de los que había en 1960.


    Los habitantes de Pueblo Cualquiera son míticos, pero también son
    mortales. Uno de ellos morirá durante el año, pero dos nuevos bebés
    nacerán. Cada ciudadano verá a un doctor cinco veces y a un dentista una
    o dos. Once serán hospitalizados. Pero muchos se preguntarán porqué no
    hay suficientes dotores, dentistas y hospitales. Como Kennedy señaló,
    "no hay doctores o dentistas en Pueblo Cualquiera". Hace quince años,
    había 10 doctores en la región para 10.000 habitantes. Hoy, solo hay 9.
    En diez años más, este número habrá caído a 8.


    Diez habitantes del pueblo requerirán tratamiento para enfermedades
    mentales o desórdenes de comportamiento. Tres de ellos son mentalmente
    retardados (si el pueblo fuera Sueco, solo uno sería mentalmente
    retardado), varios podrían curarse pero no tendrán la oportunidad.


    Nueve de los habitantes tienen más de 65 años, y uno de ellos tiene más
    de 80. Noventa por ciento de ellos serán hospitalizados al menos una vez
    antes de morir, y el doble de veces que cuando eran jóvenes. Sin
    embargo, sus ingresos son ahora la mitad, y solo cinco de los nueve
    tienen algún tipo de seguro médico privado.


    Y Kennedy continuó su parábola enfatizando que la adopción de estos
    nuevos programas de ayuda federales no afectaría de ninguna manera la
    independencia o la vitalidad de Pueblo Cualquiera. Enfatizó la necesidad
    de continuar el programa para el pueblo, donde una casa de cinco se
    encuentra en condición de pobreza o deteriorada. También dijo que los
    pagos de subsidios deben continuar, ya que una familia de ocho miembros
    posee ingresos inferiores a $35.


    Se necesita un programa de entrenamiento vocacional porque un tercio de
    los desempleados en el pueblo no ha trabajado más de 15 semanas este año
    y no podrá conseguir trabajo de lo que saben. El gobierno debe aplicar
    sus esfuerzos en el campo de los derechos civiles, ya que las familias
    de color en el pueblo tienen el doble de posibilidades de ser pobres, y
    solo ganan la mitad que los blancos. Sus hijos solo tienen dos tercios
    de posibilidades de terminar la escuela, y tienen el doble de
    posibilidades de ser desempleados". "Ninguna injusticia, crimen,
    enfermedad o suburbio puede limitarse a un grupo en el pueblo", insistía
    Kennedy.





    http://es.sott.net/article/1408-Sim-City-y-John-F-Kennedy


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: JFK: Los desechos de la historia

    Mensaje por FranciscoBU el Miér Ene 16, 2013 8:20 pm

    Pero en 1962, la mayoría de los ciudadanos estaban menos preocupados por
    los placeres y dificultades de la vida en el pueblo que con las
    tendencias del mercado de acciones. El desplome del Lunes Negro se
    sintió en todo el país. Unos pocos accionistas quedaron arruinados, pero
    muchos quedaron golpeados. El valor del porfolio nacional disminuyó en
    137 mil millones de dólares el 21 de junio de 1962. Los dos millones de
    accionistas de la Compañía Americana de Telégrafos y Telefonía perdieron
    ocho mil millones de dólares. Los accionistas de Du Pont y General
    Electric, Aceros US y General Motors perdieron más de tres mil millones
    cada uno. Sears Roebuck, Minería y Fabricaciones Minnesota y Ford Motor
    Company perdieron más de dos mil millones, mientras que las garantías de
    Compañía de Aluminio de América, American Home Products, Bethlehem
    Steel, Eastman Kodak, General Telephone y Electronics, Reynolds Metal,
    R. J. Reynolds Tobacco, Texaco, Union Carbide y Westinghouse perdieron
    más de mil millones de dólares.


    Como resultado de la lenta inflación y la depreciación de Bonos del
    Tesoro y otras garantías de ingresos fijos, los EEUU se habían vuelto
    una nación de accionistas. Muchos americanos habían invertido en el
    mercado de acciones para cubrir el costo de una casa, la educación de
    una universidad para sus hijos, o un viaje a Europa. El accionista
    promedio no fue el único en salir herido. Los empleados de firmas con
    esquemas que comparten ganancias y las personas retiradas que habían
    invertido 21 mil millones de dólares en el intercambio de acciones
    también vieron disolverse sus inversiones (17).


    Las declaraciones de fondos mutuos y los informes de los analistas en
    seguridad hicieron circular estos números entre los preocupados
    accionistas. Pero dieciocho meses después, se abstuvieron de informar
    con igual clamor que el promedio del Dow Jones era nuevamente positivo.
    Es verdad que el presidente recién había sido enterrado. En aquel
    entonces, la administración estaba preocupada por el problema agrícola,
    (18) y es probable que la mayoría de los accionistas tuvieran un
    recuerdo más claro del susto de 1962 que de la subsecuente recuperación
    del mercado. "Votaremos por Goldwater en 1964, y si Kennedy es reelegido
    compraremos una isla en el Océano Índico", dijeron muchos.


    Kennedy era un pequeño y frágil muchacho que le gustaba leer en la cama.
    Le interesaban las historias del los Caballeros de la Mesa Redonda y
    las hazañas del Duque de Marlborough. Eligió seguir sus pasos, y dar
    rienda a su propia Cruzada. Cada nuevo amanecer, hacía sonar la trompeta
    y llamaba a su nación a las armas. "El país estaba despierto e
    inquieto. Pero los malvados han surgido junto con los buenos, los
    inactivos con los trabajadores, los despiadados con los piadosos, los
    pobres con los ricos, los enemigos con los amigos, los beneficiarios de
    la oscura noche con los hombres de la clara mañana". (19) A veces
    parecía como si solo los niños lo aceptaban sin reservas. La hija del
    juez de la Corte Suprema de Justicia, Byron White, dijo a su padre la
    noche del 22 de noviembre, "Papi, ¿cuándo seremos felices de nuevo?".


    La gente, para excusarse de su egoísmo, cree que está en lo correcto
    porque son el pueblo, olvidándose que son solo un momento del pueblo.
    Winston Churchill habló de la "debilidad de los buenos", pero, ¿era la
    debilidad de participar por completo en los problemas de aquellas
    épocas, y asumir la responsabilidad por el pueblo del momento, o también
    de las generaciones por venir?


    Algún día, a pesar de todas las barreras, a pesar de todos los hombres
    armados, ¿ingresará la amabilidad y la justicia a Pueblo Cualquiera?


    Entre la multitud se encontraba una cantidad de personas importantes.
    Roy Cohn, por ejemplo. Para aquellos que no conocen este nombre, Roy
    Cohn es el hijo de un juez, graduado de la Universidad de Leyes de
    Columbia, que era asistente del Fiscal General James McGranery antes de
    unirse al personal del Senador Joseph McCarthy.


    Cohn fue considerado, durante mucho tiempo, uno de los jóvenes más
    brillantes de EEUU. "Obtuvo más notoriedad, más fama, más éxito
    material, y más enemigos de los que cualquier hombre puede tener en toda
    una vida". Otros señalaron que siempre le fascinaban los rompecabezas, y
    que de cierta manera él mismo era un rompecabezas. Investigador
    anticomunista, luego consultor financiero, fue acusado de suministrar
    falsos testigos y de utilizar informantes.


    Al momento de conocerse, Roy Cohn y Robert Kennedy sabían que había muchas cosas que los separaban. (20)


    Robert Kennedy era un Kennedy. Cohn era un judío y casi sin un centavo.
    Se propuso hacer dinero, luchar por estar a la delantera, moverse
    cuidadosamente y tramar su venganza. Sus precipitadas iniciativas, los
    malos cálculos de McCarthy y su creciente vendetta con Bob Kennedy casi
    fueron su final.


    El lema personal del Cohn era, "Es rentable". No es una idea muy
    original, pero el hombre tenía energía y talento, y era un notable
    apostador. Le hubiera gustado haber sido la cabeza de una gran
    corporación. Mientras su carera política estuvo temporalmente en
    peligro, volvió su atención hacia otras cosas. Especialista en
    promociones comerciales, especuló con algunas operaciones de alta
    diversidad que se extendían desde Nueva York a América Central e incluso
    hasta Hong Kong, y realizó algunas notables hazañas. Quería transformar
    la Corporación Lionel, un antiguo fabricante de trenes de juguete, en
    un gigante de la electrónica. La compró por $900.000 y designó a un
    General (21) para manejarla, con la idea que sería un negociador ideal
    con el Pentágono. Pero Roy Cohn, aunque era un excelente especulador, no
    era hombre de negocios, y pronto se cansó del juego. También tenía un
    enemigo muy poderoso en Washington - el Fiscal General Robert Kennedy
    - que observada todos sus pasos, esperando que cometiera un error.


    Cohn perdió $500.000 en Lionel, y su vida comenzó a caerse a pedazos a
    su alrededor. En 1961, ciertas compañías a las que servía como consultor
    perdieron $2.5 millones de dólares, y $4 millones al año siguiente. La
    cruzada del Fiscal General contra el crimen organizado le preocupó
    directamente. Un abogado o consultor legal no siempre elige a sus
    clientes, y no tiene control sobre sus acciones.


    Ascético playboy y apostador sin suerte, Cohn era visto habitualmente en
    Las Vegas, donde personas como Moe Dalitz, que había sido uno de los
    objetivos del Comité Kefauver, y el petrolero Sam Garfield eran los más
    inocuos de sus conocidos. Existe un largo trecho entre el mundo del
    crimen y el mundo del petróleo, pero Cohn fue consultado en varias
    ocasiones por los ejecutivos de grandes corporaciones petroleras, y en
    particular por Haroldson Lafayette Hunt (a quien conocía cuando
    trabajaba para McCarthy) y por algunos de los conocidos del Sr. Hunt,
    quien tenía incómodos problemas en relación a complejas cuestiones
    legales.


    Roy Cohn nunca era consultado en vano sobre cuestiones de especulación
    financiera. Su talento residía en analizar los problemas, en delinear
    ideas conjuntas y en proponer soluciones. Otros eran los encargados de
    llevarlas a cabo. Hablando de sí mismo, dijo: "Soy un hombre más joven
    cuando trato con hombres más viejos".


    Pero el tiempo se estaba acabando para Roy Cohn. En septiembre de 1963,
    sus actividades especulativas lo llevaron frente al Gran Jurado del
    Estado de Nueva York. (22). Hoy, cinco años más tarde se duda que el Sr.
    Cohn recuerde todas las cuestiones por las que pasó en 1963. Según
    señaló la revista Life, "Tiene trato con tanta gente que podría
    confundirse un poco acerca de quien vio y a quien no". Sin embargo, Roy
    Cohn logró un gran trato ese año.


    Notas


    1. Aunque era pro-laborista y amigo personal de líderes de sindicatos de
    comercio como George Meany, los sindicatos se volvieron en contra de
    Kennedy cuando intentó poner fin a algunos de sus abusos. Estaba, por
    ejemplo, su conflicto con los sindicatos de trabajadores ferroviarios.
    La administración quería eliminar a los bomberos de las máquinas diesel y
    recortar el número de tripulación debido a la automatización. Las
    regulaciones que datan del tiempo de las máquinas a vapor ya no se
    podían justificar ahora que se utilizaban máquinas diesel. El tren de
    Chicago a Denver, que cubría 1800 Km. en 16.5 horas, cambiaba
    tripulación ocho veces, cada 220 Km., y cada tripulación recibía 1.25 de
    paga por cada dos horas de trabajo.


    2. Profesor de Lenguas Clásicas de la Universidad de Illinois.


    3. Arthur Schlesinger.


    4. También conocido como el "Grupo de los Jueves". Otros miembros fueron George C. McGhee, Paul H. Nitze, y Walt W. Rostow.


    5. Durante la presidencia de Eisenhower, solo veinte puestos de
    embajadores fueron ocupados por cónsules que no habían hecho la carrera
    diplomática.


    6. A diferencia del Servicio Civil, la clasificación del Servicio Exterior comienza en 8 y llega al 1.


    7. En 1964, la Legión Americana organizó su convención anual en Dallas.
    Desfilaron por Dealey Plaza donde Kennedy había sido asesinado, y nadie
    se detuvo.


    8. Registros estadísticos muestran que en octubre de 1961, había 8,150
    personas involucradas en actividades de información del gobierno federal
    (en oposición a las 3,632 de 1952), y que 3,515 de estos especialistas
    estaban trabajando en Washington, cubiertos detrás de una variedad de
    títulos oficiales.


    9. La única misa celebrada en la Casa Blanca fue el 23 de noviembre de 1963, al día siguiente a la muerte del presidente.


    10. "El hombre pobre cree que es amigo del pobre, y el rico sabe que no lo es".


    11. El Sargento Shriver, llamado por la revista Time como el "Zar anti-pobreza".


    12. En 1963, este número cayó a los 25 millones.


    13. En 1962, doctores de Saskatchewan, Canadá, hicieron paro por la misma razón.


    14. Cuesta un promedio de $1,750 por año enviar a un niño al colegio.
    Las familias con ingresos inferiores a $6,000 anuales tienen
    dificultades para alcanzar estos gastos. La ayuda escolar promedio por
    un estudiante de medicina es $500, contra $1,600 de un biólogo. Las
    escuelas de Medicina son reticentes para admitir mujeres.


    15. Su propuesta de cuidados médicos para ancianos, que agregaba un
    0.25% a las deducciones de Seguridad Social, fue adoptado en 1967.


    16. Estadísticas de 1963.


    17. Se ha calculado que una persona que invirtió $ 10,000 en el Mercado
    de acciones en enero de 1961, al comienzos de la era Kennedy, solo le
    quedaban $7,900 luego de la caída del 18.8% del Dow Jones en junio de
    1962.


    18. Los precios agrícolas habían caído, en 1963, a 86 tomando como base
    la indexación de 100 de 1960, pero la parte del presupuesto familiar
    dedicado a alimentos había caído del 26.9% en 1947 a 20% en 1960, y a
    18.8% en 1963.


    19. Hans Habe.


    20. Robert Kennedy también trabajó como personal del Senador McCarthy
    cuando Roy Cohn era su principal asesor legal. Luego escribió que el
    error más grande del senador había sido su confianza en Roy Cohn y su
    ayudante G. David Schine.


    21. Brigadier General John B. Medaris, antiguo Comandante del Arsenal Redstone.


    22. Afortunadamente para él, existe algo de justicia en el mundo. El
    problema fue encausado en 1964 luego de una serie de negociaciones e
    intervenciones.


    http://es.sott.net/article/1408-Sim-City-y-John-F-Kennedy


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: JFK: Los desechos de la historia

    Mensaje por FranciscoBU el Miér Ene 16, 2013 8:22 pm



    John F. Kennedy y todos aquellos "ismos"







    Laura Knight-Jadczyk
    Sott.net
    vie, 10 nov 2006 14:56 CST







    Traducción para SOTT en español por El Averiguador




    © Desconocido
    Paul
    Johnson (centro, con sombrero) bloquea la entrada de Marshal James
    McShane y James Meredith (derecha) a la Universidad de Missisipi el día
    de la inauguración de Kennedy, 20 de enero de 1961


    Comentario: Esta es la quinta entrega de una serie
    de artículos escritos en el año 2006 en conmemoración del 43 aniversario
    del asesinato de JFK.


    Se dice que siempre puedes reconocer quién es una persona por aquellos que lo rodean. Los asesores en política nacional e internacional de Obama y miembros de su administración son miembros prominentes del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR).


    Mike Whitney describe al CFR como "la hermandad corporativa bancaria que cree que la riqueza del mundo debería dividirse entre ellos sin preocuparse por el sufrimiento o destrucción que ello pudiera ocasionar".


    Como ejemplo, uno de los asesores y miembro del CFR, Madelaine Albright, no es la excepción:

    Cuando el programa de la CBS "60 Minutos" le preguntó sobre los efectos de las sanciones:

    "Hemos escuchado que han muerto medio millón de niños. Es decir, más de
    los que murieron en Hiroshima. ¿El precio que se pagó vale la pena?".
    Albright respondió: "Creo que es una decisión muy difícil, pero el precio - creemos que el precio lo vale".
    'El cambio en el que podemos creer' podría ser severamente ceñido por
    asesores sin conciencia ni remordimiento, expandiendo el imperialismo y
    totalitarismo de América, y preservando la actual versión destructiva
    del capitalismo del 'libre mercado'.




    Hoy quiero volver a mi proyecto sobre JFK. Dentro de
    12 días es el aniversario 43 del asesinato - un virtual golpe de
    estado por parte de la América Corporativa y sus varias conexiones. Como
    mencioné al empezar esta serie en conmemoración a John F. Kennedy, un
    cercano y cuidadoso estudio de la historia americana revela que el
    sistema americano fue establecido para promover el reinado de los ricos.
    Fue un Calvinismo con un toque, y ese toque era que atraía a personas
    desviadas sin conciencia para quienes parecía que el sistema Capitalista
    se había inventado.


    Solo para llegar al punto, permítanme presentar algunas definiciones de la Web para el Capitalismo, a considerar:

    Aunque en nuestros días existen capitalistas ideológicos - personas
    que apoyan un paquete de ideas acerca de los beneficios económicos y la
    importancia del "libre mercado" - el término capitalismo fue utilizado
    por primera vez para describir un sistema de inversión privada y de una
    industria con poco control gubernamental que emergía, sin una base
    ideológica, en Holanda e Inglaterra en los siglos 17 y 18. Un
    'capitalista' era un individuo que invertía dinero (o capital) en un
    negocio determinado. Fuente.


    Un sistema económico en el cual los medios de producción son
    privados y controlados, y que se caracteriza por la competencia y las
    ganancias. Fuente.


    El capitalismo es una teoría económica que hace hincapié en que el
    control de los medios de producción de bienes económicos en una sociedad
    debe residir en las manos de aquellos que invierten el capital para la
    producción. Se supone que la propiedad privada y la libre empresa
    conducen a una mayor eficiencia, precios más bajos, mejores productos.
    Adam Smith popularizó esta teoría en su libro de 1776 La riqueza de las
    Naciones. Fuente.


    Un sistema económico en el cual el capital es mayormente propio de
    individuos y corporaciones privadas. Contrasta con el comunismo. Fuente.


    Un sistema económico construido por motivos de ganancias. El
    Capitalismo depende de individuos y compañías privadas que invierten
    dinero con el objetivo de obtener ganancias. En el análisis Marxista,
    estas ganancias están aseguradas al explotar personas que proveen su
    trabajo. Fuente.


    El capitalismo es un sistema económico caracterizado por la posesión
    privada de la propiedad y de instituciones financieras bien
    desarrolladas. El capitalismo permite la iniciación individual, la
    competencia comercial, herencia, y ganancia de beneficios. Fuente.
    Ahora, para ser justos, veamos las definiciones de Comunismo, la mortal amenaza al Capitalismo:

    Es una teoría económica que hace hincapié en que el control de los
    medios para producir bienes económicos, en una sociedad debería estar en
    manos de aquellos que invierten su trabajo para la producción. En su
    forma ideal, las clases sociales dejan de existir, no existen
    estructuras de gobierno coercitivas, y todos viven en abundancia sin la
    supervisión de una clase dirigente. Karl Marx y Friedrich Engels
    popularizaron esta teoría en 1948 en su Manifiesto Comunista. Fuente.


    Un sistema económico o político basado en compartir todo el trabajo y propiedad por la totalidad de la comunidad. Fuente.


    Un sistema económico en el que el capital pertenece al gobierno privado. Contrasta con el capitalismo. Fuente.


    Un sistema de gobierno totalitario en el que un solo partido
    autoritario controla los medios de producción pertenecientes al estado
    con el manifiesto objetivo de establecer una sociedad sin estado. Fuente.


    Un sistema de gobierno en el que el estado planea y controla la
    economía, y un solo partido, generalmente autoritario, es dueño del
    poder, declarando realizar progresos hacia un orden social más elevado
    en el cual todos los bienes son idénticamente compartidos por el
    pueblo". Fuente.
    Socialismo:

    Un sistema basado en la propiedad pública de los medios de producción y distribución de la riqueza. Fuente.


    Una "doctrina económica, social y política que expresa la lucha por
    la distribución igualitaria de la riqueza eliminando la propiedad
    privada y la clase gobernante explotadora. En la práctica, semejante
    distribución de la riqueza se alcanza por la propiedad social de los
    medios de producción, intercambio y difusión". (7). Fuente.


    La visión de que el gobierno debería ser dueño y controlar las grandes industrias. Fuente.


    Una de varias teorías o sistemas de organización social en la cual
    los medios de producción y de distribución de bienes son propiedad
    colectiva o de un gobierno centralizado que habitualmente planea y
    controla la economía. Fuente.


    Teoría o sistema de la propiedad y operación de los medios de
    producción y distribución por la sociedad más que por individuos
    privados, con todos los miembros de la comunidad obligados a compartir
    el trabajo y los productos. En el marxismo, la fase de transición entre
    capitalismo y comunismo, se define como "abolición de la propiedad
    privada". Fuente.
    No podemos dejar afuera al Fascismo:

    El nombre surge del latín fasces - un haz de varas con un hacha,
    que era el símbolo de autoridad en la antigua Roma. El término fue
    aplicado por Mussolini a su movimiento luego de alcanzar el poder en
    1922. Los fascistas eran anticomunistas en extremo y antiliberales y,
    una vez en el poder, confiaban en un aparato de estado autoritario.
    También utilizaron emotivos eslóganes y viejos prejuicios (por ejemplo,
    contra los judíos) para reforzar el atractivo del líder. Fuente.


    Una ideología social y política con el principio primario de que el
    estado o nación es la más alta prioridad, en lugar de las libertades
    personales o individuales. Fuente.


    Un sistema político totalitario conducido por un solo dictador que
    no permite oposición, promoviendo un nacionalismo agresivo y
    habitualmente racismo. Fuente.


    Filosofía política que se volvió predominante en Italia y luego en
    Alemania durante los 1920's y 1930's; atacaba la debilidad de la
    democracia, la corrupción del capitalismo; prometía vigorosos programas
    exteriores y militares; aplicaba el control estatal de la economía para
    reducir la fricción social. (p. 870). Fuente.


    Un término utilizado particularmente para describir los regímenes
    nacionalistas y totalitarios de Benito Mussolini (Italia, 1922-45),
    Adolf Hitler (Alemania, 1933-45) y Francisco Franco (España, 1939-75). Fuente.


    Una forma extrema de nacionalismo que jugaba con el miedo al
    comunismo y rechazaba la libertad individual, el individualismo liberal,
    la democracia, y las limitaciones del estado. Fuente.
    Las definiciones mencionadas no son exhaustivas. Creo que es obvio para
    cualquier persona pensante que cada una de estas ideologías son más o
    menos extremas en una dirección u otra y cualquiera de ellas,
    practicadas en cualquier sociedad, originará problemas.


    El capitalismo como se practica en América ha probado ser una falla
    colosal. El comunismo como fue practicado en Rusia y en otros lugares ha
    probado ser un desastre. El fascismo practicado en Alemania e Italia
    fue catastrófico para todo el mundo. El socialismo en su sentido
    estricto no es mejor que el resto.


    El problema es, al parecer, que las personas que fabrican estas teorías
    sociales son lisa y llanamente desviadas. Andzrej Lobaczewski escribe
    sobre este problema:

    La esquizoidia, o psicopatía esquizoide, fue aislada
    por los mismos famosos creadores de la psiquiatría moderna. Desde el
    comienzo fue creada como una forma más leve de la misma contaminación
    hereditaria que es la causa de la susceptibilidad a la esquizofrenia.
    Sin embargo, esta última conexión nunca pudo confirmarse ni ser negada
    con la ayuda de análisis estadísticos, y en aquel entonces no se
    encontró ningún examen biológico que fuera capaz de resolver el dilema.
    Por razones prácticas, hablaremos de la esquizoidia sin hacer más
    referencia a esta relación tradicional. .


    Los textos nos proveen descripciones de distintas variedades de esta
    anomalía, cuya existencia puede ser atribuida a los cambios en el
    factor genético o a diferencias en otras características individuales de
    una naturaleza no patológica. Esquematicemos pues a las características
    comunes a las subespecies.


    Los portadores de esta anomalía son hipersensibles y desconfiados,
    pero prestan poca atención a los sentimientos de los demás, tienden a
    asumir posiciones extremas, y están ansiosos por vengarse ante la menor
    ofensa. A veces son excéntricos y extraños. Su escaso sentido de la
    situación psicológica y de la realidad los conduce a sobreponer
    interpretaciones erróneas y peyorativas de las intenciones de los demás.
    Se involucran fácilmente en actividades que son ostensiblemente
    morales, pero las cuales en verdad infligen daños sobre ellos mismos y
    otros. Su visión psicológica del mundo, empobrecida, los vuelve
    típicamente pesimistas en cuando a la naturaleza humana. Con frecuencia
    encontramos expresiones de las actitudes que les son características en
    sus afirmaciones y en lo que escriben: "La naturaleza humana es tan
    mala que el orden en la sociedad sólo se puede mantener a través de un
    poder fuerte creado por individuos altamente calificados en nombre de
    alguna idea más elevada
    ." Llamemos a esta frase, la expresión típica de la "declaración esquizoide.


    La naturaleza humana tiende efectivamente a ser mala, sobre todo
    cuando los esquizoides le amargan la vida a la gente. Cuando se ven
    enredados en situaciones de grave estrés, sus defectos hacen que
    colapsen fácilmente. Su capacidad de reflexión se ahoga inmediatamente, y
    a menudo los esquizoides caen en estados sicóticos reactivos tan
    similares en apariencia a la esquizofrenia que eso los conduce ser mal
    diagnosticados.


    El factor común de las variedades de esta anomalía es una palidez de
    emociones y una falta de sentimientos para las realidades psicológicas,
    un factor esencial en la inteligencia básica. Esto puede ser atribuido a
    alguna cualidad incompleta del sustrato instintivo, el cual funciona
    como si hubiese sido creado en arenas movedizas. La baja presión
    emocional les permite desarrollar un verdadero razonamiento
    especulativo, que es útil en actividades no humanísticas, pero a causa
    de su carácter parcial, tienden a considerarse intelectualmente superiores al "común" de la gente.


    La frecuencia cuantitativa de esta anomalía varía entre las razas y
    naciones. Es baja entre los negros, y la más alta entre los judíos. Las
    estimaciones de esta frecuencia rondan entre una cantidad insignificante
    hasta el 3%... Mis observaciones sugieren que esta anomalía es
    autosómicamente hereditaria.


    Una actividad ponerológica esquizoide debería ser evaluada de
    acuerdo con dos aspectos. A pequeña escala, tales personas ocasionan
    problemas a sus familias, se convierten en herramientas de intriga en
    manos de individuos listos e inescrupulosos, y por lo general realizan
    un mal trabajo al criar generaciones más jóvenes. [...] Esta tendencia a
    ver la realidad humana según el modo doctrinario y simplista que
    consideran "adecuado" - es decir, "negro o blanco" - transforma a
    sus intenciones, por lo general buenas, en malos resultados. Sin
    embargo, su rol ponerogénico puede adquirir proporciones macrosociales
    si su actitud hacia la realidad humana y su tendencia a inventar grandes
    doctrinas son volcadas en un papel y duplicadas en grandes ediciones
    .


    A pesar de sus déficits típicos, y mismo hasta de una declaración
    esquizoide abierta, sus lectores no se dan cuenta de cómo son realmente
    las personalidades de los autores. Ignorantes acerca de la verdadera
    condición del autor, esos lectores desinformados son llevados a
    interpretar tales obras de una manera que corresponde a su propia
    naturaleza. Las mentes de la gente normal tienden hacia una
    interpretación correctiva gracias a la participación de su propia y más
    rica visión psicológica del mundo. Al mismo tiempo, muchos otros
    lectores rechazan en forma crítica tales obras con indignación moral
    pero sin ser conscientes de la causa específica.


    Un análisis del rol jugado por los trabajos de Karl Marx revela
    fácilmente todos los tipos de apercibimientos y las reacciones sociales
    mencionadas arriba que engendran animosidad entre grandes grupos de
    gente.


    Cuando se leen cualquier de estos trabajos perturbadoramente divisivos,
    deberíamos examinarlos cuidadosamente debido a estos déficits de
    características, o incluso como una declaración formulada abiertamente
    esquizoide. Semejante proceso nos permitirá ganar una distancia crítica
    apropiada de los contenidos y hacer que sea más fácil la búsqueda de
    elementos potencialmente valuables entre el material doctrinario. Si
    esto se lleva a cabo por dos o más personas que representan
    interpretaciones marcadamente divergentes, sus métodos de percepción
    serán más acertados, y las causas de discrepancia se disiparán.
    Semejante proyecto podría ser abordado como un experimento psicológico y
    con propósitos de una higiene mental apropiada. [Ponerología Política]
    Noten las variadas referencias a la falta de comprensión psicológica y
    apercibimiento de la realidad; este es el factor principal de los
    fallidos sistemas sociales: no toman en cuenta la realidad y a los
    verdaderos seres humanos.


    Ser dueños de la propiedad es importante para los seres humanos. Todos
    quieren - y necesitan - su propio espacio inviolable. El viejo dicho
    "la casa de un hombre es su castillo" habla de esta realidad. Los seres
    humanos también quieren dar regalos a aquellos que aman, incluyendo las
    cosas que han acumulado en el transcurso de sus vidas; es una forma de
    inmortalidad que una persona pueda entregar un legado a sus hijos bajo
    la forma de cosas que han amado y apreciado. Tal necesidad psicológica
    del ser humano debe ser considerada al formular un sistema social.
    Entonces, obviamente, el socialismo y el comunismo, si se interpreta
    como algo que niega la propiedad privada, nunca funcionará con seres
    humanos reales.


    Al mismo tiempo, cualquier sistema, como el capitalista, que está
    diseñado para concentrar dinero en manos de los más despiadados, tampoco
    toma en cuenta la psicología humana. Efectivamente, favorece a la
    psicopatía, pero tiende, con el pasar del tiempo, a excluir los logros
    de seres humanos que poseen conciencia y sienten responsabilidad para
    con sus pares. Lobaczewski amplía sobre este problema y lo siguiente
    debe leerse con la Gran Sociedad Capitalista en mente:

    Desde que las sociedades y civilizaciones humanas han sido creadas en
    nuestro globo, la gente desea tiempos felices planos de tranquilidad y
    justicia, lo cual habría permitido a todos cuidar de su rebaño en paz,
    buscar fértiles valles, arar la tierra, buscar tesoros, o construir
    casas y palacios. El hombre desea la paz así como también los beneficios
    acumulados por sus generaciones anteriores y observar orgullosamente el
    crecimiento de las generaciones futuras. Mientras tanto tomar un sorbo
    de vino o agua miel sería bonito. Le gustaría tener tiempo para pensar,
    conocer otras tierras y personas, o disfrutar al cielo estrellado del
    sur, los colores de la naturaleza, y las caras y vestidos de las
    mujeres. También le gustaría dar rienda suelta a su imaginación e
    inmortalizar su nombre en trabajos de arte, sean esculturas de mármol o
    eternizado en el mito y la poesía.


    Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha soñado una vida en la que
    el medido esfuerzo de la mente y músculos sean puntuados con un descanso
    bien merecido. Le gustaría aprender las leyes de la naturaleza para
    poder dominarla y tomar ventaja de sus dones.


    El hombre reclutó los poderes naturales de los animales para hacer
    que sus sueños se vuelvan realidad, y cuando esto no satisfacía sus
    necesidades, se volvió contra los de su misma especie, en parte privando
    a otros humanos de su humanidad simplemente porque él era más poderoso.


    Los sueños de felicidad y de vida pacífica dieron origen a una
    fuerza a ejercer sobre los demás, una fuerza que priva a la mente de
    quien la utiliza. Ese es el porque los sueños de felicidad del humano no
    se han vuelto realidad a través de la historia. Esta visión hedonista
    de la "felicidad" contiene las semillas de la miseria y alimenta el
    eterno ciclo en el que los buenos tiempos dar origen a los malos
    tiempos, que en devolución causan el sufrimiento y esfuerzo mental que
    produce experiencia, buen sentido, moderación, y una cierta cantidad de
    conocimiento psicológico, todas virtudes que sirven para reconstruir
    condiciones de existencia más felices.


    Durante los buenos tiempos, la gente pierde progresivamente el
    objetivo de la necesidad de una profunda reflexión, introspección,
    conocimiento de los otros, y de un entendimiento de las complicadas
    leyes de la vida. Vale la pena meditar sobre las propiedades de la
    naturaleza humana y de la fallida personalidad del hombre, sea la de uno
    o de otro. ¿Podemos comprender el significado creativo del sufrimiento
    por el que no hemos pasado, en lugar de tomar el camino fácil y culpar a
    la víctima? Cualquier esfuerzo mental excesivo parece un trabajo sin
    sentido si el gozo de la vida parece estar disponible para ser tomado.
    Un individuo inteligente, liberal y alegre es un buen partido; una
    persona más previsora de los terribles resultados se convierte en un
    aguafiestas.


    La percepción de la verdad acerca del verdadero medioambiente,
    especialmente una comprensión de la personalidad humana y de sus
    valores, deja de ser una virtud durante los denominados tiempos
    "felices"; aquellos atentos que dudan son tildados de entrometidos que
    no pueden llevarse bien consigo mismos. Esto, en respuesta, lleva a un
    empobrecimiento del conocimiento psicológico, la capacidad de
    diferenciar las propiedades de la naturaleza humana y la personalidad, y
    la habilidad de moldear las mentes creativamente. El culto del poder,
    por lo tanto, suplanta aquellos valores mentales tan esenciales para
    mantener la ley y el orden por medios pacíficos. El enriquecimiento o
    involución de una nación con respecto a su punto de vista psicológico
    podría considerarse un indicador de si su futuro será bueno o malo.


    Durante los "buenos" tiempos, la búsqueda por la verdad se vuelve
    incómoda porque revela hechos inconvenientes. Es mejor pensar sobre
    cosas más fáciles y agradables. La eliminación inconciente de
    información que es, o parece ser, inconveniente, gradualmente se vuelve
    un hábito, y luego se vuelve una costumbre aceptada por la sociedad en
    su conjunto. El problema es que cualquier proceso de pensamiento basado
    en ese tipo de información truncada no tiene la posibilidad de llegar a
    conclusiones correctas; ello conduce a una mayor sustitución
    subconsciente de premisas inconvenientes por otras más convenientes,
    acercándose, en consecuencia, a las fronteras de la psicopatología.


    Tales períodos satisfechos para un grupo de personas - por lo
    general involucrados en alguna clase de injusticia sobre otro pueblo o
    naciones - comienzan a estrangular la capacidad de la individualidad y
    la conciencia social; factores subconscientes toman un rol decisivo en
    la vida. Semejante sociedad, ya infectada por el estado histeroide,
    considera toda percepción de verdad incómoda como un signo de "mala
    educación". El iceberg de J. G. Herder está sumergido en un mar de
    inconciencia falsificada; solo es visible la punta del iceberg sobre las
    olas de la vida. En esos tiempos, la capacidad de un pensamiento lógico
    y disciplinado, nacido por la necesidad en tiempos difíciles, comienza a
    diluirse. Cuando las comunidades pierden la capacidad de la razón
    psicológica y el criticismo moral, el proceso de la generación del mal
    se intensifica en toda escala social, sea individualmente o
    macrosocialmente, hasta que todo vuelve de los "malos" tiempos. [Ponerología Política]
    John Kennedy parecía estar al tanto de estos problemas. Era un pensador,
    un filósofo, y un hombre que había surgido de la gente común. Si,
    efectivamente, fue el sistema capitalista el que había dado a su padre
    los medios para situar a la familia en la clase de elite, pero John
    Kennedy no era Joe Kennedy; vio que se necesitaban cambios, y la única
    manera de hacerlos era inmiscuirse en el mismo sistema para modificarlo.
    Esa es la razón por la que tuvo que morir. No creo que Kennedy quisiera
    crear un sistema completamente socialista, pero vio claramente que el
    capitalismo no estaba haciendo lo que se suponía que debía hacer: crear
    una próspera sociedad.


    Hoy, veamos los puntos de vistas sociales que tenía John Kennedy según Farewell America;
    de qué manera percibía la necesidad de cambiar el mundo por los más
    necesitados y oprimidos en la sociedad americana. Eso nos da la medida
    de este hombre: buscaba la manera de ayudar a los oprimidos y los
    desfavorecidos. Ten en mente también el hecho que EEUU era el último
    país "moderno" del mundo en abolir la esclavitud como parte de su
    sistema económico - el Capitalismo.


    Negros

    Para mí, las propuestas legislativas del presidente (sobre los derechos
    civiles) son claramente destructivas del sistema Americano y de los
    derechos constitucionales de los ciudadanos americanos. Debo oponerme a
    ellas con todos los medios y recursos a mi alcance. Senador Richard B.
    Russell
    El problema racial, la úlcera de America, estalla bajo la presidencia de Kennedy.


    En 1960, el Dr. Martin Luther King llamó a sus compañeros negros a votar
    por el Senador de Massachusetts, y el 78% respondió a su pedido. Una
    encuesta del año 1962 reveló que los negros eligieron al Dr. King como
    su héroe favorito, seguido de cerca por John Fitzgerald Kennedy. Kennedy
    inspira el respeto y entusiasmo entre muchos de ellos. Pero la mayoría
    lo vieron, si bien no como su redención, al menos como la mejor carta en
    sus débiles manos.


    Pocos días después de la asunción de Kennedy, el 1ro de febrero de 1961,
    James Farmer, presidente de CORE (1), inauguró el movimiento de los
    Jinetes de la Libertad. Cientos de integracionistas militantes,
    entrenados en pasiva resistencia y preparados para enfrentar la
    brutalidad de la policía local, fueron enviados para poner a prueba
    instalaciones de segregación en el sur. Solo en el mes de mayo, hubo 24
    marchas y protestas. Kennedy, que en aquel momento estaba atareado con
    problemas internacionales, prefirió no atacar el problema de los negros
    durante sus dos primeros años en el cargo, sino actuar a través de las
    agencias federales intermediarias, y en particular a través de su
    hermano, el Fiscal General.


    En noviembre de 1961, la Corte Suprema legisló en contra de la
    segregación en hoteles y restaurantes. Hubo cierta resistencia local,
    pero el verdadero problema estaba en otro lugar, en los rubros del
    empleo, educación y vivienda. En 1961, el desempleo era el doble entre
    los negros en comparación con los blancos. Era particularmente difícil
    lograr un empleo igualitario en la industria. El problema era mucho más
    complejo de lo que parecía. Involucraba entrenamiento y reentrenamiento
    vocacional, y dependía de la migración de la población y la actitud de
    los sindicatos comerciales.


    La administración Kennedy aumentó las contrataciones de empleados negros
    para el gobierno federal (2). Las agencias federales, como las
    administraciones de vivienda y veteranos fueron requeridas que
    justifiquen porqué empleaban un porcentaje tan bajo de negros. El Comité
    de Oportunidad Equitativa de Empleo recibió poderes para cancelar
    contratos gubernamentales en los que se establecía que las empresas
    participantes practicaban discriminación racial. Esta medida afectó a
    38.000 empresas. Incluso la autoridad del comité se extendió a las
    empresas constructoras de edificios financiados por proyectos federales.
    No pasó mucho tiempo antes que el gobierno federal fuera acusado de
    discriminación laboral por favorecer a los negros. Cuando un oficial
    federal empleaba a una persona blanca, se le pedía que expusiera porqué
    no había elegido a un negro en su lugar. A las agencias federales se les
    pidió que demostraran porqué habían empleado gente blanca para ciertas
    posiciones para las cuales había personas negras disponibles.


    Tres negros fueron promovidos a posiciones de supervisión en la Oficina
    de Correos de Dallas en junio de 1963. El primero de los negros estaba
    en la posición 54 de la lista de ascensos. La Federación Unida de
    Empleados de Correos y la Asociación Nacional de Carteros presentó una
    protesta formal. Oficiales del correo insistieron que los tres negros
    eran altamente calificados, y que era incorrecto asumir que los 53
    blancos delante de ellos eran mejores. El Asistente General de Correos,
    Richard J. Murphy, sugirió que sus posiciones inferiores podrían haber
    sido resultado de discriminación racial.


    Los críticos reclamaron que había dos categorías de mecanógrafos
    empleados por el Departamento de Trabajo: chicas blancas, a las que se
    le pedía que escribieran al menos 40 palabras por minuto, y negros, para
    quienes 20 eran suficiente. Discrepancias similares con respecto a la
    calificación profesional parecían existir en las administraciones de
    Seguridad Social y de Veteranos.


    Sin embargo, responsables de la administración Kennedy negaron la
    existencia de una cuota de empleos para negros. El 9 de julio de 1963,
    en Nueva York, un miembro de la Comisión de Derechos Humanos demandó
    sanciones contra Anne M. Kelly, funcionaria del Consejo de Comercio de
    la Ciudad de Nueva York que había expresado su preferencia por una
    secretaria blanca.


    Esta forma de presión produjo resultados. Aunque los negros
    representaban solo el 10.5% de la población durante el año fiscal que
    terminaba el 30 de junio de 1962, sumaban el 17% de los 62.633 trabajos
    de servicio civil durante el mismo período. (3) Entre junio de 1961 y
    junio de 1963, el porcentaje de negros empleados en los grados medios
    del servicio civil aumentaron un 35.5% y en los grados superiores en un
    88.2%. El Fiscal General Robert Kennedy designó 40 fiscales negros.


    Las reacciones fueron vehementes. El Senador John Stennis de Missisipi
    declaró en el Senado, "Si se designan empleados federales solo porque
    son miembros de la comunidad negra, no solo se estará violando las leyes
    de servicio civil, sino que desalentarán y evitarán que personas
    blancas calificadas apliquen para empleos".


    El editor negro S. B. Fuller declaró que los negros solo deberían buscar
    posiciones en las que fueran calificados para mantenerlas, y el
    Representante Huddleston de Alabama señaló, "el favoritismo es la regla y
    la completa indiferencia del sistema de merecimientos es la actitud que
    ahora prevalece".


    El presidente de la Comisión de Servicios Civiles de EEUU, John W. Macy,
    Jr., rechazó estos ataques, diciendo: "Lo que intentamos hacer es dar a
    todos los ciudadanos iguales oportunidades para competir por posiciones
    federales. Lo que decimos es que el negro tuvo que esperar mucho, y es
    bienvenido al servicio federal si alcanza las calificaciones
    apropiadas". Y agregó, "El gobierno no puede vender la idea de emplear
    más negros para las empresas privadas si no da el ejemplo".


    El gobierno federal no tenía autoridad legal para obligar a los
    empleadores a que tomen negros. La administración, en consecuencia,
    intento actuar por otros medios, por ejemplo a través del entrenamiento
    vocacional en centros que eran parcialmente subsidiados por el gobierno
    federal. La AFL-CIO contó 1.5 millones de negros entre sus 13.5 millones
    de miembros, pero muchos sindicatos comerciales rechazaron admitir
    negros, y las reglas de los sindicatos constituyeron un gran obstáculo
    para los esfuerzos del gobierno. Muchos de los sindicatos estaban
    preocupados acerca del trato preferencial para los negros. Consideraban
    que cualquier favor acordado con los negros solo podía ser perjudicial
    para los blancos. (4)


    Simultáneamente, Washington intervino directamente en la integración de
    colegios y universidades. En el mismo día de la asunción de Kennedy, el
    20 de enero de 1961, James Meredith, un negro, pidió admisión en la
    Universidad de Missisipi. En septiembre de 1962, Missisipi comenzó una
    batalla en respaldo de su Gobernador, Ross Barnett, contra la admisión
    de Meredith. Varias personas fueron heridas y dos fueron asesinadas. Un
    miembro anónimo de la facultad de la Universidad de Leyes de Harvard
    declaró en el informe de la Comisión de Derechos Civiles (1962) que en
    Missisipi, "ciudadanos de EEUU habían sido baleados, por perros
    viciosos, y fueron aterrorizados porque deseaban votar...A los
    estudiantes les dispararon, los ministros fueron agredidos...niños, al
    borde de la inanición, han sido privados de asistencia por los crueles y
    discriminatorios actos de los funcionarios de Missisipi que administran
    los fondos Federales".


    Meredith ingresó a la Universidad de Missisipi bajo la protección de
    16.000 soldados federales. La gente del sur, pero también muchos otros
    americanos, sintieron que esto no era una integración, sino la presión
    de una minoría. En Missisipi y a través del sur hasta la frontera con
    México, la gente se dio cuenta que su estilo de vida estaba llegando a
    su fin. William Faulkner escribió, "Si tuviera que elegir entre el
    gobierno de EEUU y el de Missisipi, elegiría el de Missisipi, incluso si
    eso significa que tenga que salir a la calle a disparar negros..."


    Con el apoyo de Kennedy, la marea de la Revolución Negra arrasó
    Nashville, Raleigh y Greensboro, Cambridge, Albany, Selma. Oleadas de
    negros marcharon, oraron, realizaron sentadas y requisas de máquinas de
    votación, sabiendo que tenían el apoyo del gobierno federal. Durante el
    año escolar de 1962-63, solo Alabama, Missisipi y Carolina del Sur, de
    todos los estados sureños, continuaron manteniendo escuelas totalmente
    segregadas. (5) Las escuelas privadas y universidades presentaban un
    problema completamente diferente. (6)


    Pero el problema de los negros había superado el nivel local o regional.
    No solo se había vuelto una preocupación nacional, sino que se había
    desplazado geográficamente. El norte, en el amplio sentido del término -
    todos los estados a excepción de los once del sur - ahora tenían
    mayoría de población negra, (7) y la migración de negros hacia las
    grandes ciudades del norte aumentaban año tras año. (Cool Solo en la
    ciudad de Nueva York, la población de negros (más de un millón) era
    mayor que la de las siete ciudades más grandes del sur. La ciudad con el
    porcentaje más alto de negros en 1950 había sido Jackson, Missisipi. En
    1960, fue Washington, DC. (9). Entre 1950 y 1960, 1.5 millones de
    negros emigraron hacia el norte. El negro siempre sueña con otra ciudad
    que no sea la de su nacimiento. Actualmente, los expertos estiman que
    antes del fin de este siglo, a excepción de la ciudad de Nueva York
    quizás, la mayoría de las 50 grandes ciudades de EEUU tendrán más del
    50% de negros. (10) Esta es una de las más importantes migraciones
    raciales en la historia de la humanidad, y es seguro que si una guerra
    civil se desatara nuevamente en EEUU, esta vez sería en el norte.


    Tan rápido como los negros se movían hacia las ciudades, los blancos se
    dirigían a los suburbios. En el sur, la integración fue resistida en
    casi todos los ámbitos: escuelas, tiendas, teatros, hoteles,
    restaurantes. En el norte, los negros siempre habían sido, en teoría,
    admitidos en estas instalaciones de la misma manera que los blancos,
    pero el importante aumento de la población negra creó un problema
    persistente en los colegios. Las instalaciones educacionales en el norte
    fueron teóricamente integradas, pero los niños blancos dajaban las
    escuelas al mismo tiempo que ingresaban niños negros. (11)


    Los líderes negros demandaron que los alumnos sean transportados en
    ómnibus hacia otros vecindarios para mantener un balance racial en los
    colegios, y la administración de Kennedy apoyó en primera instancia sus
    demandas. Los negros querían representación proporcional en todos lados.
    Pero los traslados de alumnos eran prácticamente por cortas distancias,
    y provocaron fuertes protestas en los suburbios blancos. Líderes de
    derechos civiles señalaron que esto era causa de la segregación de
    facto. (12)


    Abandonados por sus habitantes blancos, ciertos barrios de la ciudad se
    convirtieron en 100% negros. Los negros que querían salir de estos
    ghettos intentaron comprar casas en barrios blancos, pero generalmente
    los dueños blancos o agentes del estado rechazaban venderles, o no eran
    capaces de obtener la hipoteca. Las alianzas restrictivas mediante las
    cuales los dueños de casas en un vecindario no vendían a negros fueron
    declaradas ilegales en algunos estados.


    El gobierno federal luchó contra la discriminación en todos los frentes.
    Su arma principal era de 70 a 80 billones de dólares en fondos de ayuda
    federal. El 11 de junio de 1963, Kennedy se dirigió a la nación sobre
    el tema de los derechos civiles. A la semana siguiente, envió su
    proyecto de derechos civiles al Congreso.


    Esta legislación sobre derechos civiles no era simplemente, como muchos
    extranjeros asumieron, una nueva Declaración de Derechos Humanos. Para
    muchos americanos, pareció ser más una amenaza a su sistema tradicional
    de libre empresa y para el balance de la sociedad misma. En julio de
    1963, US News y World Report titularon uno de sus artículos, "El Plan de
    Derechos Civiles y tus negocios". Los sureños no fueron los únicos en
    protestar. (13) Las reacciones fueron vertiginosas a través de todo el
    país, incluso en regiones donde la población de negros era prácticamente
    inexistente. No solo el presidente, sino los gobernadores, senadores y
    representantes se convirtieron en objetivos de críticas. Varios miembros
    del Congreso quedaron en medio del fuego cruzado entre los blancos, las
    varias minorías étnicas (polacos, italianos, judíos) y los sindicatos.
    América se preguntó a sí misma, "¿Dónde terminará todo esto?".


    Algunos esperaban que el Proyecto de Kennedy fuera completamente
    reformulado en el Congreso, y muchos sintieron que los derechos civiles
    serían para Kennedy en 1964 lo que su catolicismo había sido en 1960.
    Los analistas políticos calcularon que no solo perdería automáticamente
    todo el sur, sino también Illinois, New Jersey, Missouri, y Michigan.
    (14) A veces se sentía que los "derechos civiles" constituían una
    infracción a los derechos de los blancos, particularmente de aquellos
    que, a diferencia de los Kennedy, no tenían el dinero para enviar a sus
    hijos a colegios privados, (15) para quedarse en el Carlyle, (16) vivir
    en un adinerado vecindario, o ser dueño de una segunda casa. (17)


    Para el ciudadano promedio, las leyes de apertura constituían una
    violación de su libertad personal. Demandaban la libertad de elegir sus
    propios inquilinos y vecinos. Bajo las nuevas leyes, una corte federal
    podía emitir un requerimiento judicial forzando al dueño de un hotel a
    admitir negros en su establecimiento, y quedaba expuesto a ser arrestado
    si se negaba. Los clubes de country que hacían disponibles sus
    instalaciones a los invitados de un hotel vecino serían obligados a
    admitir a todos, sin tener en cuenta su color. Los salones de belleza de
    los hoteles, las piscinas, tiendas de ropa, bares, dentistas y doctores
    ya no podían rehusarse a atender clientes negros. Cualquiera que se
    sintiera víctima de discriminación en cualquier lugar podía presentar
    una demanda ante las cortes federales. De encontrarse culpable, el
    ofensor podía ser obligado a pagar los costos de la corte, y podría
    incluso ser enviado a prisión.


    Las implicaciones de esta legislación fueron muchas. Si un banco se
    rehusaba a garantizar una hipoteca a un negro que quería comprar una
    casa en un barrio blanco, por ejemplo, si temía que el valor de la casa
    cayera si el barrio se convertía en negro, podría ser acusado de
    discriminación racial, y la Corporación Federal de Seguros de Depósitos
    podía retener su garantía de seguro. El gobierno federal podía recortar
    toda la ayuda federal, para la construcción de una autopista estatal,
    por ejemplo, si alguno de los contratantes del proyecto era encontrado
    culpable de discriminación racial. Si, en cualquier empresa con más de
    15 empleados, un empleado se quejaba de haber sido despedido por su
    raza, el caso podía ser tomado por el Comité de Oportunidad Igualitaria
    de Empleo que, si encontraba culpable a la compañía, podría obligarla a
    recontratar al empleado. En ciertos casos, la legislación podía ser
    utilizada incluso para hacer cumplir prácticas de ascensos "justas"
    dentro de una compañía. La ayuda federal para la construcción de
    viviendas también comprendía las mismas restricciones. (18)


    Esta legislación aparentemente justa, con la reserva de que perjudicaba
    las clases media y baja de blancos en su mayoría, de hecho dejó el
    camino abierto a toda clase de abusos. Muchos americanos pensaron que
    había ido demasiado lejos - incluso los judíos que habitualmente eran
    víctimas de discriminación en clubes de country, hoteles y colegios
    privados. Puso en duda el principio sacrosanto del respeto por el
    individuo y de la libre empresa por parte del gobierno federal.


    La elección de Kennedy era clara, aunque debía haber sabido que solo con
    la legislación no resolvería el problema de los negros. Para restaurar
    la identidad de los negros, era necesario reformar la estructura de la
    sociedad americana.


    La economía era una parte importante del problema, pero no era la única,
    ni la más esencial. Aquellos que se oponían al Proyecto Kennedy
    produjeron estadísticas para mostrar que, desde el punto de vista
    internacional, la posición económica del negro americano era muy
    satisfactoria, y que los negros progresaban a una velocidad muy
    diferente comparada a otros lugares del mundo (19). Hay razones para
    cuestionar si los derechos civiles no ocultaron, o al menos demoraron,
    el reconocimiento del verdadero problema, el problema mediante el cual
    el éxito de la legislación dependía.


    Pero el problema del negro no es, primordialmente, un problema
    económico. Mientras permanecieran en el sur, los negros constituían una
    familia étnica que vivía su propia vida y tenía su propia cultura. Era
    una sociedad subordinada pero homogénea. Esta sociedad negra incluso
    practicaba la segregación interna. En Atlanta había una iglesia negra
    donde los negros de piel muy oscura no eran admitidos, y similares
    formas de discriminación no eran poco comunes en otros lugares.


    En el norte, no había una gran familia étnica - solo una serie de
    ghettos o barrios residenciales negros. El negro en el norte del año
    1963 era mucho más descorazonado que su hermano del sur, que, si no era
    confrontado con la segregación legal, no obstante se encontraba con la
    discriminación a cada lugar que iba. Poco a poco, su alma fue destruida.
    El negro americano se convirtió en un lisiado psicológico. ¿Qué podían
    significar los derechos civiles para los inadaptados desempleados sin
    metas que vagaban por las calles de Harlem o Watts, o para los
    adolescentes olvidados que se habían perdido en el mundo de las drogas y
    la prostitución? (20)


    Muchos negros pensaron que John Kennedy, como su hermano Robert, no
    estaba de su lado ni en su contra - que sus acciones se basaban
    exclusivamente en el respeto por la Constitución y la creencia en la
    justicia. Recordaban esa frase de Mark Twain, "Los negros no son solo
    negros, también son hombres". Lo que buscaban no era solo el
    reconocimiento de su derecho a existir. Tampoco querían que los derechos
    civiles parecieran un regalo. Lamentaban que la emancipación de los
    esclavos no había sido el resultado de su propia insurrección.
    Intentaron convencerse a sí mismos que los primeros esclavos habían
    llegado a América con los peregrinos en el Mayflower y que el padre de
    la emancipación no era Abraham Lincoln, sino Frederick Douglass, un
    negro de Maryland. Pero dondequiera que fueran, siempre terminaban
    contra la pared.


    La pared, para un negro, es la necesidad de ser amado. Los negros
    quieren amor, particularmente de aquellos que los desprecian - y no un
    amor condescendiente porque sean negros. James Baldwin está en lo
    cierto cuando dice, "Poder, eso es todo lo que un negro le pide a un
    blanco en estos días". Los negros no quieren un Lincoln blanco, quieren
    un Lincoln negro. Sin querer, Kennedy les recordó que son, por el
    momento, incapaces de producir un Kennedy negro. Stokely Carmichael
    diría después, "No confío en blancos que están interesados en negros".


    La legislación de Kennedy apuntaba a los blancos, pero no le daría poder
    a los negros, ni lo hizo. Se lo tendrían que ganar ellos mismos. Así es
    como comienzan las revoluciones.


    ¿Actuó correctamente Kennedy al abrir las puertas de una revolución que,
    a largo plazo, podría destruir a América? ¿Es posible mantener a una
    minoría oprimida? ¿Podía haberse hecho de otra manera?


    Esa no es la pregunta. Al menos, no es nuestro propósito responderla.
    Los Kennedy no inventaron, ni siquiera despertaron, el problema de los
    negros. Pero fueron los primeros en reconocerlo en su totalidad, y
    apelaron a la sensatez no solo de los blancos, sino también de los
    negros.


    Durante los disturbios de Detroit, la Guardia Nacional tuvo la impresión
    de que estaba "en guerra con otro país", y el Gobernador Hughes de
    Nueva Jersey estaba probablemente más cerca de la verdad de lo que
    muchos sospechaban cuando declaró, "Estas personas dicen que odian a los
    blancos, pero en realidad, odian a América".


    Un siglo de miseria, de desilusiones, de humillaciones, de brutalidad y
    odio han transformado a América en un cuerpo externo en la carne de la
    nación. El odio de los negros es tan fuerte que han dejado de odiarse a
    ellos mismos. Las mujeres negras han aprendido a usar su pelo ondulado, y
    los negros han adoptado un nuevo interés por su cultura. Incluso están
    volviendo a los dialectos africanos. Después de soñar con la integración
    en la gran mezcla que es América y de darse cuenta que solo son una
    suciedad gris en su superficie, encerrados en sus ghettos sin fronteras,
    los negros inevitablemente eligieron la independencia. Y cuando se
    propusieron ganársela en serio, incluso Rap Brown, quien llamó a
    "¡Matar!" habría sido sustituido.


    Martin Luther King declaró que "Kennedy está haciendo todo lo que puede,
    pero lo mejor no es suficiente". Para la mayoría de los americanos, lo
    mejor era demasiado.


    Kennedy imaginó su reforma de los derechos civiles como parte de una
    gran transformación moral, social, intelectual y económica de los EEUU.
    Sabía que "Esto no terminará antes de los primeros cien días. Tampoco
    terminará en los primeros mil días, ni en la vida de esta
    administración, quizás ni siquiera en nuestra vida en este planeta".
    Pero agregó que esa no era razón para no empezar. El 9 de octubre de
    1962, en La Voz de América, Robert Kennedy había proclamado la creencia y
    la esperanza que compartía con su hermano: "Lo que el mundo ha visto en
    Missisipi es una nación democrática poniendo su casa en orden. Es la
    prueba de nuestra intensión de no vivir bajo el dominio del hombre, sino
    bajo el dominio de la ley".


    Las reformas de Kennedy fuero, y solo podían ser, medias-medidas. Volvieron a la gente en su contra sin darle apoyo. (21)


    La revolución negra fue, y es probablemente, inevitable. Hubiera
    ocurrido incluso sin derechos civiles, y sin Kennedy. Está escrita en
    las estadísticas de la migración, en los retumbes de otras, más
    distantes, revoluciones, en los complejos que producen la opresión, y
    especialmente en la indeleble color de piel de 20 millones de
    americanos. La ley no puede transformar a los negros en blancos. Los
    negros todavía son negros americanos, y no americanos negros.


    La reforma de los derechos civiles probablemente no fue más que una
    medicina que sirvió para demorar la operación, y nadie puede decir si
    una cirugía salvará al paciente. En aquel momento, sin embargo, la
    legislación de Kennedy perturbó a América y aumentó sus ansiedades.


    En una declaración emitida luego de una conferencia de dieciocho
    senadores sureños el 12 de junio de 1963, el senador Richard B. Russell,
    vocero clave del sur, dijo:

    El discurso del presidente (del 11 de junio) apeló elocuentemente a las
    emociones pero no tuvo en cuenta a la razón, a la experiencia humana y a
    la verdadera equidad de la Constitución. El hecho que cada ciudadano
    posee el mismo derecho para ser dueño y utilizar una piscina o un
    comedor constituye una equidad. Utilizar el poder federal para obligar
    al dueño de un comedor o piscina a aceptar de mala gana a aquellos de
    raza diferente como invitados crea un nuevo y especial derecho para los
    negros derogando los derechos de propiedad de todo nuestro pueblo para
    ser dueños y controlar los frutos de su labor e ingenuidad.


    La gran diferencia entre un gobierno de hombres libres y un estado
    socialista o comunista es el hecho que los hombres libres pueden ser
    dueños y controlar una propiedad, mientras que el estatismo niega los
    derechos de propiedad. 'Desde cada uno según su habilidad y para cada
    uno de acuerdo a su necesidad' puede tener un mayor atractivo emocional
    que 'trabajar duro para adquirir propiedad y la ley te protegerá para
    disfrutarla'. Sin embargo, el marxismo no ha funcionado y nunca podrá
    funcionar porque no toma en cuenta la naturaleza humana. Para refutar el
    atractivo emocional, tenemos el innegable hecho que en nuestro sistema
    de libre empresa tenemos suficiente, mientras que los marxistas -
    aunque nunca han sido capaces de aplicar literalmente su confesado credo
    - todos sufren de escasez y privaciones.


    Nuestro sistema americano siempre ha rechazado la idea de que un
    grupo de ciudadanos pueda privar a otro de sus derechos legales sobre la
    propiedad mediante procesos de agitación, manifestación, intimidación,
    desafío a la ley y desobediencia civil.


    Yo no creo que el pueblo americano descarte tan fácilmente nuestro
    sistema para aventurarse en el socialismo que ha sido desechado donde se
    ha puesto en práctica.


    El más alto cargo debería simbolizar respeto por la ley, sea por
    ordenanzas emitidas legalmente o por la palabra escrita de nuestra
    Constitución.


    Quedé, en consecuencia, impresionado de escuchar al presidente
    justificar, sino fomentar, la presente ola de masivas manifestaciones,
    acompañadas por las sentadas en las calles públicas y bloqueos de
    tránsito: formando paredes humanas ante las puertas de comercios y
    asaltando a oficiales de la ley con armas mortales cuya única ofensa fue
    mantener el orden y proteger la propiedad privada.


    El sur tiene sus defectos como cualquier otra área. Pero una
    calculada campaña conducida por la prensa metropolitana, televisión y
    radio, han magnificado las desafortunadas ocurrencias en el sur mientras
    los crímenes de violencia en otras áreas han sido minimizados. Esto ha
    generado resentimiento y odio contra personas blancas de los estados
    sureños al nivel de una enfermedad nacional. También está alentando a
    una condición que roza la anarquía en muchas comunidades. Estas
    terribles condiciones se deteriorarán más a menos que el presidente de
    EEUU desista de utilizar amenazas de violencia masiva para aprobar
    rápidamente su legislación social-igualitaria a través del Congreso.


    Ningún ciudadano americano tiene el derecho de elegir las leyes que
    obedecerá y cuales desobedecerá. El presidente de EEUU tiene una mayor
    responsabilidad de liderazgo antes que utilizar amenazas de violencia
    masiva y de indiferencia de las razonables leyes locales como medios de
    asegurar la acción en las cortes y en el Congreso...


    Creo en la equidad ante la ley para cada americano. En igual medida,
    rechazo la idea de que el poder federal pueda ser invocado para obligar
    la mezcla de las razas en las actividades sociales para alcanzar una
    neblinosa dirección de la igualdad social. Cada ciudadano negro tiene
    cada derecho legal que tiene cualquier ciudadano blanco, pero no existe
    nada en los principios de la Constitución o Judeo-Cristianos o de
    sentido común y razón que obligaría a un ciudadano a compartir sus
    derechos con uno de otra raza en el mismo lugar y momento. Semejante
    compulsión contribuiría a una completa negación de los derechos
    inalienables del individuo para elegir o seleccionar a sus asociados.


    Espero que el pueblo americano no sea succionado en un camino hacia
    el socialismo por la presente, y sin precedentes, ola de propaganda.
    Para mí, las propuestas legislativas del presidente son claramente
    destructivas del sistema americano y de los derechos constitucionales de
    los ciudadanos americanos. Me opondré con todos los medios a mi
    alcance. No creo que la mayoría del Congreso se amedrente ante evidentes
    amenazas de violencia.
    Notas:


    1. El Congreso de Equidad Racial, fundado en 1942, tiene 80.000
    miembros. Luego de apoyar una política de no-violencia en los 50's, se
    concentró en el movimiento por el Poder Negro en 1966.


    2. La desegregación del empleo federal comenzó bajo la presidencia de
    Roosevelt. Entre 1932 y 1937, designó negros a su "Gabinete Negro",
    duplicó la cantidad de negros empleados por el gobierno federal, y el 25
    de junio de 1941, prohibió la discriminación racial en las industrias
    de defensa. La segregación desapareció de la armada en 1950, durante la
    guerra con Corea. En 1954, la Corte Suprema prohibió la segregación en
    los colegios, y en 1956 en el transporte público. En 1957, el Acta de
    Derechos Civiles, que prohibía la discriminación para votar, fue
    aprobada por el Congreso. Pero mientras el problema de la segregación en
    el transporte fue resuelto, el problema de la segregación escolar
    permaneció: hubo serios disturbios en Tusca1oosa en 1956, y en Little
    Rock en 1957. El problema estalló en Nashville en 1960 acerca de la
    desegregación en restaurantes, y los derechos de votación de los negros
    fueron habitualmente obstruidos por las autoridades locales.


    3. Este porcentaje era de un 25% en la Administración de Veteranos, y 20% en el Departamento de Correos.


    4. En 1963, mientras el empleo de personas blancas continuaba aumentando
    (de 5.6% a 5.7%), el desempleo negro cayó del 11% al 10.9%.


    5. El porcentaje de integración en los 8 otros estados sureños fue muy pequeño:

    Arkansas: 0.25%

    Louisiana: 0.04%

    Virginia: 0.56%

    Florida: 0.53%

    Carolina del norte: 0.27%

    Texas: 2.16%

    Georgia: 0.01%

    Tennessee: 1.13%


    6. En 1962-1963, había 270.000 negros entre los 4.2 millones de
    estudiantes en universidades y colegios preparatorios. Algunos ejemplos.

    Universidades privadas:


    Columbia: 20 Negros de los 700 estudiantes.

    Princeton: 15 de los 3,045.

    Yale: 75 a 90 de los 8,350.

    Universidades estatales:

    Universidad de Illinois: 1,200 a 1,500 Negros de los 23,490.

    Universidad de Pensilvania: 800 a 1,000 de los 10,350.

    Universidad del Estado de Michigan: 300 a 500 de los 24,000.

    Colegios preparatorios privados:

    Georgetown (Maryland): l de los 276.

    Groton (Massachusetts): 3 de los 200.

    Lawrenceville (New Jersey): 0 de los 630.

    Horace Mann (New York): 16 de los 600.


    7. En 1950, 60% de la población negra (9.053.000) vivía en los once
    estados del sur, el restante 40% (4.989.000) en el norte. En 1963, solo
    10.100.000 negros (49%) permanecieron en el sur. 51% de la población
    negra (10.400.000) vivían en el norte.


    8. La migración fue alentada por los segregacionistas del sur, que
    financiaron la partida en ómnibus de cientos de miles de negros hacia el
    norte. El Consejo de Ciudadanos de Nueva Orleans inauguró estos
    "envíos" el 21 de abril de 1962.


    9. Para otras ciudades del norte, los números poblacionales son los siguientes:


    1950 1960

    Washington 35% 54.8%

    Newark 17.1% 34.4%

    Baltimore 23.7% 35%

    Detroit 16.2% 29.2%

    St. Louis 18% 28.8%

    Chicago 13.6% 26.7%

    Philadelphia 18.1% 23.7%


    10. Entre 1950 y 1960


    994,000 Blancos se fueron de New York City y 172,000 Negros ingresaron

    678,000 Chicago 153,000

    344,000 Philadelphia 63,000

    542,000 Detroit 82,000

    211,000 Washington 134,000


    Durante el mismo período:


    Mississippi perdió 323,000 Negros y California sumó 354,000

    Alabama 224,000 New York 282,000

    South Carolina 218,000 Illinois 189,000

    North Carolina 207,000 Ohio 133,000

    Georgia 204,000 Michigan 127,000

    Louisiana 92,000 New Jersey 112,000

    Virginia 70,000 Florida 101,000

    Tennessee 57,000 Pennsylvania 77,000

    Hawaii 52,000 Dist. of Col. 54,000

    W. Virginia 40,000 Indiana 45,000

    Texas 27,000 Connecticut 39,000

    Oklahoma 26,000 Maryland 36,000

    Kentucky 15,000 Wisconsin 29,000

    Arizona 10,000 Missouri 28,000


    (Estadísticas de U.S. Publishing Corp., 1962)


    11. Englewood, New Jersey, un suburbio de New York City, es un ejemplo
    típico. Sus escuelas siempre estuvieron integradas. Pero cuando la
    población negra aumentó a 27% (en una ciudad de 26.000 habitantes), una
    escuela primaria quedó con un 98% de negros, otra con un 65%, mientras
    que las otras permanecieron 90% blancas.


    12. En Washington, tres cuartos de los colegios públicos no están
    realmente integrados: 27 son completamente negros, y otras 88 son entre
    90 y 99% Negros. Diecisiete son de 90 a 99% blancos, y tres son
    totalmente blancos.


    13. En Atlanta, un editor de un periódico de Georgia escribió en 1962: "¡Ahora está relativamente de moda integrarse!"


    14. Sin embargo, el Acta de Derechos Civiles fue votada en 1964, el Acta
    de Derecho a Voto en 1965, y en 1966 se aprobó una ley que establecía
    como crimen federal la obstrucción de los derechos civiles penados con
    prisión perpetua.


    15. Choate, el colegio preparatorio de Kennedy, tenía un estudiante negro de los 550 en 1963.


    16. Un lujoso hotel en Manhattan donde los Kennedy se alojaban.


    17. Los Kennedy tenían una casa de invierno en Palm Beach, un centro de invierno segregado.


    18. De los 5905 empresas de construcción interrogadas acerca de las
    repercusiones de esta legislación, el 41.2% declaró que perderían entre
    el 50 y 75% de sus negocios, 1.3% que sus negocios aumentarían, 34.9%
    que no produciría ningún cambio, y 22.6% que no opinaron. (Estadísticas
    de US News y World Report)


    19. En 1930, 3 de 4 negros eran empleados en plantaciones de algodón o
    como trabajadores no calificados. En 1963, este número había caído 1 de
    3, y el 20% tenía trabajos no calificados.


    El ingreso promedio de un americano blanco había aumentado un 475% desde
    1940, de $1.112 a $5.287. El promedio negro para el mismo período había
    aumentado un 555%, de $460 a $3.015, y la discrepancia entre los
    ingresos de blancos y negros se achicaba día a día.


    El ingreso promedio per cápita de un negro americano era 40% más elevado
    que el de un ciudadano soviético, y tres veces mayor que el promedio
    japonés.


    Este promedio ($1.100 por año) cayó a la mitad entre el ingreso promedio
    per cápita de Australia ($1.200) y de Alemania Occidental ($1.040), y
    era igual al ingreso promedio per cápita de Inglaterra.


    El promedio per cápita de algunos de los otros pueblos de piel oscura
    del mundo era (en comparación con los $1.100 del negro americano):


    México: $300


    Ghana: $200


    Haití: $100


    Congo: $70


    India: $60


    20. Tres de 4 americanos necesitados son negros. En 1963, el porcentaje
    de la población con ingresos menores a $300 por año era de 15.9% entre
    blancos y 43.1 entre negros.


    21. El 10 de junio, solo un día después del discurso del presidente por
    los derechos civiles, la Guardia Nacional de Alabama fue puesta en
    acción para detener disturbios raciales, y el 19 de junio en Savannah,
    3.000 negros protestaron contra blancos. El pánico se esparció por el
    Sur en la perspectiva de una invasión de negros a escuelas y distritos
    residenciales blancos. En los estados del sur, el odio hacia el
    presidente Kennedy estaba en su apogeo.


    Al mismo tiempo, líderes militantes y extremistas negros, que ya habían
    atacado a Robert Kennedy el 28 de mayo por ser "demasiado débil",
    multiplicaron sus declaraciones amenazantes. En agosto de 1963, James
    Meredith, rindió sus exámenes finales. El 28 de agosto la marcha por los
    derechos civiles tuvo lugar en el capitolio al sonido de "Venceremos".
    La marcha de Washington marcó un cambio en la estrategia de los líderes
    por los derechos civiles. John Lewis, titular del Comité Coordinador de
    Estudiantes por la No-Violencia, preparó un discurso que contenía
    declaraciones tales como: "No esperaremos a que el presidente, el
    departamento de justicia o el Congreso, pero tomaremos la cuestión con
    nuestras propias manos y crearemos una fuente de poder externo a
    cualquier estructura nacional...Marcharemos por todo el sur, atravesando
    el corazón de Dixie, de la forma que lo hizo Sherman". (El Sr. Lewis
    eliminó estos pasajes luego que el Arzobispado Católico de Washington se
    opusiera)


    El 9 de noviembre de 1963, Richard Nixon declaró que las "extravagantes
    promesas de campaña" del presidente Kennedy eran las grandes
    responsables de la crisis racial en EEUU.

    http://es.sott.net/article/1409-John-F-Kennedy-y-todos-aquellos-ismos-


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: JFK: Los desechos de la historia

    Mensaje por FranciscoBU el Miér Ene 16, 2013 8:27 pm





    John F. Kennedy, J. Edgar Hoover, el crimen organizado y la ciudad global







    Laura Knight-Jadczyk
    Sott.net
    lun, 13 nov 2006 15:11 CST







    Traducción para SOTT en español por El Averiguador




    © Fortunewatch.com


    Comentario: Esta es la sexta entrega de la serie de artículos escritos en el 2006 en conmemoración del 43 aniversario del asesinato de JFK.


    Actualmente los americanos tienen vidas más cortas que los Bosnios, su
    'democracia' es apenas mejor que la de República Checa, tienen más
    personas en prisión que cualquier otro país del mundo, y un niño nacido
    en Eslovaquia tiene más posibilidades de sobrevivir que en América.


    Dadas estas estadísticas, la supremacía percibida en el primer puesto de la ciudad global parece no ser merecida. En el sitio Web del presidente electo, la cita principal es:

    "Hoy comenzamos el trabajo de asegurar que el mundo que le dejamos a
    nuestros hijos sea un poco mejor que el mundo en el que hoy vivimos".
    Si va a cumplir esa promesa, Obama se enfrentará a las mismas fuerzas
    siniestras que Kennedy enfrentó. Lamentablemente para JFK y para el
    mundo, estas fuerzas consideran que cosas como la 'equidad social' no
    son lo suficientemente rentables.






    © Desconocido
    El director del FBI J. Edgar Hoover presidió sobre el mayor desarrollo del crimen organizado que se haya visto en AmericanSi
    pudiéramos reducir la población mundial a la de un pueblo de 100
    personas precisamente, respetando todas las proporciones humanas, la
    demografía se vería así...


    60 Asiáticos


    14 Africanos


    12 Europeos


    8 Latinoamericanos


    5 Norteamericanos Y canadienses


    De todos los mencionados arriba, 82 serían no-blancos y solo 18 serían "blancos".


    67 serían no-cristianos y solo 33 serían cristianos.


    5 controlarían el 32% de toda la riqueza mundial, y todos ellos serían ciudadanos de EEUU.


    80 vivirían en viviendas deficientes.


    24 no tendrían electricidad (y del 76% que tuviera electricidad, la mayoría la usaría solo para iluminar en la noche)


    67 no podrían leer.


    1 (solo uno) tendría educación universitaria.


    50 estarían mal nutridos y 1 moriría de hambre.


    33 no tendrían acceso a una fuente de agua segura.


    7 personas tendrían acceso a Internet.


    Si hay comida en tu heladera, si estás vestido y tienes calzado, si
    tienes una cama y un techo sobre tu cabeza, estás mejor que el 75% de
    las personas en este mundo.


    Si tienes una cuenta bancaria, dinero en tu billetera y tienes algo en
    tu alcancía, perteneces al 8% de personas bien posicionadas en este
    mundo.


    Si puedes ir a la iglesia, mezquita o sinagoga sin temor a ser acosado,
    arrestado, torturado o muerto, estás mejor que 3 mil millones de
    personas en este mundo.


    Supongo que se han dado cuenta que los americanos se encuentran entre la
    minoría y aún así controlan la mayoría de la riqueza mundial. ¿Cómo
    crees que ha sucedido? ¿Intervención divina? ¿Un espíritu 'empresarial'?
    ¿Qué crees que sucedería si la mayoría de la gente alguna vez se diera
    cuenta que América es un matón intolerante y que ya no debe ser
    permitido? Seguro, América puede bombardear todo el planeta entero y
    enviar nuestras vidas a la Edad de Piedra, pero eso sería como sacarle
    las narices a nuestras caras, ¿no es cierto?


    Hoy quiero echar un vistazo a las palabras y acciones de John F. Kennedy
    en su último año - y días - antes de su muerte, extraídas de Farewell America.
    Estas palabras y acciones nos brindan una profunda comprensión acerca
    de cómo quería manejar la posición de América en el pueblo mundial; que
    vio el peligro e intentó evitar lo que está sucediendo hoy en día: el
    mundo entero se está volviendo contra América. Mientras lees sus
    palabras, y contemplas sus actos, considéralos en la luz de lo que hemos
    experimentado en América desde su muerte. Sabemos donde nos han llevado
    los asesinos: a un mundo de terror y desolación, de interminable guerra
    y privación para millones de seres humanos; ¿dónde estaríamos hoy si no
    hubieran tenido éxito?


    El 9 de enero de 1961, John F. Kennedy se dirigió a la Legislatura Estatal de Massachusetts:

    "Estamos ante un viaje en 1961 no menos peligroso que el llevado a cabo por los Arbella en 1630",


    "Aquellos que se les da mucho , mucho se les pide. Y cuando en algún
    momento del futuro la suprema corte de la historia nos juzgue a todos
    nosotros registrando, si en nuestra corta vida de servicio, hemos
    cumplido nuestras responsabilidades con el estado, nuestros éxitos o
    fracasos, en cualquier cargo, serán medidas por las respuestas a cuatro
    preguntas:


    "Primero, ¿fuimos verdaderos hombres de coraje, con el valor para
    enfrentarse a sus enemigos, y el coraje de enfrentarse, de ser
    necesario, a sus asociados, el valor de resistir a la presión pública y a
    la avaricia privada?


    "Segundo, ¿fuimos verdaderos hombres de juicio, con el juicio
    perceptivo del futuro y del pasado, de nuestros errores y de los errores
    de otros, con suficiente sabiduría para conocer lo que no conocíamos, y
    suficiente sinceridad para admitirlo?


    "Tercero, ¿fuimos verdaderos hombres de integridad, hombres que
    nunca abandonaron sus principios en los que creíamos o la gente que
    creyó en nosotros, hombres cuyas ambiciones políticas o de ganancias
    financieras nunca pudieron desviarlos del cumplimiento de nuestra verdad
    sagrada?


    "Finalmente, ¿fuimos verdaderos hombres dedicados, con su honor no
    hipotecado a un solo individuo o grupo, y comprometido no por obligación
    u objetivo privado, sino dedicado solamente a servir al bien público y
    al interés nacional?


    "Valor, juicio, integridad, dedicación. Y estas son las cualidades
    que, con ayuda de Dios, este hijo de Massachusetts espera caracterizar
    la conducta de nuestro gobierno en los cuatro tormentosos años que
    vienen. Humildemente pido su ayuda en esta misión; pero siendo conciente
    que en la tierra Su voluntad es ejercida por los hombres, pido su ayuda
    y sus oraciones mientras me embarco en este nuevo y solemne viaje".
    Menos de dos años después, el año final de su 'peligroso' viaje comenzó.
    El 14 de enero de 1963, el presidente Kennedy envió su último Mensaje
    de la Unión de Estado al Congreso:

    "Puedo informarles que el estado de esta vieja pero juvenil Unión, en
    el año 175 de su vida, es bueno...En casa la recesión está detrás
    nuestro... Ahora puede haber una tentación a relajarse. El camino ha
    sido largo, la carga ha sido pesada y el ritmo ha sido consistentemente
    apremiante. Pero no podemos quedarnos descansando aquí. Este es solo un
    lado de la colina, no la cima. La mera ausencia de recesión no es
    crecimiento. Hemos llegado al comienzo, pero solo hemos comenzado. Ahora
    es el momento de llevar adelante la mayor parte del esfuerzo -
    traducir la renovación de nuestra fuerza nacional en el logro de nuestro
    propósito nacional...


    "Sin embargo, la sola reducción de impuestos no alcanza para
    fortalecer nuestra sociedad, para proveer oportunidades para los cuatro
    millones de americanos que nacen cada año, para mejorar las vidas de 32
    millones de americanos que viven en la pobreza. La calidad de vida
    americana debe ir de la mano con la cantidad de bienes americanos. Este
    país no puede darse el lujo de ser materialmente rico y espiritualmente
    pobre.


    "Por lo tanto, al inmovilizar el costo presupuestario de los
    programas existentes para mantener las limitaciones que he descrito, es
    posible e imperativo adoptar otras nuevas medidas que no podemos
    posponer. Estas medidas están basadas en una serie de premisas
    fundamentales, agrupadas bajo cuatro encabezados relacionados:


    "Primero, necesitamos fortalecer nuestra Nación invirtiendo en los jóvenes...


    "Segundo, necesitamos fortalecer nuestra Nación encargándonos de su salud...


    "Tercero, necesitamos fortalecer nuestra Nación protegiendo los derechos básicos de los ciudadanos...


    "Cuarto, necesitamos fortalecer nuestra Nación haciendo el mejor uso económico de los recursos e instalaciones...


    "No nos dejemos llevar por la calma momentánea del mar o por la
    claridad del cielo sobre nosotros. Conocemos la turbulencia que hay
    debajo, y las tormentas que hay más allá del horizonte de este año. Pero
    ahora los vientos de cambio parecen soplar más fuerte que nunca, tanto
    en el mundo del comunismo como en el nuestro. Durante 175 años hemos
    navegado con esos vientos a nuestras espaldas, y con las olas de la
    libertad humana a nuestro favor. Timoneamos nuestro barco con esperanza,
    como dijo Thomas Jefferson, 'dejando al Miedo atrás'.
    El 15 de enero, escribió:

    "Nuestra 'apuesta' es que el futuro sea una comunidad mundial de
    naciones independientes, con una diversidad de sistemas, económicos,
    políticos y religiosos, unidos por el respeto común ante los derechos de
    los demás... Pero la historia es lo que los hombres hacen de ella - y
    seríamos ingenuos si pensamos que podemos llevar a cabo nuestra visión
    de un futuro libre y diverso sin incesante vigilancia, disciplina y
    trabajo...


    "Por sobre todas las cosas debemos demostrar y desarrollar el
    afirmativo poder del ideal democrático - recordando siempre que las
    naciones son grandes, no por aquello a lo que se oponen, sino por lo que
    son"
    El 16 de enero, ofreció un brindis:

    "Me recuerda a una historia de Abraham Lincoln. Luego de ser electo
    presidente, alguien dijo, "¿Qué va a hacer con sus enemigos Sr.
    Presidente?" Lincoln dijo, 'los voy a destruir. Los voy a hacer amigos
    entre ellos'".
    El 18 de enero, celebró el segundo aniversario de su inauguración:

    "El otro día en la Unión de Estado dije que no estábamos en la cima de
    la colina, sino a un lado de ella. No creo que esta administración, o
    que nuestra generación o tiempo, este país vaya a estar en la cima de la
    colina, pero algún día lo estará, y espero que cuando lo esté piensen
    que hemos hecho nuestro trabajo..."
    El 29 de enero, se dirigió al Congreso una vez más:

    "La educación es la piedra angular en el arco de la libertad y del
    progreso... Para el individuo, las puertas de la escuela, de la
    biblioteca y de la universidad conducen a los más ricos tesoros de
    nuestra abierta sociedad: el poder del conocimiento - al entrenamiento
    y habilidades necesarias para el empleo productivo - a la sabiduría,
    los ideales, y la cultura que enriquece la vida - y a la comprensión
    creativa y auto-disciplinada de la sociedad necesaria para un buen
    pueblo en el mundo cambiante y desafiante de la actualidad".
    El 5 de febrero, envió un mensaje de 10.000 palabras al Congreso sobre el tema de la enfermedad y el retraso mental.


    El 7 de febrero, reprendió a sus compatriotas:

    "Cada mañana y noche, recordemos el consejo de mi compañero de
    Boston, el reverendo Phillips Brooks: 'No recen por vidas fáciles.
    ¡Recen para ser hombres fuertes! No recen por trabajos iguales a sus
    poderes. Recen por poderes iguales a sus trabajos'".
    El 8 de febrero, dedicó otras 8.000 palabras al problema de mejorar la salud de la nación.


    El 14 de febrero, envió 8.000 palabras al Congreso sobre el tema de la
    necesidad de mejorar las condiciones para todos los jóvenes de América.


    El 21, fueron enviadas 12.000 palabras al Congreso en relación a las necesidades de los ciudadanos ancianos.


    El 5 de marzo, dijo a una delegación representante de los Nativos Americanos:

    "Sé que cuando apenas asumí mi cargo, una de las cosas que más me
    preocupaban era el hecho que había casi 5.000 niños y niñas nativos que
    no tenían escuela donde ir. Ahora construimos centros de clases para
    unos 7.000 en los últimos dos años".
    El 14 de febrero, en una conferencia de prensa le pidieron al presidente
    Kennedy que comentara acerca de la actitud del gobierno francés:

    "Pareciera que, de cierta manera, la intención del Presidente De
    Gaulle de desarrollar la capacidad nuclear de Francia y su reciente
    pacto con el Canciller Adenauer sería quizás de una manera bastante
    perversa, y efectivamente no es como ustedes lo han imaginado, nuestro
    deseo de comenzar la retirada de Europa y que Europa Occidental asuma
    más de su propia defensa".
    El 11 de marzo declaró:

    "La fuerza de trabajo es el recurso básico. Es el medio
    indispensable de convertir otros recursos para el uso y beneficio de la
    humanidad. Que tan bien desarrollemos y empleemos las habilidades humanas es fundamental para decidir que tanto lograremos como nación".
    El 13 de marzo, remarcó:

    "Frente al edificio de los Archivos hay una estatua que debajo dice,
    'El pasado es prólogo'. No necesariamente, y es porque no queremos
    considerar al pasado como necesariamente un prólogo en los 1960's que
    hemos intentado llevar adelante nuestras propuestas... 'La gran ventaja
    de los americanos' escribió de Tocqueville en 1835, 'consiste en su
    capacidad de cometer errores que luego puedan reparar'. A esto agregaría
    que la gran ventaja, en retrospectiva, consiste en nuestra aplicación
    de las lecciones en forma previsora. Si esta nación puede aplicar la
    lección y reparar las fallas de los últimos 5 años, si podemos atenernos
    a los hechos, y desechar aquellas cosas que realmente no aplican a la
    situación, entonces seguramente este país podrá alcanzar sus
    objetivos..."
    El 20 de marzo, le dijo a su audiencia en la Universidad de Costa Rica en San José:

    "Lo que Franklin Roosevelt dijo al pueblo americano en los 1930's se
    los digo a ustedes ahora: esta generación de americanos, tu generación
    de americanos, tiene un lugar de encuentro con el destino...


    "Estamos comprometidos con cuatro principios básicos en este
    hemisferio en la Alianza por el Progreso. El primero es el derecho de
    toda nación a gobernarse, de ser libre de decisión y coerción externas,
    para dar forma a su propia economía y sociedad consistente con la
    voluntad del pueblo.


    "El segundo es el derecho de cada ciudadano individual a la libertad
    política, el derecho a exponer sus puntos de vista, de adorar a Dios a
    su manera, a elegir el gobierno que los regule, y rechazarlo cuando ya
    no sirva a las necesidades de una nación.


    "Y tercero, es el derecho a la justicia social, el derecho
    de cada ciudadano a participar en el progreso de su nación. Esto
    significa tierras para los que no tienen, y educación para aquellos que
    la tienen negada hoy en día en este hemisferio. Esto significa que las
    antiguas instituciones que perpetúan en privilegio deben abandonarlo.
    Significa que los ricos y los pobres deben llevar la carga y la
    oportunidad de construir una nación
    ..."
    El día 23, se dirigió a otra audiencia, esta vez en Chicago,

    "Hace doscientos cincuenta años atrás el poeta griego Alaeus creó el
    principio que mejor describe la grandeza de Chicago: "Ninguna casa de
    techo firme", escribió, "o las piedras de las bien construidas paredes,
    ni los canales y muelles, hacen la ciudad - sino los hombres capaces
    de utilizar sus oportunidades".
    El 25 de marzo, dio la bienvenida a doce Generales Franceses:

    "... les damos la bienvenida, a ustedes que pertenecen a una raza
    marcial y distinguida que ha demostrado maestría en el uso de las armas
    durante mil años..."
    El 2 de abril, dijo al Congreso:

    "La paz ha tenido victorias no menos renombradas que la guerra,"
    escribió Milton... Esto, para el pueblo americano, es un tiempo de
    visión, de paciencia, de trabajo y de sabiduría. Para mejor o peor,
    somos quienes llevamos la paz. La escalera de la libertad no puede
    titubear o flaquear. Nos hemos atrevido a etiquetar a los Sesentas como
    la Década del Desarrollo. Pero no es la elocuencia de nuestros
    eslóganes, sino la calidad de resistencia, lo que determinará si esta
    generación de americanos merecen el liderazgo que la historia nos ha
    impuesto".
    El 11 de abril, señaló en la Casa Blanca:

    "Esta administración está observando de cerca las posibilidades de
    un aumento en el precio del acero. Me opuse al aumento el año pasado. Me
    opongo al aumento ahora... Necesitamos más negocios a precios
    competitivos, no menos negocios a elevados precios... Solicito una
    similar moderación en el sindicato de trabajadores del acero. Con más de
    100.000 trabajadores del acero todavía desempleados, su necesidad es
    por más trabajos estables, no menos trabajos con mayores sueldos".
    El 9 de mayo, habló en el Cementerio Nacional de Arlington:

    "No es casualidad que genios de la música como Paderewski o Chopin
    fueran también grandes patriotas. Debes ser un hombre libre para ser un
    gran artista".
    El 18 de mayo, declaró en Alabama:

    Aristóteles escribió, "En los Juegos Olímpicos no se corona a los más
    hermosos ni a los más fuertes, sino a los que compiten. También en la
    vida, los que actúan rectamente son quienes alcanzan el premio".


    "He leído mucho de George Norris de Nebraska, y su frase favorita,
    recurrente en todos sus discursos, era su referencia, y su dedicación, a
    las 'generaciones que todavía no nacieron'. La primera
    de esas generaciones ahora disfruta de los frutos de su trabajo, como
    tantos otros lo harán en las décadas por venir. Por tanto déjennos a
    todos, sean funcionarios públicos o ciudadanos privados, norteños o
    sureños, del este o del oeste, granjeros o habitantes de las ciudades,
    vivir bajo los ideales e ideas de George Norris, y resolver que
    nosotros, también, en nuestro tiempo, 30 años después, nosotros mismos construiremos una mejor Nación para las generaciones que todavía no nacieron".
    El 23 de mayo, hablando en el Hotel Waldorf Astoria en New York, remarcó:

    "Creo que es porqué los dos partidos políticos en nuestra historia
    siempre han estado divididos, como dijo Emerson, en el partido de la
    esperanza y en el partido de la memoria. Desde la época de Jefferson,
    creo que hemos sido el partido de la esperanza. Y por lo tanto es
    natural que los artistas, hombres y mujeres que trabajan en el teatro y
    en todas las artes relacionadas, debieran encontrarse más cómodos en el
    partido de la esperanza. En los pasillos esta noche, la industria del
    acero está presentando a mi distinguido predecesor, el presidente
    Eisenhower, su galardón anual como el hombre que más ha hecho por la
    industria del acero este año. El año pasado yo gané el premio y llegaron
    a Washington para entregármelo, pero el Servicio Secreto no los dejó
    ingresar".
    El presidente Kennedy en oportunidades mostraba señales de
    resentimiento, pero esa misma mañana se veía lánguido y pensativo.
    ¿Sabía, en cierta manera, que su último viaje estaba llegando a su fin,
    que tenía menos de seis meses de vida? Ese mediodía, en el Parque
    Battery de NY, recitó un antiguo rezo de pescadores bretones:

    "Oh Dios, el mar es tan grande y mi bote tan pequeño..."
    El 5 de junio, estaba en Texas:

    "Me alegro de dejar Washington, DC, y venir al Paso del Norte, El Paso,
    parte del Antiguo Oeste, pero también parte de la nueva América..."
    Tenía tan poco tiempo...


    El día siguiente habló en el Colegio Estatal de San Diego:

    "Ningún país puede ir hacia adelante, ninguna sociedad libre puede
    sostenerse, a menos que posea ciudadanos educados cuyas cualidades
    mentales y de corazón les permitan tomar parte de las complicadas y cada
    vez más sofisticadas decisiones que pesan no solo sobre el presidente y
    el Congreso, sino sobre todos los ciudadanos que hacen ejercicio del
    poder en última instancia".
    El 10 de junio, comenzó su discurso en la Universidad Americana de Washington:

    "¿Qué clase de paz buscamos? No una paz
    americana impuesta en el mundo por armas de guerra americanas. No la paz
    de una tumba o la seguridad del esclavo. Estoy hablando de paz genuina,
    la clase de paz que hace que valga la pena vivir en una tierra, la
    clase de paz que permite a los hombres y naciones crecer, con
    esperanzas, y construir una vida mejor para sus hijos - no solo paz
    para los americanos sino paz para todos los hombres y mujeres - no
    solamente paz en nuestra época sino paz para todas las épocas...


    'Cuando los modales de un hombre complacen al Señor', dicen las
    Escrituras, 'hace que incluso sus enemigos estén en paz con él'.


    "...los EEUU, como el mundo bien sabe, nunca comenzará una guerra. No queremos guerra. No esperamos una guerra.


    "Esta generación de americanos ya ha tenido suficiente - más que
    suficiente - de guerra y odio y opresión. Debemos estar preparados si
    otros lo desean. Debemos estar alerta para detenerlo. Pero también debemos hacer nuestra parte en construir un mundo de paz donde los débiles estén a salvo y los fuertes sean justos.


    "No estamos indefensos ante esa tarea ni desesperados por su éxito.
    Confiados y sin miedo, trabajamos en ello - no hacia una estrategia de
    aniquilación sino hacia una estrategia de paz".
    El 11 de junio, se dirigió al pueblo Americano desde su oficina:

    "Esta Nación fue fundada por hombres de muchas naciones y pasados. Fue
    fundada sobre el principio de que todos los hombres son creados en
    igualdad, y que los derechos de cada hombre se terminan cuando los
    derechos de un hombre son amenazados... Cien años han pasado desde que
    el presidente Lincoln liberó a los esclavos, y así y todo, sus
    herederos, sus nietos, no son totalmente libres. Todavía no están
    liberados de la injusticia. Todavía no están liberados de la opresión
    social y económica. Y esta nación, con todas sus esperanzas y todas sus
    jactancias, no será totalmente libre hasta que todos sus ciudadanos sean
    libres.


    "Predicamos libertar alrededor del mundo, sinceramente, y apreciamos
    nuestra libertad aquí en casa, ¿pero tenemos que decirle al mundo, y
    mucho más importante, decirnos a nosotros mismos que esta es una tierra
    de los libres excepto para los Negros; que no tenemos ciudadanos de
    segunda clase excepto por los Negros; que no tenemos sistema de clases o
    castas, no tenemos ghettos, ninguna raza maestra a excepción de los
    Negros?


    "Ahora ha llegado el momento de que esta nación cumpla su promesa...


    "Enfrentamos, por lo tanto, una crisis moral como país y como
    pueblo. No puede solucionarse con acción policial represiva. No puede
    librarse al aumento de manifestaciones en la calle. No pueden ser
    silenciadas por movimientos de fichas o habladurías. Es hora de actuar
    en el Congreso, en el Estado y cuerpos legislativos locales, y por sobre
    todo, en nuestras vidas diarias... La próxima semana pediré al Congreso
    de EEUU que actúe, que se comprometa a que la raza no tiene lugar en la
    vida o ley americana..."
    El 19 de junio, pidió acción en el Congreso:

    "Por lo tanto le pido a cada miembro del Congreso que deje de lado
    sus lazos seccionales y políticos, y que vea este problema como Nación.
    Les pido que vean sus corazones - no en busca de caridad, ya que el
    Negro no quiere ni necesita condescendencia - sino por la simple y
    llana cualidad que nos une a todos como americanos: un sentido de
    justicia. En este año de Emancipación Centenaria, la justicia requiere
    que aseguremos la bendición de la libertad para todos los americanos y
    su posteridad - no solamente por razones de eficiencia económica,
    diplomacia mundial y tranquilidad nacional - pero por sobre todas las
    cosas, porque es lo correcto".
    También pidió al Congreso que establezca un Consejo Asesor sobre Arte:

    "Como la educación necesita escuelas, el arte necesita museos, los
    actores y autores necesitan teatros, y los compositores y músicos
    necesitan compañías de ópera y orquestas...


    "El concepto del bienestar público debería reflejar consideraciones
    culturales y económicas. Tenemos agencias del Gobierno que están
    involucradas con el bienestar y el avance de la ciencia y la tecnología,
    de la educación, de la recreación, y de la salud. Ahora deberíamos
    comenzar a dar similar atención a las artes. Estoy particularmente
    interesado en las oportunidades para que los jóvenes desarrollen sus
    dones..."
    En Frankfurt el 25 de junio, señaló:

    "Pero Goethe nos dice en su mejor poema que Fausto perdió la
    libertad de su alma cuando dijo al momento de morir, 'Quédate, eres tan
    hermoso'. Y nuestra libertad, también, peligra si nos detenemos al
    momento de morir, si dormimos en nuestros laureles, si nos resistimos al
    paso del progreso. El tiempo y el mundo no se quedan quietos. El cambio
    es la ley de la vida. Y aquellos que observan solo el pasado o el
    presente se perderán el futuro...


    "Entonces somos todos idealistas. Todos somos visionarios. Que no se
    diga de esta generación Atlántica que dejamos los ideales y visiones en
    el pasado, y los propósitos y determinaciones a nuestros adversarios.
    Hemos llegado demasiado lejos, hemos sacrificado mucho, como para
    despreciar el futuro ahora. E incluso debemos recordar lo que Goethe nos
    dijo - que la 'más elevada sabiduría, lo mejor que conoció la
    humanidad', fue la realización de que 'solo se gana su libertad y
    existencia quien a diario conquista otra vez'".
    En Dublín el 28 de junio, señaló:


    "Los problemas del mundo no tienen posibilidad de ser resueltos por
    escépticos o cínicos cuyos horizontes están limitados a las obvias
    realidades. Necesitamos hombres que puedan soñar cosas que nunca fueron,
    y que se pregunten por qué no..."


    El 29 de junio, mientas partía de su querida Irlanda, leyó un poema:

    Esta es la brillante arremetida de la corriente de Shannon,


    Brillante reluciente, silencioso ante el rayo de la mañana


    Oh, la fascinante vista,


    Así regresa de extensos viajes,


    Años de exilio, años de dolor,


    Para ver el rostro del viejo Shannon nuevamente,


    Danzando sobre las aguas.


    "Bueno, volveré y veré la cara del viejo Shannon nuevamente y me
    llevo, mientras viajo a América, a todos ustedes conmigo..."
    Nunca más volvió excepto en forma de espíritu...


    El 17 de julio, declaró:

    "Los EEUU deben moverse muy rápido... Deberemos crear, en la próxima
    década, 22 millones de trabajos para cuidar a aquellos que ingresan en
    el mercado laboral y aquellos que son eliminados por la tecnología..."
    El 26 de julio, dijo al pueblo Americano:

    "Ayer un rayo de luz irrumpió en la oscuridad. Las prohibiciones
    concluyeron en Moscú con un tratado para impedir las pruebas nucleares
    en la atmósfera, en el espacio exterior, y bajo el agua...


    "Este tratado es para todos nosotros. Particularmente para nuestros
    hijos y nietos, y ellos no tienen lobby aquí en Washington... (Pero
    ahora) por primera vez en muchos años, el camino de la paz puede
    abrirse. Nadie puede tener la certeza de qué nos traerá el futuro. Nadie
    puede decir si ha llegado el tiempo de disminuir la lucha. Pero la
    historia y nuestra propia conciencia nos juzgarán duramente si no
    realizamos cada esfuerzo para poner a prueba nuestras esperanzas con
    acciones, y este es el lugar donde empezar. Según un antiguo proverbio
    chino, 'Un viaje de miles de kilómetros debe comenzar con un solo paso'.
    Compañeros americanos, tomemos ese primer paso. Permítannos, si
    podemos, salir de las sombras de la guerra y buscar el camino de la paz.
    Y si ese viaje tiene mil kilómetros, o más, que la historia documente
    que nosotros, en esta tierra, en este tiempo, tomamos el primer paso..."
    El 1 de agosto, dijo:

    "Creo que veremos un mundo muy cambiante en 1964..."
    Y ese mismo día advirtió:

    "El fin de este verano de 1963 será un momento especialmente crítico
    para 400.000 jóvenes americanos que, según la experiencia de años
    anteriores, no volverán a la escuela cuando termine el verano. Es más,
    sin un especial esfuerzo para revertir esto, otros 700.000 estudiantes
    volverán a la escuela en septiembre, pero no terminarán la escuela este
    año..."
    Y hablando de otro tema:

    "Creo que ha habido un reconocimiento general de que existe la
    necesidad de una revolución en Latinoamérica, y será pacífica o
    sangrienta. Pero debe haber progreso, debe haber revolución..."
    El 24 de agosto, marcó el comienzo de las represiones contra los
    budistas en Vietnam del Sur. A comienzos de septiembre, el presidente
    Kennedy despachó una nueva misión de información a Saigón. Un general y
    un diplomático hicieron una inspección e informaron al Consejo de
    Seguridad Nacional. El general Krulack declaró que las tropas de Vietnam
    del Sur estaban luchando magníficamente, que el gobierno de Diem era
    popular entre la gente, y que no había razón para preocuparse. El
    diplomático, J. Mendenhall, informó que el país estaba en una situación
    desesperada, que el régimen de Diem estaba al borde del colapso, y
    recomendó que Nehru sea removido del poder. El presidente Kennedy les
    preguntó si ambos habían visitado el mismo país. El 27 de agosto,
    remarcó, "...gobernar es decidir..."


    El 2 de septiembre,

    "A menos que se haga un gran esfuerzo por parte del gobierno (de
    Vietnam del Sur) para aumentar el apoyo popular, no creo que se gane la
    guerra allí. En el análisis final esa es la guerra de ellos. Ellos son
    los que deberán ganarla o perderla. Nosotros podemos ayudarlos, podemos
    equiparlos, enviar nuestros hombres como asesores, pero ellos deben
    ganarla, el pueblo de Vietnam contra los Comunistas. Estamos preparados
    para seguir asistiéndolos, pero no creo que la guerra pueda ganarse a
    menos que la gente apoye el esfuerzo y, en mi opinión, en los últimos
    dos meses, es que el gobierno perdió el contacto con la gente".
    El 14 de septiembre de 1963 en Bismark, Dakota del Norte, Bobby Kennedy
    reconoció ante el Congreso de Americanos Nativos que los niños
    recibieron educación insuficiente, que los indios vivían en hogares
    pobres, sin trabajos, y que sus condiciones sanitarias eran las peores
    en comparación con cualquier grupo racial en EEUU. Llamó su situación
    "trágicamente irónica" en vista del hecho que eran el único grupo en el
    país que tenían el derecho de llamarse "los primeros americanos". El 20
    de septiembre, John Kennedy se dirigió a la Asamblea General de Naciones
    Unidas:

    "El mundo no ha escapado de la oscuridad. Las grandes sombras del
    conflicto y de la crisis todavía nos envuelven... Mi presencia aquí hoy
    no es una señal de crisis, sino de confianza...creemos que todo el mundo
    - tanto en Europa Occidental como Oriental, en el Sur y en el Norte
    de África, en las nuevas naciones y en las antiguas - el pueblo debe
    ser libre de elegir su propio futuro, sin discriminación o dictados, sin
    coerción o subversión...


    "¿Por qué deberían los EEUU y la Unión Soviética, en preparación de
    tales expediciones, verse involucradas en inmensas duplicaciones de
    investigaciones, construcciones, y gastos? Seguramente deberíamos
    explorar porqué los científicos y astronautas de nuestros dos países -
    y de todo el mundo - no pueden trabajar juntos en la conquista del
    espacio, enviando algún día en esta década a la luna no a los
    representantes de una sola nación, sino a los representantes de todos
    los países...


    "La lucha continuará - la lucha entre aquellos que ven un mundo
    monolítico y aquellos que creen en la diversidad - pero debería ser
    una lucha de liderazgo y responsabilidad en lugar de destrucción, una
    lucha de logros en lugar de intimidación. Hablando por EEUU, doy la
    bienvenida a esa lucha. Ya que creemos que la verdad es más fuerte que
    el error - y que la libertad es más duradera que la coerción. Y en la
    lucha por una mejor vida, todo el mundo puede ser un ganador...


    "Nunca antes el hombre ha poseído la capacidad de controlar su
    propio medio ambiente, para terminar con la sed y el hambre, para
    conquistar la pobreza y la enfermedad, para terminar con el
    analfabetismo y la masiva miseria humana. Tenemos el poder para hacer de
    esta la mejor generación de la humanidad en la historia del mundo...


    "Cuando el mundo renuncia a la competencia en armas, debe florecer
    la competencia en ideas - y esa competencia debe ser tan completa y
    justa como sea posible. Lo que Naciones Unidas ha hecho en el pasado es
    menos importante que las tareas para el futuro...


    "Mis compañeros habitantes de este planeta: déjennos levantarnos
    aquí en esta asamblea de naciones. Y déjennos ver si nosotros, a nuestro
    propio paso, podemos mover al mundo hacia una paz justa y duradera".
    El 23 de septiembre, escribió:

    "La presidencia Americana es una institución formidable, expuesta, y de
    cierta manera misteriosa. Es formidable porque representa el punto de la
    decisión última en el sistema político americano. Es expuesta porque la
    decisión no puede tener lugar en el vacío: la presidencia es el centro
    del juego de la presión, el interés, y la idea de la nación; y el cargo
    presidencial es el vórtice en el cual todos los elementos de la decisión
    nacional son irresistiblemente delineados. Y es misteriosa porque la
    esencia de la decisión última permanece impenetrable para el observador
    - y habitualmente, mismo para quien decide.


    "Aún si el proceso de decisión de la presidencia fuera oscuro, la
    necesidad de él es clara. Para gobernar, como los hombres sabios han
    dicho, es decidir. Lincoln observó que no podemos escapar a la historia.
    Es igualmente verdadero que no podemos escapar a la decisión; y para un
    presidente americano, la decisión está cargada con una peculiar y
    desalentadora responsabilidad por la seguridad y bienestar de la Nación.
    Un presidente debe elegir entre hombres, entre medidas, entre métodos.
    Su decisión ayuda a determinar los problemas de su presidencia, su
    prioridad en la vida nacional, y el modo y éxito de su ejecución. El
    corazón de la presidencia es, por lo tanto, una elección informada,
    prudente y resoluta - y el secreto de la empresa presidencial es una
    examen de las formas en las que el presidente toma decisiones
    ".
    Al siguiente día salió de gira por el oeste.

    "Estamos alcanzando los límites de nuestras necesidades fundamentales -
    de agua para beber, de aire fresco que respirar, de espacios para
    disfrutar, de abundantes recursos de energía para hacer la vida más
    fácil...


    "¿Alguna vez nos preguntamos por qué tan poca proporción de nuestras
    playas son utilizadas públicamente, cómo es que tantas de nuestras
    grandes ciudades han sido desarrolladas sin parques o lugares de
    esparcimiento, por qué tantos de nuestros ríos están tan contaminados,
    por qué el aire que respiramos es tan impuro, o por qué se permitió de
    tal manera la erosión de nuestra tierra en este estado (Pensilvania), y
    en Ohio, y en toda la costa oeste...


    "No sé por qué solo el 6 o 7 por ciento de nuestra costa atlántica
    está disponible para el uso público y el resto es propiedad privada de
    ciudadanos y son negadas a los tantos millones de nuestros
    compatriotas".
    El 25 de septiembre, declaró:

    "Hoy debemos prepararnos para nuestros herederos. Los pasos que damos
    en conservación y requerimiento tendrán poco efecto sobre nosotros en lo
    inmediato, y en esta década. Lo que estamos haciendo en el verdadero
    sentido es prepararnos para aquellos que vienen detrás nuestro..."
    El 26 de septiembre, agregó:

    "Le ruego a esta generación de americanos que son los padres y madres
    de 350 millones de americanos que vivirán en este país en el año 2000, y
    quiero que esos americanos que vivirán en el año 2000 sientan que
    aquellos de nosotros que ocuparon posiciones de responsabilidad en los
    Sesentas hicieron su trabajo..."
    Y el mismo día reveló la clave de su pensamiento:

    "Si esta nación sobrevive y tiene éxito en el mundo actual, debemos
    reconocer las realidades de este mundo; y es de esas realidades sobre
    las que hablo.


    "Antes que nada debemos reconocer que no podemos rehacer el mundo simplemente por capricho propio.
    Cuando ni siquiera podemos lograr que toda nuestra ciudadanía actúe sin
    actos de violencia, podemos comprender qué tanto más difícil es
    controlar eventos más allá de nuestras fronteras...


    "Toda nación tiene sus propias tradiciones, sus propios valores, sus
    propias aspiraciones. Nuestra asistencia de vez en cuando puede ayudar a
    otras naciones a preservar su independencia y avanzar en su
    crecimiento, pero no podemos rehacerlos a nuestra semejanza. No podemos aplicar sus leyes, ni podemos operar sus gobiernos o dictar sus políticas.


    "En segundo lugar, debemos reconocer que cada nación determina sus
    políticas en términos de sus propios intereses. 'Ninguna nación',
    escribió George Washington, 'debe confiar en otra cosa que no sea de su
    interés, y ningún hombre de estado o político prudente debe desviarse de
    ello'. El interés nacional es más poderoso que la ideología, y los
    recientes desarrollos dentro del imperio comunista demuestran esto muy
    claramente. La amistad, como dijo Palmerston, puede aumentar o menguar,
    pero los intereses perduran.


    "Los EEUU han determinado firmemente, en los años desde 1945 bajo
    tres administraciones diferentes, que nuestro interés, nuestra seguridad
    nacional, el interés de EEUU, se aplica mejor preservando y protegiendo
    a un mundo de diversidad en el cual ningún poder o combinación de
    poderes pueda amenazar la seguridad de los Estados Unidos.


    "La razón por la que nos hemos adentrado tanto en el mundo fue
    nuestro temor que el fin de la guerra, y particularmente cuando China se
    volvió comunista, que Japón y Alemania colapsaran, y estos dos países
    que durante tanto tiempo han servido de barrera ante el avance
    soviético, y al avance ruso antes de ello, abriría una onda de conquista
    en toda Europa y Asia, y el luego el balance del poder se volvería en
    contra nuestra y quedaríamos finalmente aislados y destruidos en última
    instancia. En eso hemos estado trabajando durante 18 años, prevenir que
    ello suceda, prevenir que cualquier potencia monolítica tenga suficiente
    poder como para destruir a EEUU.


    "Y tercero, debemos reconocer que la política exterior en el mundo moderno no se circunscribe a soluciones blancas o negras.
    Su tuviéramos relaciones diplomáticas con aquellos países cuyos
    principios aprobáramos, tendríamos relaciones con muy pocos durante muy
    poco tiempo. Si quitáramos nuestra asistencia a todos los gobiernos que
    se manejan diferentes a nosotros, estaríamos entregando la mitad del
    mundo inmediatamente a nuestros adversarios. Si intentáramos tratar a la
    política exterior como un simple medio para distribuir pretenciosos
    sermones a personas supuestamente inferiores, estaríamos entregando todo
    pensamiento de influencia o liderazgo mundial.


    "El objetivo de la política exterior no es proveer un punto de venta
    de nuestros propios sentimientos de esperanza o indignación; es
    delinear eventos reales en el mundo real. No podemos adoptar una
    política que diga que si algo no sucede, u otros no hacen exactamente lo
    que deseamos, volveremos a la 'Fortaleza América'. Esa es la política
    en este cambiante mundo de retiradas, no de solidez...


    "La posición de EEUU, creo yo, es más feliz y segura cuando la
    historia está de nuestro lado más que cuando está en nuestra contra. Y
    hoy la historia está de nuestro lado, pero la historia es lo que hacen
    los hombres de ella. El futuro es lo que los hombres hacen de él..."
    El 27 de septiembre, reflexionó, "que pastos verdes verán..." Le quedaban menos de dos meses...


    El 28 de septiembre, supo que había 190 millones de americanos. El 9 de
    octubre, dijo a la prensa que dio permiso para vender el excedente de
    trigo americano a la Unión Soviética. También remarcó:

    "Estamos en contra de los golpes militares, y esa es la razón por la
    que hemos roto relaciones con la República Dominicana y Honduras...
    estamos en contra de los golpes de estado porque creemos que son
    perjudiciales - auto-perjudiciales, y perjudiciales para el
    hemisferio..."
    El tratado para prohibir las pruebas nucleares se firmó el 7 de octubre de 1963. El 12 de octubre indicó:

    "Eso siempre es verdad, los primeros viajes son los más difíciles y
    requieren perseverancia y carácter. Y creo que es una buena lección para
    todos nosotros a medida que intentamos nuevas cosas. Los primeros
    viajes, como todos sabemos, son los más difíciles, sea para ir al
    espacio, al fondo del océano, construir un país mejor aquí, construir un
    país más próspero. El primer viaje a través de nuestra historia siempre
    ha sido el más difícil..."
    El 18 de octubre, dijo a un grupo de visitantes de New Haven:

    "New Haven es una ciudad típica que enfrenta complejos problemas. La
    nuestra es una era de gran movimiento. Cada año miles de familias se
    mudan desde áreas rurales hacia las ciudades. Vienen en busca de mejores
    vidas, pero a menudo solo encuentran nuevas e inesperadas barreras.
    Estas personas se encuentran en extraños alrededores. Muchos tienen el
    problema agregado de la discriminación racial. Muchos de los hogares
    disponibles para ellos son muy pobres. Muchos llegan sin preparación,
    buscando trabajos, en un momento en que la tecnología moderna hace
    esencial el entrenamiento especializado para trabajar. Sus hijos
    ingresan a escuelas superpobladas, y por lo general creen que sus
    estudios tienen poca relación con las realidades de sus vidas. Muchos de
    ellos abandonan la escuela, solo para formar parte de la creciente
    armada de jóvenes desempleados. Las instalaciones de salud y
    recreacionales para estos jóvenes son inadecuadas, y están rodeadas de
    crimen, analfabetismo, ilegitimidad, y desesperación humana. Sin
    encontrar trabajo y con poca esperanza, muchos de ellos se vuelven
    jóvenes criminales para conseguir bienes materiales que creen que la
    sociedad les ha negado. Otros desarrollan adicciones al alcohol y
    consumen narcóticos. Y pronto el ciclo se repite a si mismo, mientras
    esta generación desposeída da a luz a niños apenas mejor equipados que
    sus padres para lidiar con la vida urbana..."
    Ese mismo día les recordó a sus oyentes un poema de Edna St. Vincent Millay:

    Seguras sobre la sólida roca las feas casas se mantienen en pie.


    Vengan a ver mi reluciente palacio. Está construido sobre la arena.
    El 24 de octubre, se comprometió con el problema de los niños con retrasos. Le quedaba menos de un mes...


    El 26 de octubre, en el Amherst College, honró al poeta Robert Frost:

    "Con privilegio va la responsabilidad. Robert Frost dijo:

    Los caminos se bifurcaron en un bosque, y yo

    Tomé el menos transitado,

    Y eso hizo toda la diferencia.
    "En América, nuestros héroes han sido presentados, por costumbre,
    como hombres de grandes logros. Pero hoy, este colegio y país honra a un
    hombre cuya contribución no fue para nuestra talla sino para nuestro
    espíritu, no para nuestras creencias políticas sino para nuestra
    comprensión, no para nuestra autoestima, sino para nuestra
    auto-comprensión. Al honrar a Robert Frost, podemos honrar a nuestras
    más profundas fuentes de fortaleza nacional. Esa fortaleza adopta muchas
    formas, y las formas más obvias no siempre son las más significativas.
    Los hombres que crean el poder realizan una contribución indispensable a
    la grandeza de la nación, pero los hombres que cuestionan al poder
    hacen una contribución igualmente indispensable, especialmente cuando el
    cuestionamiento es desinteresado, ya que determinan si utilizamos el
    poder o si el poder nos utiliza a nosotros... Cuando el poder estrecha
    las áreas de preocupación del hombre, la poesía le recuerda la riqueza y
    diversidad de su existencia. Cuando el poder corrompe, la poesía
    purifica...


    "Veo mucho menos importante el futuro de nuestro país y civilización
    que el total reconocimiento del lugar del artista. Si el arte es nutrir
    las raíces de nuestra cultura, la sociedad debe dejar libre al artista
    para que siga su visión a donde lo lleve. Nunca debemos olvidar que el
    arte no es una forma de propaganda; es una forma de verdad... Robert
    Frost era habitualmente escéptico sobre los proyectos de mejora para los
    seres humanos, aunque no creo que tomara con desdén esta esperanza
    (americana y mundial). Así escribió durante los inciertos días de la
    Segunda Guerra:

    Toma a toda la naturaleza humana junta desde el comienzo del tiempo

    Y debe haber un poco más en favor del hombre,

    Digamos una fracción del uno por ciento al menos...

    Nuestro número en el planeta no hubiera crecido de esta forma...

    El 30 de octubre, habló en Philadelphia:

    "...repetiré las palabras con las que resumí mi punto de vista sobre
    América tres años atrás: 'Creo en una América que está en marcha, una
    América respetada por todas las naciones, amigos y enemigos por igual,
    una América que se mueve, haciendo, trabajando, intentando, una América
    fuerte en un mundo de paz'. Esa era mi creencia en aquel entonces y lo
    es ahora...

    "Con las palabras que finalizaron un discurso histórico a nuestro
    partido por el gran Americano Claude Bowers, hace unos 35 años, en la
    campaña del 28:


    Ahora llegó el momento de la acción.

    Limpia todos los pensamientos de facciones

    De vacilante vergüenza, ningún hombre contiene mentiras.

    Déjenle contestar en su nombre.

    Llamen a actuar.

    Al día siguiente, el presidente Kennedy firmó un proyecto para la
    construcción de instalaciones para personas con retraso mental y centros
    comunitarios de salud mental.


    Diem y Nhu fue asesinado el 1ro de noviembre de 1963, Kennedy fue
    acusado de ordenarlo o de permitirlo. Sin embargo, resulta dudoso
    considerando el hecho que, él mismo, era objetivo de un complot de
    asesinato por parte de las mismas fuerzas.


    El 5 de noviembre era el Día de Acción de Gracias, y marcó el día 1019 de Kennedy en su cargo.

    "De la misma forma que nuestro poder ha aumentado, también aumentó el
    peligro. Hoy damos las gracias, en su mayoría, por los ideales de honor y
    fe que heredamos de nuestros ancestros - por la decencia del
    propósito, firmeza de la resolución y la fuerza de la voluntad, por el
    coraje y la humildad, que tenían y que nosotros debemos perseguir cada
    día. Mientras expresamos nuestra gratitud, nunca debemos olvidar que la
    más grande apreciación no es pronunciar palabras sino vivir por ellas.
    Por lo tanto permítannos proclamar nuestra gratitud a Providence -
    déjennos agradecer humildemente por los ideales heredados - y déjennos
    compartir esas bendiciones y esos ideales con nuestros pares humanos
    alrededor del mundo... En ese día juntémonos en santuarios dedicados a
    la adoración y en hogares bendecidos por el afecto familiar para
    expresar nuestra gratitud por los gloriosos dones de Dios; y déjennos
    honestamente y humildemente orar para que continúe guiando y ayudando
    en las grandes e inconclusas tareas de alcanzar la paz, la justicia y
    comprensión entre todos los hombres y naciones y para terminar con la
    miseria y sufrimiento donde quiera que exista
    ..."
    El 8 de noviembre, en su día 1022, declaró:

    "La familia del Hombre supera los 3 mil millones. Vive en más de 100
    naciones. La mayoría de sus miembros no son blancos. La mayoría no son
    cristianos. La mayoría no saben nada de libre empresa o de procesos
    judiciales o del voto. Si nuestra sociedad tiene que promover la Familia
    del Hombre, debemos tener en cuenta la magnitud de nuestra tarea. Este
    es un serio trabajo. Ya que a la Familia del Hombre en el mundo de hoy
    en día no le está yendo muy bien...


    "Incluso las pequeñas guerras son peligrosas en este mundo
    nuclear...Solo el conflicto de Corea, olvidando por un momento los miles
    de Americanos que perdieron sus vidas, cuesta cuatro veces nuestro
    presupuesto anual total a nivel mundial para el año actual...


    "No quiero que se diga de nosotros lo que T. S. Eliot dijo de otros
    hace unos años: 'Esta era gente decente. Sus únicos monumentos: la calle
    de asfalto y mil pelotas de golf perdidas...'


    "La lucha de ninguna manera ha terminado. Es fundamental que no solo
    mantengamos nuestro esfuerzo, sino que perseveremos; que no solo
    resistamos, según palabras del Sr. Faulkner, sino también que
    predominemos. Resumiendo, es esencial, que las palabras vayan más allá
    de los EEUU hacia todos aquellos preocupados sobre el futuro de la
    Familia del Hombre que no estamos cansados en hacer bien las cosas. Y
    deberemos, tengo confianza, si mantenemos la paz, cosechar la clase de
    mundo que merecemos y merecer la clase de mundo que todavía tenemos".
    En los días siguientes dio la bienvenida a miembros del regimiento Black
    Watch, se reunió por última vez con miembros de la prensa, se encargó
    nuevamente de los problemas de los niños y de los ancianos, y contó esta
    historia a los delegados de la Convención de la AFL-CIO:

    "El jefe Lyautey, el gran jefe francés, salió a buscar a su
    jardinero y le pidió que plantara un árbol. El jardinero dijo, '¿Por qué
    plantarlo? No florecerá en los próximos 100 años'. 'En ese caso', dijo
    el jefe, 'plántalo esta tarde'".
    Ahora, continuemos examinando estas fuerzas que se estaban organizando
    para destruir a John Kennedy y de qué manera se veían en la Ciudad
    Global. Creo que el lector estará de acuerdo que esas cosas que John y
    Bobby Kennedy buscaban cambiar, el elemento criminal en nuestra
    sociedad, solo se ha expandido al punto que no hay forma de escapar al
    destino que le espera a América. Y ya que fue una alianza de los Grandes
    Negocios, Intereses Políticos, y el Crimen Organizado que conspiró para
    asesinar a ambos hermanos Kennedy, sería razonable suponer que esos son
    los elementos que han manejado este país desde que la familia Bush es
    parte de este consorcio. Cualquiera con ojos abiertos puede ver hacia
    donde se dirige todo esto. Y para aquellos que ensoñadamente creen que
    un cambio en un partido va a ser las cosas diferentes, piensen
    nuevamente. Tengan en mente que lo siguiente se escribió en 1968.


    De Farewell America:


    "Es como Chicago en los días de Al Capone", declaró John Irwin,
    asistente primero de la Fiscalía de Middlesex County, Massachusetts, en
    1967, denotando que en los últimos seis años habían sucedido 45
    asesinatos mafiosos solo en el área de Boston. Escribiendo para el
    Saturday Evening Post, (1) Bill Davidson agregó, "En un nivel superior,
    la Mafia de New England posee contactos entre un grupo de pilares
    millonarios de la comunidad", y Charles Rogovin, jefe de la Sección de
    Crimen Organizado de la Fiscalía General de Massachusetts, señaló,
    "Desde que llegué aquí proveniente de la Comisión de Crimen del
    presidente Johnson, siento como si hubiese estado mirando viejas
    películas de mafiosos. Las otras familias de la Mafia se han vueltos más
    sutiles en sus asesinatos. Sus víctimas desaparecen. Pero aquí las
    balean abiertamente en la calle a plena luz del día".


    A pesar de estas declaraciones, Massachusetts no está entre los primeros
    estados criminales, tampoco Boston ni Worcester ni Springfield figuran
    entre las mayores ciudades en la industria del crimen, la industria
    principal de EEUU. La vigorosa acción adoptada por el Departamento de
    Justicia y el FBI contra la Mafia de New England en los dos últimos años
    fue inspirada más por política que por consideraciones técnicas. El
    Imperio del Crimen permanece intacto. El presupuesto anual del gobierno
    privado del crimen organizado fue estimado en $60 billones en 1960, más
    que el presupuesto del Departamento de Defensa ($47.5 billones). (2)


    El crimen organizado nunca podría haber sobrevivido y desarrollado a
    gran escala sin la "protección de las agencias legales". (3) Cara a cara
    con el crimen organizado, o lado a lado, se erige una fuerza policial
    que por lo general ignora su existencia, y a veces la apoya. El 15 de
    junio de 1961, el fiscal general Robert Kennedy declaró, "El problema
    del crimen organizado no será resuelto mientras la actitud del pueblo
    americano continúe como es - aceptación del crimen y de la
    corrupción", y mientras los americanos solo se interesen en "conseguir
    una TV más grande, un auto más grande, y ganar unos dólares extras".


    La carrera de Robert Kennedy comenzó en 1951 como abogado de la división
    criminal del Departamento de Justicia. En 1953, pasó a ser uno de los
    cinco asistentes de Roy Cohn, jefe del consejo legal para el Senador
    McCarthy, jefe del Subcomité de Investigaciones del Comité del Senado
    sobre Operaciones del Gobierno. Tomó el lugar del trabajo de Cohn cuando
    el Senador McClellan (4) reemplazó a McCarthy en 1954. En 1957, con un
    equipo de 65 personas, fue designado jefe de abogados del Comité Rackets
    del Senado, también presidido por el Senador McClellan. Allí, encontró
    hombres como Antonio Corallo, que había sido empleado por un jefe de
    fábrica simplemente para seguir de cerca de los trabajadores; dudosos
    consultores de negocios como George Fitzgerald y Eddie Cheyfitz; (5)
    industrias como Kohler, Inc., un fabricante de accesorios de tuberías de
    Sheboygan, Wisconsin, que en 1897 recortó el sueldo de sus empleados en
    un 50% y les regalo una bañera a cada uno, y prosiguió con las mismas
    políticas en 1958. Expuso la corrupción de los sindicatos -
    principalmente en los sindicatos de Bakers y Confectioners, pero también
    en el sindicato de mecánicos, de carpinteros, de empleados hoteleros,
    de trabajadores del correo de NY, de trabajadores textiles, e incluso de
    sindicatos de recolectores de basura. Se volvió experto en negocios
    sucios laborales. En noviembre de 1957, recibió el primer premio anual
    como "Mejor Investigador del Año" de parte de la Sociedad de
    Investigadores Profesionales.


    Cuando se convirtió en Fiscal General, Robert Kennedy ya tenía una buena
    idea de la importancia del crimen organizado en EEUU. Los reyes del
    crimen, algunos de ellos sobrevivientes de los tiempos de Chicago, otros
    más recientes, habían abandonado las pandillas por las grandes
    ciudades. Solo la industria del juego sostenía a 50.000 potentados,
    emplearon los servicios de 400.000 corredores de apuestas, y arruinaron a
    un millón de familias por año. El juego se había vuelo tan grande que
    era capaz de perturbar la economía nacional. También había prostitución,
    tráfico de narcóticos y pornografía comercial, por no mencionar robos y
    asesinatos. La industria del vicio, que ya había contaminado a los
    sindicatos, también estaba activa entre la juventud del país. En la
    década entre 1950 y 1960, los crímenes se duplicaron y la delincuencia
    juvenil se triplicó, aunque la población aumentó solo 18%. (6)


    La guerra contra el crimen le costaba a EEUU $22 billones por año, o
    $120 por ciudadano. "El crimen paga si está bien organizado. Los
    gángsters americanos se volvieron especialistas", indicó C. Wright
    Mills. Un experto en el tema, Donald R. Cressey, (7) escribió: "La
    situación es más peligrosa que la situación de los 1920's y 1930's
    cuando los monopolios controlaban a criminales organizados eran
    principalmente monopolios solo dedicados a la distribución de bienes y
    servicios ilegales. El verdadero peligro es que esta tendencia llegará
    al punto en que los que manejan los sindicatos ganarán tal grado de
    control que llevarán a la ruina a quienes apoyan la libre empresa y la
    democracia y luego nos obligarán a pagar tributos en forma de libertades
    tradicionales. Los gobernantes de los sindicatos están entre los
    monopolizadores más activos de la economía americana". Y Cressey
    continuó, "Estamos de acuerdo con el Senador Kennedy quien...se
    convenció que si no atacamos a los criminales organizados a una escala
    nacional con armas y técnicas efectivas como las de ellos, nos
    destruirán". Escribió esto en 1967, cuando el crimen organizado, más
    próspero que nunca, todavía estaba en control del imperio que Robert
    Kennedy había intentado derrotar cinco años antes.


    En 1951, la Comisión Kefauver había concluido que el crimen organizado,
    al que se refería como Mafia, estaba controlada por
    Costello-Adonis-Lansky (El Sindicato de New York) y
    Accardo-Guzik-Fischetti (El Sindicato de Chicago). Pero entre 1951 y
    1961, la Comisión Kegauver descubrió que era difícil obtener información
    confiable sobre la naturaleza de la Mafia y de la cobertura de sus
    actividades. En 1957, se reveló que 58 cabecillas se habían encontrado
    en la Conferencia Appalachin en el Estado de Nueva York, pero en 1960 el
    gobierno federal y el Departamento de Justicia tenían poca información
    acerca de lo que se había tratado en esa reunión, y muchos de los
    participantes eran desconocidos para ellos. (Cool


    Cuando Robert Kennedy fue asignado como Fiscal General, la Sección de
    Crímenes y Fraudes del Departamento de Justicia tenía solo 17 empleados.
    Trabajaban individualmente, sin ilusiones, y no recibían información
    detallada sobre el crimen internacional y organizado. Para 1963, su
    número había crecido a 60, y eran capaces de obtener información que
    estaba disponible para la prensa y el público, pero que nunca había
    llamado su atención. Robert Kennedy abrió oficinas federales de
    investigación en seis grandes ciudades fuera de Washington. Estas
    oficinas se encargaban de recopilar información de 1.100 negocios
    sucios. En 1961 y 1962, el Congreso aprobó siete leyes anti-crimen
    autorizadas por el Fiscal General, la legislación anti-criminal votada
    más importante desde 1954. El primer resultado fue el desmantelamiento
    del sistema de apuesta telegráfica nacional. En noviembre de 1962, un
    establecimiento de apuestas y prostitución en Detroit que producía
    ganancias por $20 millones por año fue redado y clausurado. En 1963, las
    organizaciones de apuestas ilegales fueron obligadas a cesar sus
    actividades en muchas diferentes partes del país. En los primeros 6
    meses de 1963, 171 casas de apuestas fueron acusadas, contra las 24 de
    1960. (9)


    En octubre de 1963, Robert Kennedy persuadió a Joseph Valachi, miembro
    del sindicato del crimen que había solicitado protección al gobierno en
    1962 y que había sido encarcelado en aquel momento por asesinato en
    segundo grado, para declarar. El Fiscal General reveló que el sindicato
    del crimen, conocido por sus miembros como la Cosa Nostra, era dirigida
    por un gabinete de entre 9 y 12 miembros cuyos nombres le eran
    conocidos, y por los cuales varios representantes de varias ciudades
    eran responsables. El 19 de octubre de 1963, declaró al New York Times
    que estos negocios sucios solo eran capaces de funcionar comprando la
    protección de aquellos que contaban con la confianza depositada por las
    comunidades. Denunció la contratación de asesinos y de la pared de
    silencio que los rodeaba.


    Joseph Valachi fue el primer miembro de la Cosa Nostra en revelar las
    actividades de esta organización "cruel y calculadora". Desde 1960, hubo
    37 asesinatos entre mafiosos solo en la ciudad de Chicago, y 70 bombas
    detonadas en la región de Youngstown, Ohio. Kennedy nombró a los
    principales cabecillas de la organización y declaró que estaba decidido a
    dejarlos fuera de acción o en prisión. Felicitó a los departamentos de
    policía de Los Ángeles y de Nueva York por su cooperación, pero también
    citó el ejemplo de Newport, Kentucky, el tipo de comunidad Americana en
    la que el crimen y la corrupción prevalecía con el consentimiento del
    alcalde, varios miembros del consejo de la ciudad y la fuerza policial.
    (10) Agregó que había varios Newports a lo largo del país, que el crimen
    organizado se había vuelto particularmente sutil, que poseía lo mejor
    de las técnicas de comunicación, y que contaban con tremendos recursos a
    su disposición para evitar a la ley. Utilizaba la extorsión no solo
    como fuente de ingresos, sino también para tomar control de los
    negocios. Había infiltrado la industria textil, pistas de bolos, y
    licorerías, compañías de rockolas, máquinas expendedoras y el negocio de
    la construcción. Estos negocios turbios eran usualmente manejados por
    teléfono, y desde fuera del estado.


    El Fiscal General declaró que pediría al Congreso que vote nuevas leyes
    autorizando el uso de dispositivos de escucha y garantizando la
    inmunidad de los testigos. "Combatir el crimen organizado es como armar
    un rompecabezas", dijo. Enfatizó que el crimen organizado afectaba a
    toda la comunidad, que era la preocupación de todo ciudadano. "Ese es un
    viejo dicho", concluyó, "que toda sociedad obtiene el tipo de criminal
    que se merece. Es igualmente verdadero que cada comunidad obtiene la
    clase de ley aplicada sobre la que insiste".


    El Comité McClellan decidió que el término "Confederación Americana"
    representaba la mejor definición de la Cosa Nostra, que podía
    considerarse como una especie de gobierno privado, y no solo como un
    cártel económico. La Confederación del Crimen tiene su propio Código
    Ético. Se espera que cada miembro:

    - Sea leal a los miembros de la organización.

    - Sea racional. Que sea un miembro del equipo.

    - Sea un hombre de honor. Que respete a las mujeres y a los ancianos.

    - Sea una persona dispuesta. Que mantenga sus ojos y oídos y boca cerrada.

    - Que tenga clase. Que sea independiente. Que conozca su lugar en el mundo.



    http://es.sott.net/article/1410-John-F-Kennedy-J-Edgar-Hoover-el-crimen-organizado-y-la-ciudad-global


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    FranciscoBU
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 21269
    Fecha de inscripción : 25/09/2010
    Edad : 40
    Localización : San Pedro Sula, Honduras, C.A.
    Empleo /Ocio : Vacante
    Humor : Positivo

    Re: JFK: Los desechos de la historia

    Mensaje por FranciscoBU el Miér Ene 16, 2013 8:29 pm

    La Confederación está fundada sobre los siguientes principios:

    1) El crimen organizado es un negocio que busca toda oportunidad de
    corromper o de influenciar a cualquiera en el gobierno que pueda o
    pudiera en el futuro hacer favores para el crimen organizado.


    2) El aislamiento sirve para separar a los líderes de la confederación de las actividades ilegales que dirigen.


    3) Los miembros están sujetos a una disciplina de naturaleza cuasi-militar.


    4) Las relaciones públicas de la organización son de gran importancia.


    5) La estructura de la organización debe ser tal que no sea evidente y que pueda ser atacada como organización.


    6) La especialización del trabajo es esencial. La organización
    cuenta entre sus miembros a corruptores, corruptos, ejecutantes,
    aquellos que mueven dinero, y hombres rasos, que representan en más bajo
    escalafón de la confederación. Los corruptores son igualmente
    esenciales que los negociadores lo son para un sindicato. Los que mueven
    el dinero tiene asistencia de otros especialistas, que invierten los
    fondos de la organización en empresas legales. Los hombres rasos llevan a
    cabo las órdenes que son pasadas de arriba hacia abajo en la jerarquía.
    La organización también posee sus propios "contadores", y "abogados".
    El trabajo de la confederación es facilitado en gran medida por la
    estructura de la policía. Existen 420.000 oficiales de policía en EEUU
    trabajando para 40.000 estaciones, 50 de las cuales son federales, 200
    adjuntas de la policía del estado, y 39.750 bajo control de la policía
    local.


    El informe de la Fuerza de Tareas titulado "La Policía", publicado en
    1967 por el Departamento de Justicia, señala que en varias ciudades de
    EEUU una gran proporción de oficiales de policía están
    involucrados en varias formas de actividades criminales o inmorales, y
    que unos pocos policías deshonestos pueden esparcir la corrupción en la
    fuerza
    . Ese fue el caso en Denver, donde se descubrió en 1961
    que un pequeño grupo de policías habían implicado a decenas de otros
    oficiales en actividades criminales a lo largo de la ciudad. La mayoría
    de aquellos involucrados no eran, de hecho, cómplices activos, pero su
    deber y normas les requerían que informasen cualquier acción sospechosa,
    y les prohibió formar parte de toda actividad ilegal. (11) El informe
    señala que los jefes de policía corruptos podían generar un peligroso
    ejemplo a los oficiales más jóvenes. "En consecuencia la corrupción se
    convierte en un elemento de promoción, y la existencia de esta
    corrupción en el nivel más elevado de autoridad podría influenciar a
    todos los miembros de la policía".


    En el capítulo 7, "La integridad de la policía", el informe recuerda que
    el Alcalde y Sheriff de Phoenix City, Alabama, fue obligado a renunciar
    en 1955, pero esa corrupción política aliada con el crimen organizado y
    el vicio continuaron expandiéndose hacia otras ciudades del estado. El
    Departamento de Justicia descubrió en 1961 que el líder del sindicato
    del juego en Syracuse, New York, había vivido en la ciudad durante 25
    años y nunca había sido molestado por la policía local.


    La policía estatal no es más confiable que la policía local. El
    gobernador Claude Kirk de Florida prefería contratar a una agencia de
    detectives privados para investigar el crimen y la corrupción en su
    estado. La policía local en ciertos estados, California por ejemplo, es
    en apariencia honesta, pero en otros estados, como Texas, es
    sistemáticamente corrupto.


    Muchos departamentos de policía rechazan reconocer la existencia del
    crimen organizado y solo se preocupan con locales y aisladas ofensas
    criminales. Esta actitud posee el efecto de garantizar la inmunidad de
    los sindicatos criminales. Otros departamentos de policía incluso
    cooperan con la confederación intercambiando información con sus
    representantes locales.


    Existen diferencias sustanciales en la calidad del personal de policía
    en EEUU. Un trabajador White-collar gana un promedio de $7,124 al año.
    El salario promedio de un policía es solo $5,321. (12) En Seattle, un
    policía gana $375 al mes menos que un instalador de cable. En Nashville,
    un electricista gana $3.22 la hora, un policía solo $2.55. La
    disparidad es incluso mayor en los escalafones más elevados. Los
    salarios ofrecidos a los graduados de la policía son raramente
    competitivos con aquellos ofrecidos por la industria privada. El salario
    de un jefe de policía municipal varía entre $7,054 y $17,600 al año (en
    ciudades con una población mayor a 500.000). Solo ocho de 38 ciudades
    con una población de entre 300.000 y un millón pagan a sus jefes de
    policía más de $11.000 al año. En solo nueve de estas ciudades un
    sargento gana más de $9.600. En otras ciudades con más de un millón de
    habitantes, como Dallas, los salarios de los oficiales de policía son
    incluso más bajos que el promedio. Tampoco hay mucho espacio para los
    ascensos en la jerarquía policial. El sueldo más elevado de un policía
    de patrulla de San Francisco es de solo $600 al año más que el mínimo
    que recibió cuando ingresó a la fuerza.


    La
    excesiva descentralización de la policía, la disolución de sus responsabilidades
    y la diversidad de sus esfuerzos también originaron numerosos problemas
    respecto a los arrestos criminales. (13) Los líderes de la Confederación del
    Crimen están "representados, de una forma u otra, en cuerpos legislativos,
    judiciales y ejecutivos por todo el país". (14) El Jefe William H. Parker
    de la policía de Los Ángeles agregó, "A pesar del liderazgo más instruido
    y agresivo, el cumplimiento de la ley no puede sobrepasar el nivel establecido
    por el electorado".

    Existen tres variedades de corrupción oficial: omisión culposa (falla al
    realizar sus obligaciones); mala conducta (el encargo de algún acto ilegal); y
    negligencia profesional (la acción inapropiada de algún acto).

    ¿Dónde ingresa el FBI en este paraíso del crimen? J. Edgar Hoover (15) controla
    la única organización policial existente a un nivel nacional. En los 38 años
    que ha ocupado esta posición, ha conocido a siete presidentes y a 13 Fiscales
    Generales. (16) Hasta el 31 de agosto de 1962, el Bureau de Investigaciones Federales
    (FBI) empleaba a 14.217 personas, incluyendo a más de 6.000 agentes federales.
    El Congreso siempre ha garantizado los pedidos de presupuestos de Hoover. J,
    Edgar Hoover se ha convertido en algo parecido a un monumento nacional. Nadie
    se atreve a contradecir del "Director", ni sospechar de él.

    El FBI tiene dos funciones principales: investiga violaciones de la ley
    federal, y presenta sus conclusiones al Fiscal General y a los Jueces
    federales. Se encarga de la investigación, no de aplicación de la ley. Todos
    los denominados crímenes "federales" caen dentro de su jurisdicción,
    pero la lista de ellos, aunque cubre unas 165 asignaturas, es limitada. El FBI
    no tiene jurisdicción sobre las violaciones de impuestos, narcóticos, aduana,
    correos, o la protección del presidente. Por otra parte, toma partido en
    secuestros, robos bancarios, autos robados que han atravesado fronteras
    estatales, y otras infracciones interestatales de la ley. Teóricamente, el
    crimen organizado no entra en su jurisdicción, ya que se trata de apuestas,
    fraudes, negocios sucios, y otros crímenes que constituyen violaciones de
    estado más que de la ley federal, pero la altamente desarrollada inteligencia
    de las fuentes del FBI se mantiene informada sobre la Confederación del Crimen
    y sus actividades. (17)

    El Fiscal General Robert Kennedy ordenó al FBI que investigara las actividades
    interestatales de la confederación, pero esta asignación irritó al Sr. Hoover,
    quien, sin embargo, fue instruido por el presidente Kennedy para diferir con los
    deseos del Fiscal General y que informe directamente a él. (18) Cuando, en
    1962, Robert Kennedy ordenó al FBI que investigara a las empresas del acero,
    Hoover aceptó con reticencia, y existe cierta indicación de que la orden fue
    llevada a cabo con "negligencia profesional". (19)

    Al Fiscal General le hubiese gustado crear una Comisión Nacional del Crimen
    para reunir y coordinar toda la información disponible sobre la confederación,
    sus actividades, y los movimientos de sus miembros, pero J. Edgar Hoover no
    quería competencia, y él tenía sus propias ideas acerca de cómo una ley federal
    - agencia legal debería funcionar.

    El FBI posee 55 oficinas principales y 500 oficinas de diversas ramas a lo
    largo del país, pero prefiere no trabajar con el estado y la policía local a
    menos que sean consideradas "honorables" (lo cual limita las
    posibilidades de cooperación). Además, "honorable" en este caso tiene
    un significado muy especial.

    El Sr. Hoover, un presbiteriano puritano y un soltero activo en el movimiento Boy
    Scout (es miembro honorario de su Consejo Nacional) ha declarado en repetidas
    ocasiones, "me opongo a una fuerza policial nacional. Tengo un respeto
    total por la soberanía de los estados y de las autoridades locales, a quienes
    entregamos una considerable cantidad de información que los ayuda a resolver
    crímenes locales". Hoover cree que el FBI debería dedicarse, primero y
    principal, a su función original, la de proteger a la nación contra la
    subversión y la traición, tanto desde el interior como desde el exterior.

    En 1937, Franklin D. Roosevelt cargo al FBI con la vigilancia de los agentes y
    simpatizantes Nazis en EEUU. Cuando la guerra estalló en 1941, coordinó las
    medidas de seguridad interior contra espías y saboteadores y encontró su
    verdadera vocación. Cuando la segunda guerra mundial abrió paso a la guerra
    fría, el FBI volvió su atención hacia los comunistas. Hoover fue asignado con
    la tarea de "desenmascarar y desmantelar las actividades de espionaje
    soviéticas".

    El 19 de octubre de 1960, Hoover declaró, "Estamos en guerra con los
    comunistas". (20) Ciertos generales habían sido obligados a renunciar por
    similares declaraciones, pero incluso Kennedy dudó en reemplazar "al
    Director". Once días después del asesinato de Kennedy, el 3 de diciembre
    de 1963, Hoover reafirmó su credo. Un mes antes había declarado, "los
    asesores más cercanos del presidente Kennedy son comunistas o simpatizantes del
    comunismo". Repetidamente Hoover enfatizó el rol esencial del FBI en la
    lucha contra el comunismo y en la protección del "estilo de vida
    americano". Desde el surgimiento de Castro, el área del Caribe había
    cobrado una importancia especial para el FBI, que demostraba un repentino
    interés en los grupos de exiliados cubanos. Hoover consideraba que "es más
    importante prevenir o evitar el espionaje, el sabotaje, y otras actividades
    subversivas que perseguir a los individuos que se involucran en este tipo de
    actividad...". Semejante razonamiento puede producir consecuencias de gran
    alcance.

    Como autoproclamado juez de lo que era correcto para los EEUU, Hoover rechazó
    enviar agentes del FBI a Little Rock en 1957. A pesar de los requerimientos
    judiciales de Robert Kennedy, rechazó involucrar a sus agentes en hacer cumplir
    las leyes de derechos civiles. Era bien sabido que los agentes locales del FBI
    en varios estados sureños cooperaban con la fuerza de policía local
    discriminatoria. Cuando, el 15 de septiembre de 1963, una bomba explotó en una
    iglesia Bautista para negros en Birmingham, Alabama, matando a cuatro niños negros,
    el FBI supo quien era el culpable, pero falló en pasar la información
    oficialmente, y por lo tanto actuó como cómplice pasivo de la policía local.

    Robert Kennedy estaba al tanto del poder de Hoover desde que ingresó al
    Departamento de Justicia en 1953, pero lo necesitaba, y estaba obligado a
    posponer su retiro, aunque Hoover tenía 65 años. En agosto de 1962, incluso
    defendió al jefe del FBI contra los ataques de Wilbur H. Ferry, vicepresidente
    del Fondo para la República, declarando, "Dejemos eso a los expertos. El
    Sr. Hoover es mi experto". (21)

    Se ha escrito que Bob Kennedy era "demasiado sofisticado políticamente
    como para chocar abiertamente con el Director del FBI". El criticismo a
    Hoover o al FBI todavía es recordado por EEUU como algo cercano a la traición,
    y equivale a un suicidio político. Las fuentes de información de Hoover, y los
    archivos a su disposición, son de hecho más importantes que aquellos
    disponibles a organismos comparables de estados totalitarios, donde los líderes
    de los servicios de inteligencia tienen el poder de despedir al Jefe de
    Policía. (22) El FBI posee archivos de 200 millones de personas, solo 20% de
    las cuales nunca han sido arrestadas. Mantiene informes actualizados de todas
    las figuras políticas y de los negocios. Gran parte de los americanos tiene
    razones para temer al FBI, que posee información confidencial de las vidas y
    actividades de los más diversos y más insignificantes ciudadanos.

    Ante la fría cortesía del Fiscal General, el Sr. Hoover contestó en octubre de
    1962, frente a su audiencia favorita, la Legión Americana, que "los
    comunistas han infiltrado cada sector de nuestra sociedad". (23) ¿Por qué
    esta obsesión con el comunismo? Incluso desde su creación por parte de Theodore
    Roosevelt, el FBI ha estado en guerra con lo que llama "las fuerzas del
    mal". Con esto no se refieren tanto a la categoría de personas
    emprendedoras del mal, ni a ninguna clase particular de criminales de clase,
    sino a los liberales. Hoover mismo dijo, "el término liberalismo no debería
    tomarse a la ligera...". La obsesión con el comunismo produce el efecto de
    mantener al pueblo americano en estado de tensión. El FBI sabe perfectamente
    bien que tiene poco que temer de un partido comunista de solo 10.000 miembros,
    todos ellos bajo constante vigilancia del FBI, y que ha sido infiltrado por más
    de 1.000 informantes del FBI. El FBI está representado en el Comité Central del
    Partido Comunista Americano, y en cierto momento hasta designó a su jefe de
    seguridad. Se ha estimado que el FBI, a través de cuotas pagadas por sus
    agentes, es el más grande contribuyente al Partido Comunista
    en EEUU.





    La actitud de Hoover está basada más en moralidad que en
    política. Cuando US News y World Report le preguntaron, "Algunas personas
    dicen que el partido comunista no tiene posibilidad de representar un peligro
    para EEUU", él respondió, "enfáticamente, 'no'. Los miembros del
    partido comunista de EEUU son participantes activos de la criminal e
    internacional conspiración que es totalmente externa a nuestra forma de vida y
    completamente dedicada a esclavizar al mundo". Él estaba expresando el
    punto de vista, no del gobierno que supuestamente debía representar, sino de la
    facción anti-Kennedy. El extremismo de Hoover, su puritanismo y su competencia
    técnica tenía el objetivo de establecer, de una forma pasiva al menos, la
    eficiente maquinaria del FBI a su disposición.

    Con respecto a la calidad y eficiencia de sus empleados Hoover es
    perfeccionista. El FBI recluta hombres y mujeres altamente calificados cuya
    integridad es intachable. Cuidadosamente investigados antes de ser contratados,
    todos son bien pagados (24) y rigurosamente entrenados. Cada uno es
    especialista, y sus responsabilidades son estrechamente definidas y
    rigurosamente supervisadas. La autonomía de un hombre del FBI está
    estrictamente limitada, incluso en áreas técnicas. Cuando el principal objetivo
    es la seguridad o el secretismo, cada subordinado debe controlar todos los
    detalles de su área o actividad, y cada supervisor debe controlar a todos sus
    subordinados. El FBI fomenta que sus empleados se informen unos a otros no solo
    acerca de malas conductas profesionales, sino también por desviaciones de los
    estándares morales ejemplares a los cuales todo miembro debe adherir. (25) Los
    empleados del FBI están comprometidos por una multitud de reglas y
    regulaciones, algunas de las cuales tienen que ver con su forma de vestir. Si
    quieres quedarte del lado bueno del Director, aquel bien vestido debe ponerse
    un traje oscuro, camisa con gemelos franceses, y pañuelo en el bolsillo. (26)

    La jerarquía del FBI es observada cautelosamente. Los agentes del FBI están
    totalmente subordinados a sus superiores, y a través de ellos a su Director.
    Carlos Marcello, uno de los líderes de la Confederación del Crimen, fue
    arrestado en Nueva Orleans el 22 de septiembre de 1966 y acusado de golpear a
    un agente federal, Patrick J. Collins, Jr. Marcello, declaró que apenas podía
    reconocer que Collins fuera un agente del FBI, ya que estaba en camisa de
    mangas. (27) Semejante violación de las regulaciones del Bureau solo podía
    haber sido cometida con el conocimiento de la jerarquía. Incluso J. Edgar
    Hoover es capaz de hacer una excepción a las reglas si existe suficiente
    justificativo. Ha habido otros errores. Un crimen es una ofensa federal para el
    FBI solo cuando el Director lo considera. El FBI solo interviene en asuntos de
    policía local cuando no comparten los puntos de vista del Director con respecto
    a los "Comunistas" y "degenerados".

    Nos preguntamos si el honorable Sr. Hoover alguna vez usó los gemelos franceses
    que el Fiscal General en tiempos de Kennedy (otro hombre con ojo para los
    detalles) le regaló para Navidad; unos simples gemelos de oro con el Sello de
    la Justicia grabado.

    Notas

    1. 18 de noviembre, 1967.

    2. Solo el negocio de las apuestas genera $20 billones.

    3. Informe de la Comisión de Investigación de Massachusetts, 1957.

    4. Demócrata de Arkansas.

    5. George Fitzgerald representaba a James Hoffa. Eddie Cheyfitz era el abogado
    de Dave Beck. Numerosas empresas de consultoría de negocios suministran
    información no solo en cuestiones legales, sino también sobre problemas
    laborales, e incluso puede proveer a informantes si surge la necesidad.
    Compañías reconocidas a nivel nacional tales como Macy's, General Electric, y
    Republic Aircraft utilizan esas técnicas.

    6. Se ha estimado que 800,000 americanos han sido asesinados desde el cambio de
    siglo. Dos millones de armas de fuego fueron vendidas a ciudadanos privados de
    EEUU por año.

    7. El jefe de la sección de Criminología de la Asociación Sociológica Americana
    - Fuerza Especial de Crímenes - Administración de Justicia (Washington, 1967).

    8. Entre los participantes de esta conferencia, llevada a cabo en la casa de
    Joseph Bárbara, 19 estaban en el negocio textil, 7 tenían empresas de
    transporte, 9 de máquinas tragamonedas, y 17 de restaurantes. Once eran
    importadores de aceite de oliva y queso, 4 eran directores funerarios, y los
    otros estaban involucrados en venta de autos, empresas de carbón, y
    espectáculos. Uno era director de orquesta.

    En 1967 este consejo de Directores del crimen organizado (fundado en 1931 por
    Al Capone y Lucky Luciano) incluía a 4 oriundos de Nueva York, Vito Genevose,
    Carlo Gambino, Joe Colombo, y Joe Bonnano; Sam Giancana de Chicago; Joe Zerilli
    de Detroit; Steve Maggadino de Buffalo; y Angelo Bruno de Philadelphia.

    9. Kennedy declaró en enero de 1963, que tenía evidencia contra: Mickey Cohen
    en la Costa Oeste, Frankie Carbo de New York, Alfred Sica de Los Angeles,
    Buster Wortman de St. Louis, Kid Cann, que controló Minneapolis durante 30
    años, y Trigger Mike Coppola de Miami.

    Mickey Cohen, típico de esta clase de mafioso, había declarado ingresos por
    $1,200 en 1956 y $1,500 en 1957, ¡pero tenía un auto blindado de $25,000,
    pijamas de seda de $275,300, y 1,500 pares de medias!

    10. Como resultado de estas revelaciones, los votantes expulsaron al Sheriff
    del Condado, y el jefe de detectives de la policía local fue despedido.

    11. La sección 310.71 de las regulaciones policiales señala:

    "Miembros y empleados no deberán aceptar ningún regalo sea de forma
    directa o indirecta, gratuidad, préstamo, honorarios, u otro valor por
    cualquier tipo de actividad relacionada con la policía. Miembros y empleados no
    deberán aceptar ningún regalo, gratuidad, préstamo, honorarios, con la
    intención de influenciar directamente o indirectamente las acciones de dicho
    miembro o empleado o cualquier otro miembro o empleado de cualquier tipo de
    actividad policial. Ningún miembro o empleado del departamento recibirá regalos
    o gratuidad de otros miembros o empleados jerárquicamente inferiores sin el
    expreso permiso del Jefe de Policía".

    12. A menos que se indique, todas estas estadísticas son del año 1966. En
    general, la situación financiera de la policía era incluso menos favorable en
    1963.

    13. El promedio nacional de arrestos por crímenes es del 22% para robos y 59%
    para asesinatos, pero estos números deberían tomarse con pinzas, y excluyen la
    mayoría de los crímenes imputables a la Confederación del Crimen.

    14. Donald R. Cressey.

    15. Director del FBI desde 1924.

    16. Hoover habla de los "varios Fiscales Generales bajo los cuales
    trabajó".

    17. En 1967 Bill Davidson escribió, "Se han infiltrado tantos agentes del
    FBI en la Mafia que apenas se pueden distinguir los mafiosos de los
    informantes.

    18. Algo que probablemente no sucedía a Hoover desde 1928.

    19. Se dice que ha ordenado a agentes federales a que despierte a periodistas
    en medio de la noche para hacerles preguntas que bien podrían haber respondido
    a la mañana, un procedimiento que fue severamente criticado por el público.

    20. En 1968, la palabra "comunista" perdió gran parte de su impacto.
    El Tradicional Partido Comunista Americano se había convertido en un
    "burgués cliché revisionista", y los auténticos Marxistas habían
    cambiado su lealtad hacia el Partido Americano Comunista (Marxista-Leninista),
    un grupo separado de Stalinistas-Maoistas que dividían sus energías entre Watts
    y Harlem.

    21. Previamente había declarado que la asistencia de Hoover era "sin
    comparación."

    22. En la Unión Soviética, Beria fue eliminada de esta forma. En Francia, Roger
    Wybot, el director de la Oficina de Seguridad Territorial, que había mantenido
    su trabajo a través de 12 gobiernos sucesivos en la Cuarta República porque
    poseía archivos de numerosas figuras políticas, fue despedido cuando el General
    de Gaulle llegó al poder. El Sr. Wybot no tenía archivos del General.

    23. James Meredith, el "comunista negro" (como lo denominaba el FBI)
    había sido admitido en la Universidad de Missisipi en septiembre de1962, y la
    administración de Kennedy parecía no tener apuros para responder a la
    "amenaza cubana".

    24. Los agentes del FBI ganan desde $8,421 a $16,905 por año, sin incluir horas
    extras y bonificación. El sueldo del Director es de $30,000 al año.

    25. Thomas Henry Carter, oficinista y soltero del FBI, fue despedido en agosto
    de 1965 luego de haber sido denunciado por sus colegas del FBI por haber pasado
    una noche con una mujer.

    26. Los principios morales de Hoover son ley en el FBI.

    Un agente del FBI no sale de noche sin su mujer. No lee Playboy. No tiene
    granos. No bebe. No usa su cabello demasiado corto (se considera señal de
    inmadurez). Se lava las manos antes de ingresar en la oficina del Director (al
    Director no le gustan las manos sudorosas). No fuma frente al Director (al
    Director no le gusta el olor a tabaco). Se espera que lea el libro del
    Director, Maestros del Engaño, y el libro de Don Whitehead La Historia del FBI,
    y pasarlo a sus amigos.

    27. Marcello es uno de los hombres más ricos de Louisiana. Su fortuna ha sido
    calculada en $40 millones, y se los debe al manejo político y a la corrupción.
    Controla casinos en Jennings, Lafayette, Bossier City, West Baton Rouge, y
    Morgan City, Louisiana, el gobierno de Jefferson Parish (condado), donde ha
    ubicado su base de operaciones, la compañía discográfica Jefferson Music, que
    opera máquinas musicales y máquinas de monedas, y un sistema de apuestas. Es
    dueño de lugares de apuestas y casas de prostitución en Bossier City, en
    Shreveport, una compañía llamada Sightseeing Tours en Nueva Orleans, un club
    nocturno en Dallas, y otras. En 1963 estaba en contacto con ciertos políticos y
    petroleros en Texas y Louisiana.


    http://es.sott.net/article/1410-John-F-Kennedy-J-Edgar-Hoover-el-crimen-organizado-y-la-ciudad-global


    _________________
    Mail Administración selketka@hotmail.com

    Contenido patrocinado

    Re: JFK: Los desechos de la historia

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:44 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 11:44 am