PROYECTO HUMANO

Estimado Visitante , este es un foro de estudio y preparación para el Nuevo Proyecto Humano , el de aprender a Pensar .
Verás que hacemos un especial incapie en las enseñanzas provenientes del Librepensamiento , debido a la compleja interrelación entre la realidad y lo que verdaderamente percibimos . Y la capacidad de éste , en poder develar el funcionamiento de ambas .
" El Nuevo Paradigma es no seguir sosteniendo ideas heredadas por obligación , inculcadas mediante el miedo y por reiteración , debemos crear nuestro propio pensamiento e ideas dentro de una Libertad Humana y Espiritual "
Únete a nosotros y aprendamos todos juntos .
Los Administradores .

PROYECTO HUMANO


TRANSLATE

Últimos temas

» Earthquakes in the World - SEGUIMIENTO MUNDIAL DE SISMOS
Ayer a las 8:00 pm por Halfaro

»  Space Weather Forecasts - ESTUDIO DEL SOL Y LA #MAGNETOSFERA , #ASTRONOMÍA
Ayer a las 6:22 pm por Velociraptor

» Nibiru: El Planeta X, ¿culpable de las extinciones masivas en la Tierra?
Lun Dic 05, 2016 4:07 pm por Jansef

» ¿Una inminente Guerra Mundial?
Lun Dic 05, 2016 4:04 pm por Jansef

» Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, y el mundo se tambalea
Lun Dic 05, 2016 3:59 pm por Jansef

»  Abren la tumba de Cristo por primera vez en siglos
Lun Dic 05, 2016 3:47 pm por Jansef

» Internet podría colapsar este año
Dom Dic 04, 2016 5:34 pm por Jansef

» Nueva Agenda Universal 2030 y la Encíclica Papal "LAUDATO SÍ"
Dom Dic 04, 2016 5:24 pm por Jansef

» Todo apunta que el accidente del avión del Chapecoense se debió a la falta de combustible
Dom Dic 04, 2016 6:51 am por Velociraptor

» Fuerza Desconocida
Sáb Dic 03, 2016 8:23 pm por Jansef

» Un astrofísico desacredita el mito de la estrella de Belén
Sáb Dic 03, 2016 7:58 pm por Jansef

» Gran Colapso Económico es inevitable
Sáb Dic 03, 2016 7:44 pm por Jansef

» Profecías 2016
Jue Dic 01, 2016 5:46 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO DIARIO DE AVISTAMIENTOS DE OVNIS
Miér Nov 30, 2016 4:53 pm por Halfaro

» CONFLICTO EN SIRIA #2
Miér Nov 30, 2016 4:39 pm por Halfaro

» CRISIS DE REFUGIADOS EN EL MUNDO
Mar Nov 29, 2016 8:19 pm por Jansef

» Posible fin del bloqueo: EE.UU. y Cuba anuncian la reapertura de sus relaciones diplomáticas
Dom Nov 27, 2016 11:22 am por Jansef

» Fiesta en el Mundo Libe de Corazon
Sáb Nov 26, 2016 8:25 am por erwino

» Fiesta en el Mundo Libe de Corazon
Sáb Nov 26, 2016 8:23 am por erwino

» LEY MARCIAL, MEGADESASTRE y posible tercer mandato de OBAMA
Vie Nov 25, 2016 9:31 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO DE AURORAS BOREALES .
Jue Nov 24, 2016 11:02 pm por Halfaro

» SEGUIMIENTO MUNDIAL DE VOLCANES.
Jue Nov 24, 2016 10:09 am por Halfaro

» El sistema de refrigeración de la central nuclear Fukushima-2 se detiene tras el terremoto
Miér Nov 23, 2016 8:19 pm por Halfaro

» ALERTAS TERRORISTAS GLOBAL
Mar Nov 22, 2016 2:30 pm por Jansef

» Seguimiento de accidentes ferroviarios
Lun Nov 21, 2016 8:36 am por Halfaro

» Un viaje a las maravillas del Cosmos
Sáb Nov 19, 2016 10:19 am por Jansef

» "La física cuántica demuestra que hay vida después de la muerte"
Sáb Nov 19, 2016 9:30 am por Jansef

» Los medicamentos más recientes para la diabetes están muy cuestionados
Jue Nov 17, 2016 8:29 am por Halfaro

» LA REVOLUCIÓN DEL KIRI, EL ÁRBOL QUE PUEDE SALVAR AL MUNDO
Jue Nov 17, 2016 8:12 am por Halfaro

» Esto es lo mejor que he podido escuchar en años: Putin y Trump se comprometen a mejorar las relaciones entre Rusia y EE.UU.
Lun Nov 14, 2016 7:12 pm por Velociraptor

» Elecciones Presidenciales EEUU: Clinton vs Trump
Sáb Nov 12, 2016 10:06 pm por Halfaro

»  URGENTE!!!! Estudio sobre la próxima #Glaciación# N°2
Sáb Nov 12, 2016 9:44 pm por Halfaro

» Ricardo Rosselló gana la gobernación de Puerto Rico
Sáb Nov 12, 2016 9:01 pm por Jansef

» INFORMES DEL CLIMA EN EL MUNDO
Vie Nov 11, 2016 1:22 pm por Halfaro

» Poderoso fenómeno cósmico amenaza al planeta el día de los comicios en EE.UU.
Mar Nov 08, 2016 8:56 am por Jansef

» Acuerdo de París sobre el Cambio Climático
Lun Nov 07, 2016 7:35 pm por Jansef

» Mas informaciones acerca de un eventual EMP, Evento de Pulso Electromagnético
Lun Nov 07, 2016 7:21 pm por Velociraptor

» Nace Asgardia, el primer Estado extraterrestre de la historia
Sáb Nov 05, 2016 3:37 pm por Electra11

» Gigantesca nube de gas se dirige a nuestra galaxia
Vie Nov 04, 2016 12:35 pm por Jansef

» FUERTE SISMO SE DEJA SENTIR EN CURICO # 6.5 RICHTER
Vie Nov 04, 2016 12:17 pm por CAPUL

» ¿Ha comenzado la "PURGA" en la vida real?
Mar Nov 01, 2016 6:49 pm por Jansef

» La Venida del Mesías a la Tierra se produciría el día 23 de diciembre del año 2016...
Sáb Oct 29, 2016 8:43 am por Jansef

» Tormenta solar a la vista: La Tierra debe prepararse para un golpe "inminente"
Sáb Oct 29, 2016 8:31 am por Jansef

» EEUU y la UE no están preparados para Trump de presidente
Jue Oct 27, 2016 7:11 pm por Jansef

» Misteriosos y Escalofriantes Sonidos se estan escuchando por todo el Mundo
Jue Oct 27, 2016 3:22 pm por Halfaro

» Seguimientos de plantas nucleares y contaminación nuclear. excepto Fukushima!!!
Jue Oct 27, 2016 2:06 pm por Halfaro

» GRAN MEDITACIÓN ARMÓNICA MUNDIAL PERMANENTE PARA MANDAR LUZ AL PLANETA
Miér Oct 26, 2016 3:09 pm por Halfaro

» Un correo electrónico a Podesta advierte del peligro de una extinción global dentro de 20 años
Mar Oct 25, 2016 8:59 pm por Jansef

» ¿Sobrevirirá el mundo una presidencia de Hillary Clinton?
Mar Oct 25, 2016 8:42 pm por Jansef

» ¿Cómo actuar si se produjese una “tormenta solar extrema”?
Lun Oct 24, 2016 4:02 pm por Jansef

» Asteroides del Juicio Final
Sáb Oct 22, 2016 10:36 pm por Jansef

» Oopart. Los 10 objetos fuera del tiempo más extraños
Sáb Oct 22, 2016 4:24 pm por Halfaro

» "El Vaticano sabe que hay extraterrestres y la guerra espacial es inminente"
Sáb Oct 22, 2016 8:39 am por Jansef

» Estados Unidos investiga un ciberataque a gran escala
Vie Oct 21, 2016 9:48 pm por Velociraptor

» La ESA confirma que el módulo Schiaparelli se estrelló contra Marte
Vie Oct 21, 2016 9:15 pm por Jansef

» ESPECIAL. LLEGADA DE JUNO A JÚPITER
Mar Oct 18, 2016 10:37 am por Halfaro

» Seguimiento de conflicto en Yemen
Lun Oct 17, 2016 1:54 pm por Halfaro

» Conflicto en Irak seguimiento
Lun Oct 17, 2016 1:13 pm por Halfaro

» El cambio climático se agrava
Sáb Oct 15, 2016 12:46 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO MUNDIAL DE "ATENTADOS".
Sáb Oct 15, 2016 9:20 am por Halfaro

» Destrucción y hambre en Haití .
Vie Oct 14, 2016 1:05 pm por Halfaro

»  Europa se prepara para un ataque cibernético a gran escala
Jue Oct 13, 2016 4:05 pm por Jansef

» Eventos sísmicos en Isla del #Hierro - #Canarias - 2011-2012-2013-2016
Miér Oct 12, 2016 3:00 pm por Halfaro

» El riesgo de un gran terremoto se dispara en California tras el hallazgo de una nueva falla
Miér Oct 12, 2016 2:54 pm por Halfaro

» Los DOGON, poseen INCREIBLES conocimientos Astronómicos. La CIENCIA incapaz de explicarlo!
Miér Oct 12, 2016 8:28 am por Halfaro

» #Huracán Matthew, golpea Haití con mas de 800 muertos# SEGUIMIENTO DE HURACANES,TIFONES, TORNADOS Y TORMENTAS -
Vie Oct 07, 2016 8:49 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO DE ANOMALIAS Y OBJETOS EXTRAÑOS CERCA DEL SOL.
Jue Oct 06, 2016 6:39 pm por Jansef

» ¿Obama Presidente de las Naciones Unidas 2017?
Jue Oct 06, 2016 6:32 pm por Jansef

» SEGUIMIENTO SÍSMICO DE LA FALLA DE SAN ANDRÉS .
Lun Oct 03, 2016 10:32 am por Halfaro

» ¡Al fin!: Un británico de 44 años, el primer ser humano curado del sida
Lun Oct 03, 2016 9:42 am por Halfaro

VISITANTES

Navegación

Amigos


    Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Comparte

    Jairo1992
    Moderador
    Moderador

    Masculino Mensajes : 7035
    Fecha de inscripción : 18/05/2011
    Edad : 23
    Localización : SAN JOSE COSTA RICA
    Empleo /Ocio : Estudiante

    Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Jairo1992 el Jue Abr 12, 2012 3:05 am






    CONSECUENCIAS DEL
    CAMBIO CLIMÁTICO
    EN LA SALUD DE LA
    POBLACIÓN MUNDIAL

    INTRODUCCIÓN

    Desde la segunda mitad del siglo XX se viene hablando del desarrollo de un
    posible cambio en el clima de nuestro planeta. El clima es una combinación de diversas
    4variables físicas como son la temperatura, la humedad, el viento, la presión atmosférica o
    las precipitaciones, entre otras. Variables que se van sucediendo a lo largo del tiempo en
    las distintas regiones del globo. Por tanto parece difícil valorar si un fenómeno variable
    por definición está efectivamente cambiando o no. Sin embargo también se sabe que el
    clima sigue unos patrones característicos según el lugar y el tiempo en función de
    numerosos elementos como la proximidad al mar, la latitud, la altitud y muchos otros. De
    este modo los climatólogos definen distintos climas según las diferentes regiones por lo
    que finalmente sí es posible afirmar que nuestro planeta tiene un clima determinado
    compuesto por un sinfín de subclimas regionales. Y gracias a la medida de miles de
    variables es posible determinar si el clima de una región o del planeta sigue su patrón
    habitual o experimenta alguna variación.
    Por otro lado se sabe que a lo largo de la dilatada historia de nuestro planeta el
    clima no ha sido siempre el mismo y que ha ido variando según las épocas en función de
    las concentraciones de los gases en la atmósfera o de la distinta intensidad de la radiación
    solar. En este sentido es importante recordar el fenómeno de las glaciaciones para
    demostrar que el clima de nuestro planeta no es algo inmutable sino que puede cambiar y,
    de hecho, cambia.
    Diversos estudios han ido demostrando que en las últimas décadas se está
    produciendo un progresivo aumento de la temperatura del planeta, el cual a su vez está
    ocasionando diversas alteraciones climáticas secundarias. Lo anómalo de la situación es
    que, según los expertos, dicho calentamiento está ocurriendo a una velocidad mucho
    mayor que la explicable únicamente por causas naturales. El origen de todo ello es el
    progresivo aumento de la concentración atmosférica de unos gases que originan un
    curioso fenómeno denominado "efecto invernadero" y que más tarde se explicará con
    detalle. Dichos gases son un resultado directo de la actividad humana ya que proceden de
    la combustión de diversas fuentes de energía como el petróleo, el gas o el carbón.
    Esta situación descrita puede acentuarse durante el siglo XXI debido a un mayor
    aumento de la concentración atmosférica de dichos gases, motivo por el que existe una
    creciente preocupación sobre las posibles consecuencias que dicho cambio climático
    puede tener para la población humana. Algunos investigadores comienzan a detectar
    importantes consecuencias sobre la salud de las personas, por lo que cada vez existen
    mayor número de publicaciones que tratan de estudiar y determinar estos efectos
    negativos y las previsiones a lo largo del siglo XXI.
    En este trabajo se pretende realizar una exposición del fenómeno del cambio
    climático, un exhaustivo análisis de sus consecuencias sanitarias en la población mundial
    5y una discusión sobre las conexiones sociales, económicas, geopolíticas, estratégicas y
    éticas de esta situación, proponiendo una serie de medidas de actuación para reducir las
    consecuencias en la medida de lo posible.
    Sin pretender salirse del rigor de los datos científicos, sin embargo es inevitable la
    realización de una valoración global de esta situación por lo que en diversos momentos se
    presentarán opiniones personales que en ningún modo intentan despertar polémicas
    inútiles. Sin duda uno de los objetivos planteados consiste en el análisis sistemático y
    global de toda esta problemática pero además subyace una profunda preocupación del
    autor, por lo que este trabajo trata de ser un apoyo para el debate razonado y para el
    progreso a lo largo del siglo XXI.

    EL CAMBIO CLIMÁTICO

    Desde la segunda mitad del siglo XX se ha observado que existe un peculiar
    fenómeno en virtud del cual se está elevando progresivamente la temperatura terrestre. El
    efecto más llamativo que se ha podido detectar ha sido un incremento de alrededor de
    0,7ºC de la temperatura media del planeta a lo largo del siglo XX. Según las predicciones
    dicha elevación será aún mayor a lo largo de este siglo XXI de modo que según diferentes
    modelos climatológicos se estima que durante el presente siglo la temperatura media
    7puede subir de 1,5ºC a 5,8ºC con importantes variaciones geográficas. Quizá no parezca
    demasiado a primera vista pero sí que lo es si tenemos en cuenta que se calcula que la
    temperatura media del planeta durante la última glaciación era de sólo 7ºC menos que la
    actual y los efectos fueron devastadores.
    La temperatura media de nuestro planeta es de alrededor de 15ºC y esto se debe
    fundamentalmente a la acción protectora de la atmósfera, ya que sin ella la temperatura
    media sería de -18ºC. Una parte importante de la radiación solar choca en el suelo y se
    refleja hacia el espacio, pero gracias a los diferentes gases que hay en la atmósfera una
    porción de esta radiación se "atrapa" y no se pierde al exterior. Debido a esto la
    temperatura terrestre se mantiene en unos niveles en los que la vida puede ser viable.
    Lo que está ocurriendo en las últimas décadas es que la concentración atmosférica
    de determinados gases está aumentando de manera muy marcada. Estos gases tienen una
    gran capacidad de retener la radiación solar que rebota del suelo, y consecuentemente lo
    que está sucediendo es que el efecto (en principio positivo) de los gases de la atmósfera
    para mantener una temperatura viable se está acentuando intensamente. Es el denominado
    "efecto invernadero", lo que conduce inevitablemente a un incremento térmico del
    planeta.
    ¿Por qué están aumentando ciertos gases en la atmósfera? Se ha observado que a
    lo largo de la segunda mitad del siglo XX se ha ido produciendo un progresivo
    incremento en la concentración de los denominados gases con efecto invernadero, los
    causantes de todo este fenómeno. Y estos gases son fundamentalmente el dióxido de
    carbono (CO2) y en menor medida el metano, el óxido nitroso y los gases halocarbonados.
    De este modo el nivel de CO2 ha subido desde las 280 partes por millón (ppm) habituales
    hasta superar actualmente las 370 ppm con un incremento anual de 1 a 3 ppm. Algo
    similar ocurre con el resto de estos gases. Y la siguiente pregunta es obvia: ¿De dónde
    vienen estos gases? Fundamentalmente proceden de la quema de combustibles fósiles
    (petróleo, gas, carbón) utilizados como las fuentes de energía universales indispensables
    para la industria, el transporte y el resto de las actividades económicas mundiales.
    Además estos gases provienen en menor medida de los incendios forestales o de los
    volcanes de nuestro planeta.
    Hasta este momento los niveles de CO2, el principal de estos gases, se podían
    mantener en cifras estables gracias a la acción compensadora de la fotosíntesis de los
    vegetales (que transforma este CO2 en oxígeno) y también a la acción del mar que
    atraparía parte de este gas. El problema ha surgido cuando la producción del CO2 es muy
    superior a la capacidad del planeta para reciclarlo y mantenerlo en márgenes estables. Ya
    8no existe duda en la comunidad científica internacional de que es la actividad humana
    mediante la quema de dichos combustibles la que causa el aumento progresivo de dichos
    gases y, por ende, de la temperatura global.
    El siguiente punto consiste en explicar que la elevación térmica no se traduce sólo
    en un aumento de las temperaturas en todo el globo sino que además desencadena otros
    efectos climáticos muy variados. El clima es un conjunto de variables interdependientes
    entre sí. Una variación en una de ellas induce consecuencias en el resto de modo que un
    incremento global de la temperatura ocasiona, a su vez, un aumento en la frecuencia y en
    la intensidad de algunos fenómenos climáticos extremos como sequías e inundaciones,
    exacerbación del fenómeno El Niño (fenómeno climático que ocurre en amplias zonas del
    planeta cada cierto número de años y que cursa con marcadas sequías o inundaciones en
    regiones específicas), olas de calor más largas y frecuentes y otras consecuencias diversas.
    Los efectos de todos estos procesos ya han ido apareciendo y desde hace años ya
    se ha demostrado un descenso de las capas del hielo polar y de numerosos glaciares de
    muchas cordilleras montañosas, una alteración en los ciclos biológicos de una gran
    variedad de seres vivos incluyendo especies animales, vegetales, algas, hongos y
    microorganismos, un aumento en la erosión del suelo, una elevación de varios centímetros
    del nivel del mar, una mayor frecuencia y severidad de las olas de calor, de las sequías y
    de las lluvias torrenciales. También están empezando a aparecer efectos en el ser humano,
    como iremos desgranando a lo largo de ese trabajo.
    Pero lo peor está por venir. La concentración atmosférica de dichos gases continúa
    su escalada imparable y las previsiones de diferentes modelos climáticos informáticos nos
    indican que la situación se agudizará a lo largo del siglo XXI.
    La polémica sobre este tema ha durado muchos años ya que al inicio numerosos
    expertos dudaban que realmente este fenómeno siguiera la línea de tesis aquí presentada.
    Sin embargo desde hace ya casi una década el consenso de la comunidad científica es
    apabullante y ya son muy pocos los que ponen en tela de juicio todo esto. Sin embargo
    son muchos otros sectores de la sociedad los que no quieren aceptar la existencia de esta
    situación. Sería inacabable tratar de demostrar en estas páginas todas estas afirmaciones
    pero sirvan como base algunos de estos argumentos:
    -La década de los 90 ha sido la década más calurosa del siglo XX. Nueve años de
    esta década están entre los 11 años más calurosos del siglo.
    -Sin tener en cuenta los 4 años del siglo XXI, el año 1998 ha sido el más caluroso
    desde que existen los instrumentos de medida.
    9-En los últimos 15 años la temperatura media del Mediterráneo ha subido 0,5ºC.
    -La concentración de CO2 es la más alta desde hace medio millón de años y un
    34% superior a la que había anteriormente a la Revolución Industrial. Y sigue
    subiendo progresivamente año tras año.
    -Desde los años 60 ha existido una reducción del 10% de la superficie mundial
    cubierta por la nieve, según observaciones de los satélites.
    -El hielo perpetuo del Ártico se reduce un 9% cada 10 años.
    -Desde los años 70 el nivel de hielo en montañas de zonas tropicales ha subido
    unos 150 metros, lo que se corresponde con un aumento térmico medio de 1ºC.
    -Naciones Unidas estima en 60 mil millones de dólares (más de 10 billones de
    pesetas) el coste económico global del cambio climático sólo en el año 2003.
    Se podría continuar con largas series de datos pero el objetivo de este trabajo no es
    tratar de convencer de la existencia de este fenómeno. Ya lo afirman los mejores expertos
    mundiales del tema, Naciones Unidas, numerosos gobiernos, cualquier observador
    avispado, la comunidad científica global y muchos otros.

    CONSECUENCIAS SOBRE LA
    SALUD HUMANA

    El cambio climático está empezando a originar numerosos efectos nocivos en la
    salud de las personas. Así lo están detectando un elevado número de investigadores en
    trabajos recientes. Se cree que en las próximas décadas estos problemas se agravarán.
    El grupo de expertos de Naciones Unidas sobre el cambio climático afirma que no
    toda la población mundial se encuentra en la misma situación de riesgo frente a la
    amenaza del calentamiento del planeta y sus consecuencias, de modo que se han definido
    una serie de condiciones geográficas y socioeconómicas de alto riesgo para la salud de sus
    poblaciones (1):
    11-Poblaciones que viven en los bordes de las áreas de alta endemicidad de enfermedades
    sensibles a los cambios del clima, como la malaria o el dengue.
    -Regiones en las que se hayan observado brotes epidémicos en relación con fenómenos
    climáticos extremos como el fenómeno del Niño.
    -Áreas con deficientes infraestructuras sanitarias, con problemas medioambientales
    sobreañadidos o con subdesarrollo económico.
    -Regiones muy sensibles a fenómenos climáticos que afecten directamente a la salud.
    Amplias regiones de África, de Latinoamérica y de Asia, desembocaduras de ríos
    ampliamente pobladas, numerosas islas o diversas regiones áridas podrían verse muy
    afectadas. Sin embargo, como se irá comentando más adelante, también se sucederán
    graves problemas en los EE.UU., en amplias regiones de Europa y en otras áreas
    altamente desarrolladas.
    En muchos casos los problemas ya han ido apareciendo con una preocupante
    intensidad. Éste trabajo no es ni pretende ser, por tanto, un juego de predicciones
    catastrofistas y apocalípticas sino un riguroso análisis de la situación actual y de las
    futuras previsiones. Todo ello en base a numerosas evidencias científicas a las que
    inevitablemente ya no se puede dar la espalda.
    Recientemente leí lo siguiente en una revista de divulgación relacionada con la
    ecología: "El cambio climático es mucho más que un problema medioambiental. Un
    millón de especies podrían extinguirse antes del 2050, el deshielo de los glaciares
    aumentar el riesgo de inundación en muchas zonas del planeta, las sequías multiplicarse, y
    enfermedades como la malaria, extenderse más fácilmente ... Sólo en Europa, la ola de
    calor de 2003 costó la vida a cerca de 20.000 personas y ocasionó pérdidas evaluadas en
    más de 8.170 millones de euros sólo en agricultura ..." (2). ¿Es todo esto realmente cierto?
    Veámoslo poco a poco.

    Olas de calor

    El calor es normal en verano. Pero en ocasiones las temperaturas permanecen muy
    altas durante largos períodos de tiempo pudiendo durar varios días o incluso semanas. La
    situación se agrava aún más cuando se suceden varias noches con valores térmicos
    elevados. Este fenómeno climático se denomina “ola de calor”.
    Las altas temperaturas pueden afectar a la salud humana favoreciendo la aparición
    de cuadros de deshidratación, golpe de calor, agotamiento, “stress por calor”, trastornos
    12hidroelectrolíticos, calambres, lipotimias, arritmias, problemas renales, rabdomiolisis u
    otros. Estos problemas son más acusados y probables tras la realización de ejercicios y
    actividades físicas intensas, en niños pequeños, en ancianos, en pacientes con
    enfermedades cardiovasculares, respiratorias o renales, en obesos, en individuos que
    toman alcohol, drogas o algunos medicamentos (diuréticos, hipotensores, psicotrópicos,
    anticolinérgicos) y en otras situaciones menos frecuentes.
    No hay muchos estudios que hayan valorado el efecto sanitario global que provoca
    el fenómeno de las olas de calor. Sin embargo existen numerosos apuntes y datos
    parciales procedentes de diversos lugares del mundo que nos alumbran sobre su verdadera
    influencia en la salud. Pese a ser un problema importante, el tremendo impacto que
    ocasionan las olas de calor en la salud humana no recibe el interés que se merece tanto en
    la clase médica, como a nivel socio-político aunque al final ocasione más muertes que las
    inundaciones u otros desastres climáticos más espectaculares.
    Posiblemente la reciente ola de calor que sufrió gran parte de Europa en el verano
    del año 2003 sea la que haya alcanzado mayor relevancia mediática además de ser una de
    las que ha ocasionado mayor número de víctimas mortales. Se calcula que murieron más
    de 20.000 personas. Sólo en la agricultura se contabilizaron unas pérdidas superiores a
    8.000 millones de euros. Aunque los datos son muy variables y de difícil valoración se
    estima que en Francia pudo haber hasta 15.000 fallecimientos directamente atribuibles al
    calor además de un espectacular repunte de las urgencias y de los ingresos hospitalarios
    (3). Las consecuencias también se hicieron notar en otros lugares de modo que en Roma
    al menos hubo unas 1.000 muertes achacables al excesivo calor (4) y bastantes más en el
    resto de Italia. En España hubo unas 3.000 víctimas mortales (5), cifras muy superiores a
    las que se dieron como oficiales (menos de 200). Recientemente el Instituto Nacional de
    Estadística indicó que en nuestro país durante el mes de agosto de 2003 se produjeron
    7.447 defunciones más que en el mismo mes del año anterior, dato muy llamativo aunque
    sea meramente estadístico.
    En 1980 durante una ola de calor en los Estados Unidos se estima que fallecieron
    unas 1.700 personas por problemas relacionados directamente con las altas temperaturas
    (6). En la república Checa se observó un mayor número de fallecimientos en los períodos
    que coincidieron con las olas de calor que hubo entre 1982 y 2000 (7). En Osaka (Japón)
    durante el verano de 1994 se sucedieron 75 días consecutivos con máximas superiores a
    los 30ºC, situación excepcional respecto a años precedentes, objetivándose un número de
    fallecimientos 1,5 veces el habitual. En Chicago murieron al menos 600 personas durante
    la ola de calor de 1995 (Cool y 80 personas durante la de 1999 (9). En Cincinatti, al menos
    1318 en la de 1999 (10). En Taiwan en 1998 se registraron varios casos de “golpe de calor”
    que ocurrieron coincidiendo con temperaturas excepcionalmente altas en este país,
    situación poco frecuente si tenemos en cuenta que en los países subtropicales las
    temperaturas son moderada y continuamente altas sin que suelan aparecer olas de calor
    (11). Iwamoto T y cols. (12) relacionaron una mayor incidencia de infarto cerebral en
    ancianos probablemente secundario a la deshidratación durante una ola de calor. Se sabe
    que el calor excesivo (13) puede producir hemoconcentración, aumento del número de
    hematíes, de plaquetas y del hematocrito, una mayor viscosidad de la sangre y una
    elevación del colesterol sérico, lo que puede desencadenar un aumento en la mortalidad
    por trombosis cerebral y por problemas coronarios a las 24-48 horas tras la exposición al
    calor. Por su parte, Bark (14) observó que durante las olas de calor el riesgo de mortalidad
    en individuos ingresados en centros psiquiátricos puede ser el doble que el de la población
    general.
    Diaz y cols. (15) estudiaron los períodos de calor extremo en Madrid entre 1986 y
    1997 y concluyeron que la mortalidad puede aumentar hasta un 28,4% por cada grado que
    la temperatura supere los 36,5ºC, siendo las mujeres mayores de 75 años las más
    afectadas. Huynen MM y cols. (16) estudiaron la influencia sobre la salud de la
    temperatura ambiental de Holanda entre los años 1979-1997 y observaron que la
    mortalidad aumentaba significativamente durante las olas de calor siendo los ancianos los
    más afectados. Aumentaron sobre todo los problemas respiratorios pero también las
    muertes por problemas cardiovasculares y por enfermedades neoplásicas. El exceso
    calculado de mortalidad durante las olas de calor fue del 12,1% diario, equivalente a 39,8
    muertes más de las esperadas cada día.
    Un estudio realizado en Japón demostró que el número de fallecimientos
    aumentaba claramente cuando la temperatura superaba los 38ºC y que dicha incidencia
    presentaba una dependencia exponencial del número de días consecutivos con intenso
    calor. En este trabajo se observó que el 50,1% de los fallecimientos correspondían a niños
    menores de 4 años y a ancianos (17).
    Sin duda todos estos datos son difíciles de valorar pues recogen momentos y
    lugares puntuales. Además sería necesario definir estrictamente cuáles son los criterios
    para achacar una muerte determinada al calor excesivo, ya que los datos se estiman a
    partir del exceso del número de fallecimientos en un período determinado respecto a la
    media habitual de fallecimientos en dicho período en los años anteriores. Es importante
    indicar que en ocasiones los datos oficiales de fallecimientos por calor se basan
    exclusivamente en el diagnóstico médico-hospitalario de “golpe de calor”, situación que
    14no es especialmente frecuente, olvidándose todos aquellos fallecimientos por otras causas
    también atribuibles directamente al calor (deshidrataciones, arritmias, trastornos
    hidroelectrolíticos o empeoramiento de patologías crónicas, entre otros). Situaciones que
    por otro lado son más difíciles de contabilizar. De hecho en muchas ocasiones se
    consideran las muertes relacionadas con el calor en base a la temperatura corporal
    subestimando así la incidencia real (18) al olvidar el resto de causas.
    Además, como ya se ha comentado, las altas temperaturas no sólo afectan a la
    mortalidad de la población sino también a la morbilidad de modo que además hay que
    tener en cuenta el aumento de complicaciones de gran número de enfermedades, el
    aumento de las urgencias domiciliarias y hospitalarias, el incremento de los ingresos
    hospitalarios y en unidades de cuidados intensivos y el impacto de todo ello en la
    estructura sociosanitaria y en el gasto económico de un país. Por ejemplo, se analizó la ola
    de calor de Chicago de 1995 (19) y se contabilizó el número de ingresos hospitalarios en
    47 centros sanitarios de la zona, observándose que durante la semana que duró la ola de
    calor hubo un 11% más de ingresos globales (1.072 pacientes más) y un 35% más de
    ingresos en mayores de 65 años respecto a lo esperado según las medias de años previos.
    El 59% del exceso de ingresos se debió a deshidratación, a golpes de calor o a
    agotamiento. Hubo varias situaciones previas del paciente en las que el número de
    ingresos fue estadística y significativamente superior respecto a los períodos con
    condiciones climáticas habituales: diabetes, enfermedades del sistema nervioso,
    enfermedades cardiovasculares, enfermedades renales, enfisema respiratorio y epilepsia.
    Se ha observado que el impacto del calor es máximo en los ancianos que viven
    solos, en viviendas situadas en los últimos pisos y con escasa ventilación. Respecto a la
    edad se sabe (20) que existe una progresiva disminución de glándulas sudoríparas y un
    empeoramiento en su funcionamiento además de una capacidad inferior para producir
    vasodilatación periférica como defensa frente al calor. Otros factores que aumentan la
    susceptibilidad al calor son la escasez de medios económicos, vivir en ciudades grandes y
    no estar en ambientes con aire acondicionado. El impacto social de esta situación y su
    previsible incremento en los próximos años obligan a que los servicios sociales y de salud
    adopten las medidas oportunas, sobre todo en la población de edad avanzada (21).
    Son muchos los autores que defienden la eficacia de las medidas de intervención
    de los estamentos sanitarios (campañas de divulgación, normas para la vida cotidiana,
    establecer poblaciones de riesgo) y del uso del aire acondicionado en la reducción de las
    consecuencias del calor excesivo en la salud de las personas. De hecho el aire
    15acondicionado se ha demostrado la medida más eficaz (22) para disminuir la mortalidad
    debida a las olas de calor con una "odds ratio" de 0,3.
    Por último, debido a la falta de estudios adecuados se echan en falta los datos
    referentes a los países subdesarrollados o en vías de desarrollo, países que en muchas
    ocasiones presentan estos problemas multiplicados debido a las temperaturas a veces aún
    más altas, a sus deficiencias estructurales, a la escasez o falta de agua y de sistemas de
    aire acondicionado o a la falta de viviendas preparadas para el calor excesivo.
    Sirva lo expuesto sólo para mostrar que las olas de calor pueden tener serias
    repercusiones y afectar directamente a la salud humana. Sin poder cuantificar con
    exactitud el efecto real nadie puede negar que éste existe. El que dicho fenómeno esté
    aumentando en intensidad y el que pueda estar ocurriendo más habitualmente debido al
    calentamiento global del planeta es una controversia que ya se ha discutido en un apartado
    anterior. El aumento de la temperatura en las tres últimas décadas sigue una clara
    tendencia a incrementarse y, en este sentido, la OMS ya ha advertido que en los próximos
    20 años se duplicará el número total de muertes relacionadas con el calor.

    Calor y contaminación ambiental

    Aunque está relacionado con el tema anterior esta cuestión se trata en un epígrafe
    aparte por sus peculiaridades.
    Se ha observado que la combinación del excesivo calor con la contaminación del
    aire de las ciudades puede resultar tremendamente deletéreo. A este respecto en Bélgica
    se detectó un marcado incremento de la mortalidad durante el verano de 1994,
    (especialmente en los mayores de 65 años) evidenciándose los picos de máxima
    incidencia en los días con temperaturas más altas y con niveles más elevados de ozono en
    el aire (23). A su vez durante la ola de calor que abrasó Grecia durante 1987, la
    mortalidad se incrementó un 27% en áreas no urbanas, un 33% en áreas urbanas
    exceptuando Atenas y hasta un 97% en la ciudad de Atenas lo que se relacionó con la
    interacción del calor y de los elevados niveles de dióxido de azufre en la ciudad (24).
    Muchos otros estudios en diversas ciudades muestran las graves consecuencias para la
    salud humana de la combinación del calor con la polución ambiental.
    Uno de los fenómenos que explican esta nociva interacción es la conversión del
    oxido nitroso a ozono. El oxido nitroso y otros gases que proceden de la quema de
    16combustibles fósiles para la actividad industrial y el transporte se pueden transformar en
    la atmósfera mediante diversas reacciones químicas en ozono, un gas muy peligroso para
    la salud humana. El hecho llamativo es que se ha visto que dicha reacción química
    depende de un umbral de temperatura de modo que a mayor número de días con
    temperaturas elevadas, más cantidad de ozono se generará. Por tanto es en las ciudades
    con temperaturas elevadas donde más oxido nitroso se transformará en ozono,
    multiplicándose los daños. Conviene recordar que no hay que confundir este aumento del
    ozono a nivel de la superficie terrestre con la deplección del ozono de las capas altas de la
    atmósfera como consecuencia de la acción de los gases CFC. El ozono es un gas
    altamente corrosivo que irrita el epitelio respiratorio agravando diversas patologías
    cardiorrespiratorias pudiendo reducir la función pulmonar (25) además de ocasionar
    molestas irritaciones oculares. Afecta con especial intensidad a los ancianos, a los niños
    pequeños y a los individuos con asma bronquial, EPOC u otras enfermedades pulmonares
    crónicas. En relación con esto se ha observado que los niveles elevados de ozono
    incrementan la sensibilidad a los alergenos respiratorios y pueden conducir al desarrollo
    de asma infantil (26).
    Este problema ya tiene una enorme relevancia en grandes urbes de regiones
    calurosas como Los Ángeles, Ciudad de México, Nueva Delhi, El Cairo (27) o Pekín.
    También afecta a ciudades europeas como Atenas, Madrid o Roma. Este peligroso
    fenómeno va a ir agravándose a lo largo del siglo XXI en muchas ciudades del planeta. El
    calentamiento global y la mayor frecuencia de las olas de calor como consecuencia del
    cambio climático junto con el desarrollo de ciudades más contaminadas y más populosas
    (especialmente en los países en vías de desarrollo, generalmente los más calurosos)
    convierten esta cuestión en un problema de salud mundial. Curiosamente se trata de un
    tema que ni siquiera se explica en los estudios de licenciatura, en la prensa o en los
    hospitales. Se requieren mejores medidas de detección y prevención, una mayor
    información y más estudios sobre el impacto global de este fenómeno.
    Por otra parte es terriblemente irónico observar que por una parte los gases con
    efecto invernadero ocasionan el cambio climático global que además potencia los efectos
    contaminantes de estos gases y que, por otro lado, éstos producen por sí mismos graves
    consecuencias en la salud humana. En este sentido Cifuentes y cols. afirman que la
    reducción en la emisión de estos gases en Nueva York, Sao Paulo, Ciudad de México y
    Santiago de Chile evitaría en los próximos 20 años un total de 64.000 fallecimientos
    prematuros, 65.000 casos de bronquitis crónica y la pérdida de 46 millones de jornadas
    17laborales sólo en estas 4 ciudades (28). Sobran las razones para tratar de reducir la
    emisión de estos gases. Este problema se tratará más adelante.

    Fenómenos climáticos extremos: sequías e inundaciones

    El calentamiento global del planeta ocasiona no sólo un aumento de la temperatura
    sino una mayor frecuencia de fenómenos climáticos extremos destacando entre ellos una
    mayor frecuencia e intensidad de las lluvias, tormentas e inundaciones en ciertas regiones,
    sequías más severas y duraderas en otras zonas y una agudización general de los
    trastornos climáticos relacionados con el fenómeno El Niño (29). Durante el último cuarto
    del siglo XX hubo una media de unas 120.000 muertes anuales achacables a catástrofes
    climáticas, la mayoría en África y Asia (30). Y por cada fallecimiento se estima que hay
    otras 1.000 personas damnificadas de algún modo (¡unas 120 millones de personas al
    año!). Los datos son escalofriantes pero aún es más preocupante escuchar las alertas de un
    empeoramiento progresivo de todo esto debido al calentamiento global.
    El agua: Una de las principales secuelas de estos fenómenos extremos es la
    alteración en la cantidad y calidad del agua destinada al uso humano. Dichas condiciones
    climáticas incrementan la contaminación de las aguas debido a las altas temperaturas, a las
    inundaciones, a las sequías y a un aumento en la concentración de agentes patógenos. En
    amplias regiones del planeta existen importantes problemas para el abastecimiento de
    agua potable para la población. Naciones Unidas estima que el nivel aceptable de agua
    para uso humano debe ser superior a 1.000 m3
    por persona y año. Esta cantidad incluiría el
    agua para consumo doméstico, industrial y agrario. Aproximadamente la mitad de la
    población mundial no llega a esa cifra y al menos 350 millones de personas de 20 países
    no tiene acceso al agua potable (31). A lo largo del presente siglo la población con serios
    problemas de acceso al agua alcanzará los 1.000 millones de personas afectando a más de
    30 países, por cierto los más pobres y subdesarrollados (27). Consecuentemente existe un
    elevado riesgo de aparición y desarrollo de trastornos gastrointestinales, cólera,
    infecciones transmitidas por mosquitos o deshidratación. Todo este panorama ocasionará
    un deterioro socioeconómico, agrario y alimentario, un aumento de la presión migratoria y
    un mayor número de conflictos. Y toda esta situación no sólo afecta a países
    subdesarrollados. Así, en los EE.UU., varios científicos han alertado sobre la necesidad de
    valorar los efectos negativos de la variación del clima en el agua y sus consecuencias
    18sobre la salud en este país además de proponer diversas medidas, incluyendo tecnología
    avanzada, para tratar de controlar, predecir y paliar estos efectos indeseables (32).
    A continuación se valorarán separadamente ambos fenómenos meteorológicos.
    Hay que volver a recordar que los dos están en algunas ocasiones íntimamente
    relacionados con el fenómeno El Niño.
    Inundaciones: uno de las situaciones climáticas más temidas por el hombre son las
    inundaciones. El cambio climático genera una mayor incidencia de tormentas intensas,
    precipitaciones torrenciales e inundaciones a nivel regional o local (33). Amplias áreas de
    Centroamérica, Europa o el este y sudeste asiático se encuentran en las zonas de mayor
    riesgo. Podemos recordar la gravedad de estos sucesos y su impacto directo en la vida y
    en la salud de miles de personas. Simplemente por las noticias de la televisión a todos nos
    vienen a la memoria las graves inundaciones del año 2002 en Centroeuropa, las casi
    permanentes inundaciones en China, el huracán Mitch que asoló recientemente
    Centroamérica, serias inundaciones en la península Ibérica, la sucesión incontable de
    tifones este año en Japón y muchos otros casos. Sólo con las imágenes ya se observa que
    el impacto de las inundaciones en la vida y en la salud de las personas es tremendo. Lo
    grave del asunto es que se viene observando un aumento en la frecuencia y gravedad de
    estos acontecimientos en los últimos lustros y, según los climatólogos, esto se agudizará
    aún más durante este siglo XXI.
    Las inundaciones producen efectos directos como son los traumatismos con
    objetos pesados y los cuadros de ahogamiento que en la mayoría de los casos son las
    principales causas de los primeros fallecimientos (34). Pero además pueden producirse
    brotes infecciosos por consumo de agua contaminada que conducen a epidemias por
    cólera, hepatitis A y E, gastroenteritis de diversa etiología, disentería, infecciones por
    parásitos intestinales o, incluso, intoxicaciones por beber agua que contenga sustancias
    químicas de origen industrial o pesticidas que han sido arrastradas por la corriente de los
    ríos (29). En las inundaciones que sufrió Bangladesh en 1988 se observó que la principal
    causa de mortalidad en la población joven y en los niños fueron los cuadros de diarrea
    acuosa y deshidratación (35). En las inundaciones de Nicaragua de 1995 se desarrolló un
    importante brote de leptospirosis que cursó con un cuadro de fiebre aguda y hemorragia
    pulmonar (36). El huracán Mitch ha sido el huracán más mortífero de toda América desde
    el año 1780, causando más de 10.000 muertos y miles de desaparecidos
    fundamentalmente en Honduras (37). En las inundaciones del verano de 2002, de las que
    19recordamos las impactantes imágenes de Praga y de Dresde tras los desbordamientos de
    los ríos Moldava y Elba, se registraron alrededor de 100 muertos y más de 200.000
    personas perdieron sus hogares en una de las tragedias climáticas más severas padecidas
    en Europa en las últimas décadas (38). Éstos son sólo algunos datos que nos alumbran
    sobre la enorme magnitud del problema.
    Sequías: un aumento en la incidencia y duración de las sequías produce
    importantes consecuencias en la salud humana (39): pérdida de cosechas con problemas
    de malnutrición en países subdesarrollados, aumento de la incidencia de trastornos
    respiratorios de diversa índole, problemas derivados de la sequedad ocular, cuadros de
    deshidratación, contaminación de las aguas para el consumo humano e incluso desarrollo
    de brotes infecciosos como la coccidiomicosis (40) o el hantavirus (41).
    La intensificación de las sequías conduce a un mayor número de incendios
    forestales. En los útimos años podemos recordar fácilmente auténticas catástrofes por
    incendios en amplias zonas de los EE.UU., Australia, Rusia o Europa meridional, entre
    otras. Con las consiguientes consecuencias de un aumento de la erosión, pérdida de la
    biodiversidad, evacuaciones, destrucción de recursos naturales, etc. En algunos casos
    como en Malasia y en Brasil ya se han relacionado directamente con una mayor incidencia
    de trastornos respiratorios, problemas oculares, diversas lesiones y fallecimientos (38).
    El problema de los incendios es gravísimo si lo relacionamos con el tema del
    cambio climático. Nos encontramos ante un triple círculo vicioso. Por un lado el
    calentamiento global unido a una mayor frecuencia e intensidad de las sequías favorece la
    aparición de incendios. Por otra parte la combustión de los bosques produce una enorme
    cantidad de CO2 (el principal gas con efecto invernadero). Y, por último, la destrucción de
    los grandes bosques por los incendios hace disminuir la capacidad natural de la biosfera
    para reconvertir el exceso de CO2 atmosférico en oxígeno gracias a la fotosíntesis, un
    proceso químico que en este planeta sólo pueden realizar las especies vegetales. Conviene
    recordar aquí la severidad de algunos incendios forestales, que en ocasiones son capaces
    de producir un efecto calórico igual al de varias armas nucleares. Un apunte que invita a
    una seria reflexión es el escalofriante dato de un estudio que se llevó a cabo en Portugal:
    una superficie quemada de más de 100.000 hectáreas supone el 7% de las emisiones
    globales anuales de CO2 de este país (42).

    Alteración en la distribución geográfica de las enfermedades

    Enfermedades transmitidas por vectores: varios autores y
    organizaciones han dado la señal de alarma sobre el aumento del riesgo de las
    enfermedades transmitidas por vectores debido al incremento global de la temperatura del
    planeta. El clima es un elemento fundamental en la perpetuación y diseminación de
    muchas enfermedades epidémicas. De hecho, en muchas ocasiones es el elemento
    favorecedor más importante o el principal factor limitante.
    Enfermedades transmitidas por mosquitos
    Las infecciones transmitidas por los mosquitos son sensibles a factores climáticos
    como la temperatura ambiental o las precipitaciones. Es necesaria la combinación de unas
    condiciones climáticas y ambientales adecuadas para que el proceso de incubación,
    desarrollo-reproducción del mosquito y transmisión de la infección sean posibles. Se ha
    observado que el progresivo calentamiento del planeta junto con otras alteraciones
    climáticas secundarias al cambio climático global (como un cambio en el patrón regional
    de precipitaciones) están provocando una transformación en las distribuciones geográficas
    y estacionales habituales de diversas infecciones transmitidas por los mosquitos. La
    extensión de las zonas de riesgo a regiones antes no endémicas afectaría a poblaciones
    inmunológicamente “naive”, es decir, sin contacto previo con dichos agentes infecciosos,
    y por tanto sin anticuerpos, lo que puede conducir a brotes infecciosos masivos (43).
    Todos estos problemas se han estudiado con mayor intensidad en las siguientes
    situaciones:
    Paludismo: El paludismo o malaria es una enfermedad muy prevalente en extensas
    regiones del planeta. Se produce por la acción de varias especies de un parásito
    denominado Plasmodium que a su vez se transmite por picadura de mosquitos. Todo el
    ciclo infectivo depende muy sensiblemente de las condiciones climáticas ambientales.
    Se especula con la posibilidad de que el calentamiento global favorezca la
    extensión del paludismo a zonas actualmente no endémicas. El cambio climático
    facilitaría por ejemplo la expansión de la malaria en África especialmente en altitud (44).
    Se cree que el fenómeno El Niño podría favorecer la aparición de brotes (45). En este
    sentido en 1987 hubo un importante incremento de casos de malaria en regiones altas de
    Ruanda tras la sucesión de temperaturas inusualmente elevadas y abundantes
    precipitaciones (46) y algo parecido sucedió en Uganda (47). Se han descrito brotes
    similares en diferentes lugares del mundo como el subcontinente indio, Pakistán y zonas
    21de Sudamérica. Por otro lado, Australia actualmente no es una zona endémica aunque
    según Bryan y cols. el calentamiento global favorece el desarrollo del mosquito-vector
    con lo que podría extenderse la infección en amplias zonas de este continente a lo largo
    del siglo XXI (48). Finalmente Martens y cols. han estimado que a mediados del siglo
    XXI podría haber 1 millón más de casos de malaria al año atribuibles al cambio climático
    (49).
    De cualquier modo el tema de la influencia del cambio climático en esta
    enfermedad es muy debatido por lo que debe ser investigado con mayor profundidad
    debido a su importancia para la salud de la comunidad internacional.
    Dengue: el dengue es considerada la infección viral transmitida por vectores más
    importante en el mundo (50). Se trata de un trastorno infeccioso que afecta a millones de
    personas al año, fundamentalmente en regiones ecuatoriales y tropicales entre los 30ºN y
    20ºS de latitud (51). Se trasmite por un mosquito llamado Aedes aegypti y no existe
    tratamiento ni vacuna eficaz, por lo que su manejo se basa fundamentalmente en las
    medidas de control de los mosquitos (52).
    El desarrollo y diseminación de esta infección requiere de un ambiente con
    temperaturas altas. En experimentos de laboratorio se observó que al tratar de infectar a
    este mosquito con elevadas cantidades del virus se conseguía mayor porcentaje de éxito a
    temperaturas elevadas (95% a 35ºC versus 67% a 26ºC) y también se demostró que el
    período de incubación del virus 2 del dengue en el mosquito disminuye de 12 días a
    temperaturas de 30ºC hasta 7 días a temperaturas de 32-35ºC (53).
    Se han realizado simulaciones informáticas de la distribución de los mosquitos
    vectores del dengue teniendo en cuenta el ascenso de las temperaturas y la evolución
    esperada hasta el año 2050 observándose un notable aumento en la distribución geográfica
    de dicha infección que se extendería progresivamente a altitudes y latitudes más altas
    (54). Siguiendo estas proyecciones, Hales y cols. en un brillante estudio (55) afirman que
    mientras que en 1990 había 1500 millones de personas (30% de la población mundial)
    viviendo en regiones con riesgo de transmisión del dengue, en el año 2085 esta cifra se
    elevará hasta 5000 ó 6000 millones (50-60% de la población mundial estimada en esa
    fecha) lo que se explica no sólo por el aumento de la población, especialmente en áreas
    tropicales, sino también por una extensión geográfica en altitud y en latitud del área de
    riesgo debido a las óptimas condiciones climáticas para el desarrollo del virus y del
    vector. Se estima que las nuevas regiones afectadas serían el sudeste de los EE.UU., zonas
    22del Mediterráneo y de Europa occidental, gran parte de Australia y extensas áreas de
    África y Sudamérica que hoy no son endémicas.
    Fiebre del valle del Rift (56): se trata de una enfermedad infecciosa
    fundamentalmente del ganado, descrita en el hombre a mediados del siglo XX y que se
    extiende por África oriental y meridional y, desde 1977, también en Egipto. Se transmite a
    través de diversas especies de mosquitos y en el hombre generalmente aparece en forma
    de brotes epidémicos.
    Hasta hace 50 años era una enfermedad prácticamente inexistente y en los últimos
    años se la considera una enfermedad infecciosa emergente (57). Se ha estudiado la
    influencia del fenómeno del Niño en la aparición y desarrollo de estos brotes y se han
    podido encontrar (58, 59) relaciones muy estrechas entre ambas situaciones. Como
    consecuencia de dicha alteración climática se producen excepcionales incrementos en las
    precipitaciones en estas regiones, habitualmente semiáridas, con lo que se favorece la
    incubación y el desarrollo de diversas especies de mosquitos y los consecuentes brotes
    epidémicos.
    Otras enfermedades transmitidas por mosquitos: en 1999 en Nueva York se
    describieron los primeros casos de fiebre del Nilo occidental ocurridos en América del
    Norte (60). Curiosamente coincidió con un verano excepcionalmente caluroso en el que se
    registraron temperaturas extremas y en algunos casos récords históricos a lo largo de la
    costa este de los EE.UU. En los años siguientes se ha extendido con rapidez a otros
    lugares de Norteamérica, incluyendo diversas regiones del Canadá (61). Según los datos
    del CDC, en EE.UU. en el año 2003 ya se declararon 9.862 casos, 2.862 de ellos con
    afectación neurológica, habiéndose producido un total de 264 fallecimientos (62). Los
    estados más afectados fueron Colorado, Nebraska, Dakota del norte y Dakota del sur.
    Este agente viral es un flavivirus que puede ocasionar cuadros graves de
    encefalitis, se transmite por mosquitos del género Culex y su reservorio habitual suelen
    ser los pájaros. Se distribuye típicamente en regiones cálidas del globo, habiéndose
    descrito escasos brotes en Europa (Rusia-1962-64, Bulgaria-1970s, Ucrania-1980s,
    Rumanía-1996-97, Chequia-1997 o Italia-1998). Varios autores han alertado sobre la
    posibilidad de que esta infección comience a extenderse a lo largo de los EE.UU. y de
    Europa favorecido por la sucesión de inviernos suaves, primaveras tempranas y
    fenómenos climáticos extremos achacables al cambio climático global (63, 64).
    23Por su parte el virus Ross River es un arbovirus que se extiende por Australia y
    que como otros arbovirus menos frecuentes posiblemente varíen su distribución
    geográfica con los efectos del cambio climático (65). Y por éste y otros motivos se cree
    que probablemente se desarrolle y extienda también en Nueva Zelanda, país donde
    también podría extenderse el dengue (66).
    Enfermedades transmitidas por garrapatas
    Uno de los vectores que se ha estudiado han sido las garrapatas. Entre otras
    infecciones estos arácnidos pueden transmitir al hombre la enfermedad de Lyme y un tipo
    de encefalitis denominada encefalitis transmitida por garrapatas.
    Se ha visto que dicha encefalitis puede estar aumentando en frecuencia en Europa
    central y septentrional. Esto estaría favorecido por la sucesión de inviernos más suaves en
    regiones del centro y del norte del continente, lo que conllevaría unas mejores condiciones
    para la incubación y desarrollo del proceso de transmisión. En Suecia se ha detectado un
    mayor número de encefalitis transmitida por Ixodes ricinus a lo largo de la década de los
    90, la más calurosa de todo el siglo XX. Se demostró que dicho aumento se relacionaba
    significativamente con la sucesión de inviernos más suaves, primaveras más tempranas y
    otoños más duraderos (67). Por otra parte se ha observado también que los límites en la
    distribución de este trastorno no sólo han ascendido en latitud sino también en altitud
    sobre el nivel del mar. En este sentido, Zeman y cols. (68) estudiaron los casos de
    encefalitis de la República Checa desde 1971 y observaron que la distribución geográfica
    de los casos variaba de modo que se producían cada vez con un techo mayor de altitud
    (5,4±1,7 metros por año) en relación con el aumento de la temperatura (0,036±0,007ºC
    por año), por lo que planteaban la influencia del calentamiento global en este fenómeno.
    Por su parte, la enfermedad de Lyme es una zoonosis de amplia distribución,
    aunque con mayor importancia fundamentalmente en América del Norte. De hecho en los
    EE.UU. es la enfermedad transmitida por vectores más frecuente, con más de 15.000
    casos en el año 1998. El agente causal es una bacteria llamada Borrelia burgdorferi que
    se transmite a través de una tipo de garrapata denominada Ixodes scapularis. Se ha
    observado un notable aumento en la incidencia de esta enfermedad en el nordeste del país
    entre los años 1993 a 2001, lo que algunos autores (69) han relacionado con cambios
    producidos por el calentamiento global, aunque otros (70) dudan realmente de que esto se
    deba a dicho fenómeno y lo explican por una mayor intensidad de las precipitaciones.
    También en algunas regiones de Europa se ha estudiado este tema y, en este sentido,
    24recientemente un grupo alemán (71) ha publicado un estudio en el que se destaca un
    llamativo incremento en la incidencia de esta infección en una amplia región de Alemania
    occidental durante los últimos 10-15 años, lo que explican como una probable
    consecuencia del cambio climático. De cualquier modo parece importante seguir
    investigando esta cuestión en otras regiones del hemisferio Norte.

    Por último hay que insistir en llevar a cabo investigaciones más intensas sobre la
    influencia del cambio climático global en otras enfermedades transmitidas por vectores
    como la fiebre amarilla, la encefalitis japonesa, la oncocercosis, la esquitosomiasis o la
    leishmaniasis, entre otras.

    CONTINUA MENSAJE #2 Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow


    _________________
    "Yo soy el hijo de la Tierra. Largos fueron mis años...
    Ora muero, ora renazco a la vida.
    He aquí que florezco otra vez y que me renuevo ,
    según los ritmos milenarios del Tiempo."

    Jairo1992
    Moderador
    Moderador

    Masculino Mensajes : 7035
    Fecha de inscripción : 18/05/2011
    Edad : 23
    Localización : SAN JOSE COSTA RICA
    Empleo /Ocio : Estudiante

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Jairo1992 el Jue Abr 12, 2012 3:07 am

    Enfermedades transmitidas por el agua: el incremento de la temperatura
    en el planeta conduce a un aumento de la temperatura en la capa más superficial de los
    océanos lo que a su vez produce consecuencias, algunas de las cuales pueden afectar a la
    salud humana. Se estima que lo largo del siglo XX la temperatura media de la superficie
    del mar ha aumentado 0,7ºC (72) y la tendencia es que dicha elevación será continuada y
    progresiva a lo largo del siglo XXI. Este incremento térmico favorece un cambio en el
    patrón geográfico de algunas enfermedades. A este respecto conviene destacar el caso del
    cólera y el fenómeno de las algas tóxicas.
    Cólera: el Vibrio cholerae, agente causal del cólera, es un microorganismo muy
    sensible a la variabilidad climática (73). Se ha observado que el incremento térmico del
    agua y el descenso de la salinidad de la misma son dos factores que favorecen el
    crecimiento y la diseminación del Vibrio cholerae por el agua (74). También podría
    conducir a una mayor diseminación de este agente el aumento del nivel de las aguas del
    mar por el calentamiento del planeta, especialmente en áreas superpobladas, llanas y con
    escasa higiene como Bangladesh. Algunos proponen que el calentamiento global podría
    aumentar el riesgo de desarrollo de brotes de cólera en Norteamérica (75) y otros han
    propuesto incluso la aparición de casos en lugares tan inhabituales como Noruega (76).
    Muchos investigadores han relacionado el desarrollo de importantes brotes de cólera en
    relación con la variabilidad climática debida al fenómeno El Niño (77, 78) y prevén un
    posible agravamiento en el futuro.
    25Por todo ello hay que tener muy en cuenta la influencia del cambio climático en el
    desarrollo de futuros brotes epidémicos de cólera con especial interés en Sudamérica, en
    el subcontinente indio, en Bangladesh y en nuevas regiones de aparición.
    Algas tóxicas: varios factores favorecen el crecimiento y el desarrollo de diversos
    tipos de algas, algunas de las cuales pueden tener efectos negativos sobre la salud. La
    actuación humana en las costas, la llegada al mar de aguas fluviales cargadas de
    fertilizantes utilizados para la agricultura, un mal control de la erosión y, sobre todo, el
    calentamiento de la superficie del agua del mar pueden favorecer el excesivo crecimiento
    de algunas especies de algas (79). Ya se ha comentado que el calentamiento global del
    planeta ocasiona un aumento de la temperatura del agua del mar. A su vez dicho aumento
    térmico conduce a una diseminación de dichas especies marinas a otras regiones donde
    antes no podían desarrollarse por las bajas temperaturas. Todo este fenómeno ha ido
    produciendo algunas consecuencias nocivas que se cree que se agravarán en las próximas
    décadas.
    Ya se ha explicado el papel que puede desempeñar este mecanismo en la aparición
    y propagación de brotes de cólera. Además el desarrollo excesivo y la migración de algas
    tóxicas se ha relacionado con diversos brotes de intoxicaciones en humanos. En 1987
    aparecieron casos por Gymnodimium breve en la costa este de los EE.UU., siendo ésta una
    especie autóctona del golfo de México (80). En octubre de 1991 en la costa chilena se
    notificaron al menos 300 casos de intoxicación con 11 fallecimientos debido a varias
    especies de algas con toxinas neuroparalizantes (81). Lo curioso del hecho fue que las
    algas y las toxinas se extendieron hasta zonas muy meridionales ya cercanas al estrecho
    de Magallanes, situación inédita hasta ese momento. Por otra parte el aumento de las
    temperaturas de la superficie marina favorece a su vez el desarrollo de las “mareas rojas”,
    lo cual puede facilitar el desarollo de diversos microorganismos y toxinas. En relación con
    todas estas cuestiones, Ottesen y Lassen sostienen que el aumento de la temperatura del
    mar ocasionará a lo largo del siglo XXI la aparición y desarrollo de casos de intoxicacion
    por algas venenosas y, como ya se ha comentado, de cólera en las costas de Noruega (76).
    Se ha observado que el número de casos notificados por intoxicación por algas
    venenosas ha ido aumentando en los últimos 15 años así como sus extensiones
    geográficas atípicas. Sin duda éste es un fenómeno inquietante que debe seguir siendo
    investigado por los especialistas del tema.

    Consecuencias sobre la alimentación

    Una de las principales preocupaciones del mundo actual es la dificultad de
    mantener la producción alimentaria a nivel mundial frente al crecimiento exponencial de
    la población, algo que se ve agravado por la erosión de los suelos, la escasez de agua para
    el riego, el incremento de la radiación ultravioleta, la desertificación, diversas plagas
    (recuérdese la plaga de langostas que ha arrasado enormes terrenos de cultivo en África
    occidental este verano), las inundaciones y otras agresiones ambientales sobre los cultivos.
    Uno de los fenómenos que está cobrando especial importancia en los últimos años es el
    papel del cambio climático en la producción alimentaria a nivel mundial. Ya se ha
    observado que el calentamiento global puede afectar negativamente a las cosechas en
    algunas áreas del planeta, especialmente en regiones "alimentariamente inseguras", es
    decir con deficiencias previas en la producción de alimentos (82). Por ejemplo se ha
    detectado que el calentamiento global favorece el desarrollo de nuevas especies que
    afectan las áreas de cultivo. Además puede disminuir el valor nutritivo de determinadas
    gramíneas. Se ha observado a su vez que el aumento medio de las temperaturas nocturnas
    debido al calentamiento global se asocia directamente con un descenso en la producción
    de las cosechas de arroz (83). Evenson afirma que el cambio climático va a favorecer la
    sucesión de "crisis alimentarias locales" y las consecuentes hambrunas en muchos países
    en vías de desarrollo (84). McMichael relaciona todos estos problemas de modo que el
    cambio medioambiental con todos sus factores imbricados, incluyendo el calentamiento
    global, afectará negativamente a la producción alimentaria a nivel mundial (85). Y todo
    ello además debe conjugarse con el fenómeno del enorme crecimiento demográfico
    mundial .

    El sol, la radiación ultravioleta y el cambio climático

    El sol es vital para el funcionamiento correcto de todo el sistema biológico que
    llamamos biosfera. Pero también desde hace tiempo sabemos que tiene peligros derivados
    fundamentalmente de la radiación ultravioleta. La disminución de la capa de ozono por un
    lado, la emisión a la atmósfera de los gases con efecto invernadero por otro y la recién
    descubierta interacción entre ambos fenómenos aumentan la peligrosidad de la radiación
    solar y sus negativas consecuencias para la salud humana.
    Diffley predice un importante incremento en la incidencia de cánceres de piel en
    los próximos años en la población de Reino Unido. Sería un efecto indirecto del cambio
    27climático: el aumento de la temperatura global en países habitualmente templados o fríos
    ocasionará una mayor frecuencia de temperaturas extremas con veranos más calurosos, lo
    que motivará a la población a la realización de más actividades al aire libre y
    consecuentemente a un mayor número de horas de exposición solar. Ya se ha demostrado
    el efecto carcinogénico de la radiación ultravioleta del sol potenciado a su vez por la
    disminución progresiva de la capa de ozono de la atmósfera. A mediados de siglo se
    estima que puede haber 5.000 casos anuales más de cáncer de piel en la población
    británica (87).
    Algunos autores proponen que las interacciones físicas y químicas entre el
    aumento de la concentración de los gases de efecto invernadero con el aumento de la
    radiación ultravioleta por la deplección de la capa de ozono pueden favorecer no sólo el
    desarrollo de varios tipos de cáncer de piel (epidermoide, basocelular y melanoma) sino
    también de cataratas oculares y posiblemente de algunas enfermedades autoinmunes e
    infecciosas.

    El deshielo

    Una de las primeras consecuencias visibles y comprobadas del calentamiento
    global del planeta está siendo la disminución progresiva de la superficie de los hielos
    polares y de determinados glaciares de algunas cordilleras montañosas.
    Todo ello está comenzando a ocasionar un aumento del nivel del agua del mar lo
    que va a conducir a problemas e inundaciones en zonas costeras superpobladas y muy
    llanas, en grandes deltas de ríos o en algunas islas y atolones. No hay que olvidar que 13
    de las 20 ciudades más pobladas del mundo son ciudades costeras.
    Se ha establecido que las principales zonas de riesgo en la actualidad son
    Bangladesh, Vietnam, El Cairo (Egipto) y numerosas islas pequeñas (29). Se estima que
    la población actual en regiones de riesgo es de unos 75 millones de personas mientras que
    en el año 2080, asumiendo un modelo de cambio climático moderado, el nivel del mar
    subiría 40 cm y la población en riesgo sería de unos 200 millones de personas (1).
    Según Nicholls y Leatherman en el caso extremo de que el nivel del mar subiera
    un metro, las inundaciones afectarían directamente a 18,6 millones de habitantes en
    China, 13 millones en Bangladesh, 3,5 millones en Egipto y 3,3 millones en Indonesia,
    entre otros (90).
    Por otra parte una elevación del nivel del mar ocasionaría una invasión de agua
    salada en muchos acuíferos naturales de las costas además de alterar los drenajes, dañar
    28infraestructuras, interferir en los fenómenos de sedimentación natural y aumentar la
    erosión de las costas (91).
    Por último, como se comentará más ampliamente en un apartado posterior, todos
    estos fenómenos inducirán una fuerte presión sobre la población de estas zonas
    sucediéndose movimientos migratorios y conflictos entre las comunidades (92).
    Sin duda el aumento del nivel de las aguas del mar como consecuencia del
    deshielo tendrá efectos muy indeseables para la salud humana: aumento de infecciones,
    migraciones forzosas con evidentes consecuencias, malnutrición por contaminación y
    destrucción de cosechas o dificultades de acceso al agua potable, entre otros.

    Efectos derivados de movimientos demográficos y geopolíticos

    El cambio climático produce consecuencias directas e indirectas en la salud
    humana. Pero además existen una serie de efectos no tan evidentes para la salud humana
    pero que la afectan de manera notable y lo harán aún más en el futuro. Entre ellos
    destacan los movimientos migratorios y los conflictos entre distintas comunidades.
    La base de este argumento es que el cambio climático y sus consecuencias sobre
    amplias regiones del planeta ocasionarán series dificultades a millones de personas que se
    verán obligadas a emigrar de sus hogares debido a las consecuencias del calentamiento
    global del planeta: inundaciones, deterioro del suelo y alteraciones en los cultivos,
    problemas alimentarios, dificultades en el acceso al agua, contaminación por ozono,
    elevación del nivel del mar, erosión de las costas, altas temperaturas, etc. Sin contar con el
    agravamiento de otros problemas medioambientales, ya que muchos científicos han
    alertado que el cambio climático potencia el ya severo deterioro medioambiental de
    nuestro planeta. Secundariamente estas migraciones originan conflictos entre las
    comunidades con sus repercusiones políticas, socioeconómicas y sanitarias. El incremento
    de enfermedades infecciosas de todo tipo, los problemas de malnutrición o las severas
    consecuencias psicológicas son algunas de las nefastas consecuencias sanitarias de este
    proceso. Sin duda los efectos más acusados ocurrirán en los países subdesarrollados o en
    vía de desarrollo. En epígrafes anteriores ya se han comentado algunos aspectos de este
    tema.
    Ya hace unos años que surgió el término de “refugiado medioambiental” o
    “refugiado ecológico” refiriéndose a todas aquellas personas que debido a graves
    problemas medioambientales se ven obligadas a abandonar sus hogares de manera
    duradera o definitiva. Las previsiones que se hicieron hace 10 ó 15 años se van
    29cumpliendo. En 1994 había 25 millones de refugiados por problemas medioambientales y
    27 millones de refugiados por los motivos “tradicionales” (políticos, religiosos o étnicos).
    Se estima que en 2010 la cifra de refugiados “medioambientales” ascenderá a 50 millones
    pudiendo alcanzar los 150 millones en el año 2050 (93, 94). Swain alerta sobre el riesgo
    de serios conflictos entre comunidades e incluso entre países por la presión creciente del
    fenómeno migratorio “medioambiental” (95). Lonergan propone como soluciones la lucha
    contra la pobreza en grandes áreas del globo así como la adopción de medidas que
    promuevan el desarrollo sostenible.

    Otras consecuencias

    Efectos psicológicos en la población: El calentamiento global y sus consecuencias
    climáticas pueden ocasionar diversos impactos a nivel psicológico. Un aumento de las
    migraciones debido a problemas derivados del cambio climático favorece la aparición y el
    empeoramiento de diversos trastornos psiquiátricos. En este sentido muchos autores han
    encontrado una incidencia aumentada de estos problemas en la población inmigrante y
    refugiada por cualquier motivo. Así Lambert y cols. describen en estos grupos de
    población una elevada incidencia de trastornos afectivos con síntomas psicóticos,
    trastornos esquizofrénicos, síntomas paranoides y otros (97). A lo que hay que añadir la
    sensación de desamparo y desarraigo que padece cualquier inmigrante o refugiado. Otros
    efectos bien conocidos son los serios trastornos por stress postraumático que acontecen
    tras catástrofes naturales de cualquier tipo. Así, por ejemplo, tras el huracán Andrew se
    observó que entre el 20 y el 30% de la población adulta de las zonas más afectadas
    desarrollaron síntomas compatibles con el trastorno por estrés postraumático (98).
    Además, como ya se comentó en un epígrafe anterior, hay que recordar la mayor
    frecuencia de complicaciones médicas y el incremento de la mortalidad en los pacientes
    psiquiátricos durante las olas de calor. Por último sería recomendable estudiar otros
    efectos menos evidentes pero que podrían tener importancia en un futuro como las
    sensaciones de inquietud e inseguridad de gran número de personas si la situación
    climática empeora a lo largo del siglo XXI, como ya anuncian numerosos expertos.
    El cambio climático y la salud infantil: Aunque ya se han comentado algunos
    aspectos sobre este tema a lo largo de los epígrafes anteriores es importante no olvidar el
    riguroso estudio de Bunyavanich y cols., ya que la relación entre el cambio climático y la
    salud infantil no ha sido suficientemente estudiada. En dicho trabajo se recogen las
    30principales consecuencias sanitarias del calentamiento global en la infancia: trastornos
    respiratorios como el asma, quemaduras solares, melanoma, inmunosupresión,
    deshidratación, golpe de calor, problemas gastrointestinales, malnutrición, trastornos
    transmitidos por vectores (malaria, dengue, encefalitis y enfermedad de Lyme), alergias y
    exposición a micotoxinas, inadecuado desarrollo psicosocial y enfermedades infecciosas
    emergentes, entre otras (99).
    Efectos del cambio climático sobre los tratamientos farmacológicos: Beggs indica
    que el cambio climático puede producir consecuencias indirectas sobre los tratamientos
    farmacológicos. La elevación de las temperaturas induce un deterioro en la conservación
    de los medicamentos, un aumento de los efectos secundarios debidos al calor en pacientes
    tratados con ciertos medicamentos (diuréticos, anticolinérgicos, psicotrópicos, etc) y una
    alteración en la farmacodinámica de algunos productos. Además indirectamente el
    aumento de radiación ultravioleta puede incrementar el número de casos de
    fotosensibilidad medicamentosa (100).
    Otras: El calentamiento global del planeta induce otros muchos efectos que no
    están directamente relacionados con la salud humana. Sin embargo no se puede descartar
    que afecten al ser humano por lo que parece necesario realizar investigaciones y estudios
    sobre las posibles consecuencias sanitarias de algunos fenómenos que ya se ha
    demostrado que están relacionados con el cambio climático. Entre ellos destacan el riesgo
    de extinción de numerosas especies y la consecuente pérdida de biodiversidad (101), el
    aumento de los incendios forestales (102) o el impacto en la degradación de los pesticidas
    en el suelo (103). Otro tema para investigar son las posibles consecuencias sanitarias
    negativas de una disminución del ejercicio y de la actividad física debido a una elevación
    sostenida de las temperaturas en regiones actualmente templadas .

    Resumen

    El objetivo propuesto al inicio del presente trabajo era valorar las repercusiones
    sanitarias del calentamiento global del planeta. Quizá no sea posible cuantificar con
    exactitud las consecuencias del cambio climático en la salud de la población mundial. Sin
    duda este trabajo presenta carencias. Se trata de una tarea ardua y compleja ya que este
    tema tiene numerosas vertientes y aristas, con muchos aspectos sin conocer y que deben
    ser investigados. Sin embargo cada vez son más los autores e investigadores que están
    31trabajando en este fenómeno y creo que la acumulación de evidencias es lo
    suficientemente preocupante como para otorgarle mucha mayor relevancia. No nos
    enfrentamos a un problema del futuro lejano sino de la más rabiosa actualidad. Un
    problema que además, como hemos visto, no afecta sólo a un continente determinado o a
    algunos países específicos sino que tiene repercusiones a lo largo de todo el planeta.
    Recordaba al inicio del epígrafe algo que leí recientemente y que podría parecer
    catastrofista y exagerado. Ya hemos visto que no se trataba de ninguna exageración.
    http://www.crid.or.cr/cd/CD_Cambio/pdf/spa/doc35/doc35.pdf


    _________________
    "Yo soy el hijo de la Tierra. Largos fueron mis años...
    Ora muero, ora renazco a la vida.
    He aquí que florezco otra vez y que me renuevo ,
    según los ritmos milenarios del Tiempo."

    Jairo1992
    Moderador
    Moderador

    Masculino Mensajes : 7035
    Fecha de inscripción : 18/05/2011
    Edad : 23
    Localización : SAN JOSE COSTA RICA
    Empleo /Ocio : Estudiante

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Jairo1992 el Jue Abr 12, 2012 4:25 am

    Costa Rica no escapa del acelerado calentamiento de la Tierra. Este es un fenómeno que ya afecta a todos los rincones del planeta, de una u otra manera y los hombres somos los responsables directos.

    Los análisis de diversos escenarios climáticos indican, que entre el 2000 y el 2100, el incremento en la temperatura variará entre 2 y 4 grados centígrados, mientras que en los cien años anteriores el aumento no sobrepasó los 0.6 grados centígrados.

    Las actuaciones del ser humano son las causantes de este fenómeno. Los científicos ligan el calentamiento global principalmente –aunque no exclusivamente– con la emisión de dióxido de carbono, producto del consumo de combustibles fósiles, y de otros gases de efecto invernadero.

    Aldea Global abre este sitio permanente para informar, debatir y crear conciencia sobre los efectos del calenamiento global. En nuestras manos tenemos el futuro del planeta.
    http://wvw.nacion.com/ln_ee/ESPECIALES/2007/agosto/costaricasecalienta/


    _________________
    "Yo soy el hijo de la Tierra. Largos fueron mis años...
    Ora muero, ora renazco a la vida.
    He aquí que florezco otra vez y que me renuevo ,
    según los ritmos milenarios del Tiempo."

    Polilla
    Moderador
    Moderador

    Femenino Mensajes : 9286
    Fecha de inscripción : 03/02/2011
    Edad : 56
    Localización : Argentina // Bs. Aires // Cap. Federal

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Polilla el Jue Abr 12, 2012 5:35 am


    No nos enfrentamos a un problema del futuro lejano sino de la más rabiosa actualidad. Un problema que además, como hemos visto, no afecta sólo a un continente determinado o a algunos países específicos sino que tiene repercusiones a lo largo de todo el planeta.


    Excelente informe compañeros, es necesario que todos tomemos conciencia sobre las situaciones actuales que enfrenta nuestro planeta y nosotros junto con el, gracias



    _________________
    * * * * * * * * * * * * *

    Mail Administración: selketka@hotmail.com

    Cuida tus pensamientos
    porque se volverán palabras. Cuida tus palabras
    porque se transformarán en actos. Cuida tus actos
    porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres
    porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter
    porque formará tu destino. y tu destino, será tu vida.

    sunny I love yousunny

    Invitado
    Invitado

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Invitado el Jue Abr 12, 2012 6:25 am

    El cambio climático ya está provocando la muerte de 315.000 personas al año



    El cambio climático ya está provocando la muerte de unas 315.000 personas cada año, como consecuencia del hambre, las enfermedades y los desastres naturales vinculados a su impacto en la Tierra. Además, los expertos calculan que esta cifra macabra aumentará hasta medio millón de fallecimientos anuales para el año 2030.

    Ésta es la preocupante conclusión de un informe presentado por el Foro Humanitario Global, en Ginebra. Según sus estimaciones, el cambio climático ya afecta de forma grave al bienestar de aproximadamente 325 millones de personas, y se espera que este número se duplique en 20 años, hasta alcanzar a un 10% de la población mundial (aproximadamente 6.700 millones).

    El informe también destaca que las pérdidas económicas vinculadas al cambio climático superan los 125.000 millones de dólares cada año (unos 90.000 millones de euros), y es probable que esta cifre aumente hasta 300.000 millones para el año 2030 (unos 215.000 millones de euros).

    "El cambio climático se está convirtiendo en el mayor desafío humanitario de nuestro tiempo, y ya está provocando sufrimiento a cientos de millones de personas en todo el mundo", ha advertido en un comunicado Kofi Annan, el ex secretario general de la ONU y actual presidente del Foro Humanitario Global. "Los primeros en ser golpeados y los más afectados son los más pobres del planeta, y sin embargo, son los que menos han hecho para provocar el problema", añade.
    Impacto en los países pobres

    El informe señala que los países en vías de desarrollo tienen que cargar con más del 90% del impacto económico y humano del cambio climático, mientras que contribuyen menos del 1% de las emisiones contaminantes que están calentando el planeta.

    Annan ha reclamado a los gobiernos que se reunirán en la próxima Cumbre del Clima en Copenhague, el próximo mes de diciembre, que alcancen un nuevo pacto mundial eficaz, justo y vinculante que sustituya al actual Protocolo de Kioto, para combatir el cambio climático.

    "En Copenhague tiene que acordarse el acuerdo internacional más ambicioso jamás negociado", escribe el ex secretario general de la ONU en el prólogo del informe. "La alternativa es el hambre, la emigración y la enfermedad a una escala masiva".

    El informe también alerta de que el impacto real del cambio climático sobre la población humana probablemente será mucho mayor de lo que predice, porque se basa en las predicciones más conservadoras. Sin embargo, las últimas investigaciones científicas sugieren que, de hecho, las consecuencias van a ser más rápidas y más graves.
    Fondos totalmente insuficientes

    Los autores del estudio hacen un llamamiento para centrar los esfuerzos de la lucha contra el cambio climático en la protección de los 500 millones de personas que son especialmente vulnerables a este fenómeno, por el hecho de que residen en los países pobres que van a resultar más afectados por sequías, inundaciones, aumentos del nivel del mar y el avance de la desertificación.

    África es la región con el mayor riesgo de padecer el impacto del cambio climático, ya que es en el continente negro donde se encuentran 15 de los 20 países más vulnerables al calentamiento global. Las otras zonas más vulnerables incluyen el sur de Asia y algunos países isleños.

    Para evitar los peores escenarios, el informe considera que la inversión en mecanismos de adaptación al cambio climático deben multiplicarse por 100 en los países en vías de desarrollo. En la actualidad, los fondos destinados a este objetivo son sólo 400 millones de dólares anuales, cuando se calcula que el coste real para mitigar el impacto del calentamiento global es de 32.000 millones.

    "Los fondos de países ricos para ayudar a los pobres a que se adapten al cambio climático no alcanzan ni el 1% de lo que se necesita", asegura Barbara Stocking, directora de la ONG Oxfam, en el Reino Unido, y miembro del consejo del Foro Humanitario Global. "Esta injusticia flagrante deberá afrontarse en la cumbre de Copenhague".

    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/05/29/ciencia/1243594830.html

    Invitado
    Invitado

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Invitado el Jue Abr 12, 2012 6:32 am

    El cambio climático genera muertes y aumenta el calor y las inundaciones



    Estados Unidos

    Así lo señaló la Agencia de Protección Ambiental, que en un reporte advierte que “con el aumento de la temperatura lo más seguro es que aumenten las enfermedades y muertes, especialmente en áreas urbanas”.

    El comunicado informa sobre la existencia de evidencia científica de que el cambio climático está empeorando 22 de los 24 indicadores.

    Washington. Muertes por olas de calor, propiedades dañadas por lluvias y aumento del nivel del mar por el derretimiento de glaciares son algunas consecuencias que los estadounidenses esperan como resultado del cambio climático, según informó este martes la Agencia de Protección Ambiental.

    El informe, llamado "Indicadores del Cambio Climático en los Estados Unidos", examinó el impacto del calentamiento global en 24 indicadores ambientales, entre ellos la capa de hielo y la temperatura del océano.
    Muro

    0
    in
    Share


    El comunicado informa sobre la existencia de evidencia científica de que el cambio climático está empeorando 22 de los 24 indicadores.

    Por ejemplo, ocho de los 10 años en los que se produjeron las peores inundaciones o nevadas en un solo día en Estados Unidos fueron entre 1990 y la actualidad, señaló el reporte.

    En suma, las olas de calor vienen en aumento desde fines de la década de 1970. "Para la sociedad, con el aumento de la temperatura lo más seguro es que aumenten las enfermedades y muertes, especialmente en áreas urbanas", señaló el reporte, que cuenta con información de diversas agencias y fuentes internacionales y estadounidenses.

    El presidente Barack Obama viene presionando a la EPA para que tome medidas para combatir el cambio climático y presionar a los legisladores a apoyar el proyecto.

    Al final del último año, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por su sigla en inglés) declaró que los gases de efecto invernadero amenazan la salud del ser humano y bienestar, lo que impulsó la regulación de las emisiones.

    La agencia está regulando los gases invernaderos provenientes de los automóviles por primera vez. Se espera que antes de mayo emita una normativa que determine a cuáles fábricas y plantas energéticas se les regulará las emisiones.

    La agencia también tendrá pronto un análisis económico del proyecto, que sufrió un duro golpe después que el senador republicano Lindsay Graham abandonó las negociaciones.

    El senador John Kerry, que encabeza la iniciativa, dijo este martes que estaría enviando el proyecto a la EPA. El análisis estaría listo en seis semanas.

    http://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/el-cambio-climatico-genera-muertes-y-aumenta-el-calor-y-las-inundaciones

    Invitado
    Invitado

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Invitado el Jue Abr 12, 2012 6:39 am

    Cambio climático tendrá graves consecuencias sobre la salud, advierte la OMS
    Los efectos nocivos del cambio climático ya se han podido comprobar en recientes catástrofes


    El cambio climático es un hecho evidente que va a tener graves efectos en la salud humana si no se toman las medidas necesarias, ha advertido la OMS al conmemorar este 7 de abril el Día Internacional de la Salud.

    "Los efectos del cambio climático ya pueden notarse, se necesita una acción urgente para minimizar sus efectos, no es especulación, es una realidad", aseguró en rueda de prensa la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan.

    La directora general reiteró que el cambio climático es "una amenaza directa para la salud" dado que las consecuencias del calentamiento global "pueden afectar a algunos de los determinantes más importantes de la salud, como son el aire, el agua, los alimentos, un techo bajo el que cobijarse y la ausencia de enfermedades".

    Chan explicó que el ser humano ya se encuentra expuesto a enfermedades en las que influye mucho el clima y que causa millones de muertes al año.

    Señaló, en concreto, a la malnutrición, responsable de más de 3,5 millones de muertes al año; las enfermedades diarreicas, que matan a más de 1,8 millones; y a la malaria, causante de más de 1 millón de decesos al año.

    "Con el cambio climático, está situación empeorará", puntualizó la directora general.

    Para Chan, los efectos nocivos del cambio climático ya se han podido comprobar en recientes catástrofes, como la ola de calor en Europa en el 2003 que mató a 70.000 personas, el huracán Katrina, la epidemia de malaria en África Oriental por causa del aumento de las temperaturas, o la pandemia de cólera en Bangladesh tras las grandes inundaciones.

    "Hay mucho que hacer hoy para evitar que estas situaciones se repitan", puntualizó Chan.

    Las enfermedades causadas por los mosquitos y otros vectores, causan anualmente más de un millón de muertes, y las enfermedades diarreicas 1,8 decesos.

    "Los estudios sugieren que el cambio climático puede aumentar la población expuesta a sufrir malaria en África a unos 90 millones en el 2030, y la población global con riesgo de dengue en unos 2.000 millones en el 2080", reza un informe de la OMS sobre el tema distribuido hoy.

    Chan explicitó que aunque la pandemia de dengue que sufre Sudamérica no se debe única y exclusivamente al cambio climático, el aumento de las temperaturas ha ayudado enormemente a la expansión de la enfermedad.

    Por otra parte, el informe pone de manifiesto que, actualmente, la polución del aire causa 800.000 muertes por año.

    Según las estimaciones citadas por la OMS, en el caso de que la temperatura global aumentase 1 grado centígrado, habría 20.000 decesos anuales más por año causados por enfermedades cardiorespiratorias.

    Por todo ello, los responsables de la agencia de la ONU consideran que es hora de ponerse a estudiar profundamente las consecuencias que el calentamiento global puede tener para poder actuar inmediatamente.

    "Necesitamos conocer la magnitud del problema para mejor entender el tema, identificar los agujeros negros y desarrollar programas para taparlos", aseguró el director general adjunto, David Heymann.

    Por ello, la OMS y sus asociados -el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, y la Organización Meteorológica Mundial- están elaborando un plan de trabajo y una agenda para mejorar las estimaciones de la envergadura y la naturaleza de la vulnerabilidad de la salud.

    Cuando se cuenten con todos los datos, se elaborarán estrategias e instrumentos para ayudar a los gobiernos a implementar programas de planificación y contingencia.

    http://www.salud.com/salud-en-general/cambio-climatico-tendra-graves-consecuencias-sobre-salud-advierte-oms.asp

    Invitado
    Invitado

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Invitado el Jue Abr 12, 2012 6:50 am

    El cambio climático perturba a los animales

    Washington, Londres, Nueva Delhi, Nairobi, Yakarta, Manila, Panamá, San Salvador, Managua, Bridgetown y Santa Cruz (PL, SENA-Fobomade y agencias).- El aumento de la temperatura global y los desequilibrios ecológicos ocasionados por la especie humana están alterando el comportamiento de varias especies de animales en todo el planeta. Insectos y aves se desplazan al norte del ecuador más rápido que hace una década; fieras salvajes sedientas y hambrientas atacan núcleos urbanos en África y Asia, y proliferan las medusas en las costas de Centroamérica.


    Unas dos mil especies de animales y algunas plantas se mueven hacia el norte del planeta a un promedio de más de cinco metros (15 pies) por día y alrededor de 1,6 kilómetros por año. En zonas montañosas ocurre lo mismo, aunque con mayor lentitud (1,2 metros por año), revelaron científicos de las Universidades de York y Texas en un artí*** publicado por la revista Science.

    Miles de especies se trasladan al norte en incursiones repetidas, pero durante la primera década del siglo XXI dicho movimiento fue mucho más rápido que en la de 1990, a un promedio de 20 centímetros por hora. Ejemplo de ello es la mariposa C blanca, que se ha movido 217 kilómetros (135 millas al norte) en 21 años. Según el autor principal del estudio Chris Thomas, este fenómeno es apreciable con solo observar los jardines de las casas.

    Según otra investigación realizada por la revista especializada Nature con la ayuda de aficionados, el aumento de la temperatura global desfasa el desplazamiento de aves y mariposas hacia el norte de Europa. Como los ecosistemas están cambiando con rapidez, especies que hace 20 años convivían en un mismo espacio ahora no lo hacen.

    Los resultados de este estudio se enmarcan en el análisis del valor de la temperatura asociada a cada comunidad (CTI) en más de 10 mil áreas de muestreo de biodiversidad, desde la península escandinava hasta el mediterráneo. Entre 1990 y 2008 la temperatura promedio en el continente europeo se desplazó hacia el norte 249 kilómetros.

    En ese sentido, las mariposas y aves debieron desplazarse la misma cantidad de kilómetros en igual período. Pero las comunidades de pájaros se movieron rumbo al norte 37 kilómetros y las mariposas lo hicieron unos 114, por lo que existe una divergencia en el movimiento de ambas especies hacia el norte.

    Las aves que se alimentan de orugas carecerían de alimentos y ello afectaría la disponibilidad de recursos para otras especies. Esos cambios son más apreciables en las naciones nórdicas que en las del Mediterráneo. De acuerdo con los científicos, esto puede constituir un problema para la conservación de la biodiversidad en el continente.

    Se estima que en Reino Unido el 80% de las plantas para la alimentación humana depende de los insectos polinizadores. Pero en los últimos años se ha registrado una caída abrupta de esas poblaciones, principalmente de abejas en los campos. La cifra de apicultores también ha disminuido en zonas rurales y aumenta en las ciudades, destaca una investigación de la Universidad de Bristol.

    Las ciudades británicas se han convertido en lugares atractivos para los insectos polinizadores que merman en los campos e incluso en las reservas naturales de Inglaterra, contrario a lo que sucedía hace décadas. Esto sucede porque en las urbes la floración es más prolongada debido a que los jardineros planean sus espacios con sumo cuidado, explicaron investigadores de Bristol.

    Los científicos llevan un registro de insectos polinizadores en 12 ciudades, zonas agrícolas y reservas naturales del país. En los jardines de Bristol hay una gran cantidad de plantas como madreselvas, lavandas, dedaleras o aquilegias a donde acuden las abejas. En los campos sucede lo contrario: cuando cultivos como la linaza florecen se llenan de insectos polinizadores, pero cuando pasa la etapa de floración desaparecen, precisó Jane Memmot, una de las autoras principales del estudio

    Atacan las abejas

    En Filipinas, en mayo de 2011 un enjambre de abejas invadió el principal aeropuerto internacional del país y provocó un breve retraso en las operaciones. La misteriosa aparición de los insectos desconcertó a los trabajadores y viajeros. Los empleados de la terminal aérea tuvieron que neutralizar la invasión con aspiradoras y los pasajeros accedieron a los aviones a través de escaleras eléctricas.

    En Estados Unidos, al menos cuatro ciudadanos fueron hospitalizados y varios negocios fueron evacuados después de que decenas de miles de abejas irrumpieron en un patio de Santa Ana, en la ciudad de California, a mediados de septiembre del año pasado. Los agresivos insectos atacaron a una persona que al parecer perturbó la colmena, quien terminó con más de 60 picaduras.

    Durante el incidente cerraron una calle y varios comercios. Según cálculos se dispersaron en el lugar alrededor de 60 mil abejas. La cadena ABC recordó que días antes un enjambre mató a un cerdo en una granja en Bisbee, Arizona, mientras una persona tuvo que ser hospitalizada después de recibir más de mil picaduras.

    En Panamá, el año pasado el Cuerpo de Bomberos atendió en todo el país 5.064 casos por ataques de abejas africanizadas, cinco veces más que en 2010 (1.120 casos). La institución admitió que la proliferación de esos insectos se ha convertido en una gran preocupación desde que se detectó su presencia en el país en la década de los años 80 del siglo pasado.

    El origen la nueva plaga es Brasil, donde introdujeron varias abejas reinas africanas para mejorar la calidad de la europea. En 1957 escaparon 26 con sus respectivos enjambres y desde entonces se multiplicaron, emigraron, se mezclaron con insectos nativos e invadieron otros países. Prueba de ello es que el 30 de enero de este año una mujer y su mascota fallecieron a causa de un ataque de abejas africanizadas en una urbanización del norte de la capital de El Salvador, frecuentada por enjambres.

    El Ministerio de Agricultura de Panamá y el Smithsonian Tropical Research Institute advirtieron que la abeja africanizada continuará desplazándose por toda América, por lo que será necesario adoptar nuevos métodos de trabajo que reduzcan los riesgos, tanto para los apicultores como para los vecinos de los apiarios.

    Las fieras huyen de la sequía y atacan

    La intensa sequía que azota al continente africano y la consecuente escasez de alimento y agua está provocando inusuales ataques de animales salvajes a poblaciones de varios países. En julio del año pasado, una manada de leones devoró a seis personas en Diif, al sur de Somalia, obligando a los pobladores a abandonar sus aldeas y buscar refugio.

    En la prefectura de Xishuangbanna, provincia Yunnan de China, que alberga a una cuarta parte de las especies de animales salvajes del país, se reportaron más de 160 mil ataques de animales entre 1991 y 2010, con saldo de 39 personas fallecidas y 187 heridos.

    En Indonesia, en enero de 2012 una niña de 10 años fue devorada por un cocodrilo en la desembocadura del río Wailolong, en la provincia Nusa Tenggara; fue el segundo incidente de ese tipo en menos de dos meses. De igual forma, una tigresa mató a un agricultor en el santuario de vida silvestre Tipeshwar, en el norte de la India. El felino sorprendió al infortunado cuando recogía legumbres en su huerta, distante unos 500 metros de la reserva, y lo devoró casi por completo. Pocos días después, un leopardo mató a un hombre e hirió a otras cuatro personas en la noroccidental villa de Guhawati.

    Según los agricultores de la zona y grupos conservacionistas, la frecuente incursión de animales salvajes en núcleos urbanos de la India indica que los animales tienen mucha hambre, probablemente debido a la escasez de presas en sus hábitats naturales destruidos por el hombre.

    Alarman los ataques de tiburones y medusas

    Los ataques de tiburones se han multiplicado de forma alarmante en Estados Unidos, con mayor incidencia en playas de Florida y California, reveló un estudio de la revista Forbes y la Universidad de North Carolina difundido en julio del año pasado, según el cual el año 2010 fue el más fatal de toda la última década con 79 incidentes reportados.

    En 2010 Estados Unidos quedó en primer lugar mundial en cuanto a ataques de tiburones, por delante de Australia, Sudáfrica, Vietnam y Egipto. Playas de surfing en Santa Barbara (California), Smyrna Beach (Florida), Topsail Island (North Carolina) Fripp Island (South Carolina), y Lyman Beach (Hawaii) están entre las que más ataques reportaron en los pasados 18 meses. Las especies de escualos más agresivos fueron el tiburón martillo, el tiburón tigre y el tiburón toro.

    Las invasiones de medusas también alarman en varias partes del mundo. El 30 de junio de 2011 una invasión de centenares de las también llamadas aguamalas o lágrimas de mar obligó a apagar una planta de energía nuclear escocesa situada en la costa oriental de la región británica. (BBC)

    En Nicaragua al menos 1.218 personas sufrieron quemaduras por contacto con medusas entre la primera y segunda semana de abril de este año. Esos organismos poseen en sus tentáculos células urticantes que emplean para capturar presas y en mecanismo de defensa; incluso, los tentáculos de ejemplares muertos pueden envenenar por varias semanas.

    Considerado un fenómeno inusual, el ataque de medusas a los bañistas concitó el interés público no solo en Nicaragua sino también en El Salvador, donde el Ministerio de Medio Ambiente confirmó una inhabitual invasión de ejemplares en las playas del país durante la Semana Santa, causando laceraciones urticantes a 393 veraneantes.

    Investigadores salvadoreños explicaron que la mezcla de agua fría procedente del golfo Papagayo de Costa Rica, una floración sin precedentes de algas y los vientos del sur arrastraron a los organismos a las costas de la nación. La explosión de la vegetación marina, que inicialmente se temió fuera una marea roja, multiplicó las posibilidades de alimentación de las aguamalas.

    Según el biólogo Rodolfo Sánchez Barquero, la presencia de aguamalas en el litoral nicaragüense está asociada a los fenómenos del cambio climático global. Sucede que el incremento de la temperatura en las corrientes marinas favorece la reproducción de las medusas en las épocas de verano, pero el aumento notorio, tanto en Nicaragua como en otros territorios centroamericanos, también se debe a las alteraciones climáticas a escala mundial.

    “Posiblemente se deban a cambios que nosotros hemos venido registrando desde meses atrás que son producto de cambios bruscos de temperatura en la columna de agua, es decir de la superficie hacia el fondo”, dijo Sánchez. La mayor reproducción en la superficie tiene lugar ante el desplazamiento de otros seres acuáticos, como peces y crustáceos en busca de aguas más heladas o profundas.

    Asechan el pez león en Barbados y las pirañas en Bolivia


    El 3 de enero de 2011 las autoridades de Barbados pusieron en marcha un plan para contener una invasión del llamado pez león (Peterois volitans) y evitar una rápida expansión de ese nocivo pez que depreda algas y otras especies que sirven de alimento a pargos y peces loro, benéficos para los arrecifes de coral.

    Según el Instituto de Recursos Mundiales, el pez león identificado por sus rayas rojas y blancas, presenta una hilera de espinas dorsales tóxicas y es nativo del Océano Pacífico. Fue importado por Estados Unidos que no supo preservarlo durante los destrozos causados a un acuario por el huracán Andrew en 1992 y desde entonces comenzó a invadir arrecifes y costas caribeñas, afectando el equilibrio ecológico y el turismo regional.

    Por otro lado, en Bolivia al menos 49 personas fueron mordidas por pirañas en la laguna Sapocó en el departamento de Santa Cruz durante el largo feriado de Semana Santa. “Hay un desequilibrio ambiental en la zona; los lagartos que se alimentan de pirañas casi han desaparecido por la caza indiscriminada en la laguna y los peces están proliferado”, declaró a la agencia AP el secretario de Medioambiente de la gobernación cruceña Manlio Roca.
    http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2012041201

    Halfaro
    Administrador
    Administrador

    Masculino Mensajes : 25589
    Fecha de inscripción : 09/03/2011
    Edad : 42
    Localización : Talca - Chile
    Empleo /Ocio : Administrativo
    Humor : Optimista

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Halfaro el Jue Abr 12, 2012 8:52 am

    Muchas gracias Ramdas y Carlos por este completo informe del Cambio climatico.
    Todo lo que he leido aqui no lo he visto en Tv ni otro medio masivo de información, uno que otro articulo sale de pronto, uno que otro programa en la tv te hace un resumen, pero ninguno habla en profundidad de la gravedad y la cantidad de muertes que esta causando y que causará en un futuro cercano.
    Es realmente impresionante lo que esta sucediendo con el clima, como afecta la salud, el alimento, a los animales, etc.
    Saludos compañeros y nuevamente gracias.


    Invitado
    Invitado

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Invitado el Jue Abr 12, 2012 12:24 pm

    Halfaro escribió:Muchas gracias Ramdas y Carlos por este completo informe del Cambio climatico.
    Todo lo que he leido aqui no lo he visto en Tv ni otro medio masivo de información, uno que otro articulo sale de pronto, uno que otro programa en la tv te hace un resumen, pero ninguno habla en profundidad de la gravedad y la cantidad de muertes que esta causando y que causará en un futuro cercano.
    Es realmente impresionante lo que esta sucediendo con el clima, como afecta la salud, el alimento, a los animales, etc.
    Saludos compañeros y nuevamente gracias.

    Excelente informe Ramdas y Carlos. No hay que olvidar, que la polución ambiental también está repercutiendo mucho en la salud, es decir, estos cambios clímaticos están produciendo sequía en muchas ciudades, pero a la vez, la polución de las ciudades se estancan en ellas produciendo muchas más enfermedades de carácter respiratorio.
    Por este motivo, han aumentado los casos de alergias, etc.

    Un saludo y felicidades

    Electra11
    Miembro Destacado
    Miembro Destacado

    Femenino Mensajes : 2355
    Fecha de inscripción : 20/04/2011
    Edad : 56
    Localización : córdoba-argentina
    Humor : Bueno

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Electra11 el Vie Abr 13, 2012 11:24 pm

    No solo eso muchachos.-
    también tenemos las emisiones de las antenas de celulares, los electrodomésticos como el Horno de microondas que esta prohibido en Alemania( esta comprobado que los alimentos se siguen cocinando en tu estomago), los Auriculares, prohibido en Alemania( comprobado que hacen perder la sensación auditiva rápidamente), los Split o aire acondicionado que trae las consabidas ataques de Asma,alergias, etc.
    Y seguimos sumando....

    Electra11
    Miembro Destacado
    Miembro Destacado

    Femenino Mensajes : 2355
    Fecha de inscripción : 20/04/2011
    Edad : 56
    Localización : córdoba-argentina
    Humor : Bueno

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Electra11 el Vie Abr 13, 2012 11:27 pm

    Hay una teoría china de que el clima hace caso de la mente de la gente del lugar.
    Sera que el planeta se pone loco porque nosotros estamos locos??????

    Contenido patrocinado

    Re: Cambio climatico y sus consecuentes decesos globales por la sucesión de factores no típicos

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:27 am


      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 8:27 am